Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Buscando - En la mansión

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Buscando - En la mansión

Mensaje por Moderador 1 el Miér Jun 15, 2011 12:56 pm

Charles Xavier


El abismo bordeaba un camino plateado, que finalizaba en una especie de monitor donde un casco plateado descansaba en un tablero. No había un techo en linea recta, sino por el contrario, una cúpula blanca metalizada se abría sobre la habitación, tan diferente de las otras de la mansión. La puerta de metal en la cual una X parecía tallada en el metal hizó un sonido apenas audible mientras se separaba para dejar entrar un halo de luz y una silueta sentada sobre una silla aparecía tranquilamente sentada del otro lado de la puerta. Llevado por una silla, un hombre de rostro impasible y conocido por todos los habitantes de la mansión empezó su camino por ese puente color metal que lo separaba del importante y valioso objeto que esperaba al final de este. Charles Xavier era el único que tenía permitido usar a Cerebro, dado que incluso para su prodigio Jean Grey o para la más pequeña de las telépatas, Rioco, esto traería muchos problemas y pondría en riesgo sus vidas.

Una vez frente al tablero, Xavier tomó con ambas manos el casco y lo posó sobre su cabeza, cerrando sus ojos como era su costumbre. Aspiró el aire y empezó a concentrarse, mientras que, frente a él, una enorme pantalla aparecía semi transparente, mostrando diferentes puntos del mapa mundial. Él había sentido un mutante, uno que gritaba su nombre y no solo eso, el despertar de una ira terrible que amenazaba con destruir a toda la raza en caso de no ser opacada. Entonces como una figura que se maneja en silencio por las sombras, mientras todo a su alrededor se mueve rápidamente, Xavier empezó su viaje hasta aquel lugar. Vio un rostro de rasgos azulinos, hermosa a simple vista pero notoriamente perturbada.
- Quiero encontrar esa academia.... la academia de Charles Xavier.... -
La habia escuchado, completamente perdida. Xavier abrió los ojos y se vio nuevamente en la soledad con Cerebro. Nuevamente cerró los ojos y llevó sus dedos al entrecejo mientras murmuraba - Soma -

Debía acudir a ella cuanto antes, pero su imposibilidad de movimiento no le dejaba más opcion de recurrir a sus estudiantes. Sus valiosos Hombres X. Dejó a Cerebro donde debía estar y, en un rápido movimiento se volteó - Necesito que vengas cuanto antes a mi despacho - dijo en un mensaje mental a uno de sus más valiosos estudiantes.



Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Kitty Pryde el Miér Jun 15, 2011 8:03 pm

Kitty no quería -!en serio no quería!- husmear por ahí pero no podía evitarlo, últimamente las cosas estaban demasiado.. ¿cuál era la palabra que buscaba?.. !Ah, si!, estresantes, si, eso mismo. Habían pasado ya varias semanas desde que se encontrase en aquel callejón siniestro con Wade Wilson y el Centinela -como después averiguó se llamaban esos armatostes- y aún no había tenido tiempo de charlar con nadie acerca de ello; aquel ambiente que se respiraba en todos los rincones -espeso y asfixiante- preocupaba a la inquieta sombra e incluso -!milagro celestisal!- le impedia armar barullo y hacer de las suyas en cada pasillo, seguramente Scott Summers debía estar bastante aburrido sin idear castigos novedosos para la traviesa chiquilla.

Quizá no era para ella -lo más probable, definitivamente- aquel mensaje que su subconciente delirante y vagabundo captó al momento que ella se dirigía al despacho del Profesor Charles Xavier, afuera, el día comenzaba a declinar y las sombras a desplazarse para reclamar los recovecos ocultos que día con día, le servían de refugio callado. Katherin frunció el ceño y suspiró largamente, dirigiendo sus pasos por puro instinto hacia la sala donde "Cerebro" se hallaba, y seguramente, también el Profesor.

Solo una vez recordaba la inquieta Shadowcat haber estado en aquel sitio de apariencia fría e intimidante, rodeada de placas de acero y aquel -a su percepción y muy interno pensar- ridículo casco, ¿sería acaso, bienvenida en aquel santuario casi exclusivo de los telépatas como Jean Grey, su pequeñ amiga Rioco, e incluso, el mismo Charles Xavier?.

No hay peor lucha, que la que no se hace

Pensó pícaramente la pequeña castaña, sonriendo de forma taimada y traviesa mientras recorría los inmensos corredores, atravesando de vez en cuando, por pura pereza, las paredes de acero y concreto, evitándo así, dar enormes rodeos o bajar por ascensores, !su don era tan divertido!, casi como los dolores de cabeza que le causaba al dirigente de los Hombres X.

-Un dia, no tendré tanta suerte-

Musitó entre dientes, frunciendo el ceño ligeramente al descender el último tramo del pasillo, deteniéndose ante el umbral de la pesada puerta de hierro, ¿qué debía hacer ahora?, ¿tocar?, ¿esperar a que alguien más, por gracia divina, la encontrase ahí parada esperando?, ¿atravesar la puerta con el desenado de siempre?.. Mmmm.. No era una mala opción.

La chiquilla de iris oscuros arrugó la nariz mientras meditaba una milésima de segundos, lo que haría a partir de ese momento, quizá estaba metiéndose donde no le llamaban, quizá estaba jugando -de nueva cuenta- con fuego y saldría peor parada que siempre, y quizá tambien se estaba buscando otro castigo mítico y ejemplar de Summers, pero.. !Bah!, ¿qué mas daba?, despues de todo, lo vivido, nadie se lo iba a quitar.

Bien Pryde.. Ya no hay marcha atrás

Se conminó la pequeña e inquieta Shadowcat, respirando profundamente y posando primeramente las puntas de los dedos en el frío acero, hundiendose lentamente en él como si fuese una membrana que la envolvía cada vez más. Katherine se permitió deleitarse con las sensaciones que levantaba el contacto de su forma etérea con aquel sólido, !si tan solo pudiese ver en esos momentos, sus propias moléculas vibrando!, sería el final perfecto para tan bizarro día.

Kitty finalmente traspasó aquella plancha de acero, sonriendo triunfante como cada vez que se permitía el deleite de su propia y vaporosa "inexistencia", mas cambiando sus facciones y aclarando la garganta, recuperó la compostura y miró curiosa hacia el extremo de aquel pasillo sin paredes, largo y estrecho. En efecto, ahí estaba el hombre que ella espeaba ver, incansable como siempre, meditando como otras tantas veces, la pequeña Shadowcat lo había sorprendido.

-Emmm.. ¿Profesor?, ¿interrumpo?, por que si es así, puedo esfumarme..-

Aquello, dentro de la timidez interminable que le atacaba frente a aquel hombre tan imponente a su parecer, la chiquilla castaña dejó escapar involuntariamente, una suave risa ante su última frase, tan.. peculiarmente apropiada para ella misma.

-Lo siento, no pude evitarlo.. No quise ser irrespetuosa-

Katherine sonrió levemente y se permitió acercarse un poco más, hasta quedar a una distancia segura y respetando el espacio personal del Profesor, mirando a su alrededor y enarcando una ceja ante los detalles que, en su primera visita, pasaron desapercibidos, hasta que, finalmente, habló con seriedad poco habitual en ella.

-Profesor, lo lamento, no pude evitar "escuchar" su mensaje.. ¿Sucede algo?-
Spoiler:

Off: Se que el mensaje dice "despacho" pero como no menciona que el profesor saliera de la sala de Cerebro, me tome la libertad de ubicar a Kitty ahí.. Si hay algun problema, simplemente avisen y edito con todo gusto ^^. Un beso!

Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Storm el Miér Jun 15, 2011 9:48 pm

El atardecer limpio y sereno se dejaba sentir en todo su esplendor, la brisa estival traía consigo aromas de lavanda y romero desde lejanos lugares, donde el clima era más beningno que en cualquier otra parte, y Ororo se hallaba en el balcón de su recámara, mirando el infinito horizonte que se teñía con los ocres naranjas del final de un día tranquilo.

Atardeceres así le hacían añorar Wakanda e incluso, El Cairo, tardes limpias y exquisitas, de suavidad impermeable y precaria luminosidad. Storm sonrió, estremeciéndose con la caricia del viento y recordando épocas no tan buenas, pero tampoco, menos memorables. ¿Acaso consideraba abandonar la Academia, a los Hombres X, y a su mentor, el Profesor Xavier?. No, la respuesta era llana y clara como una mañana naciente: Ororo Munroe jamás dejaría su hogar.

- Necesito que vengas cuanto antes a mi despacho -

Storm se sobresaltó, !tantos años y aún no se acostumbraba!, incluso se llegó a cuestionar si el mensaje era o no para ella, había algo en el matiz de urgencia de aquel eco mental que la preocupaba, haciendo surgir en su lisa frente un par de arrugas que acompañaban al ceño fruncido que ahora ostentaban sus facciones de ébano labrado. Ororo mordió su labio inferior y sin mas dilación dió media vuelta, caminando resuelta hacia el interior de la mansión, ignorando que afuera, el día perfectamente cálido y hermoso se teñía de un gris mortecino y apenas perceptible, a juego con el estado de ánimo preocupado de la ojiazul.

La mujer de níveos cabellos atravesó los corredores y las estancias principales, respondiendo apenas con una sombra de su habitual sonrisa maternal y haciendo eco en el alfombrado de los pasillos, debido a la rapidez con la que se desplazaba, dibujando en sus hermosos ojos celestes, una nota de genuina preocupación por lo que se pudiese encontrar tras las puertas del único sitio en el cual, sus poderes eran inservibles, a menos que quisieran una ventisca que los refrescara.

-!Profesor!-

Exclamó Ororo, adentrándose a la sala de Cerebro después de haber pasado por el riguroso reconocimiento, topándose ahí mismo con la inquieta Shadowcat, a la cual le dirigió una sonrisa ligeramente tensa mientras pasaba por su lado en veloz caminata hacia la única persona que, en esos momentos, ocupaba su atención: Charles Xavier

-¿Está todo en orden?. Lo lamento, yo.. Escuché su mensaje y creo que me dejé llevar por la preocupación-

El rostro de la mutante se suavizó, mas su mirada no perdió aquella chispa preocupada; Storm suspiró y le dirigió a Kitty un leve movimiento de cabeza, a guisa de disculpa por la intromisión y el alboroto. Storm debería tomarse unos días libre, definitivo; cada vez le preocupaba más y más aquel sentimiento de fatalidad que no la dejaba ni a sol ni a sombra y el cual, infinidad de veces, había discutido con el Profesor Xavier, pero sin embargo, aún se rehusaba la "Bruja del Clima", a dejar que su mentor ahondase en su mente, para saber la causa de tal desasosiego.

-Profesor, ¿hay algún motivo en especial, por el cual haya mandado llamar a.. cualquiera?-

No deseaba ser grosera, pero la presencia de Katherine Pryde en aquel recinto la confundía, ¿acaso la hiperactiva Shadowcat se había metido en problemas de nuevo?.

Storm

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 30/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Razones para creer.

Mensaje por Cíclope el Jue Jun 16, 2011 4:55 am

"Solo un poco más... no desistas ahora..."

Estruendos retumbaban inmensos al interior del cuarto peligro, espacio que no solo cumplía con la indispensable labor de preparar a las más jóvenes promesas del instituto, sino que además, de vez en cuando, era apartado como retiro solitario por alguno de los miembros que ya no poseían la gracia y vitalidad de los menores, sus superiores. Aunque la mayoría de ellos ya poseía un control pleno de sus dones mutantes, para unos ésto no era suficiente, nunca lo era, siempre debían exigirse más, alcanzar nuevos niveles y exceder sus limitaciones del día anterior; tal era el caso del líder de aquella patrulla mutante, arrojado sin descanso a una interminable carrera consigo mismo.

Solitario y reflexivo, su efigie se ubicaba en el centro del extenso y frío salón metálico, esta vez totalmente carente de cualquier suntuoso ambiente holográfico por los cuales era tan renombrado, dejándolo así totalmente desprovisto a nada más que sus propias capacidades y habilidades. Su rictus se exhibía tenso y pétreo, disimulando perfectamente los enormes afluentes adrenalínicos que corrían a través de sus venas, solo lo delataba su profunda y pesada respiración, haciéndolo inflar su torso con cada inmensa inspiración que realizaba.

Su cuerpo, excelsamente preparado para cada maniobra que éste era capaz de ejecutar, se mantenía estoico ante la aparente tranquilidad del momento; quietud que no era más que ilusoria. Así se demostró con lo que aquel recinto preparó para él a continuación, liberando una abrumadora cantidad de diminutos y fatales misiles inteligentes desde cada rincón del salón, rodeándolo y amenazando con acribillarle, en segundos, sin ninguna piedad. El desplazamiento de éstos comenzó paulatinamente, adquiriendo impulso y velocidad con cada centímetro recorrido; movimientos que fueron emulados por la diestra del temerario mutante, el cual dirigió ésta hacia el visor en su rostro. Con perfecta precisión, privilegiada incluso entre los más grandes tiradores conocidos, haces luminosos de intenso resplandor carmesí fueron liberados desde sus orbes oculares, proyectándose consecutivamente hacia los innumerables objetos que se aproximaban a su posición. Una enorme nube de humo y fuego se elevó por los aires del lugar, cubriendo completamente la figura del inamovible Cíclope, escondiendo asimismo su destino final tras tal fugas situación.

"Si me detengo ahora... jamás podré superar las otras pruebas, aquellas por las cuales hago todo ésto, protegerlos, yo debo... ¡Entregarlo todo!"

Un último estallido se manifestó dentro de la aciaga extensión de nubarrones oscuros y llamaradas, acompañadas por un resplandeciente fulgor rojizo que brotó de las mismas, disipándolas a su recto paso. A través de la brecha formada, lentamente emergió gloriosa la figura de aquel que nunca retrocedió un solo centímetro de su lugar, vástamente resguardado por sus habilidades, burlando los mismos limites de lo posible una vez más; pues para él, estos no eran más que barreras por sobrepasar, obstáculos que lo limitaban y no cuadraban con su gran visión de mundo. Un mundo donde los imposibles no existían, razón por la cual ciegamente nunca desistía en su fe por la relación fraternal entre humanos y mutantes, pues ésta era como aquella prueba que acababa de sobrepasar, algo por cumplir, aún cuando requiriese los más grandes de los esfuerzos y pesos, incluso si estos debían reposar sobre sus hombros. El creer en imposibles, era reconocer la existencia, por mínima que fuese, de que aquel anhelo jamás pudiese ser alcanzado.

Su aliento escapaba de sus pulmones velozmente, intentando recuperar la respiración entre tosido y tosido. Nunca disfrutaba aquellos pequeños placeres que sabía como otorgarse cada día, independiente de si así él lo prefería o la situación simplemente no lo ameritaba o daba el espacio. Tal fue el último caso, donde un voz muy conocida por el mutante resonó en lo más profundo de sus pensamientos, como un eco que inmediatamente activó los sentidos y cuerpo del líder. Dejó atrás el nubarrón oscuro y salió a paso veloz, a través de aquellos iluminados pasillos, hacia una de los colosales portales aledaños, como todos, macado por una gran equis {X} en su fachada frontal. Las puertas se abrieron inmediatamente ante el paso de Summers, cual si reconocieran la presencia del mismo tras un fugas análisis. Creía haber visto entrar a Tormenta segundos antes que él; finalmente, tras su incorporación a la reunión que se efectuaba dentro de tal salón, Cíclope comprobó ésto último.

Observó intrigado la presencia de la estudiante Kitty Pryde, la cual aún cuando ya portaba el rango de miembro de la patrulla X, el líder de terreno de los mismos, nunca estuvo totalmente de acuerdo ante tal inmersión, considerándola que aún no se encontraba totalmente preparada para los peligros que acarreaba tal empresa. Asintió brevemente -Profesor, Ororo... Katherine... ¿Ha ocurrido algo? ¿Encontró la ubicación de Magneto, Profesor?- Preguntó inmediatamente, dado el singular lugar elegido por el profesor X había escogido para citarlos, las mismas entrañas de Cerebro, lugar rara vez concurrido por otros que no fuese él y los más altos mandos de la mansión.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Jean Grey el Jue Jun 16, 2011 10:29 pm

El día se le habia hecho más pesado de lo habitual. De por sí, había dado mil vueltas antes de poder conciliar el sueño y cuando este por fin llegó, también el alba lo hizo. La mutante de cabellos rojos no había descansado bien desde la última misión en la cual se enfrentaron a ese particular soldado que tuvo el valor de ponerse frente a Ciclope, Bobby y ella sin siquiera preocuparse por su propia seguridad. Y no solo eso, luego de la aparición de Magneto en esa reunión, la aceptación de la ley de Igualdad se volvía más una utopía que otra cosa. Si al principio fue dificil que saliese de la cámara de legisladores, ahora era imposible que el senado no la vetase. Jean se encontraba sentada en su habitación, con la puerta cerrada y un libro en sus manos, el cual apenas leía dado que su mente divagaba constantemente.

Si algo era capaz de acallar su espiritu impaciente era una buena novela, la cual lograba abstraerla de tal forma que Jean se olvidaba del presente y por más que este libro le tenía emocionada desde el primer capitulo, el presente se negaba a huir de ella.-"José Arcadio Buendia no logró descifrar el sueño de las casas con paredes de espejos hasta el día en que conoció el hielo. Entonces creyó entender su profundo significado. Pensó que en un futuro próximo podrían fabricarse bloques de hielo en gran escala, a partir de un material tan cotidiano como el agua, y construir con ellos las nuevas casas de la aldea. "- leyó en voz abstraída de aquel libro llamado Cien Años de Soledad. Los ojos verdes de Jean se perdieron entre las letras, repitiendo esas palabras en su mente- ¿Es posible...construir algo a partir de algo tan cotidiano? ¿Construir un futuro a partir de algo tan íntimo como la esperanza...? - repitió cerrando sus ojos para simplemente sonreír. No era ella la filósofa del equipo, sino Hank. Pero entonces una voz retumbó en su mente, haciendo que se sentase firme rápidamente, cerrando el libro entre sus manos. -¿Profesor? - dijo en voz baja mientras depositaba el libro en la mesa de noche.

Salió con paso veloz de la habitación para dirigirse al despacho de Charles, quien solo recurría a ese método de comunicación cuando eran asuntos urgentes que necesitaban una rápida atención. Vestía bastante formal para estar sola en su cuarto, pero aun así, era su forma de ser. Jean nunca estaba desarreglada sin importar la ocasión, luciendo ahora una blusa negra cruzada en el frente y un pantalon largo con unas sandalias de tacones. Gambito siempre la molestaba por esa formalidad a la hora de elegir prendas de vestir, diciendo que parecía que siempre estaba lista para salir y nunca se movía de la mansión.

Al llegar a la sala de Cerebro, la mutante no pudo más que mirar a su equipo sorprendida. Ella pensó que ahí estaría solo Charles, pero no, tanto Kitty como Scott y Ororo estaban desde antes. Miró a Kitty algo sorprendida, sonriendo aún así. Podía notar en Scott su nula aprobación a la presencia de la mutante en ese lugar, dado que hacía nada había hecho una obra de arte con su auto, pero solo el tiempo curaba los nervios de Ciclope. Aun así sabía que él y la pequeña sombra nunca se llevarían del todo bien. Caracteres extremadamente diferentes...-Profesor, recibí su llamado. ¿De que se trata todo esto? - preguntó a Storm al pasar junto a ella, viendo luego a Charles.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Moderador 1 el Sáb Jun 18, 2011 6:11 pm

Charles Xavier


La primera en aparecer frente a él, utilizando sus poderes mutantes fue la inquieta Kitty. Una sonrisa se dibujó en los labios del profesor, invitándola con un movimiento de cabeza a que se acercase con confianza - Esta bien, Kitty. Te he llamado y me alegra que hayas venido tan pronto. Acércate, por favor - levantó la mano para hacer un gesto que le invitase a acercarse. Entonces, al girarse él sobre la silla y colocarse frente al tablero de Cerebro, la puerta se abrió, mostrando a una de sus pupilas más leales. Ororo no estaba acostumbrada a los llamados mentales, como si lo estaría Jean o Scott y siempre cuando Xavier le comunicaba que había una necesidad de verle, sobreentendía que había una urgencia de por medio. Por desgracia en esta ocasión no era diferente, dado que efectivamente necesitaba de sus hombres X cuanto antes - Ororo, adelante por favor. - Antes de seguir con su explicación la puerta volvió a abrirse, esta vez para permitir el paso al lider del equipo, Ciclope. Sin la necesidad de recurrir a sus dones para leer la mente de Scott, Xavier supo al instante su desconcierto al ver a Shadowcat en el recinto -Kitty está aquí porque la he escogido para formar parte de una misión. Sus acciones en la academia últimamente han demostrado que necesita tener más contacto con sus compañeros mayores y bajo la tutela de ambos, es muy posible que nuestra pequeña sombra aprenda algo durante este viaje- Y con esas palabras Xavier dejó en claro cual era la razón por la cual había llamado al equipo. Tenían una misión.

Y entonces la puerta se abrió por ultima vez. Esta vez fue Jean quien ingresó por ella, viendo a sus compañeros con la misma perplejidad que los demás observaban al profesor. - Creo que es tiempo de explicarles por qué los he mandado a llamar - dijo el profesor, apretando un botón del tablero. Frente a ellos apareció una gran pantalla holográfica en la cual se veía una fotografía de una mutante. Su piel era azul. La fotografía había sido captada justo cuando ella aparecía de la nada en un bosque. Charles se giró en su silla y cruzó sus dedos sobre la misma para ver a su equipo.

Nombre: Chandra
Lugar de nacimiento: Desconocido.-
Edad: 20 años.-
Especie: Mutante.-

-Esta mutante está tratando de localizar la academia pero aun no tiene el dominio sobre sus poderes. Está asustada puesto que no puede mostrarse en las calles como cualquier otro mutante dada su condición física.- sin voltear a ver el holograma, el profesor levanto la mano y con un pequeño control que tenía en sus manos hizo que la imagen cambiase para mostrar un mapa con coordenadas para resaltar con un punto rojo titilante un sitio en especial - Las coordenadas son 25º Longitud noreste, en parque protegido de New York. Se ha impedido que llegue a esta zona la urbe por lo cual es lo más parecido a un bosque salvaje que pueden encontrar en la ciudad.- Llevó nuevamente sus manos hacia adelante y les dedicó a sus estudiantes una mirada seria pero calma. -¿Alguna pregunta?-



Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Kitty Pryde el Lun Jun 20, 2011 9:42 pm

Spoiler:
off: Lo siento, lo siento!!.. Fin de semana de locura ToT

Kitty sonrió ligeramente cohibida cuando la voz del profesor -su voz real y tranquila- resonó en las paredes de la habitación, invitándola a acercarse a la par que corroboraba que aquel mensaje -!quién lo hubiese dicho!- era realmente para ella, aunque la inquieta sombra, dudaba de ser la única convocada.

Katherine estaba a punto de abrir la boca para preguntar de nueva cuenta que era lo que sucedía, cuando la aparición intempestiva -y poco propia de ella- de Storm llenó la estancia con el revuelo de su amplia falda multicolor y los tacones que resonaban en el silencio. Shadowcat le sonrió aún más cohibida que el profesor, pues pocos días antes, la mujer de blancos cabellos había tenido una severa charla con la castaña, a propósito de un "desacato" a la autoridad -por millonésima vez-; pero no era solo eso, el simple hecho de estar ahí, en un sitio donde solo habia entrado una vez por error, y más aún, "invitada" por el Profesor, llenaba de cierta inquietud a la chiquilla, la cual, nerviosa, cambiaba el peso de su pie de un lado a otro, intentando dilucidar sin mucho éxito, el por qué de la llamada.

La traviesa sombra ladeó el rostro con suavidad al escuchar la última frase de aquella mujer que ella había llegado a apreciar como una madre, su timbre ligeramente preocupado, escondido bajo la natural capa de tranquilidad, le daba a Kitty la sensación de estar ante una extraña con la imagen de Ororo, y más aún, cuando se refirió a la intrusión de la joven mutante como si ésta, fuese una equivocación.

-Tampoco se muy a ciencia cierta, que hago aqui-

Musitó Katherine con cierto deje arisco que intentó maldisimular con una sonrisa que más que eso, parecía una pequeña mueca enfurruñada de niña pequeña. ¿Cuándo iba Kitty a madurar y dejarse de niñerías?, eso solo el tiempo -y nadie más- podría decirlo. La joven sombra estuvo a punto de agregar algo más, cuando entró Scott Summers y Shadowcat, por instinto, retrocedió dos pasos, topando con el borde del pasillo y quedándose ahí rezagada, dirigiéndole al líder de los X-Men, una suave -y extremadamente seria- inclinación de cabeza a guisa de respuesta al parco saludo de Cíclope, ¿acaso ninguno de ellos la consideraba parte del equipo, o solo la miraban como la niña pequeña que causaba caos cada dos por tres?. La voz del Profesro Xavier impidió que agregara algo más a la situación, salvo un pequeño bufido exhasperado cuando explicó el por qué de su presencia: Quedaría bajo la tutela de los "mayores", bajo el mando de Cíclope.. Oh, oh.. Scott iba a abandonarla en Siberia, !seguramente lo haria!.

Katherine suspiró y se mordió la lengua con fuerza para no hablar de más, aún tenía sobre sus hombros y conciencia, la mala jugada hecha al hombre de castaños cabellos durante el castigo y el regaño de Storm por lo mismo, justo despues de enterarse, dias atrás. Kitty reflexionó mientras la voz de Summers resonaba en el recinto, como momentos antes la del Profesor y la de Ororo; si la trataban como una chiquilla, era por que se lo había buscado al comportarse como una, creando caos a cada momento; luego entonces, si el Profesor Xavier la había mandado llamar, bien podía ser su oportunidad de demostrar que merecía estar en la patrulla tanto como cualquiera de ellos. El orgullo de Kitty parecía exhudarse por cada uno de sus poros.

Finalmente, antes de que pudiese cavilar más la pequeña sombra, hizo su aparición la mujer que ella esperaba ver desde el inicio a lado del Profesor: Jean Grey, una de las alumnas más notables de la Academia, "amiga" de Storm, profesora de Kitty y.. ¿controladora de Scott?

!Basta Pryde, que luego te metes en líos por externar tus ideas!

Olvidando por un momento sus elucubraciones infantiles, Pryde entornó la mirada cuando apareció una pantalla holográfica y en ella, la imagen de una creatura -fascinante según Kitty-, al parecer mujer, y que escuchó se llamaba "Chandra". Shadowcat mordió su labio -el cual comenzaba a temblarle ligeramente- cuando escuchó la breve explicación del Profesor, imaginar a aquella mujer buscando la academia, escondida y quizá con cierto temor, calaba profundo en la irreverente chiquilla, que, como fuese, tendía a poseer una veta sentimental que nadie conocía a fondo.

-¿Alguna pregunta?-

Quizá Kitty pecaba de irreflexiva, quizá Scott SI terminaría abandonandola en Siberia, o quizá esa sería la oportunidad que la sombra necesitaba para demostrar que era tan buena como cualquiera de ellos, por lo que, incluso a ella misma le sorprendió escucharse decir, seria como jamás en su vida, la frase que sabía, marcaba el inicio de un fin.

-¿Qué estamos esperando?-

Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Storm el Lun Jun 20, 2011 10:32 pm

Storm permaneció junto al Profesor, irguiéndose a su lado como una especie de guardiana mientras examinaba sin comprender aún del todo, la presencia de Kitty y el llamado de aquel hombre, ¿acaso más problemas?, ¡algún nuevo ataque Centinela?, ¿algo que pusiera en riesgo a la Academia y la integridad de los chicos que ahí se refugiaban?.

La mente de Ororo era un torbellino, por lo que la entrada inesperada de Scott, le hizo dar un pequeño salto antes de recomponer las facciones y mirar larga y tranquilamente al líder del equipo, saludándolo con una tensa sonrisa al notar la frialdad de su saludo y el ambiente tenso entre éste y la sombra que retrocedía. La mutante de cabellos bancos le lanzó una mirada de advertencia a Katherine, esa chiquilla tenía que aprender a cuidar su lengua y lo que externaba, pues siempre terminaba por meterse en problemas -más de los usuales- gracias a ello, y más aún, despues de lo hecho a Cíclope.

Tormenta respondió con una sonrisa suave y una ligera inclinación de cabeza al saludo de Scott, mientras escuchaba atenta la andanada de preguntas que el hombre -al igual que ella- dejó fluir apenas terminó las formalidades. ¿Qué era realmente lo que sucedía?, algo debía ocurrir para haber convocado a más de uno a aquel lugar, y lo que el Profesor dijera, segundos despues, para explicar la aparición de la joven sombra, dejó perpleja a la mujer de celestes orbes por eternos segundos, eso, sin duda, sería una verdadera prueba tanto para Katherine, como para Cíclope, y una vez más, ella quedaría como mediadora.

-Profesor, no creo que sea una buena idea..-

Comenzó a decir, mas la irrupción de Jean cortó de tajo sus cuestionamientos y objeciones al pequeño plan del hombre junto a ella, centrandola de nuevo en el problema que estaba por escuchar. La mujer de cabellos de fuego pasó a su lado y externó la pregunta que todos se estaban haciendo desde hacía ya, varios minutos: ¿De qué se trataba todo eso?.

-No tengo una idea certera, Jean-

..Y el silencio se hizo de nueva cuenta, expectante y pesado, mientras en la pantalla se desplegaba una fotografía y un perfil escueto de aquella creatura incomprendida. Ororo entornó la mirada y finalmente, bajó la cabeza, sacudiéndola en un ademán de impotencia durante la explicación del Profesor, grabándose a fuego la ubicación y escuchando con cierta urgencia, la última pregunta de aquel sabio hombre, así como la irreverente pregunta de Shadowcat, !le quedaba tanto por aprender a aquella chica!-

-La paciencia es una virtud Khaterine, y debes aprender a emplearla-

Acto seguido, giró ligeramente para encarar a Scott y Jean, sus dos compañeros de mayor rango y, con las palmas hacia arriba, enmarcó sutilmente con ese gesto la pregunta de Kitty.

-Cuando ustedes decidan, mientras más pronto hallemos a la chica, más pronto podemos ponerla a salvo-

Storm

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 30/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Cíclope el Mar Jun 21, 2011 5:43 am

-Bien dicho, equipo; cuanto antes, mejor. Partimos dentro de veinte minutos. Profesor, nosotros nos encargaremos de esto- respondió firme Cíclope, asintiendo con la mayor de las formalidades a las instrucciones entregadas por su mentor, el espíritu y corazón de los hombres X, Charles Xavier. Entregó, asimismo, una mirada confiada y segura a cada uno de los otros miembros presentes, sin discriminar a la pequeña sombra, Kitty Pryde, buscando en los ojos de éstos el reflejo de aprobación ante la tarea encomendada. Pues para él, la confianza y la unión como un equipo pertenecía al valor más fundamental de los hombres X. Esa era la verdadera fuerza tras aquel grupo, unidos bajo la más literal aplicación de la antigua y cliché máxima: Uno para todos & todos para uno.

No tardó en estar perfecta e impecablemente preparado para salir. A los diez minutos ya se encontraba en el inmenso hangar que ocultaba el subsuelo de la mansión, afinando detalles de la negra nave en la cual se transportarían. Su rostro no mostraba mayor duda, estaba totalmente preparado para despegar en cualquier momento. Como cualquier otra misión a la que hubiesen sido enviados con anterioridad, la rutina no lo doblegaba, pues en cada una de éstas ponía todo de sí. No era un confuso y desamparado mutante más con el cual se iba encontrar, al contrario, era alguien que, tal como él hacía tantos años, necesitaba la más sincera de las ayudas posibles en un mundo que pasaba por una etapa tan siniestra para los mutantes. -¿Todos arriba?- preguntó finalmente desde el asiento del piloto cuando los veinte minutos habían transcurrido, prendiendo los motores de la nave y observando decidido al frente, iniciando el despegue del ave negra.
Off.:
Tras exhibir todos su salida, el profesor nos dará el lugar donde seguir posteando. ¡Saludos! Wink

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Jean Grey el Mar Jun 21, 2011 2:10 pm

Una sonrisa se dibujó en su rostro luego de que el profesor terminase con su explicación. Parecia no ser una misión dificil y ese lado maternal que tanto le identificaba con los estudiantes no podía evitar sentir una especie de pena por esa mutante que el holograma había mostrado frente a ellos. Ella sabía lo que era sentirse perdida y sola, completamente fuera de lugar del mundo. Esa muchacha tenía rasgos angelicales e infantiles a la vez, así como la pena marcada en su rostro por lo que seguramente se sentía una completa extraña en una ciudad como New York. La pelirroja asintió a sus compañeros y al profesor, siguendo con la mirada a cada uno con la mirada mientras se volteaba hacia Kitty - ¿Nerviosa con tu primera misión formal, Shadowcat? - preguntó a la miembro más joven del equipo, sabiendo que había estado castigada por el mismo Cíclope. Él solía hablar de ella cada vez que compartían opiniones acerca de los estudiantes , y si bien nunca dejaba en claro su negativa formal a que Sombra estuviese entre los X-Men, se notaba que la veía aun como una alumna. Eso se vio reflejado incluso en su decisión de aplicarle el castigo con una mutante más joven que no pertenecía al equipo aun.

Pero ella no podía decir mucho acerca de Kitty. Cuando era más joven había tenido muchos problemas en la academia. Incluso el profesor tuvo que enviarla a su casa luego de que hubiese utilizado su poder telequinetico en sus compañeros en un momento de molestia con Scott y Warren. - Vamos. - agregó finalmente, siguiendo a Cíclope para salir del lugar y dirigirse a la misión.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Moderador 1 el Mar Jun 21, 2011 2:29 pm

Charles Xavier


Nada unia al equipo como las misiones. Cuando la pequeña Kitty recibió el uniforme nadie apoyó la decisión de Charles pero, si los X-Men se remontasen al pasado entenderian que nadie estaba exento a errores, incluyendo el mismisimo lider del equipo, quien ahora era un hombre echo y derecho. Xavier dibujó una sonrisa en su rostro mientras los veía volteandose, yendo a buscar a esa mutante perdida. Recordó los momentos en los cuales Scott llevado por los celos que despertaba Angel, se enfrentaba a él en el cuarto del peligro. Todos eran humanos, todos eran mutantes...todos eran iguales. Kitty era un reflejo de lo que cada uno en esa habitación fue una vez, y Charles estaba seguro que ella sería una gran mujer algun día. Un miembro apreciado del equipo y una leal compañera para ellos. Todo el equipo se marchó hacia las coordenadas explicadas pero antes de irse, Xavier elevó la voz hacia su pupila más cercana - Jean, espera. Tengo otra misión que encomendarte a ti - dijo acercandose en su silla hacia ella. Ultimamente había habido movimientos y cambios interesantes en muchos de los estudiantes: dos en especial. -Scott, Ororo y Kitty pueden hacerse cargo de Chandra. Debemos hablar acerca de un asunto de extrema importancia- empezó a decir, volviendo a girar la silla hacia el tablero de Cerebro una vez que todos los miembros del equipo se hubieron marchado, quedando solo la pelirroja con él. - Los nombres Alyson Jordan y Adam Harrigan te son familiares ¿No es así? - pregunto, sabiendo que la respuesta de la pelirroja sería afirmativa.

Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Jean Grey el Sáb Jun 25, 2011 2:10 am

La pelirroja detuvo sus pasos al instante en que el profesor le hizo saber que a ella se le asignaría otra misión. Vio como sus compañeros se alejaban y la puerta volvía a cerrarse para dejar solo a Jean con el profesor en la cámara de Cerebro. No pudo más que sentir incertidumbre ante la revelación de Xavier acerca de la importancia de la misma, volviendo hacía él mientras el sonido de los tacones de sus botas hacía eco con cada paso que daba para posicionarse junto a la silla de Charles Xavier, viéndole preocupada, llevando su diestra hacia los labios para posar su dedo mayor e indice en sus labios, viendo al profesor quien tenía su mirada puesta sobre el tablero - Profesor, ¿qué ha pasado? - preguntó sin que se notasen sus ansias en su semblante tranquilo, más siendo sus ojos verdes como esmeraldas, la ventana a su inseguridad acerca de la noticia que estaba por recibir.

- Los nombres Alyson Jordan y Adam Harrigan te son familiares ¿No es así? - La pregunta del profesor la dejó algo descolocada. Ambos eran estudiantes de ella pero si bien tenía una clase con Alyson, solía compartir más tiempo con Adam. El hecho de que él tambien fuese un telepata era muy relevante en ello. Jean trataba de ayudarle con sus poderes y el dominio sobre estos, así como buscaba ayudarlo a controlar su ira. Observó seriamente al profesor, cruzandose de brazos - Ambos son mis estudiantes. Alyson es conocida como Felina entre sus compañeros y Adam escogió el seudonimo Anarchy. Profesor ¿ Ha sucedido algo con ellos dos? -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Admin el Dom Jun 26, 2011 8:04 pm

Charles Xavier

-En efecto, Jean- replicó el inválido hombre, asintiendo con aquella parsimonia característica que lo ensalzaba no solo dentro del instituto que él dirigía, sino también entre los otros grandes representantes de la estirpe mutante misma. Su mirada reflejó una profunda seriedad, frunciéndose sutilmente su entrecejo al buscar la manera apropiada de como expresarle a su primer estudiante el malestar por el cual la había citado. Un momento incómodo se formó entre ambos, instancia rara vez generada entre ellos, curioso incluso si se considera la naturaleza telépata que los distinguía. -Jean, la otra noche tuve un sueño. Un sueño de un joven mutante perdido entre sollozos y gritos de dolor; ¿Tú también lo tuviste, no es así?- preguntó uniendo las yemas de sus dedos frente a él. Y si, en efecto, él conocía bien que su joven aprendiz había experimentado la misma visión unas noches atrás.

El profesor volteó su silla hacia ella, llevando la diestra a un costado de su sien, buscando el asentimiento y permiso de ésta para iniciar una conexión mental entre ambos. Tras ver la respuesta positiva de Jean Grey, el profesor cerró sus ojos y ondas de energía telepática fueron emanadas desde los rincones más profundos de su pensamiento, proyectándose en la realidad misma que la pelirroja podía experimentar y sentir. El salón cerebro fue reemplazado por una ciudad en llamas, totalmente destruida por los fuegos de lo que parecía había sido una guerra sin semejante. El profesor comenzó a desplazarse por el terreno arrasado, conocido con anterioridad por ambos, los escombros se apartaban a su paso, casi como si formasen un camino predeterminado hacia un punto específico.

Que visión tan horrenda. Muerte y fatalidad, nada más podía entreverse en aquel sendero de odio y exterminio. Humanos, mutantes, conocidos, desconocidos... no había discriminación en la muerte generada por tan abominable guerra. No tardaron en ver la imagen más cruda, si eso era aún posible, de todo aquel paraje desolador. Logan, Ororo, Bobby, Rogue, Scott, Eric, Charles... Jean; ni siquiera ellos habían sobrevivido a la masacre. El rostro de Xavier no mostró sorpresa, ocultando tras su inamovible calma todo el pesar y malestar que le causaba tal escena, había entrado a tales recuerdos preparado ante lo que vería. Finalmente, se encontraron con una inmensa colina de caos y devastación, enroscada sobre sus mismos cimientos, como una estructura arquitectónica demencial y absurda. En lo alto se encontraba el culpable de tal mundo apocalíptico, un descomunal coloso de flamas violáceas y ondas refractantes de purpureo resplandor, gritando en sollozos de lamento y buscando dañarse a sí mismo con manotazos salvajes y descontrolados. No parecía percatarse de la presencia de sus dos observadores.

-Acá es donde desperté y no logré ver más del sueño. Al día siguiente no pude olvidarme de tal visión, vine al cuarto cerebro y rastreé si alguien había proyectado tal pesadilla en mi. Lo que descubrí fue... tan sorprendente como angustiante- Se adelantó a Jean, acercándose escasamente a la torre formada por el gigante de energía. -Adam, ¿Puedes escucharme?- la bestia reaccionó inmediatamente al llamado de su nombre, alterándose aún más y propiciándose golpes crecientemente devastadores en su cuerpo -No tiene porque ser así, Adam. Puedes controlar el poder... debes enfocarte en tú usar tu don y no que éste te use a ti- habló aún con el tono de voz tranquilo y sereno de su timbre. La bestia observó en furia a ambos visitantes, liberando un gemido desgarrador, extendiéndose de manera brutal sus fauces tan grandes como la realidad misma, devorando la luz y los cuerpos de quienes la interrumpieron. -Mantén la calma, Jean... no puede dañarnos, no ahora-. Segundos tras el ataque del ser, la oscuridad se disipó dando paso una vez más a la iluminación del salón Cerebro.

-No solo descubrí que Adam fue quien creó tales imágenes en mi sueño, sino que lo hizo con todos los demás habitantes de la mansión... actuó de manera inconsciente, solo aquellos con dones telepáticos pudieron percibir tal ilusión como tal. Adam es tu estudiante Jean y me preocupa inmensamente su crecimiento... tal como tú, es un mutante de nivel Omega, y temo por que vaya a perderse en la responsabilidad que ésto conlleva- mencionó finalmente en un timbre de voz decaído -...Lo cité a mi oficina el día de ayer y no se presentó, ¿Alguna idea de donde pudo haber estado, Jean? Según me comentó Hank, ayer faltó a su clase-

Admin
Admin

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 29/03/2011

Ver perfil de usuario http://xmen-lazosdesangre.foro-gratis.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Jean Grey el Jue Jun 30, 2011 3:05 pm

La pelirroja había cruzado sus brazos de forma que sus manos se posasen sobre la parte lateral de ellos, viendo con la cabeza ligeramente caía hacia la derecha al profesor Charles. Sus labios rojos hacian juego con su cabello largo y envuelto en bucles y ondas escarlatas, mientras su piel blanca permitía que sus ojos color esmeralda resaltasen como si fuesen gemas insertadas en la porcelana. En ningun momento dejó de ver al profesor Xavier, notandose en su seño fruncido la preocupación por aquello que él queria revelar. En el instante en que Charles mencionó algo de un sueño, Jean cedió en la mirada, bajando lentamente la cabeza para ver el suelo. Rapidamente sintió como si algo envolviese su mente, como un hilo astral que le unía a aquel hombre que había sido como un padre para ella. Sus ojos que veían el mundo humano, lentamente empezaron a ver otras imagenes, diferentes a las que cualquiera pudiese observar. Ese no era el mundo real, sino el plano mental que se abría ante ambos telepatas como un oasis de recuerdos y memorias.

De repente todo a su alrededor se volvió caos y dolor. El fuego se había apoderado del mundo, destrozando las esperanzas que les habian impulsado a pelear contra todos para poder traer paz. Todos esos sueños habían desaparecido con quienes luchaban por mantenerlos. En el suelo había cadaveres, tan conocidos que un escalosfrios recorrió a Jean de pies a cabeza y sus ojos verdes se llenaron de lagrimas mientras llevaba la palma a su boca entreabierta por la impresión, acallando un sollozo. Había visto ese sueño, lo había notado y lo recordaba, pero el ver nuevamente esa recreación era tan chocante como lo había sido verla en la noche en forma inconsciente. Bobby estaba en su forma humana sobre el cadaver de Ororo, como si una onda de fuego los hubiese sometido sin piedad. Scott ya no tenía sus lentes, algo los había consumido de forma tal que quemó tambien su piel. Kitty yacía en los brazos de un Peter tambien inerte, como si en medio de la destrucción, los amantes hubiesen buscado cubrirse uno al otro. Logan, Xavier, ella, todos destruidos. Todos habían peleado contra el mismo enemigo y muerto sin tener la menor oportunidad. Pero ¿Quien había sido ese enemigo? Jean lo sabía y porque lo sabía, no quería aceptarlo. El mismo hombre que gritaba en medio de un dolor insoportable, buscando acabar con su vida de la misma forma que había acabado con las de sus amigos. El mismo joven que se sentaba ultimo en la fila de su clase y se quedaba anotando en su libreta dibujos en lugar de lo que ella decía en clases; el mismo joven que se perdía en medio del patio, sentado solo, separado de los demás por no saber tratarles. -Adam... - murmuró Jean sin notar que una lágrima de plata cubría sus ojos, para dejarse caer por su mejilla como si fuese una caricia confortante. Ella observaba como Charles, ahora de pie dado que se encontraba en un plano mental, se acercaba a esa bestia que contenía a quien una vez había sido su alumno. Jean caminó detrás de Charles, buscando sentir algo dentro de él que reconociese como humano aun, pero el odio era tal que la empática mutante no podía más que ceder constantemente a este - Dolor y odio...solo eso...solo eso ha quedado de ti... - murmuró mientras sus labios temblaban de manera inconciente, pero incapaz de ceder al llanto dado que, en esos momentos , ella debía ser el pilar que soportase el peso de él, la ira de él. Pero en un despliegue energetico, la bestia reaccionó de forma agresiva, emergiendo de él un poder acumulado en un grito desgarrador. En un acto reflejo, Jean levantó sus brazos para cubrir con estos su rostro. Fue tan real la visualización que hasta pudo sentir como su piel era consumida por un fuego violeta, llegando a sus huesos.

Entonces abrió los ojos y se vio en la sala de Cerebro. Su mirada estaba perdida en el tablero de la computadora, sintiendo una presión insoportable en la sien. Su corazón palpitaba tan rápido que sentía que iba a salirse de su pecho y su respiración estaba agitada. - Ese sueño... es más que eso, profesor. Pude sentir esa noche cada emoción que emergía de él. Pude sentir mi cuerpo ardiendo por su voluntad. Sabía que esta ilusión no estaba sucediendo pero... también sabía que no era un sueño...era más una advertencia. Algo que puede suceder, que va a suceder ...- dijo, levantando su mano y cubriendo con esta su propia frente, aliviando la presión de su entrecejo. Esas emociones palpitaban en ella de una manera alarmante, como si se negasen a desaparecer. - Él trata de advertirnos, una parte de él nos está mostrando que esto pasara y que debemos detenerlo. Teme perder el control...El odio que siente es demasiado intenso y Dios sabe que trata de creer en su sueño, profesor: Mutantes y humanos juntos en un mundo donde no nos discriminen, pero su fe se cae a pedazos con cada cosa que ve y escucha. Adam ha sufrido mucho, se ha aislado de todos, incluso de mi en estos ultimos meses. Antes me veía como su confidente y se quedaba despues de clases hablando de sus sueños, sus deseos, sus metas. Pero ...Desde hace tiempo se ha cerrado a mi tambien... - dijo llena de impotencia, culpandose de aquello que le atormentaba. Si algo llegaba a sucederle a Adam, jamás podría perdonarselo. Tragó saliva y dejó escapar un suspiro - Tampoco lo he visto. Los estudiantes me dijeron que harían un partido de basquetball con Coloso pero él no se presentó.-


Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Admin el Dom Jul 03, 2011 10:19 pm

Charles Xavier

-En efecto, Jean- Su cabeza calva asintió sutilmente, aún con las yemas de sus dedos unidas entre sí. No era un tema simple de tratar, ni siquiera de hacer referencia. Sin embargo, tampoco era la primera, tristemente no se trataba de un caso único. En todos sus años como director del instituto Xavier para jóvenes dotados, incluso a lo largo de su vida, había visto como algunas de las personas que fueron cercanas a él, amigos, hermanastros, estudiantes, habían caído víctimas del inmenso poder con el que fueron bendecidos y que jamás supieron dar un el uso correcto. Por el otro lado, estaban sus hombres X, aquel grupo de mutantes que bajo el alero de su protección, habían logrado mostrar al mundo, en más de alguna ocasión, que el sueño de Xavier no era imposible. Al contrario, era perfectamente realizable, mientras ambas partes estuvieran dispuestas a realizarlo. -Difícilmente podré aproximarme a él con su consentimiento, por esta razón, Jean, es que tú lo hagas y logres desvelar que es lo que yace en lo profundo de su mente. Aquel hambre voraz que lo está consumiendo cada día más y más. Hablaré con el resto de sus tutores para que tengan un ojo atento sobre su desarrollo a través de estas semanas. Adam es un peligro no solo para sí mismo, sino también para aquellos que lo rodean- Su mirada se clavó unos momentos en los claros orbes verdes de la telépata, dándole a entender la gravedad del asunto y la suma importancia que ella tenía en la misma. El profesor cerró sus ojos luego, suspirando intranquilo. Es difícil mantener secretos entre telépatas, las puertas de la mente son demasiado frágiles de por sí, como para que dos entidades busquen entrañar en las mismas; Xavier ocultaba un secreto, no era necesario leer su mente para saberlo, bastaba con indagar en sus facciones para saberlo. -Adam confiá más en ti que en cualquier otra persona de toda la academia-.

Las ruedas de su silla comenzaron a moverse, pasando inalterable por un costado de ella, dirigiéndose hacia la salida de Cerebro, a través de aquel angosto pasillo. -Tengo algo más que enseñarte, es sobre Alyson- musitó tranquilo al abrirse las puertas frente a él. Recorriendo los corredores metálicos del subsuelo de la mansión, el silencio de Xavier parecía sentenciar una mala noticia. -¿Han estado las cosas bien con Scott?- Preguntó el profesor rompiendo ese silencio incomodo en el viaje hacia su siguiente destino la enfermería de la mansión X.

Admin
Admin

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 29/03/2011

Ver perfil de usuario http://xmen-lazosdesangre.foro-gratis.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Jean Grey el Jue Jul 07, 2011 10:39 pm

La pelirroja conocida como Jean Grey todavía sentía en sus oídos los latidos insistentes de su corazón enloquecido. Las visiones ardían en sí como si hubiesen sido reales, recordando aquella noche en la cual despertó presa de la desesperación, buscando a su lado a Scott, para saber que no estaba durmiendo en su habitación dado que había salido para una misión de reconocimiento. Recordó como veía la muerte de cada uno de sus compañeros y la suya propia, destruida por un poder inimaginable que se desataba con cada grito que emergía de su portador. No supo con precisión de quien se trataba hasta que se vio sola en medio de la oscuridad, todavía sintiendo la transpiración recorrer su rostro y sus cabellos rojos cayendo sobre sus hombros. En esos momentos de soledad y calma, luego de acomodar sus propias ideas, Jean empezó a hurgar en sus pensamientos, buscando una pista de aquello que le pudo haber mostrado tan temible y despiadada visión. Y entonces recordó esa figura que el profesor acababa de mostrarle, solo que en su sueño, no tenía la forma de un monstruo espantoso consumido por el odio, sino que era un adolescente. Un joven de cabellos negros y piel blanca, que caía sobre lo alto de la destrucción, sin querer ver el fruto de su obra.

Jean llevó su mano hacia el rostro para posar sus dedos sobre la frente y así bajar por la cara, como si buscase eliminar los bosquejos de duda y pena que se podían vislumbrar en sus facciones -He tratado de hablar con él, profesor - respondió sin abrir los ojos, recordando aquel momento del pasado en el cual se había encontrado con su joven estudiante y había compartido una larga plática en la cual él le explicaba la razón de sus dudas - Adam no comparte la misma visión que usted, profesor. El odio de la humanidad hacia los mutantes es solo la primera capa de la cebolla. Él trata de aceptar lo que le enseñamos pero, por momentos todo se le va de las manos, como si se diese cuenta que solo obedece sin compartir la esencia de la enseñanza. - confesó la pelirroja mientras unía sus brazos en un abrazo propio, abriendo sus ojos verdes cual esmeraldas para ver al profesor con sinceridad, moviendo levemente la cabeza de un lado a otro como si lamentase lo que estaba diciendo - Yo puedo hablar con él, acercarme a él. Pero no se como lograr acallar su ira. En ciertos aspectos, me recuerda a mi cuando era una adolescente, luego de que me volví una mujer X. Recuerdo como la muerte de Annie empezó a consumirme, creando un monstruo en mi. Era mi propia culpa, aquella que usted me hizo enfrentar para poder continuar. En el caso de Adam, su monstruo es la ira. Furia contra el mundo que le enseñamos a proteger muy a su pesar -

Cada vez que hablaba con el profesor, recordaba la razón por la cual se había convertido en una miembro de la patrulla X. Recordaba los primeros años, tan difíciles al estar lejos de su familia y como lentamente empezó a hacerse de amigos. Como con la llegada de Ororo empezó a tener otra mujer con quien hablar y como la amistad con Scott terminó volviéndose amor. Rogaba que Adam fuese similar a ella desde que lo vio por primera vez, pero una voz interior le dijo que eso jamás sucedería.
Jean caminó detrás del profesor, separando sus brazos para moverlos paralelamente al cuerpo mientras la computadora Cerebro quedaba a sus espaldas, a lo que el camino de plata parecía irse apagando con cada paso que los alejaba del centro del cuarto - Alyson estuvo en detención con Kitty hace unos días. Scott estuvo supervisando su desempeño ¿Ha hecho algo de nuevo? ¿Tiene que ver con ese mutante Nocturne? - preguntó alarmada, sabiendo que, si bien ese mutante no habia tomado contras hacia el profesor, el hecho de que haya ayudado a que una estudiante se marchase sin permiso de la academia lo volvía peligroso y con esa acción, se había ganado la desconfianza de la telepata. Pero una pregunta de Xavier hizo que Jean relajase su rostro, esbozando una sonrisa algo tímida, mientras un rubor apenas notorio se notaba en sus mejillas dado que no esperaba que el tema de Scott saliese en medio de una charla semejante - ¿Las cosas con Scott?...Eh... Están muy...bien - tartamudeó un poco, como si lo dijese mecánicamente. Mientras caminaban, el silencio lograba que Jean dijese más de lo que diría con palabras -Nunca pude ocultarle algo. Es un trabajo algo difícil dado que ambos somos telepatas -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Admin el Dom Jul 10, 2011 10:54 pm

Charles Xavier

Charles sonrió vagamente a la respuesta discreta y sutilmente reveladora de su pupila. –No necesito de leer tu mente para saber que es lo que ocurre, Jean. Solo llamalo intuición, además, por supuesto, de ver la reacción que has tenido– rió afable, dando un respiro a la pelirroja. Su rostro lentamente retornó a la común pasibilidad de éste –El mundo está cambiando, no sabemos en que rumbo, y ambos, como el resto de sus compañeros, están soportando la inmensa carga que ésto representa. Scott ha decidido emplear mucho más que su tiempo, sino su vida, en pos de tal objetivo; el dar un sentido al torbellino de cambios que está envolviendo al mundo, por el bien de la raza mutante– Las ruedas se frenaron y el ameno director del instituto se volteó hacia la telépata, deteniéndose en medio del pasillo –Él necesita tu apoyo más que nunca, Jean, así como tú el de él– su faz expresaba confianza amistad, pero sus ojos calaban con tan profunda sinceridad en los iris verdes de ella, que pareció, por momentos, introducirse en lo más recóndito de su ser. Ahí fue cuando ella lo escuchó repercutiendo los muros de su pensamiento "Ser un hombre y mujer X no es solo dar apoyo incondicional a los mutantes a los cuales planeamos salvar, es también hacerlo con aquellos que trabajamos, colaboran y se han vuelto mucho más que amigos en todo este tiempo, su familia, nuestra familia... con la familia mutante" las palabras de Xavier se extendieron unos momentos más, como si un sentimiento confuso se infiltrara por momentos en Jean; el sentimiento de un deseo reprimido y anhelado. "Scott te ama y tú a él. Se que harán lo mejor para ambos, ahora y siempre".

El enlace mental terminó y para cuando ella retorno a la realidad, el profesor se encontraba ya varios metros adelantado en el pasillo, ingresando por las grandes puertas de la enfermería. –Es una lástima que Hank no se encuentre estos días en la mansión, le encantaría ver lo que Scott encontró– sus palabras hicieron nula referencia a los sucesos recién ocurridos, cambiando el tópico sin complicación alguna –Por suerte, no tiene que ver con Alyson y su encuentro con el joven Nocturne, mas si con ella. Observa ésto, Jean– en la pantalla principal de la computadora del salón médico aparecieron varios datos numéricos y estadísticos, acompañados de la proyección holográfica de un cuerpo femenino y juvenil. Las resultados de tales cifras revelaban un periodo de inestabilidad y mutación en el organismo examinado, algo que también solía ser conocido como... –Existe una alta posibilidad de que Alyson esté experimentando una segunda mutación–

Admin
Admin

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 29/03/2011

Ver perfil de usuario http://xmen-lazosdesangre.foro-gratis.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Jean Grey el Lun Jul 25, 2011 4:30 pm

Como siempre el profesor había demostrado poseer un don más allá de la telepatía y era la capacidad empática de reconocer lo que otros pensaban con el simple hecho de verles el rostro. El vínculo que los unía ya no era el de un maestro y una alumna, sino que para Jean, la imagen del profesor era equivalente a la imagen de un padre, un modelo a seguir, un guia...
Sus brazos se movían siguiendo su silueta que caminaba de forma segura y pausada, en un elegante contoneo de caderas siendo su cabellera pelirroja una suave y sedosa capa que cubría sus espaldas. A pesar de la quietud de su rostro, la mente de Jean continuaba estancada en los pensamientos de su joven alumno, Adam, quien parecía tener un temible conflicto en su interior. Y como si fuese una memoria eclipsada en los recovecos más oscuros de su mente, la pelirroja recordó una escena sucedida hacía aproximadamente medio año en la cual ella había visto a Adam viéndole de lejos, estando ella con Scott. En su mirada pudo sentir la sombra del odio, como si una rivalidad aflorase en su interior al ver al líder de los X Men. ¿Sería posible que Adam sintiese envidia de Scott? ¿Tendría todo esto que ver con su extraña actitud para con ella últimamente, encerrándose en si mismo como si atase todo su odio, cada vez más evidente gracias a sus dones telepáticos? La verdad, Jean temía que el joven estallase; que esa sombra en su interior creciese de tal manera que consumiese al muchacho de cabellos oscuros y mirada distante, tan seguro a la hora de exponer sus ideas y a la vez tan inseguro de hacerlo. Cada estudiante era para ella un trozo de sus sueños y deseos, sabiendo que de perder uno, perdería parte de ella misma en el proceso.

Aun así ese tipo de cosas preferia optar por no compartirlas con Scott. Últimamente ambos tenían menos tiempo para ocupar en su pareja, siendo esto un motivo de distanciamiento continuo. No había posibilidad de tener una salida ambos sin que esta terminase en un llamado de urgencia del profesor o de Ororo porque alguna situación nueva se había presentado. Jean tenía a sus estudiantes, Rioco siendo una telepata en potencia y Adam quien cada vez parecía ser blanco de más conflictos internos. Scott tenía la patrulla y todo lo que ello traía aparejado. Pero aun así las palabras del profesor no eran falaces; ambos se amaban y se apoyaban, siendo uno el punto de apoyo del otro. Siendo los brazos de Jean el lugar donde Scott escondía sus dudas y rebelaba sus inseguridades sin necesidad de hablarlas. Siendo el pecho de Scott el lugar donde Jean dejaba escapar sus miedos y temores, con un solo abrazo capaz de contenerla. Eso eran ellos dos. Amigos y amantes; almas gemelas.

Seguir al profesor la guió hasta la puerta de la enfermería. Un umbral plateado en cuya puerta se apreciaba una X brillante. Todo el suelo parecía espejado, notándose una serie de monitores y gabinetes dedicados a ayudar y sanar heridos. Jean arqueó las cejas para dirigir su mirada hacia el profesor Xavier. - ¿Ver qué, profesor? - preguntó suavemente, acercándose a una de las pantallas donde aparecían una serie de datos que la pelirroja interpretaba con completa facilidad. El semblante de Jean se volvió analitico, como si leyese en el monitor algo que hubiese llamado poderosamente su atención. Luego de unos segundos separó sus labios para formular en voz alta aquello que pasaba por su mente - Eso veo. ¿Hay registros de la naturaleza de esta? Aun así solo ha demostrado una inestabilidad medianamente más alta para un mutante de su edad. Es posible que se deba a su cambio hormonal, dado que sus poderes han despertado hace poco y ella tiene poco control sobre ellos.-sugirió la pelirroja, volviendo la vista hasta el profesor. La única mutación secundaria que había tenido la posibilidad de presenciar había sido la de Bestia. Y eso realmente no sería algo que la joven y vanidosa Felina apreciaría escuchar
.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando - En la mansión

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:56 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.