Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Satsuki el Vie Abr 22, 2011 10:32 pm

"Que aburridos son los seres humanos...imperfectos" pensó la chica, mientras se encontraba sentada en una mesa abandonada de una cafetería que había encontrado en alguna calle poco transitada, era un beneficio que eso ocurriera, de lo contrario la gente se hubiera alarmado si hubiera contemplado como un cable de la Lap Top en la que escribia y que debia de ir enchufado a alguna parte...estaba enchufado al dorso de su blanca mano, la computadora de Satsuki cambiaba paginas, y muchas imagenes pasaban, sin que la chica estuviera haciendo uso de mover el mouse, le bastaba su mente, le bastaba que las computadoras la amasen para poder hacer todas esas maravillas,el monitor de pronto se volvió negro, y en el empezaron a aparecer infinidad de caracteres verde esmeralda llenando la pantalla, Satsuki sonrió al contemplarlo, entendiendo con facilidad la respuesta dada por el dificil código ASCII.

A una orden mental, el cable que estaba introducido en su mano, comenzó a moverse y se safó de su muñeca, haciendo un ruido semejante al que ocurre cuando se arroja algo al agua, un grupo de hombres que estbaban en la barra observaron a la chica japonesa extrañados, pero la fría mirada que Satsuki les dedicó hizo que su mirada se desviara a otro lado, la chica escuchó las noticias en la tele, al parecer querían hacer que los mutantes se registrarán, en un país de gente ignorante, muertos de hambre, asesinos, y cuyo único talento es hacerle la guerra a paises subdesarrollados, la madedida no le extrañó en absoluto a la chica, le divirtió pensar en la expresión de los rostros de esas personas, si viajaran al Japón y observaran la naturalidad con la que los mutantes se pasean en el lugar, desafortunadamente para los presentes la chica se estaba aburriendo, y eso solo se solucionaría con algo.

La muchacha observó al televisor un par de segundos, y la señal de este se fué, el encargado del restaurante le asestó un par de golpes, sin que este reaccionara, la chica escuchó que habia dicho que el aparato era nuevo, observó a continuación la rocola, y esta empezó a tocar la música a gran volumen sin que nadie la encendiera, los hombres empezaron a observar asustados como el televisor se cambiaba de canal solo, las luces se encendían y se apagaban, el horno de microondas comenzó a funcionar solo, observaron el rostro impasible de Satsuki, coronado por una rara sonrisa, y sin duda debieron pensar que era obra de aquella asiática, al levantarse y aproximarse a ella, el televisor explotó en una lluvia de transistores, vidrios y corto circuito, los cables de la tele se agitaban violentamente intentando alargarse,el vidrio de la rocola también estalló, y el brazo que se encargaba de levantar los discos, los lanzaba con violencia, como discos, uno de ellos se incrustó en la pierna de un hombre que comenzó a gritar, la gente salía despavorida, y aterrada, algunos con las heridas provocadas por los discos que eran arrojados hacia ellos, Satsuki, observaba sin emitir ninguna emoción en su rostro, bebía tranquilamente su malteada de fresa, la terminó y se limpió los labios con educación cogiendo una servilleta, un disco pasó volando al lado de ella, y mientras pasaba por la barra observó al despavorido dueño, temblando, agazapado en un rincón,cubrió su cuerpo con su chamarra de plastico amarillo, se acomodó la mochila con la lap top en la espalda y salió tranquilamente del lugar que se había vuelto un verdadero caos. la chica lo miró y le dedicó un comentario frío.
-La próxima vez no golpees el televisor. Detestan que hagan eso.-

Satsuki

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Moderador 1 el Sáb Abr 23, 2011 1:51 am

Dentro de la cafeteria una función maquiavelica logró hacer que los presentes huyesen atemorizados. Cualquier similitud con la peor pelicula de terror hubiese sido nada en comparación a lo que estaban viviendo los presentes. Las mujeres y los hombres salieron aterrados del lugar, algunos gritando en plena calle, atrayendo la atención de los transeúntes que circulaban por ahi. El hijo del dueño de la cafeteria se mantuvo oculto detrás del mostrador, con las manos sobre la cabeza, buscando evitar ser el blanco de algun disco perdido o algun latigazo.

El hombre era un sujeto de unos treinta años, de unos dos metros. Desde su sitio pudo sacar una escopeta, la cual ocultaba en caso de que quisieran robarle. Vio como una mujer pasaba por al lado de su padre, un anciano aterrado y sin más, sabiendo que no era normal que una dama se mostrase tan fria ante tales sucesos. Cuando ella estuvo por salir, el hombre salió de su escondite con la escopeta en alto. Apunto a la espalda de la joven y grito a viva voz - ¡Mutante! ¡Mutante!- su mano estaba firmemente aferrada al arma mientras gritaba a los transeuntes que pasaban - ¡Detenganla! ¡Es una mutante! -

Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Satsuki el Sáb Abr 23, 2011 3:26 am

"Por que...por que son...tan aburridos...imperfectos...no son como las maquinas...no tienen inteligencia...todos igual de inservibles...que comience la diversión" En su país natal los mutantes eran seres respetados por unos, aquellos que eran heroés, y temidos por otros, aquellos que como ella se dedicaban al crimen organizado o no, Satsuki era una mujer que no dudaba en demostrar sus dones delante de nadie, era nueva en norteamérica, y estaba comenzando a labrar su fama.

La chica alzó las manos, dejando visibles su blancos y delicados brazos, se dió media vuelta lentamente, hasta encontrarse de frente con el hombre que tenía una escopeta en las manos, le vastó una mirada fugaz, un analisis fraccional de la situación para comprender que era lo que la chica tenía que hacer, se llevó una mano hacia las gafas, ninguna sonrisa, ni un gesto de temor o sobervia aparecía en su cara, se acomodó los lentes con el dedo índice subiendolos de nueva cuenta, y vclvió a subir las manos. Entonces observó al suelo y murmuró.
-Tu caja registradora, esta a punto de hacerte pasar un mal rato- el hombre con la escopeta se encontraba cerca de aquel aparato, el cual al termino de las palabras de la chica, se abrió con violencia de golpe, hacestando una fuerte embestida en los genitales del hombre armado, papeles y monedas volaron por todos lados, Satsuki se agachó al piso rapidamente, y salió gateando del lugar tan rápido como pudo, en la calle la gente comenzaba a arremolinarse, la chica se levantó despacio, y abrió el cierre de su mochila, observó a los hombres que la rodeaban con indiferencia.
-Así es...soy una mutante...alguno de ustedes va intentar detenerme, les sugiero que no...soy el mal encarnado.- la mujer asiática los contempló friamente, atenta a lo que pudiera ocurrir...ya tenía la mochila abierta...y preparada por si algo pasaba.

Satsuki

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Encuentros.

Mensaje por Cíclope el Dom Abr 24, 2011 1:32 am

Tensión era lo único que se podía respirar en las agitadas calles de Nueva York aquel día, nada más que una profunda y desagradable tensión. Las relaciones entre humanos y mutantes se deterioraban a cada minuto y los esfuerzos por mejorar aquel vinculo eran inmensamente sobrepasados por los que buscaban empeorarlo. Las visiones extremistas de cada bando no logran más que ampliar la brecha entre las dos razas hermanas; solo unos pocos buscan evitar el lógico y fatídico desenlace que ya se logra presentir.

El motor de un vehículo deportivo rojo ruge con fuerza, haciendo su camino entre las hileras de otros frenéticos automóviles. Quien piloteaba aquella nave no era un mal conductor, incluso cuando parecía exigir al máximo su control sobre el volante y la velocidad limite permitida entre semáforo y semáforo, tenia un dominio total de su transporte. Parecía encontrarse apresurado, su mandíbula apretada, rostro serio y ceño fruncido lo delataban; iba atrasado. La luz roja de un poste lo detuvo, bufando en resignación ante lo irremediable, no cumpliría con su hora de llegada a la reunión. Con el brazo apoyado en la marquesina del vidrio, miro hacia el exterior, buscando un poco de luz solar y alguna fresca brisa que pudiera aliviar su molestia; fue entonces que vio, a la distancia, una escena demasiado común estos días. El reflejo de sus lentes rojizos resplandeció con la luz del exterior y viro velozmente en la esquina, acercándose con cautela hacia lo que parecía una muchedumbre alborotada y furiosa.

Gritos de desprecio e intolerancia se escuchaban más y más fuertes a medida que se acercaba a la turba, ¿otra reunión de un grupo anti-mutante? ¿O acaso era que...? Salio veloz del vehículo, dejándolo a unos 40 metros del lugar, corriendo a toda velocidad hacia el desorden público que se conglomeraba en la entrada de aquella calle descuidada, específicamente en un discreto café de la periferia. El líder de uno de los grupos de mutantes más famosos del mundo se aproximo con sigilo una vez en el lugar mismo, último en las filas de gente que se reunían como una masa de odio y desprecio colectivo. Retrocedió un par de metros y se paró sobre un bote de basura, buscando algo de altura, logrando ver que ocurría en el centro de aquel lugar. Allí la observo a ella, exótica y misteriosa, incluso siniestra y fría, aquello era lo que podía revelar una rápida lectura del rostro de, la que parecía, el centro de atracción. No comprendía la situación, apenas lograba ver el interior del café, solo notando destrucción y piezas rotas de algún aparato electrónico que no identificaba.

Bajando de su puesto de observación, se acerco hacia una callejuela cercana, apartándose del fúrico grupo humano. Debía ayudarla, él sabia como. Busco un punto vació del abandonado lugar y, sin pensarlo dos veces, levanto las gafas que cubrían sus ojos solo por un instante y observo en la dirección escogida con anterioridad. Un cegador flashazo carmesí se escapo de su rostro, proyectándose como un destellante haz luminoso de inmenso poder destructivo, que, al impactar contra el suelo del abandonado callejón, levanto una inmensa polvareda, junto con un estrepitoso ruido, capaz de amedrentar a cualquiera. Tras esto, cerro sus ojos y retorno las gafas rojas a su lugar. La gran turba se giro hacia él, el cual, simulando total acto de sorpresa, apunto con su indice en dirección al abandonado callejón, exclamando -¡Rápido, otro está escapando por allá! ¡Que no escape!-. Las multitudes, aun perplejas, tardaron un par de segundos en reaccionar, pero su desprecio era superior a su lógica, sobre todo cuando podía tratarse de un mutante que estaba causando destrozos de ese tipo, comenzando gran parte de ellos a correr en la dirección señalada, solo quedando unos pocos alrededor de la chica de rasgos orientales.

El muchacho de singulares gafas rubí se alejo del callejón, corriendo nuevamente hacia los que aun restaban de la turba, ahora inmensamente mermada. Quedando tras la primera fila observo a la desconocida, tomándose unos momentos para mirarla detenidamente, indicándole con un gesto de su rostro que salieran cuanto antes de ahí, señalandole su vehículo a lo lejos.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Lance Alvers el Dom Abr 24, 2011 2:18 am

Todas las tardas, sin falta alguna, esa cafetería se convertía en su refugio. La mesera, ayudante del dueño y posiblemente su sobrina, ya le permitía comprar cerveza, sin ser él un mayor de edad aún. Seguramente estaba enamorada de la sonrisa socarrona del gandaya numero uno de la secundaria Bayville. – Y dime guapa ¿Hoy si me dejaras invitarte a una vuelta en mi jeep? – Intentaba ligarse a la hermosa rubia de caderas exuberantes. Ella sonreía, era una buena señal, también el que le dejase beber esa exquisita cerveza de raíz. Pero justo cuando la chica iba aceptarle la cita, algo sucedió… un maldito disco de acetato volador; escupido inexplicablemente por la rocola, dejo inconsciente a la sexy chica. –O, vamos ¡No puede ser cierto! – Se encogió de hombros ante tan mala suerte, que no se terminaba, otro disco volador hizo estallar en mil pedazos su botella de cerveza, manchándose las botas y el pantalón. – Me lleva la pu…-

Antes de acabar la palabrota escuchó el grito del dueño del lugar, clamando con fuerza “Detengan al mutante”, enseguida pensó que se trataba de él, y se echo pecho pecho al piso.- ¿Por qué contra el mutante?.- Pero extrañamente, nadie le había aventado un plató, un vaso o nada. Cuando se aventuro a levantar la mirada por encima del ala de su cachucha, se percato que las amenazas no iban para él, sino para una… una chica de esas geeks, que llevan la laptop a todos lados, incluso al baño. “¿Ella es una mutante?” ahora se daba cuenta que el gen X no discriminaba, o sea, había mutantes negros, mutantes gays, mutantes asiáticos y al mismo tiempo (por lo menos en ella) un mutante “geek”, que seguía ¿¡un mutante roler!?. Algo no se podía negar, tenia estilo… si no fuese por la atmosfera incomoda que tenían todos los presentes, una risotada hubiese estallado en él al ver como dejo fuera de la pelea al propietario de la cafetería.

Percatándose que era el único hombre que se había tirado el piso, disimuladamente se levanto, sacudiéndose el polvo. -¿Estás bien chico?- Preguntó uno de los hombres que se mantenía escondido tras una mesa.- ¿Eh? Ah sí, es que me tropecé… Ahahahá (Uu).- Que incomodo le resulto eso, pero disimulo, llevándose las manos a la cintura en una pose de estrella de Rock. Y cuando el hombre quiso preguntar algo más, tajantemente se le dijo –Ya no preguntes.- Cambió su actitud repentinamente. Y fue directamente hasta la salida del alborotado lugar.- Uy… ¿¡Una mutante!? –Exclamó, sobreactuando, burlandose de lo sorprendida que se hayaba la gente por ver un simple mutante, cuando un estruendo le hizo volver la mirada a un costado de esa misma calle. -¿Y ese quién mierdas es? – Reprochó al ver al hombre de las gafas escarlata. Cuando lo vio delatar a otro supuesto mutante, no pudo evitar arquear una ceja. “Serás cabrón” fue lo que pensó.

Tal vez seguía sin tratarse del chico más inteligente del mundo, pero se dio cuenta perfectamente que no todo era normal en esa situación, ese tipo de misteriosas gafas estaba señalándole a la chica asiática el deportivo rojo que quedo justo frente a su Jeep. –¡Epa! ¡Epa! No tan rápido ustedes dos…- Gritó con cierto enojo. Y torciendo los labios, señalo tosca, grosera y evidentemente a la chica; artífice de todo el ajetreo.-Tú me arruinaste la tarde… dejaste inconsciente a mi cita, destruiste el lugar al que siempre vengo y también tiraste mi cerveza… así que creo que me debes una plata como recompensa.- Y esa misma mano con que se le señalaba a la chica, se convirtió en una palma bien abierta, esperando dinero.

Lance Alvers

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 24/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Satsuki el Dom Abr 24, 2011 3:45 am

"Mira eso...un heroe de verdad ha venido a salvarte...mas bien ha venido a salvar a la turba"estaba a punto de hacer que el cable de su lap top se introdujera en su cabeza, y comenzar a revivir los cables del alumbrado público, pero desistió cuando la mitad de la turba salió corriendo por un callejón, que diablos pasaba en norteamérica, no se daban cuenta de que tenían entre ellos a gente que con solo desearlo podía cargarse a la mitad de la raza humana.

Apenas alzó una ceja denotando cierto interés en su rostro, mirando fijamente al hombre con las gafas rojas, unos lentes bastante extraños, no viendose así misma y su aspecto de colegiala Freak, pero eso también era lo normal en Japón, los americanos siempre copiaban todo lo que surgiera del país del sol naciente, la moda, los animes el manga, la ropa, frases, estilos, cosplays...y a decir verdad Satsuki pensaba en en América todos eran cosplayers bastante malos.

Pero entonces la voz de un chico haciendo burla de la multitud, hizo que Satsuki, sin voltear su rostro, dirigiera unicamente sus ojos hacia el sitio a donde habia salido la voz, y le respondió en un inusual tono de voz frío pero bastante educado.
-Cómo podría adivinarlo, tengo una semana de haber llegado a América-respondió la chica, aunque tal vez si pudiera, necesitaba saber su nombre y conectarse a la bestia para saber absolutamente todo de el...pero la bestia se encontraba demasiado lejos de donde ella estaba.

La chica alzó una ceja nuevamente, el hecho de que Satsuki alzara una ceja en compañia de alguien era que en verdad se estaba interesando por algo que no fueran maquinas...y eso evidentemente ocurría una vez cada ocho meses ( forma sarcástica de decir casi nunca), sacó de su bolsillo un papelillo que casualmente le habían obsequiado en una esquina cerca de su casa y lo puso en la mano del chico, sus facciones completamente serias daban a entender que se trataba de una chica con la que era mejor no andarse con bromas ni tanteos.
-Es una propaganda de un burdel...quizá ahí encuentres mas basura de la que acostumbras-la chica no dijo una palabra mas, dejando la mano extendida de aquel sujeto, y pasó en medio de los hombres del lugar, caminando en dirección del hombre de las gafas rojas, la gente a sus espaldas no dejaba de cuchichear.

-¿Debería darte las gracias...o sería mejor que ellos te las dieran...Arigato- Satsuki cruzó sus manos una sobre la otra e inclinó su cuerpo a la manera de los saludos orientales.

Satsuki

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

¿Y tu eres...?

Mensaje por Cíclope el Dom Abr 24, 2011 4:53 am

Una inevitable mueca de confusión se formo en la faz del sorprendido mutante al ver la escena resultante tras la dispersión de la mayor parte de la turba. ¿Quien era aquel muchacho que exigía que le pagaran por... daños emocionales y materiales? ¿Que clase de mujer era aquella, portando vestimentas tan extrañas y con un carácter tan distante y natural a la vez? El reclamo del adolescente le había revelado algo de la información de los sucesos que se dieron en esa cafetería; aparentemente la singular chica de rasgos orientales había sido la que ocasiono el desorden dentro del local.

Aun cuando la extraña muchacha era un total misterio, del otro podía armarse una rápida impresión: Macarra juvenil cuyas luces estaban tan apagadas que no podía distinguir en la clase de situación que se estaba envolviendo, solo podía observar que le habían arruinado la cita y el alcohol barato. El sujeto de gafas rojizas se mantuvo observando al chico de actitud agresiva, respondiendo, a su vez, el saludo de la, aparentemente, oriental -Rápido, al convertible rojo...-. Con solo una mirada pareció indicarle al joven que se mantuviera atrás y no insistiera más. Sería peligroso que, de acuerdo como lo veía él, un pandillero humano y yonqui se mezclase más en la situación; sobre todo tras el comentario de la muchacha. -Vete, muchacho...- murmuro, solo dándole a entender con el movimiento de sus labios lo que quería expresarle.

Acto seguido, salio en trote en dirección contraria hacia al deportivo rojo, subiéndose a este y esperando que la muchacha que había generado toda esa escena subiera, así dando marcha atrás con la intención de salir de aquel lugar antes que la turba volviese a buscarla a ella, tras descubrir que no existía otro mutante en la fuga.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Lance Alvers el Dom Abr 24, 2011 5:43 am

Tenía que ser una broma, y de muy mal gustó. ¿Una tarjeta de burdel? ¿Con eso estaban intentando pagarle por todo lo que le habían hecho pasar?... -¿Es enserió? – Alzó una ceja en señal de confusión, obviamente no supo cómo reaccionar en un principio, había enojo, sí, pero también otra cosa… algo muy parecido a la decepción. Lo estaban subestimando, como hacían en su casa, como hace toda la sociedad al verlo. El chico “anarquista”, el “busca problemas de la escuela”. Siempre subvalorado por todos, incluso por desconocidos.- Esto en mi barrió significa pelea… - murmuró, cerrando el puño de tal manera que el papelito en su palma se deformo y arrugo hasta quedar irreconocible.

Y para empeorar la situación, percibió la mirada del hombre de las gafas como una provocación, como un reto, y oh dios, nadie, absolutamente nadie se le queda viendo de esa forma. Y mucho menos se atreven a hablarle así.- ¿Me estás dando órdenes? Nadie en esta ciudad… no, nadie en este país me da órdenes a mí. No saben con quién se metieron… me arruinaron la tarde, pero yo les voy arruinar la vida.- Y como si un demonio se metiera en su cuerpo, su rostro se desfiguro en un gesto horripilante de enojo y esfuerzo. Sus ojos se volvieron blancos; idos como los de alguien que pierde la conciencia, y cada musculo de su cuerpo fue exigido al máximo, tensándose dolorosamente.- ¡Es hora de rockear!- Clamó con una voz gutural, y sus palabras tenían también un sentido literal. Rebelaría su naturaleza mutante.

El suelo comenzó a estremecerse como si fuese de gelatina, el asfalto se movía en inimaginables contracciones que parecía ser más una masa de agua que ondula cual olas de marejada, haciendo que las casas, postes y locales cercanos comenzarán a hundirse ante el terreno que cede y se reblandece.- ¡Ah! – Sus manos, tiesas como rocas, apuntaron en dirección de la extraña chica geek, hombre de lentes, y por supuesto en su convertible rojo, alzando hacia ellos una marejada de rocas y escombros que avanzaban violentamente reventando el asfalto de la calle y la carretera- ¡Tráguense esta avalancha!

Lance Alvers

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 24/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Satsuki el Dom Abr 24, 2011 4:03 pm

El atuendo de la chica era bastante peculiar, en una ciudad donde casi todo lo extranjero era visto de manera extraña, llevaba un par de tenis deportivos de color negro, calcetas blancas dobladas, un short de mallas de color negro con rayas amarillas a los costados, una blusa blanca de tirantes y una chamarra plástica amarilla, la hacía lucir como una chica mezcla de Sport y Geek, y sobre todo la hacía lucir mucho mas delgada de lo que en realidad era.

Comenzó a caminar tranquilamente en dirección del auto, escuchando indiferente el berrinche que tenía el sujeto que decía que le acababan de buscar pelea.-¿En verdad?...esto en mi país significa que hay que llamar al manicomio- tenía la facilidad de hacer comentarios sarcásticos y fríos, debido al inusual aspecto de su mirada ausente pese a lo bonito que sus facciones tenían siempre causaban en las personas que la trataban una extraña sensación...
Pero entonces el piso se movió para Satsuki, quien instintivamente se sujetó con fuerza de un poste de luz, para no caer al suelo, y entonces observó hacia todos lados, no podía tratarse del sujeto de gafas, volteó y observó sorprendida al chico al que había dado el papel del burdel, era la primera vez en mucho tiempo que una expresión de sorpresa surcaba el rostro de Satsuki, un terremoto, ese chico era capaz de crear un terremoto, en Japón nunca habia visto que alguien tuviera un poder semejante, a lo mucho llegaban a leves ondas sismicas, pero ese chico estaba destrozandolo todo, estaba tan sorprendida que apenas y tuvo tiempo de intentar moverse del paso del alud de rocas y escombros, sintió un violento golpe en la pierna, y uno mas en el estómago que la hizo caer al piso, escupìó tras una arcada que le habia sacado el aire, no sabía que le habría ocurrido al hombre de los lentes raros y automovil lujoso, Satsuki se quedó en el piso, respirando y sintiendo un extraño calor bajando por su pierna, se sentó torpemente para observar como un hilo de sangre bajaba por su muslo, Satsuki abrió su mochila y sacó de ella su computadora, el rostro de la chica había vuelto a adquirir su rictus inexpresivo, y entonces le dijo al chico terremoto.

-Acabas de firmar tu sentencia de muerte...y eso en mi barrio significa que es tu último día para ver el sol.-
La muchacha chasqueó los dedos y el cable de la computadora pareció cobrar vida como una serpiente, se elevó por el aire y se incrustró justo en la sien de Satsuki, fue visible como sus venas se remarcaban al entrar aquel cable en su persona...pero no fué el único, gracias al terremoto los postes de cableado habían caido al suelo, Satsuki extendió las manos y varios cables mas, empezaron a introducirse en su cuerpo, su cuello, sus mismos brazos, su busto, cada uno buscaba un sitio donde conectarse, la chica cerró los ojos y extendió una mano hacia el muchacho.

Los cables alrededor que aun estaban colgados de los postes, se agitaron furiosamente, como si fueran serpientes, se trensaron entre si, y acontinuación se movieron como un violento látigo, el sonido de la estática y la electricidad se hizo presente, y un chasquido feroz partió el viento cuando aquel látigo de cables vivientes buscaba golpear a su victima aquel mutante de los terremotos.


Satsuki

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

¡Cable a tierra!

Mensaje por Cíclope el Lun Abr 25, 2011 2:44 am

La confianza es un atributo peligroso cuando esta es mal empleada. Así como puede mantener la moral de un individuo en lo alto, aun en las más adversas situaciones, también puede hacer emerger su indiferencia, cegándolo a elementos básicos del entorno y mundo que lo rodean, aquellas sutilezas que pertenecen a lo más esencial. Aquel joven de gafas rojas, el líder de un reconocido y secreto grupo, aun estaba en proceso de aprender esta vital lección.

Su indiferencia hacia el muchacho, el singular yonqui que reclamaba una cita perdida y un licor derramado, lo había tornado una presa fácil ante la angustia de este, al darle negligentemente su espalda. La tierra se estremeció con un inmenso rugido, vibrando tan violentamente que logro derribar en una rodilla al sujeto de las gafas rojas, el cual, aun en esa posición, tenia problemas para no caer hacia un costado. Confuso y sin comprende que sucedía, observo a su alrededor buscando una posible respuesta a la incógnita que lo llenaba en ese momento; fue entonces que, causándole aun más sorpresa, vio a la distancia lo que buscaba -¿Que? ¿Acaso ese chico tambien es...?- No hubo tiempo de reflexionar más profundamente, ni siquiera de realizar otra acción, cuando la visión de un inmenso e inminente aluvión de rocas y concreto lo saco de sus pensamientos.

Rápido, aun con una rodilla en el suelo, se volteo y el brillo de sus anteojos carmesí resplandeció fuertemente, como si una inmensa energía brillase tras estos. Analizó la situación en no más que un par de segundos, ubicando blancos, peligros y objetivos; no era una situación fácil, mas su cuerpo y mente estaban entrenados hasta más allá de las barreras de lo posible, cada jornada superando las del día anterior. Seis civiles, rezagados de la turba que se había levantado instantes antes, aun permanecían en el lugar, ahora incapacitados y derribados por la fuerza del movimiento sísmico bajo sus pies; la extraña chica de apariencia oriental, retomo el contacto visual con ella, volviendo a identificarla en su espectro de visión, se encontraba afirmada a un endeble poste del tendido eléctrico; y, por supuesto, él mismo. Una vez con todo eso calculado, levanto una vez más las gafas de su rostro, tal como había hecho en el callejón cercano, y aquel brillo escarlata que parecía juguetear tras la otra cara de sus gafas salió disparado con inmensa potencia desde sus ojos, manifestándose en una sorprendente serie de haces luminosos que impactaron en la multitud de rocas y escombros, pulverizando puntos exactos de estas para hacer que los restos liberados tras la colisión no cayesen principalmente o en partes importantes sobre los civiles, él o la muchacha oriental. Aun así, algunas piedras menores, pero aun de considerable tamaño impactaron contra él, la muchacha y, por supuesto, contra el deportivo rojo, trizando alguno de sus vidrios y llenándolo de abolladuras en el capot.

Todo se resolvió en unos instantes, tras los cuales se sintió un silencio solo acompañado del ruido de las rocas que aun rodaban o se desplazaban, así como la polvareda que se había levantado en el lugar. El sujeto que había proyectado los rayos rojos cerro sus ojos con fuerza, retornando los lentes a su posición, casi con cierta desesperación de negarse a observar el lugar de no ser con sus gafas. Se incorporo, dirigiendo su mirada primeramente a los civiles, los cuales habían comenzado a correr, socorriéndose los dañados entre sí. Luego verifico el estado de él y la chica, notando las ropas dañadas en ambos, nada grave. Finalmente, lo último que observo y que le produjo más dolor fue el deportivo rojo, tomándose un detenido tiempo para sopesar los destrozos que se habían generado en este, casi pareciendo sentir un dolor empático por su vehículo. Frunció el ceño y observo totalmente serio al muchacho yonqui a la distancia. No menciono una sola palabra.

Pero no, las cosas no acababan ahí. Parecía que ese día se había cruzado con dos de los mutantes más exaltados e impulsivos de toda Nueva York; parientes de Wolverine seguro, pensó. La muchacha oriental, en un extraño acto de desenvolver su portatil, comenzó a conectarse con todos los cables del ambiente, tendido eléctrico incluido, en una tétrica unión marionetesca, confirmando su naturaleza mutante. El joven de las gafas rojas de mantenía estático, observando detenidamente a ambos, mientras estos se proferían amenazas. Finalmente, su voz sonó -Pueden detenerse ahora, ambos- su semblante serio y autoritario, casi eminente, parecía no andar con juegos -En menos de cinco minutos estas calles estarán llenas de policías o cosas peores, si no nos vamos de acá ahora, no seremos más que la noticia populista del diario mañana. Soy Scott Summers, un mutante como ustedes, y les pido, por su bien y los de los demás mutantes... que detengan está pelea ahora-.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Lance Alvers el Lun Abr 25, 2011 4:10 am

Me lleva la pu…- No había disposición del destino para dejarle terminar esa mala palabrota, no ese día, antes de poder finalizar la oración, en su iris se vio reflejado la refulgencia eléctrica que chisporroteaba de los cables dominados por la voluntad de la chica oriental. Apenas tuvo tiempo de convocar una vez más su poder; más por instinto que por habilidad, levantando con el ademán de su brazo, una valla de roca; alzando literalmente las baldosas de la banqueta. –¡Uh!- Tras un sonido estruendoso, todo se volvió borroso. Los latigazos habían perforado la barricada, alcanzándole; aunque con una fuerza muy disminuida, en un tremendo golpe que lo lanzo de bruces espalda al piso.

-Estoy bien, no me dolio... mucho.-Intento ponerse de pie rápidamente, balanceándose de lado a lado mientras lo hacía; casi cayéndose un par de veces.- ¿Alguien vio hacia donde se fue Hulk? – Bufoneo el muy descarado, sobándose el hombro derecho; claramente colorado he hinchado por el golpe que había recibido. Y sí, se sintió como un manotazo del llamado “Gigante Esmeralda” o bueno, por lo menos así de fuerte parecían sus golpes en la televisión. “Bien ¿Ahora qué vas hacer Lance?” se preguntaba, viendo que obviamente no podía ganar, digo, tenia de frente a Clark Kent y su visión laser, y una criatura bizarra que se podía meter un montón de cables eléctricos por la piel sin eletrocutarse. De repente mover rocas y provocar temblores ya no parecía el mejor poder del mundo.- Oh, vamos, no es una pelea justa… .- Tal vez tirándoles una casa encima se les podría ganar, pero… ¿Y sí tenían también superfuerza? O la capacidad del marciano de la liga de la justicia para ser intangibles ¿Donde estaban los villanos superpoderosos cando se les necesitaba? Ya saben, sujetos como los que pelean contra los 4 fantásticos, spiderman, o los vengadores, de esos que sí podrían acabar con esos dos.

Pero bendita sea la elocuencia y el razonamiento de todos los tipos buenos, en este caso el sujeto de las gafas, que se ponía hablar de lógica. Y no parecía buena idea quedarse ahí hasta que la policía llegara… digo, de los tres posibles sospechos, siempre detienen al maldito Yonqui… ¿Por qué demonios los estereotipos estaban contra su suerte? Era demasiado pronto para ir a prisión, o peor aún, a ese tipo de celdas y prisiones especiales donde llevan a los mutantes. Definitivamente tenia que cambiar su aspecto físico.- Estoy de acuerdo… no hay que seguir esta pelea. O sea, es evidente que no pueden ganarme, así no tiene caso seguir… así que seré generoso con ustedes y les dejare ir por esta ocasión.- Una gota bajo por su sienes después de esas palabras, ni él se creía sus propias bravuconadas. Solo le tocaba esperar, y suplicar, porque la friki de la tecnología no quisiera seguir con la pelea.

Lance Alvers

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 24/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Satsuki el Lun Abr 25, 2011 9:01 pm

"Scott Summers...bestia encargate de informarme todo lo que sepas de ese hombre" pensó la mujer, mientras observaba el campo de batalla, no le importaba en lo absoluto la gente, el hombre detuvo el latigazo mortal levantando un muro de rocas, entonces Satsuki murmuró con la tranquilidad del juez.
-En el siguiente no tendrás tanta suerte- extendió una vez mas sus manos delante de su cuerpo, abrió los dedos, extendiendolos como un abanico y los cables se destrenzaron, alrededor de cinco cables quedaron moviendose como serpientes, escuchó el comentario del hombre de las gafas rojas.

¿Que le sucedía? ese tonto acababa de destrozar su automovil y no iba a hacer absolutamente nada, Satsuki no era tan benevolente, le había hecho una herida y no descansaría hasta arrancarle la cabeza,pero entonces recapacitó en lo que había dicho, en Japón roceaban una especie de gas sedante que inhibía los poderes mutantes ¿ cosas peores que la policía?, la chica movió los dedos como si estuviera manipulando un titere, y los cables se precipitaron en una nueva envestida hacia aquel mutante aprovechando el descontrol que tenía su cuerpo, estaba por flagelar la humanidad del chico terremoto, cuando cerró de pronto sus puños y los cables quedaron tensos, sin moverse, completamente inertes a mitad del aire.

La chica cerró los ojos y una sonrisa apareció en sus labios.
-Estaba empezando a divertirme-fué su único comentario, acontinuación movió sus manos de tal forma que los cables volvieron a acomodarse en los postes a los que pertenecían, "enchufandose", en su sitio correspondiente, la calle estaba hecha añicos, Satsuki murmuró una palabra en voz apenas entendible, y los cables que se encontraban en su cuerpo comenzaron a salir de el, haciendo un sonido similar al que se produce cuando se golpea un trozo de carne, o cuando se saca un chupón o una ventosa, la chica permanecia con los ojos cerrados mientras se desconectaba.

El último cable fue el de la laptop, y en ese momento ya había recibido la información que deseaba desde la bestia...
-Scott Summers, habilidad mutante para disparar rayos de sus ojos, solo pueden ser contenidos gracias al cuarzo de rubí...perteneces a caso al hellfire Club, por que...su computadora tiene información interesante...del chico terremoto no, al parecer es un mutante de segunda- murmuró la chica con frialdad, el cable que permanecía conectado a su sien salió de su cabeza, y como si nada hubiera pasado, Satsuki se agachó y recogió su computadora.

-Será divertido continuar esto después-

Satsuki

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Cíclope el Mar Abr 26, 2011 12:27 am

Las sorpresas no acaban ese día. Ahora el maltrecho y atemorizado yonqui pedía detener la batalla, argumentando que, en un acto de "suprema generosidad", evitaría acabar con total facilidad con ellos dos; por otra parte, estaba la extraña chica oriental que, a los ojos de Scott, comenzaba a parecer más una peligrosa sociopata, que una mutante que necesitase genuina protección. Detestaba generalizar, una antigua maña de su juventud, pero con el tiempo había descubierto que no todos los humanos eran malos, existían unos que abogaban por los mismos derechos y anhelos que él, pero, del mismo modo, también encontró que no todos los mutantes eran buenos, que no todos seguirían jamás el ideal que defendía y, por sobre todo, que no en todos uno se puede fiar. Aun así, jamás dejo de tenerles toda la ayuda posible a su disposición, aun cuando estos no la buscaran.

Su zurda estuvo en todo momento a un costado de su rostro, esperando cualquier reacción violenta de alguno de los otros desconocidos. Estaba listo para disparar otra ráfaga de energía óptica a los mismos cables amenazadores del tendido eléctrico que la muchacha manipulaba, cuando estos amenazaron con atacar súbitamente al joven yonqui, pero el ataque desistió y ambos parecían haber recobrado su perdida calma... y buen juicio. Sin embargo, no fue la impactante desunión de la muchacha con los cables en torno a ella lo que lo sorprendió, si no fueron las palabras que está profirió.

-¿Como...?- No pudo ocultar la expresión de sorpresa e inquietud en su faz, no comprendía con exactitud como, pero al parecer ella disponía de cierta capacidad o mecanismo que le permitía acceder a información privada y muy confidencial. Ahora se encontraba en un estado mucho mayor de vigilia ahora, no daría un solo detalle más sobre él o algo crucial, no hasta saber con quien trataba. -Vaya, no habría esperado jamás que mi nombre pudiese decir tantas cosas... Ya me he presentado ¿Cual es tu nombre?- pregunto en dirección a la chica cibernética, pero sin perder un segundo de vista al muchacho yonqui al otro lado de las rocas que el mismo había alzado. -Deberíamos irnos ahora. Tu también estás invitado a venir, muchacho... esté ya no es lugar seguro para nosotros- menciono recalcando la estirpe mutante que se encontraba presente en ellos tres y así buscar generar cierta unión en el ambiente; también le preocupaba el destino y la suerte de aquel joven mutante; no le iba a negar toda la posible ayuda que tuviese... quizás, en el instituto, podría recibir cierta ayuda, tal como había sucedido en anterioridad con decena de otros jóvenes dotados antes que el.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Lance Alvers el Mar Abr 26, 2011 5:13 am

Sí, definitivamente esa chica era lo más raro y friki que había visto en su vida, y además de todo, ventajosa y deshonesta. Es decir ¿Qué clase de persona ataca a alguien que ya renuncio a seguir peleando?, pero estaba equivocada si creía que alguien como él se lo iba a poner fácil. Sus ojos volvieron a ponerse totalmente blancos; como siempre sucede cuando su mente hace “comunicación” con la tierra, un término de poder mutante que los científicos llaman geokinesía. -¿Entonces vas a seguir peleando? –Preguntó, levantando pequeños montículos de piedra solida a su alrededor; preparándose para crear barricadas a fin de protegerse de los cables que comenzaron a rodearlo de forma amenazadora.

Pero inesperadamente, la chica se detuvo, dejándole una frase aun más bravucona que todas las que él haya dicho en esa ocasión.- Ay sí, que divertido.- Agregó de forma sarcástica, cerrando en un puño todos los dedos de la mano derecha… todos menos uno, el dedo corazón, formando un expresión obscena.- ¡Que te den! – Después volvió su mirada al mutante de las gafas rojas, mostrándole el dedo de la misma forma despectiva y ofensiva que hizo con la chica geek.- ¡Y a ti también! – Seguramente habría seguido ofendiendoles, de no ser por las arcadas que le atacaron cuando vio como los cables de luz se deslizaban fuera del cuerpo de la chica japonesa, o china, o koreana… en fin, de donde fuera, el show era asqueroso.- Cómo mierdas haces eso en plena calle!?-

“-Scott Summers, habilidad mutante para disparar rayos de sus ojos, solo pueden ser contenidos gracias al cuarzo de rubí...perteneces a caso al hellfire Club, por que...su computadora tiene información interesante...del chico terremoto no, al parecer es un mutante de segunda-“

¡De segunda tú mamá! – Enseguida protestó, esas últimas palabras habían aguijoneado su orgullo. No era justo que durante tantos años se hubiese esforzado en crear una reputación de badass, para que una extranjera, amante de las computadoras, geek, gammer y posiblemente roler, le dijera esas palabras tan desmoralizantes. Ahora solo por eso se desquitaría mañana con los ñoños del club de matemáticas y computación del instituto Bayville, seguro que alguno de esos raros resultaría ser primo lejano de la chica esa.- Ya mejor regrésate a China, con tu china madre.- De repente el sonido de las patrullas llego desde la lejanía, el “héroe” y “mutante de primera” tenía razón, el momento de la graciosa huida había llegado. - ¿Yo? ¿Viajar con ustedes? ¡Jamás! ¿Qué dirían mis amigos si me vieran viajar con una friki y con un hijo de papi? O no, claro que no, su sola presencia arruina mi genialidad.- Y tras decir eso, salió corriendo directamente a su Jeep, montándose al asiento tras brincar ágilmente la puerta. –Además, traigo mis propias ruedas.- Encendió impacientemente la marcha, y como todo un exhibicionista, hizo rugir con furia el motor de su “nave”.


La próxima vez que los vea, ninguno de ustedes tendrá tanta suerte.-
Les dejo esa pequeña amenaza, como muestra indiscutible de que había deseos de revancha. Y se fue, quemando y rechinando llantas antes de perderse a toda velocidad por las calles de los suburbios.

Lance Alvers

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 24/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Satsuki el Miér Abr 27, 2011 12:09 am

Una sonrisa apareció en los labios de Satsuki mientras escuchaba al chico responderle, observó su seña obsena, había leido y visto un par de vecez en la televisión que esa señal era muy utilizada en norteamérica por los vagos y los callejeros, pero sobre todo sonreía por que a la chica le parecia un personaje que tarde o temprano perdería la cabeza por impulsivo, ya ella se había cargado a muchos de esa manera por ofensas sin importancia, el joven solo estaba tentando a su suerte en ese lugar y en ese momento.

Pero sobre todo sonreía por que en efecto los ojos rasgados eran sinónimo de estereotipo, casi a todos les decían chinos cuando les veían los ojos rasgados, Satsuki respondió con tranquilidad, abandonando por unos momento su tono de voz frío.-Resulta que soy japonesa, no somos tan amarillos como los vecinos de China-murmuró la chica, al parecer el joven se había asqueado del poder de Satsuki, para ella era lo mas normal del mundo, casi tanto como la sucesión del día y la noche, hacía años que no era doloroso, pero seguía incomodandole un poco que todos esos cables entraran en ella, al parecer su piel y sus musculos estaban formados de un material flexible y aislante que le permitía conectar su cuerpo de aquella manera, ella solo lo llamaba Tecnopatía, de todo lo que despertaba curiosidad y sed de conocimiento en Satsuki su persona no entraba dentro de ese rango.

-No me subiría contigo, a un vehículo ni aunque la salvación de mi alma dependiera de eso...debes de estar lleno de liendres y otros parásitos.-murmuró la chica con un tono de voz frío, a lo lejos se escuchaban las patrullas que venían aproximandose, el joven subió en su Jeep, hizo rugir el motor y acontinuación salió como alma que lleva el diablo, Satsuki levantó una mano y la agito una vez a manera de despedida, antes de caminar hacia el sujeto, ahora si sentía los estragos de haber usado sus dones desde la cafetería, se sentía como una laptop a la que esta a punto de acabarsele la bateria, miró al hombre de las gafas rojas.

-No te asustes Scott Summers, mis habilidades me permiten ingresar a cualquier ordenador, violar la contraseña del Hellfire Club no fué dificil, pero si me conectará a la bestia, podría ingresar a cualquier base de datos que tenga información, los bloqueos y los firewall no son problema para mi por que...las maquinas me aman-dijo la chica con un tono de voz mas tranquilo, mirandolo con curiosidad intentando adivinar la expresión detrás de sus ojos.

Observó el golpeado convertible rojo, y acontinuación agregó.
-Parece que tu vehiculo ha quedado muy dañado, hubiera sido divertido hacer que la bateria del auto de ese chico se descargara-dijo sacando de su chaqueta una servilleta y limpiandose la sangre de la pierna.

Al terminar prosiguió.
-Disculpe mi mala educación Scott Sama, mi nombre es Satsuki Aoki, en mi país natal me conocían como Cyber...si lo desea puedo contarle mas de mi vida en otro lugar-terminó la chica poniendo una sonrisa franca en sus labios, era mucho mas baja de estatura que Scott Summers, por lo que la visión recordaba a la de un felino observando a una persona sentado.

Satsuki

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

¿Scott-Sama?

Mensaje por Cíclope el Miér Abr 27, 2011 2:01 am

Scott se mantuvo en silencio, estoico ante las provocaciones del muchacho, siguiendo vagamente su retirada con la mirada. Finalmente, cuando este se marcho desapareciendo en la esquina más próxima con su maltrecho Jeep, el mutante de gafas rojizas bufó, exhalando prolongádamente, reflejando cierta decepción y cansancio en su ánimo. Posteriormente, escucho las palabras de la mutante. ¿Capacidad para ingresar a cualquier ordenador y base de datos... y lo había hecho con el Hellfire Club? Sorprendentes capacidades, aunque muy dudosas... pero los hechos eran contundentes. El muchacho de cabellos castaños redoblo su atención a la extraña chica japonesa, ahora aclarada su nacionalidad; debía estar atento. Conocía a la perfección que cualquier intento de alguien por ingresar al extremadamente complejo sistema cibernético de aquella mansión en la cual vivía sería casi imposible... al menos así lo veía el.

Tras escuchar el nombre de ella, asintió levemente, percibiendo el alertante sonido de decenas de patrullas policíacas acercándose al lugar. -Está bien, entonces, Satsuki...- observo el final contrario de la calle por la cual había ingresado con el convertible, estudio la situación un par de segundos y musito -Atras-. Sin previo aviso, alzó una vez más los protectores rojizos de su rostro y un continuo haz de descarga enérgica salió disparado con inmensa potencia contra el asfalto frente a ambos. El terreno había quedado completamente destruido, con una gran zanja que separaba en dos partes la calle, sin contar los estragos mismos que el yonqui de los terremotos había generado. Repitió el mismo proceso, pero a mucha mayor distancia, con otro de los ingresos a la calle, bloqueando así la llegada al lugar por diversas vías, lo cual en conjunto a la polvareda ayudaría a retrasar a la policía y, con un poco de suerte, perderlos. -Vamos, conozco un lugar donde podemos continuar la charla... sin que nadie provoque destrozos- pasó a un lado de ella, sin observarla fijamente, continuando hacia el deportivo rojo.

Abrió la puerta de aquel lujoso vehículo, de grandes ligas por excelencia, el cual difícilmente había conseguido por un precio para nada justo. Los automóviles eran una de sus pasiones, algunas de las que aun conservaba anterior a su vida como mutante... y todos los cambios que eso conllevó. Desde pequeño siempre sintió atracción por las cuatro ruedas, aun en el orfanato en el cual vivió, siempre añorando poseer algún día un deportivo así.... y ahora estaba hecho pedazos. La puerta chirreo horriblemente al abrirla, se había descuadrado y al cerrarla se sintió un golpe en seco, como si se hubiera forzado toda la carrocería con esa acción. Al menos dentro del mismo las cosas no se veían tan mal y la conducción parecía mantenerse tan buena como antes, solo eran abolladuras y daños menores... severos daños menores. Espero la posible reacción de la mutante cibernética, de subir o no, aceleró rápidamente y puso el acelerador a fondo, virando en 180º con una maestría absoluta, para luego comenzar a correr salvajemente por las calles de aquella agitada y, seguramente ahora, estremecida Nueva York.

-¿Poco tiempo en la ciudad?- pregunto finalmente asertivo y directo. La actitud de ella era tan remarcable como la del muchacho terremoto, ninguno poseía un dominio o control de las situaciones públicas sobre su identidad mutante. Vidas difíciles habrían tenido ambos, pensó Scott.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Satsuki el Jue Abr 28, 2011 12:45 am

Le agradaba como aquel sujeto la trataba como una jovencita asustada, Satsuki pocas vecez tenía miedo de algo, ahora que lo pensaba nunca antes había experimentado esa palabra, a ella no le importaba morir o vivir, consideraba la vida aburrida, pero no era tan estúpida como para suicidarse.

La chica subió en el coche de Scott Summers, las puertas chirriaban como puertas de una casa de sustos, se sentó en el interior, y puso una mano sobre el automovil.
"Subliminal" pensó la japonesa observando por la ventana, el vehículo acelero rápidamente, Satsuki se recargó en su mentón sobre el dorso de su mano, y se quedó en silencio contemplando detrás de su nostálgica mirada cubierta por unas grandes gafas atravez de la ventana del automovil, la calle destrozada iba quedando atrás, y la chica pensó que había sido un día interesante despúes de todo, cuando llegara a casa se lo contaria a la bestia, seguro que esta lo iba a encontrar divertido.

En especial quería averiguar mas de ese Summers, en el campo de batalla no había podido hacerlo por que hubiera quedado expuesta a una desconexión o a un ataque en ese estado Vulnerable, Satsuki unicamente podia mover los brazos y los labios, no podia caminar cuando se conectaba con sus poderes.
La voz de Summers la hizo salir de su ensimismamiento, se dió media vuelta y comentó con seriedad.
-Tengo apenas tres días de haber llegado de Japón Summers Sama- respondió la muchacha mirandolo a los ojos, era algo que su padre detestaba, lo consideraba un desafío, su esposo tampoco lo toleraba, ni los hombres que trabajaban con el, pero Satsuki siempre veía a los ojos a la gente.

-Bestia me había dicho que las cosas en América y mas concreto en norteamérica eran diferentes que en Japón...pero me negaba a creer que tanto, aquí los mutantes se esconden como el ciervo del cazador...en Japón mutantes y humanos conviven con total naturalidad, incluso hay mutantes que ocupan cargos importantes en el gobierno.-Satsuki recordó que la última vez que habia fallado en algo, habia sido en matar precisamente a un primer ministro japones mutante, sus planes habian fallado mal, y el hombre habia anulado el ataque de Satsuki con una habilidad que la chica nunca habia visto en nadie mas.

-Siempre ha sido así...me temo que es la cultura...en Japón es una bendición para los padres tener hijos mutantes, se consideran regalos de nuestros dioses-dijo la chica desviando la mirada ahora de nuevo hacia el frente del auto y quedandose en silencio.

Satsuki

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

...¿Summers-Sama?

Mensaje por Cíclope el Jue Abr 28, 2011 3:34 am

Escucho la historia sobre como era la vida y trato a los mutantes en el otro lado del océano pacífico, específicamente en las lejanas tierras niponas, la isla de Japón. Se mantenía totalmente concentrado en la ruta por la cual conducía, sin dispersarse un solo momento su concentración. Se encontraban en un escape, corriendo desenfrenados por las calles, esperando perder a sus perseguidores, contando, por supuesto, con el destacable elemento que un deportivo rojo, totalmente abollado, supone corriendo por las calles de Nueva York. No era una tarea fácil.

Derrapo velozmente en una esquina, mirando apenas de reojo a la oriental -¿Tres días solamente? Creo que a América aun le quedan muchas sorpresas que entregarte entonces, Satsuki...- contesto finalmente a la narración de ella con una sonrisa que escondía cierto pesar. La verdad, la situación era diametralmente distinta, tanto que incluso había generado en él cierta curiosidad sobre aquella realidad tan diferente y, dentro de su visión actual de mundo, inimaginable. Finalmente los había perdido, el sonido aturdidor de las patrullas quedaban atrás y solo aquel ruido característico a la agitada Nueva York cubría el ambiente. -¿Y por que abandonaste un país donde recibías una clase de tratos así, por uno que habías escuchado es...?- sus palabras se cortaron en seco y la velocidad del vehículo bajo casi de golpe, manifestándose una ligera expresión de sorpresa en su faz.

No era la primera vez que vivía esa clase de sensación, como si una voz fuerte y eminente perforara apaciblemente los pensamientos propios, resonando con ecoica fuerza. No solo el timbre de "voz" lo hacía reconocer inmediatamente de quien se trataba, sino además aquel poder y claridad en el mensaje que difícilmente lograba sentir de otros telépatas, incluso la pelirroja con la que usualmente solía comunicarse por aquel mecanismo. Su semblante se torno serio y miro el camino al frente, acelerando nuevamente -Tendremos un cambio de planes, Satsuki...- piso el pedal a fondo y el comenzó a surcar con extrema velocidad la ciudad hasta su destino, La Mansión X.

Rol Off.
¡Satsuki, continuamos en el link de La Mansión X, para darle continuidad a la trama! ¿Te parece? Excelente rol, por cierto, muy divertido verte rolear con Lance Jaja.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Admin el Mar Mayo 03, 2011 9:16 pm

~Crónica cerrada.

Admin
Admin

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 29/03/2011

Ver perfil de usuario http://xmen-lazosdesangre.foro-gratis.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1.- Cyber 1.0 (Libre.)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:32 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.