Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Cyber 2.0 ( el Santo y Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cyber 2.0 ( el Santo y Libre)

Mensaje por Satsuki el Mar Mayo 24, 2011 3:07 am

Recién llegaba su avión, un vuelo en primera clase, con atención de primera, y los pilotos diciendo que no se debían usar aparatos electrónicos en el avión que interfirieran con los radares y demas cosas que llevaba, Satsuki no era tonta como para arriesgar su vida prendiendo su celular y navegando, pero tampoco tenía miedo de que los aparatos fallasen, le bastaba una orden para que todo se manejase con normalidad, o para hacer que los motores del avión se apagaran, como bien dijimos, Satsuki no era una suicida imbécil.

Tras un par de horas de llegar a lo que sería su nueva casa, la cual había mandado acondicionar un mes antes, y dos semanas antes de su viaje, había enviado a sus hombres mas fieles a que instalaran a la monstruosa supercomputadora que yacía en una espaciosa por no decir enorme habitación subterranea, la Bestia 666, la madre de las computadoras como Satsuki la llamaba, con mucho dinero, y usando su impresionante inteligencia y capacidad de calculo, la Bestia había sido diseñada y creada por ella misma, pasaba largas horas "conectada" literalmente a ella...El mundo de las personas era algo que a Satsuki le resultaba aburrido, lo mismo que la gente en si...

Caminó con tranquilidad por las calles de Manhattan nuevas para ella, no se necesitaba ser muy inteligente para notar que se encontraba en un barrio bajo, llevaba puesto un diminuto short de mezclilla, un par de tenis negros con blancos, y una camisa corta en color azul que dejaba al descubierto su hombligo, llevaba en su espalda una mochila, y en sus orejas, los audifonos que iban conectados a su Iphone ultimo modelo...era una rica heredera, habia aniquilado a su marido y se habia quedado con su dinero...si su marido, 17 años y ya era viuda y millonaria.

Pero entonces un violento chirrido la hizo voltear rapidamente, apesar de esto ninguna expresión apareció en su rostro, ni siquiera cuando el hombre, un norteamericano grande y estereotipico le empezo a insultar y a gritarle muchas ofensas, la chica solamente sonrió, y se subió a la banqueta, cuando el coche arrancó de nuevo el semaforo marcaba la luz del verde, Satsuki tecleó un par de numeros en su celular, y los semaforos se pusieron en rojo, los autos arrancaron antes de que el vehiculo de aquel hombre pudiera frenar, y se produjo un aparatoso choque, la capota del automovil se abrió exhalando vapor, y Satsuki torció una sonrisa en sus labios infantiles y fríos.

-Que mal sistema de semáforos hay en norteamérica...aún así fué muy aburrido, pudo haber sido mejor.-la chica sacó su iphone y comenzó a tomar fotos del aparatoso accidente con una sonrisa muy tenué en sus labios.

Satsuki

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cyber 2.0 ( el Santo y Libre)

Mensaje por The Saint el Jue Mayo 26, 2011 1:24 pm

El estridente sonido del metal chocando entre si destruyó la tranquilidad de una mañana como cualquier otra. Dentro de un local de música, el simpático irlandés de tez blanca y pelo castaño claro tirando a rubio se encontraba en una apacible competencia de violín con un joven prodigio. Había escuchado la velocidad con la cual el genio interpretaba una difícil pieza del prestigioso violinista Noccolo Paganini.

El joven empezó la pieza a lo cual El Santo observaba, con sus manos puestas sobre otro violín similar al del muchacho. Con suavidad levantó el instrumento llevándolo debajo de su barbilla, apoyado sobre su hombro derecho mientras sostenía con la zurda lo que se conoce como el arco del violín, la cuerda tensada que produce las bellas cadencias que emergen del instrumento. Y como quien sabe desde hace años producir el arte de la melodía, un sonoro dueto comenzó a resonar dentro del local de música. Las personas se empiezan a apilar alrededor de los músicos, creyendo que ambos eran profesionales bohemios, pero desconociendo que para el hombre de lentes oscuros y tez blanquecina, era la primera vez en su vida que tocaba el instrumento.

Pero el estridente choque hace que Jeremy detuviese en seco el sonido de la melodía bajando hasta su cintura el instrumento de madera. Gritos y estruendo, bocinazos y más gritos. El Santo dejó el violín junto al prodigio y con paso veloz salió del local. El choque no había sido más que a unos metros, viéndose las personas angustiadas y asustadas corriendo de un sitio para el otro llamando a la policia y a la ambulancia. Agilmente corrió hacia el primer auto, en el cual un hilo de gasolina emerge de un tubo de nafta roto. La más mínima chispa haría que ese auto explotase y con él muchas personas y otros vehiculos más.

Posó su mano sobre la puerta aferrada por el metal del mismo vehiculo achicado por el impacto y sus ojos detrás de los lentes oscuros se empezaron a titilar, tensandose sus músculos a la par de que el frio del metal de la puerta parecía ascender por sus dedos hasta cubrir su brazo en la totalidad. Con un movimiento tosco, arrancó la puerta lanzandola a un lado y, tomando de las ropas a la mujer que estaba más cercana al interior, la movió como si se tratase de una muñeca de trapo, levantandola y sosteniendola. Con sutileza la dejó en el suelo, viendo por encima de sus lentes al acompañante de la dama, quien parecía estar trabado por el volante que se habia introducido en sus piernas. Pudo ver la sangre emanando de las heridas en su estomago. El hombre estaba muerto. Pero entonces, por la misma ventana junto al cadaver volteado ligeramente hacia atrás, divisa a alguien sacando fotos de la escena. Una muchacha oriental, segun pudo notar, de cabellos cortos y tez pálida. Pero nada de eso llamó tanto la atención del santo como su sonrisa como si estuviese disfrutando de la situación. Volviendo a erguirse sobre el vehiculo, levantando con sus brazos a la herida mujer para alejarla del auto al cual volvería para sacar al cadaver del hombre, elevó su voz con claro tono de mando.

-Llame a una ambulancia, señorita. Este hombre está muerto y la mujer necesita atención médica -

The Saint

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 20/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cyber 2.0 ( el Santo y Libre)

Mensaje por Satsuki el Jue Mayo 26, 2011 1:59 pm

Un Superman había aparecido en escena, Kaori le había mentido cuando le habia dicho que no existían superheroes en aquel continente, como siempre se había equivocado, si habia villanos también debía haber heroes, y la nipona se encontraba justo frente a uno en ese preciso momento.

Satsuki tomó una fotografía en el preciso momento en que el hombre sacaba a uno de los hombres muertos, y entonces la sonrisa de satisfacción de la chica fué a un mayor, escuchaba los llantos y los gritos alarmados de la gente...tanto por un muerto, la gente muere todos los días, absolutamente nadie tiene la vida comprada, y sobre todo, reparó en la voz suplicante del hombre que la habia insultado que estaba con la cara bañada en sangre y le suplicaba su ayuda.

La chica en la personalidad mas Snob que se pueda imaginar le tomó una foto a su rostro cubierto por el liquido escarlata, ¿por que la gente se preocupa? ¿ por que esta mal que la gente muera?...seguramente ese hombre que murio engañaba a su esposa con una chica joven y bonita, y lucía como si fuera un venerable hombre de familia, y el hombre que habia insultado a Satsuki, era un histérico, no era gente buena, entonces, estaba perfectamente normal que alguien mas fuerte los aniquilara.

Pero una voz la sacó de sus debrayes mentales, y fue sobre todo el tono que aquel hombre usó, lo que hizo que la chica se le quedara viendo fijamente a los ojos, le sostuvo la mirada un buen tiempo, como si los ojos de aquella japonesa, cubiertos por un par de grandes anteojos fueran rayos x escaneandolo todo, ni siquiera parpadeo, pese a tener el sol de frente.

La chica quitó la camara de su iphone y observó al hombre.-No hay señal en mi telefono.-y para cerciorarse de que nadie iba a prestar ayuda, por que la lógica le decía que iría con otra persona, Satsuki fingió que intentaba marcar a una ambulancia, al tecleo de los números, y apenas hubo presionado la tecla para realizar la llamada, todos los telefonos celulares de la gente que se encontraba alrededor perdieron la señal, algunos se apagaron y otros simplemente se quedaron congelados, una señora incluso comenzó a maldecir por la repentina descompostura de su teléfono.

-Es una lástima...parece que la muerte quiere cobrar varias victimas.-en ningún momento Satsuki quitó sus ojos de los de aquel sujeto...su tono de voz no sonó preocupado, si no indiferente y carente de emociones.


Satsuki

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cyber 2.0 ( el Santo y Libre)

Mensaje por The Saint el Dom Mayo 29, 2011 2:42 am

Algo tan usual como la falta de señal en un teléfono móvil podría crear la diferencia entre la vida y la muerte. Pero lo usual se volvió inusual cuando todos los peatones hablaban entre si diciendo en voz alta que era imposible el enviar mensajes o realizar llamadas. Apretó la mandíbula y sus dedos se clavaron en el cuerpo inerte de la mujer que cargaba en brazos, quien comenzó a tener espasmos en sus brazos. Tratando de evitar que la mujer se lastimase ante movimientos tan fuertes, la sujetó entre sus brazos para así posar una rodilla en el suelo. La deposita en la acera con delicadeza, sosteniendo su cabeza con ambas manos y comienza a acariciarle el cuerpo sin deseos de aprovecharse de la situación, sino para cerciorarse que no hubiese algún hueso dañado u otra herida de importancia.

-Tranquila, señorita -

Con la mano que descansaba contra el cuello de la mujer, comenzó a palparle la nuca y una desviación en esta le hizo suponer lo peor. Con el golpe del choque, la mujer habia tenido un problema cervical. Debía trasladarla cuanto antes a un hospital pero llevarla cargando sería poner en riesgo su propia vida con un solo movimiento brusco. Apretó la mandibula como si mordiese con las muelas en un gesto de impotencia, viendo a su alrededor una forma de ayudar o salvar a la mujer, cuando la voz de la muchacha oriental, sonando con una frialdad atípica en ser humano alguno puesto o sometido a esa situación, hizo que volviese a ella los ojos, poniéndose de pie para encontrarse con la mirada de la adolescente.

-La muerte es solo un paso natural e inevitable. No se cobra vidas, sino que brinda equilibrio al mundo, volviéndose lo más perfecto en la existencia del hombre. Pero si esta mujer tiene un porcentaje, así fuese ínfimo, de posibilidades de sobrevivir, ¡Debemos ayudarle!-

Resonó su voz con autoridad, levantándose de manera abrupta, viendo detrás de sus lentes oscuros a la adolescente. Había sentido sobre él sus ojos desde el instante en que se dirigió a ella para pedirle ayuda. Pero no percibia el menor interés de su parte en dársela. Estaba por exponer esa duda, pero entonces, la mujer en el suelo comenzó a sufrir nuevos espasmos, abriendo sus ojos desesperadamente. El Santo se agachó de nuevo a su lado, tratando de evitar que en un acto inconciente mordiese su propia lengua, cosa que no llegó a hacer, dado que la sangre brotaba por el costado semiabierto de sus labios. En un ultimo suspiró, abrio los ojos, levantando la mano para tocar con sus dedos el ultimo rostro que vería en su vida: El de Jeremy.

-Por esta santa unción y por su bondadosa misericordia ayúdale Señor con la gracia del Espíritu Santo para que libre ya de los pecados el cuerpo de esta hija desdichada, aliviándola de su dolor para así llevarla a su lado en la eternidad.-

Con los ojos cerrados, posó sobre la cabeza de la mujer su palma cálida, siendo su voz tranquila aquella que logró calmar los espasmos de la agonizante quien debió de ser cristiana ante la calma que sintió al creerle sacerdote brindándole la extremaunción.

-In nomine Patris, et fillii, et Spiritus Sancti -

Luego de la oración la mujer expiró, falleciendo en sus brazos dejando caer pesadamente su mano ensangrentada con la cual buscaba desesperadamente los ojos de ese angel negro que habia emergido de la nada. Jeremy le dedicó una ultima sonrisa, depositando su cabeza sobre la acera para así cruzar sus manos sobre su abdomen. Se puso de pie y dejó escapar un suspiro, viendo de reojo a la muchacha oriental. Se encaminó hacia ella con paso tranquilo y cabizbajo, mientras la gente se acumulaba alrededor del accidente y los cadaveres y, al pasar a su lado, levanto la mirada viendole "sin verla"

-Solo una persona que nunca ha querido a nadie puede ser tan apatica ante esta situación -

Siguió como si nada, caminando en soledad, llevando las manos a los bolsillos.

The Saint

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 20/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cyber 2.0 ( el Santo y Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:51 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.