Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Yashamaru el Vie Jun 24, 2011 5:44 pm

Spoiler:
“El niño es un Dios, Kagemaru, míralo; crece fuerte como un árbol, y se levanta hasta unirse con el cielo encendido. Él es nuestro elegido, con el poder de volver esta tierra un mundo tranquilo donde vivir en paz.-

-Pero aún es muy pronto Kousuke, hablas como el mejor de los visionarios, pero te dejas cegar en parte por la luz del pequeño príncipe. Las avispas no vuelan hasta que dejan el panal, los saltamontes no brincan hasta que deben trascender, las virtudes abundan en Yashamaru, pero solo con paciencia y fortaleza su pequeña mente alcanzara la plena iluminación, y se hará uno con sus virtudes. Por hoy, sigue siendo solo un niño.-”


Okasama – Susurra con su voz; aún de niño, pero engruesándose poco a poco como un rasgo de sus primeros meses de madurez. Sus ojos se notan hinchados; apoderados por esa irritación de alguien que ha llorado intensamente.- Otosan – Su madre y su padre hace varias horas que han quedado atrás, y él piensa que es solo por la crueldad del destino. Se talla los ojos, y como un niño extranjero, camina sin rumbo por una gran ciudad. Solo, en medio de un mar de gente que le recuerda a Tokyo. Pero todo es diferente, no solo el rasgo de las personas, la cultura y las calles; y los pocos que notan su presencia, lo miran como ún ente raro.

¿Qué se supone que debe hacer un niño que se convertirá en Dios? Yashamaru se da cuenta que la gente no es amigable con él fuera de su pequeña aldea. Los adultos lo empujan al pasar, nadie le tiende la mano, el ritmo de la vida les exige procurarse solo a ellos y a sus más cercanos, los demás, aunque seres humanos, no pertenecen a su mundo. De vez en cuando el niño echa su mirada hacia atrás, buscando por costumbre la presencia de su madre, a veces se engaña, y siente la mano de ella posársele sobre el hombro. – Okasama…

Su único consuelo lo encuentra al levantar la cabeza; la luna aparece para él en la mayoría de las noches, no importa si es la aldea, la prisión o en las frías tierras de un mundo desconocido, la luna siempre está ahí para recordarle su destino.-¡¡Okasama!!- Finalmente grita; con un dolor desgarrador que también se hace evidente en sus lágrimas. Como verdaderos riachuelos interminables saliendo de sus ojos irritados. Un dolor que finalmente conmueve el corazón de una mujer. -¿Estás bien pequeño? – El sermón de su voz suena muy familiar al de su mamá, Yashamaru cree ingenuamente que se trata de ella. Su ilusión se desvanece cuando mira el rostro de la mujer. – ¡Mutante! – Ella grita con todas sus fuerzas, al ver los ojos malditos del niño; diferentes a los de cualquier ser humano.

El alboroto en la calle se extiende rápidamente, algunos se alejan, pero otros rodean al joven niño. No entiende lo que pasa, todos gritan y los señalan, algunos lo insultan con palabras que ni siquiera entiende con pobre comprensión del inglés. Una piedra vuela, y casi lo golpea en la cabeza, pero rechazada por una magia invisible para el ojo de todos los seres vivientes, esta se regresa por donde vino, golpeando en el pecho al hombre que la arrojo. – Lo-lo siento – Nadie escucha sus disculpas, creen que el niño lo ha hecho a propósito, nadie comprende que fue por instinto. Cuando el alboroto parecía no poder empeorar, las luces de las patrullas se alzaron sobre las siluetas de la turbia que lo rodeaba; hombres uniformados aparecen recordándole a los que lo apresaron tiempo atrás.

“¡¡No!! ¿Por qué?” Se cuestiona así mismo antes de salir corriendo. Las sospechas sobre su inhumanidad se despejan cuando todos los ven saltar la turba enardecida; sin saber que no tienen nada de sobrenaturalidad la flexibilidad y agilidad de su cuerpo. -¡Deténganlo!- Grita uno de los policías que corren atrás de él, y uno de los uniformados dispara, sin importarle que el niño no haya hecho nada. El poder de Yashamaru empeora nuevamente las cosas, la bala se reflecta hasta su punto de partida, hiriendo el hombro del guardia, dejándolo al piso. “¡No!... no de nuevo” El niño cree estar reviviendo la peor pesadilla, su mirada se levanta hacia los cielos de vez en cuando, buscando la figura de los centinelas. Huye tan rápido como puede, pero solo logra que más policías y más patrullas se unan a la persecución.

Al cabo de 10 minutos ya no hay a donde correr… al otro lado de la calle se encuentra el cerco de patrullas policiacas. Atrás de él, una gran cantidad de hombres uniformados que le perseguían. Por ambos lados de la calzada le apuntan con sus armas. -¡Al suelo!- Exige el que parece ser el líder de la policía. El niño responde, moviendo manos y pies en el aire, hasta formar una postura marcial que provoca las carcajadas de todos. Su semblante ha cambiado, la serenidad de su rostro muestra el verdadero temple de un pequeño guerrero. Las armas de los oficiales pronto se vuelven pesadas por una fuerza inexplicable; todas caen al piso, y no hay fuerza humana que logre levantarlas, incluso parecen comenzar a engarzarse sobre el pavimento – Okasama, Otosan… ya no necesitare que nadie más me defienda -


Última edición por Yashamaru el Sáb Jun 25, 2011 1:36 am, editado 1 vez

Yashamaru

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por crazy el Vie Jun 24, 2011 6:29 pm

desde lejos crazy observaba atenta la ecena le parecio interezante ver a aquel niño que habia seguido haciendo uso de su poder el cual era muy raro y particular crazy observo hasta que decidio aparecer en el lugar salto con gran agilidad y moviendose muy habilmente aparecio apludiendo al niño y diciendo

bravo de veras has superado mis espectativasrespeto a tus poderes-dijo mirandolo-pero yo que tu los dejaria en este mismo momento un grupo de centinelas viene haci aqui y creeme no quedras encontrarte con ellos-lo miraba estrañado-no te asustes soy una mutante como tu solo quiero hablar contigo quisas en un lugar mas adecuado -de repente unos policias aparecieron por detras -deberian ser mas precavidos-saco una esfera y la lanzo haci atras esta esploto y mando a volar a estos-bueno no queda tienpo sigueme si asi lo deseas


crazy

Mensajes : 165
Fecha de inscripción : 14/05/2011
Localización : en un lugar de mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

fly away from here, fly to the moon.

Mensaje por Yashamaru el Sáb Jun 25, 2011 10:13 pm

Spoiler:
Crazy, ehm, lo que voy a decir no es para ofenderte, pero ¿Podrías esforzarte un poco más en tus post? Hacerlos más largos y un poco más explícitos

Una voz le habla repentinamente, en medio del caos, haciendo que Yashamaru eche su cabeza hacia atrás, para poder mirar a la única persona que no parece tenerle miedo. Una mujer que él no conoce. -¿Ir contigo?- El niño se cuestiona que tanto le conviene viajar con un desconocido. Su alrededor está lleno de ellos, y lo único que han hecho es señalarlo con crueldad ¿Qué podría hacer diferente a aquella mujer? Solo compartir el mismo estigma de una clase que es perseguida. Yashamaru no recuerda haber visto o hablado con otros mutantes que no fueran los miembros de su clan. La curiosidad casi le aborda, como a cualquier niño, por lo menos hasta que ella expresa las expectativas en los poderes del pequeño Shinobi, provocando un inmediato sentimiento de rechazó. - ¿Mi poder?- Otros hombres ya se han interesado en su poder, trayendo desgracias en la vida del niño.- ¡No! ¿¡Qué haces!? – La explosión lo saca de su ensimismamiento. La bomba de la mujer ha derramado sin contemplación más sangre en frente del pequeño. Sus ojos ya no parecen reconocer otro color que no sea ese intenso rojo.

No vengan más…- La voz del niño se vuelve un delicado susurró. Arto de ver morir a la gente, el niño se exige una vez más al recurso de sus poderes. Sus piernas se separan una de la otra, con un paralelismo que va más allá de la altura de sus hombros, y las flexiona; en una postura de media sentadilla que lo afirma perfectamente al terreno (postura de caballo en las artes marciales). Cierra sus ojos, busca la tranquilidad y sintonizarse con sus chakras. Aún no comprende del todo su poder, pero cuando su cuerpo y espíritu se hacen uno, percibe el mundo como ningunos ojos humanos lo harían. Junta sus manos a la altura del abdomen, dibujando extraños movimientos con los dedos; sellos ninjas, de esos que usaban los grandes maestros shinobis según las leyendas que hablan de los guerreros. Algo cambia en el ambiente, una fuerza invisible al ojo de cualquier ser humano corre con fuerza; los guardias sienten como si el peso del mundo cayera a sus hombros, luchan por mantenerse en pie, pero el llamado de la tierra es más de lo que pueden soportar y sucumben de rodillas. Las manos del joven Shinobi deshacen el sello, y con un rápido movimiento extiende sus brazos hacia los costados de su cuerpo; con las manos abiertas en palma. Al mismo tiempo, la realidad se dilata; la fuerza tensorial a su alrededor crea un pulso de energía que golpea con solidez a todos los policías. Aturdidos y en el piso, ninguno de ellos está en condiciones inmediatas para ponerse de pie, y él joven niño por fin puede respirar el aire de la ciudad con libertad; sin ese ahogo que le produce el hostigamiento. El aire de la ciudad no huele igual que en su aldea, es espeso a sus pulmones, y le produce un sentimiento de melancolía “Aquí no puedo oler el halito de la naturaleza”

Su mirada se vuelve a clavar un segundo en la mujer. Corre para alejarse de ella… brinca sobre el capote de una patrulla, y luego vuelve a brincar con más fuerza; como si quisiera elevarse a los cielos. Hacia la luna que se alza poderosamente sobre todo un planeta. –Ayudame... Tsukoyomi- La voz del niño pronuncia el nombre de un antiguo Dios del Shintoismo, y sus deseos se vuelven realidad, se alza hacia los cielos con gran velocidad, huyendo de los insultos de la gente, de los policías y de la extraña mujer; solo la noche lo ha de guiar.

Yashamaru

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por crazy el Dom Jun 26, 2011 11:30 am

crazy-observo la desaparicion del joven no se sorprendio-bueno creo que esto sera mas dificil de lo que pense-de repente suena su rastreador de centinelas al ver la cantidad se sorprendio eran 15 sabia que el joven corria peligro debia localisarlo a como de lugar antes de que lo mataran hasta que aparecieron mas policias crazy los observo-no tengo tienpo para perder con uds-toco un boton y desaparecio del lugar se teletransporto a otro sitio luego de eso comenso a utilisar su equipo para localisarlo-su estela esta mas lejos sino llego a tienpo podria terminar mal-dijo con seriedad-

crazy

Mensajes : 165
Fecha de inscripción : 14/05/2011
Localización : en un lugar de mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Yashamaru el Miér Jun 29, 2011 10:41 pm

Spoiler:
El pequeño niño, aunque guerrero de nacimiento, estaba cansado y hambriento, no estaba acostumbrado al uso de sus poderes; que por más de un año le fueron negados, y no pasaron muchos minutos hasta que el sueño y la falta de alimento lo obligaron a renunciar a su vuelo. Fuera de lugar en la gran ciudad, se escondió en el terreno con más verdor que pudo encontrar. Un gran parque lleno de arboles, y un lago cristalino reflejando la brillantez de la luna. Yashamaru imagino estar en los bosques de su aldea, entrenando o jugando, siempre seguro, siempre protegido por la cercanía de su clan, y cobijado por los brazos de su madre.

La rudeza de la vida había golpeado inmisericorde al joven shinobi. - ¿Y ahora que se supone que voy hacer? – Considerándose débil, el pequeño se quedo entre los arbustos, abrazándose así mismo en búsqueda de calor. Sin ganas de seguir recorriendo la ciudad y ponerse en más riesgos, poco a poco fue quedándose dormido.- No quiero… ya no quiero estar aquí.

“¿Por qué lloras Yashamaru?”
Una voz conocida parece hablarle, y él cree ver en la lejanía, la figura de su padre, caminando junto al lago. – No estoy llorando.- Niega con la cabeza, y se seca las lágrimas. Aunque tiene muchos motivos para llorar, el niño shinobi aparenta fuerza. “Estas sufriendo Yashamaru ¿Por qué hijo mío?”

“¿Por qué?”

El niño se abraza las piernas y esconde el rostro entre sus rodillas. El recuerdo de la mano de su padre aún estaba muy vivo, pudo sentir al roce de sus dedos acariciándole el cabello… aunque se tratara tan solo de un sueño o una ilusión. - ¿Por qué Otosan? ¿Por qué murieron y me dejaron solo? – Los reproches se ahogan en el llanto. “Así que esa es la razón de tus lagrimas… ¿Yashamaru, para que nacen los Shinobis?” Esa pregunta despierta el recuerdo de los relatos de su clan. “La razón de ser de todo Shinobi” –Los Shinobis nacen para morir. Mientras espera la muerte, busca crecer en madurez y perfección hasta lograr la paz y la dicha eterna.- Los etéreos brazos del padre abrazaron al niño, y sin importar que no fuese sino la figura de un fantasma de su mente, la ilusión es tan real, que logra confortar en parte el sufrimiento de Yashamaru.

“Ya no llores hijo, la muerte no es una maldición, es el fin natural de toda la vida. Tu
deber es seguir viviendo… aunque ahora mismo la vida misma duela. El dolor es una parte omnipresente en la vida del Shinobi, pero aunque el dolor sea inevitable, con el tiempo aprenderás a liberarte de todo el sufrimiento”
Después de aquella manifestación, Yashamaru ya no pudo percibir más el calor de su padre. Piensa que aunque fuera solo un sueño, llegado en el mejor momento, le ha regresado la paz. -Gracias, otosan.- Segundos más tarde, el pequeño vuelve a caminar, en búsqueda de un mejor lugar para pasar el resto de la noche.

Yashamaru

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Jean Grey el Jue Jun 30, 2011 2:32 pm

Le costó ubicar el sitio que el profesor había señalado. Desde el ataque al centro comercial a unas calles de ahí, Jean se había preguntado que había sido de las dos mutantes con las cuales se había encontrado. Recordaba el grupo extraño que surgió de la nada y que, con la misma facilidad se habían perdido en las sombras, desapareciendo. Morlocks, así dijo la mujer de ropas rosadas que se conocían entre si. De la misma forma que en la mansión se conocía a la patrulla como Hombres X, esa "familia" se autodenominaba Morlock. El término emergía de un concepto inframundando, de seres que vivia debajo de la tierra, no sobre esta.
Vistiendo una chaqueta negra que cubría su torso del frío que hacia ese días, asi como botas y un ceñido pantalón oscuro, Jean había optado tratar de pasar desapercibida. Warren también había optado por lo mismo, no llamar la atención e investigar la zona donde habían desaparecido los Morlocks. Desde lo alto, una figura alada se movía por entre las nubes - ¿Has visto algo? - preguntó la pelirroja mientras se paseaba por entre la gente, percibiendo mentalmente al angel en los cielos sin levantar la mirada hacia él. Pero entonces una extraña sensación le hizo voltear la mirada, como si un pensamiento llegase a ella sin desearlo. Jean Grey no conocía el silencio gracais a su telepatia, la cual estaba latente en cada instante, logrando que percibiese algunos pensamientos de las personas como si estos fuesen dichos en voz alta. Frunció el seño mientras escuchaba la respuesta de Warren, pero completamente abstraída respecto a ella. " . –Ayudame... Tsukoyomi- "

A lo lejos un tumulto de gente empezaba a gritar y lanzar palos al aire. Jean se volteó alarmada siendo sus cabellos carmesíes una cascada que caía sobre sus hombros y espalda. - ¡Warren!- pasó por su cabeza la preocupación de que su compañero había sido divisado pero, entonces pudo notar que si bien el angel sobrevolaba el lugar, estaba fuera de la vista de las personas. Pero había otra silueta en el cielo que escapó de aquel sitio, en medio de los insultos y las quejas como una estrella fugaz, perdiendose a altas velocidades- Angel , ¿viste eso? Sentí su pensamiento, mucho más fuerte que cualquier otro. Es un mutante...- dijo la pelirroja, centrando su mirada en un punto de lo alto del cielo, haciendo un vinculo mental con Warren, conocido como el Angel.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Angel el Jue Jun 30, 2011 7:34 pm

-Nada a la vista, Jean -

Había hablado como si estuviese frente a Jean, pero sabiendo que ella no escuchaba su voz sino su pensamiento. Sería un momento muy malo para pensar en que eso era algo muy cercano a una cita. Con sus alas magnificas y blancas se paseaba por los cielos como un aguila, viendo con su visión cada paraje de forma que pudiese dislumbrar un atajo hacia algo similar a un tunel o alcantarilla.

-Con los mutantes nunca se sabe. Tal vez no se metieron en un tunel, sino que se teletransportaron ahí. -

Usando la oscuridad de la noche y también inteligentemente las sombras de los edificios , así como la gran cantidad de contaminación lumínica que produce Nueva York, Angel ocultaba su ubicación, siempre manteniéndose en alerta. Dobló sus alas en un aleteo lento, para flexionar sus piernas y así posarse sobre la cabeza de una vieja gargola. Esas cosas no le hacían gracia. Era como estar posado sobre la cabeza de Rondador Nocturno. Se lanzó nuevamente en vuelo cuando una explosión es vislumbrada por su agudo sentido de la visión, levantándose sobre esa gargola de forma que el viento le rodease el frío rostro moviendo sus cabellos y las plumas blancas de sus alas.

- Por ahora los de abajo son el menor de nuestros problemas -

Se lanzó hacia el vacío extendiendo sus brazos en paralelo hacia el frente por encima de su cabeza a la vez que expandía sus alas para poder planear hasta el sitió en el cual se había dado la explosión y donde ahora un grupo de personas parecía querer volver papilla a alguien.

- No fui yo quien despertó a los buitres y no quiero estar en los zapatos de quien lo hizo -

Trató de sobrevolar a toda velocidad acercandose lo más posible al sitio sin ser visto, pero eso era una acción imposible para alguien que tenía dos alas de cinco metros cada una. Se elevó de nuevo cuando vio un cuerpo volando emergiendo del tumulto. Ese era el problema que había llamado tanto la atención y logrado que los humanos empezasen a lanzarse cosas entre ellos. Dando un giro con las alas extendidas como una vara en horizontal, Angel empezó a planear por encima de las nubes.

- Lo es. Voy a interceptarlo, Jean.-

Le siguió por varios minutos sobrevolando por encima de las nubes, para buscar acercarse sin asustarle más de lo que ya estaba. El mutante llevó a Ángel a las afueras de la ciudad, y no pasó mucho cuando le vio descender en un sitio alejado de las calles. Pero una vez que descendió en el mismo lugar que ese raro mutante a quien identificó como un niño o un enano por su tamaño, no pudo encontrarle a simple vista. Angel ignoraba que estaba más cerca del chico de lo que imaginaba, dado que los arbustos cubrían su de por si, pequeño cuerpo. Suelta los brazos con mal humor, llevando hacia atrás su cabellera ondulada y clara, buscando con la mirada a su alrededor. Llena de aire sus pulmones y lo suelta frustrado, llevando la mano al pecho donde estaba el emblema de su uniforme que tenía un comunicador incorporado.

-Lo perdí, Marvel Girl. Estoy seguro que bajó aquí pero no se donde se metió y el parque es muy grande para rastrillar la zona más ahora que esta oscureciendo. Te buscaré ahora y te traeré para que des un vistazo mental <Solos y a la luz de la luna. Debería molestarme pero, no me molesta> -

Sonríe de forma engreída, sabiendo de que no debería pensar ese tipo de cosas teniendo una compañera capaz de leer hasta la combinación de su numero de cuenta personal. Pero sabía que Jean no hacía eso, y si lo hacía, ignoraba olimpicamente las indirectas que Warren pensaba cada instante que podía al verle el cuerpo.

-No me lee. Jajaja y es mejor que siga sin leerme por nuestra amistad -


Habló a si mismo en medio de la oscuridad ignorando que desde los arbustos podría ser escuchado.


Spoiler:
Yashamaru: No hice que despegara para darte lugar a detenerlo o hacer alguna señal de humo.


Última edición por Angel el Jue Jun 30, 2011 7:38 pm, editado 1 vez (Razón : Agregué el Spoiler y edité la ultima frase)

Angel

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por crazy el Sáb Jul 02, 2011 6:12 pm

crazy-sintio la precencia de otros 2 mutantes y suponiemdo que eran honbres x por las dudas activo su protector mental-rayos no me esperaba esto-observo a angel sobrevevolar sobre el lugar donde indicaba que estaba el niño-rayos-dijo en tono malhumorado-lo que me faltaba invitados inprevistos no viene solo debo arreglarmelas sola-dijo-el sera mienbro de la hermandad

crazy

Mensajes : 165
Fecha de inscripción : 14/05/2011
Localización : en un lugar de mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Yashamaru el Sáb Jul 02, 2011 8:37 pm

El pequeño niño escuchó una voz que no era la suya, y echo su mirada herida por las lagrimas hacia la oscuridad del parque, buscando un hombre al que pertenecieran las palabras que llegaron hasta sus oídos. Pero no pudo ver nada por las hojas del arbusto en donde se escondía -¿Quién está ahí? – Su voz temblorosa intentaba lucir con valentía, pero se quebraba un poco al no saber con qué o quién se enfrentaría. Cuando Yashamaru se levanto de su escondite entre los arbustos, se llevo la sorpresa más grande su vida. -¿Qué eres? – El pequeño niño no vio en la figura del ángel a un humano, sino a un ser provisto con la gloria más magistral de los kami. Sus miedos fueron olvidados, y remplazados por una curiosidad que hiso al niño caminar hasta el ángel. Tímidamente agarro las alas del ángel con una de sus manos, pasando los dedos entre sus abundantes plumas. – Son tan blancas como la luna – Yashamaru quiso imaginar que aquel hombre se trataba de un heraldo de sus Dioses, enviado especialmente para ayudarlo en su camino, y alcanzar así la iluminación de los 6 caminos, y convertirse en el nuevo sabio del clan Getsukai, como digna reencarnación del zen Rokudou.“Yashamaru, respeta a tus dioses como proteges a tu familia. Cuando pierdas el control enmiéndate y ellos te mostraran el camino. Mantén el honor, la dignidad y la serenidad” Las palabras de su madre hicieron presencia en su mente. El niño finalmente se sentó sobre sus rodillas en la hierba, y poso con elegancia y distinción las manos sobre la cintura, creando un peculiar arco con la silueta de sus delgados brazos; asumiendo una postura tradicional de respeto, mostrada por los shinobis cada vez que se encontraban en audiencia con su daimyo. – Kami sama… ayúdeme a encontrar mi camino- El suplicio de su voz rogo con desesperación. El pequeño shinobi se inclino hasta que su frente toco la hierba del piso, honrando la figura del hombre que deslumbraba como un ángel encarnado.

Yashamaru

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Jean Grey el Dom Jul 03, 2011 3:31 am

Las palabras de Angel a su comunicador hicieron que Jean adelantase el paso para poder alejarse de la turba enloquecida que se empezó a disgregar por las calles. Al menos nadie habia sido lastimado y el mutante a quien Warren estaba siguiendo logró escapar pero, algo seguía resonando en la mente de Jean. Alguien provocó una explosión en la zona ¿Quién lo haría y por qué razón? Seguramente había sido un antimutante que deseaba causar alborotos y culpar al azar a cualquier pobre mutante que pasase por ahi. La pelirroja paseó la vista por el lugar, buscando con la mirada a cualquier sospechoso y, si bien no vio a nadie, una extraña sensación le invadió. Era como si entre esas personas hubiese el vestigio de una presencia que no era humano...sino que era más de lo que aparentaba. Levantó la diestra para llevar sus dedos hacia la frente y cerrar los ojos, disponiendose a empezar un escaneo del sitio con su telepatía cuando la voz de Angel le interrumpió. -Lo perdí, Marvel Girl. Estoy seguro que bajó aquí pero no se donde se metió y el parque es muy grande para rastrillar la zona más ahora que esta oscureciendo. Te buscaré ahora y te traeré para que des un vistazo mental - le dijo su compañero. Jean asintió con la cabeza y dio la espalda al lugar, para así no ser vista por nadie mientras hablaba por su comunicador que le vinculaba con Warren mientras bajaba apenas la cabeza de forma que sus cabellos cayesen alrededor de su rostro - Aquí hay algo extraño, Angel. Este no es el único mutante de la zona...Creo que la explosión fue premeditada y él era el blanco...Pero...no logro ver a nadie aquí- murmuró la pelirroja caminando hacia la esquina del lugar, yendo hacia la camioneta en la cual ella y Warren habían llegado a la zona - Continua buscándolo. Yo llegaré a ti al viejo método...tu sabes...por tierra. - dijo sonriendo, mientras sacaba las llaves de la chaqueta que portaba ajustada a su cuerpo.

Subió a la camioneta plateada y se sentó en el asiento del conductor, cerrando de un golpe la puerta para así dar arranque al vehículo. Mientras el motor se ponía en marcha, la pelirroja dio una ultima mirada al lugar pero, nuevamente, su sondeo telepático no dio ninguna señal - Hum, esto es extraño. - se dijo a sí misma luego de dejar escapar un suspiro, para mover el vehiculo y filtrarse entre el tráfico para poder dirigirse al Center Park, lugar donde estaba Warren- Bestia, soy Jean. La misión de reconocimiento no tuvo los resultados esperados pero nos hemos encontrado con un mutante que fue atacado por un grupo de fanáticos. Me dirijo a la zona oeste de la ciudad ahora - avisó por el comunicador a su otro camarada quien les estaba dando apoyo desde un puesto en las computadoras de la mansión X para luego apretar el acelerador e ir al encuentro de su compañero.


Spoiler:
Perdon por lo malo del post -.-. Estoy cansada pero no quería trabar el tema. El próximo post será mejor ^^.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Angel el Dom Jul 03, 2011 10:02 pm

La noticia que Jean le había dado no le pareció nada buena. Si se habla de mutantes provocando problemas en los alrededores, solo el nombre Magneto llegaba a su cabeza. Aun así tenía que estar constantemente cuidando su rostro de las cámaras o de la mirada pública dado que era dueño de una conocida empresa multimillonaria que podía ser afectada en caso de que sea vinculada la imagen de Warren Worthington con los mutantes.

- Voy a buscarte ahora -

Pero antes de cortar contacto con su compañera algo hizo que Ángel se sorprendiese. Sintió un movimiento en sus alas, como si algo las estuviese tocando tal como si fuese una almohada o algo parecido. Vio hacia el costado y sus ojos diamantinos se cruzaron con la imagen algo escasa de un humano algo pequeño. Remarcándose el perfil del ángel, bajando la cabeza para ver con más detenimiento al raro personaje, evitó mover las alas de forma brusca al reconocer que aquel cercano no era más que un niño. No se había asustado al verlo, pero tardó unos momentos en reincorporarse y notar que ese niño era el mutante que estaba buscando. Sin mover la cabeza sus ojos se movieron por el lugar, notando que ese niño estaba solo, cosa extraña a esas horas. Era el mutante que había seguido por lo aires. No era pequeño de altura como había pensado, sino que era pequeño...en sí.

-Soy un mutante, como tu. Me llaman Angel -

Hablaba con lentitud, viendo al niño sin ocultar su peplejidad, pero calmando incluso su respiración. Pero ésta se vio aumentada cuando el niño cayó ante él en una pose de reverencia, haciendo que Warren le mirase más absorto que antes. Llevó su mano hasta el emblema de su pecho.

-Lo encontré, Jean. Ve a la mansión, yo iré con él -

Era tanta su expectación que llamó a su compañera por su nombre de pila, cosa que era mala idea en caso de que la conversación estuviese siendo seguida por algún espía. Pero sentía que debía tener sumo cuidado con ese niño, quien lo adoraba como si se tratase de un verdadero enviado de Dios. Kami-Sama sonaba a algo japones y divino y por lo que veía, así el niño lo estaba nombrando. Warren era superficial y lejos estaba de ser un angel real, pero la situación le conmovió al ver el rostro de un pequeño que tenía tal grado de madurez. Bajó de forma que su rodilla tocase la hierba y poder posar así ambas manos sobre los hombros del niño, poniendose de cara frente a él.

-Me pones en un aprieto, pequeño, dado que no soy ningún "Kami-Sama", sea lo que sea eso. Yo soy igual a ti, un mutante, y tengo dones y habilidades. Puedo llevarte a un lugar donde te ayudaran, donde tendrás apoyo y contención.-

Le costaba de sobremanera hablar de forma dulce con un niño. Apenas sabía tratarlos y Jean hubiese sido una gran ayuda en esos momentos. Relajó sus manos y llevó una de estas sobre la cabeza del chico, acariciando sus cabellos oscuros. Si algo sabía de toda la situación, era que ese niño no era siquiera un mutante normal y el grado de madurez que mostraba en su sola mirada llegaba a cautivar a Warren < A su edad yo era un imbecil> Pensó para si mismo.

-Hay una escuela donde ayudan a las personas como nosotros. Mis amigos, mi familia son como yo, y serás aceptado. Te ayudaran a controlar tus dones y a utilizarlos para el bien. <Acepta, pequeño porque me quedé sin argumentos para convencerte.> -

Eso ultimo lo pensó sin decirlo. De verdad hubiese preferido que fuese Jean quien estuviese ahí, dado que él nunca trataba con niños y menos, con niños que lo divinizasen.


Angel

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por crazy el Lun Jul 04, 2011 9:10 am

deja de contaminarlo con sucias mentiras-aparecio crazy-eso filosofia pacifista barata no lo escuches es un traidor a nuestra raza no creas nada de lo que te dice acaso escucharias a alguien que cree que debemos ser pacificos con los humanos en cuanto a que ellos nos cazen como animales y nos traten como a basura que hay que linpiar nosotros debemos tomar nuestro lugar en la evolucion de la tierra y tu-se dirige a angel-me da verguenza y por cierto me dicen crazy

crazy

Mensajes : 165
Fecha de inscripción : 14/05/2011
Localización : en un lugar de mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Yashamaru el Miér Jul 06, 2011 10:37 pm

¿Un mutante? – A pesar de que el hombre se enunciaba así mismo como un mutante, las alas de su cuerpo producían la extraña sensación de estar frente a una criatura celestial, y Yashamaru, con una imaginación extraordinaria de niño, creía estar frente a la encarnación de un benevolente Kami, aunque el mismo dijera lo contrario. – Angel-sama.- Se refirió hacia él, en una señal de respeto. Y seguramente el niño habría ofrendado otra reverencia, pero las manos del caballero americano sobre sus hombros se lo impedían- Mi nombre es Namikaze Yashamaru.- Se presento primero por su apellido, una costumbre muy antigua de sus tierras. Al hacerlo de esa manera, honraba el nombre de todos sus antepasados guerreros, y el que honra a sus antepasados se honra a sí mismo.

¿Contención? ¿Escuela? – Repitió con una chistosa dicción, su dominio del inglés aún resultaba básico, y le fue imposible reconocer las palabras. Pero su rostro se ilumino cuando escucho de qué se trataba. Un hogar lleno de mutantes, una familia que le ayudaría a controlar sus poderes, tal como había sido su clan. Yashamaru relaciono instintivamente el significado de la palabra escuela con el de dojo.- ¿Y me aceptarían a mí a pesar de no ser de su sangre? – Por fin, en mucho tiempo, las cosas mejoraban en la vida del pequeño Shinobi, abrazando una esperanza de que todo saldría mejor de ahora en adelante. El niño asintió ante la propuesta, con una gran sonrisa adornando sus labios, y los ánimos recuperados.- Angel-sama permita aprender de usted y su clan.- En esa ocasión se deshizo de las manos del adulto, para inclinarse nuevamente en una reverencia.

Pero una voz que le recordaba el olor de la sangre se alzo por la oscuridad, obligando al pequeño shinobi a levantarse rápidamente. Sus ojos recorrieron rápidamente todo el paisaje, hasta divisar el origen de aquellas palabras. La misma mujer que había arrojado una bomba a los policías llego ahí de manera inesperada. El pequeño retrocedió unos cuantos pasos, pero pronto cerro sus puños y adopto una postura de guardia; preparándose a pelear sí era necesario.- ¿Quién eres y por qué me persigues? ¡Déjame ya! – Su gritó sonó furioso, y al mismo tiempo asustado. Aunque tan solo seguía siendo un niño, Yashamaru podía percibir perfectamente que esa mujer solo se interesaba en él por sus poderes. Confundido por la situación, volvió su mirada hacia la figura de las blancas alas, buscando la respuesta de lo que debía hacerse en ese momento... huir o tal vez pelear. -¿Angel- Sama?-

Yashamaru

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Jean Grey el Jue Jul 07, 2011 10:42 pm

Spoiler:
Chicos, para hacerlo creíble, yo no puedo llegar ahora con Jean dado que un automóvil no puede viajar tan rápido. Para no hacer un post descolgado con la pelirroja, que siga Angel con su respuesta, luego Crazy y Yashamaru y yo me sumo después.
Básicamente, salten mi turno.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Angel el Sáb Jul 09, 2011 8:56 pm

Con la rodilla todavía sobre la tierra, el Angel estaba a la altura del niño tratando de dejar de lado su superficialidad. Siempre que salvaba a alguna persona en sus días de Angel la mayoría eran niños pequeños pero antes de que se diese el momento para preguntas, Warren se perdía en los cielos. Ahora no era así y le había tocado hacer algo que el profesor, Jean o Storm podrían hacer mucho mejor. Pero no podía colocarle el comunicador al niño para que sea Jean quien lo convenciese. Levantó la mano y la colocó sobre la cabeza del pequeño apretando el lado izquierdo de los labios, para sonreír poco más abiertamente de forma que se viesen sus dientes en el acto. La mirada de impaciencia se hizo más visible ante las extrañas formas del niño mutante, quien cada vez se le hacía más y más extranjero "Algo obvio Warren, incluso para ti".

-Ninguno de nosotros acepta o niega a otro por ser de otro tipo de sangre. Somos hermanos, no biologicamente, pero compartimos la misma cruz.-

Warren era superficial pero esa mención del niño para con su gente, no pudo hacer más que rasgar su interior como si un viejo recuerdo que nunca había olvidado buscase salir a la luz. Pasó saliva y bajó la mirada hacia la tierra sin dejar de sonreír solo que sus ojos azules ahora no estaban posados en el niño a quien tenía que tratar de proteger.

-A veces no es la sangre la que crea lazos, pequeño. A veces la sangre da la espalda en el momento que más necesitas de alguien y se avergüenza de ti porque eres diferente.-

Cuando volvió a ver al niño, su altanería había desaparecido, mostrando su humanidad existente en el fondo de su ser, luego de haber buscado ocultar con tranquilidad aquellos problemas familiares que se acumulaban cada vez mas. Su padre quería quitarle aquello que lo hacía tan feliz, sus alas, su mutación, como si esta se tratase de una enfermedad que debía ser extirpada. Le ofreció la mano abierta de palma al cielo.

-Te enseñaré todo lo que pueda enseñarte y con ayuda del profesor Xavier, tu aprenderás todo lo que debas aprender de tus poderes. ¿Quien sabe? Tal vez hasta termines por enseñarme a mi algún par de trucos para...-

Sus palabras se vieron interrumpidas al instante en que la voz de una mujer salió refiriéndose a él. Warren había tenido muchos conflictos con otras mujeres antes pero a todas las conocía. Lo curioso de esta era que empezó a acusarlo sin él haber hecho nada pero no fue sino hasta que vio la reacción del niño mutante que notó la verdadera intención que había en su ataque verbal. El Angel extendió su ala derecha haciendo con esta un escudo de cinco metros de largo en un movimiento de impulso de su brazo derecho, para ver con severo semblante a la intrusa.

-Lo único que haces es escupir el mismo desdén que Magneto. No te interesa este niño, sino sus poderes y por esa razón estas detrás de él. Pero a ver si entiendes con palabras. Tu causa no es la suya y si él eligió venirse conmigo ¡O te apartas o te apartaré yo mismo!-

Su derecha cerró los dedos presionandose sobre su palma para formar un puño con el cual estaba dispuesto a abrirse camino. No solía enfrentarse a mujeres, pero ella había hecho algo que no iba a tolerar: Tratar de manipular a un niño inocente.

Angel

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por crazy el Miér Jul 13, 2011 1:27 pm

crazy-lanso una carcajada burlona- si tu no me lo das te lo quito a la fuersa-saco 2 latigos de plasma y comenso a agitarlos-te voy a disecar y a entregarte como trofeo al señor magneto solo por hablar de el asi y me das risa tus pensamiento tan utupicos

crazy

Mensajes : 165
Fecha de inscripción : 14/05/2011
Localización : en un lugar de mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Yashamaru el Jue Jul 14, 2011 11:07 pm

Los ciclos de la vida parecían repetirse ante los ojos de un pequeño y asustado mutante. Todo era igual a esa noche; ya lejana pero muy viva en sus recuerdos, cuando hombres de tierras extranjeras llegaron hasta su aldea; trayendo consigo la presencia de un fuego perverso que abrazó todo hasta dejarlo en cenizas. El día en que por capturarlo, hombres y mujeres de su pequeña y tranquila aldea murieron. Los ojos del niño se abrieron horrorizados, contemplando las armas zumbantes de la mujer que sonreía de manera perversa. Armas similares fueron usadas por sus captores. – Angel- sama – Bajo su mirada al piso; dejando que una sombra de angustia cayera por su joven rostro.- Váyase, no quiero que nadie más muera.- Aunque apenas se habían conocido, el niño adquirió respeto y cariño por el heraldo de los cielos tan rápido como lo vio. Temía que el destino lo abatiera en un rio de sangre; como a todos aquellos que han intentado ayudarlo. Como sus padres, que murieron para darle la oportunidad de cumplir un destino que el niño dudaba poder alcanzar algún día.

Sus brazos comenzaron a dibujar extrañas formas en el viento. Sus palmas abiertas parecían acariciar una fuerza invisible en el universo; recordando las katas de los antiguos monjes Shaolin; adquiriendo el espíritu de la naturaleza y sus animales. – No son con los oídos que un Shinobi escucha a las personas. Es con la sensibilidad del alma… el alma habla siempre de quién eres; y a ella no le puedes enseñar a mentir. – Sus pies comenzaron a separarse lentamente uno del otro; arrastrándose por la hierba, finalizando en una distancia que superaba la altura de sus hombros. Flexiono sus piernas; hasta quedar en una postura de media sentadilla (Caballo en las artes marciales). – Tu alma me ha hablado de ti, extraña mujer. Me ha dicho que no eres una persona de confianza… no haces de la honestidad tu poder divino, cuidado con el camino que sigues, porque todos pueden ver las huellas de dónde vienes.- Finalmente el fluir de sus brazos se detuvo; ambos quedaron a la altura de su pecho, y totalmente estirados hacia el frente. Sus pequeñas manos se entrelazaban entre sí; creando un místico sello en forma de triangulo que apuntaba a la excéntrica mutante.- Me enseñaron a hacer de mi auto-defensa mi ley. Yo hago de lo correcto para matar.- Un intenso suspiro escapo de sus labios.

Sus ojos súbitamente refulgieron. Las acciones lo habían acorralado para usar sus poderes mutantes en la auto-defensa. Su voluntad se propago más allá de la materia y se reunió con la energía de todo su rededor; curvando a través de los gravitones la fuerza tensorial que atrae la masa sobre la tierra.- ¡Desiste! Jamás iré contigo.- Se manifestó; dejando que la fuerza invisible de una partícula diminuta, tuviera una presencia ínfima para la vista del hombre, alterando la forma de la realidad, de tal manera que todo parecía adquirir una imagen borrosa y difuminada; como la caída de una gota de agua sobre un estanque. Su magia Shinobi, su poder mutante que controla la gravedad, se proyecto invisible hacia la figura del enemigo que lo acecha, lanzando sobre ella un espectro invisible de fuerza tensorial; que de tener éxito debiera sentirse como un incontable peso que invita a doblegarse e impide seguir caminando. – Lo siento, ya no dejare que otros quieran decidir por mí. Yo quiero ir con Angel-sama, respeta eso por favor.-

Yashamaru

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Jean Grey el Jue Jul 21, 2011 10:40 pm

El automóvil destrozaba las pequeñas piedras del asfalto mientras la pelirroja aumentaba la velocidad. Todavía sentía la duda de qué había sucedido con ese mutante y si Warren estaría seguro solo. Por alguna razón presentía problemas rodeando a Angel y eso no hacía más que ponerla nerviosa. Jean viró en la primer esquina pasando por alto varias señales y encaminó directamente a la zona del parque. Una vez pasando la entrada de éste, detuvo el automóvil y cerró los ojos, empezando a sondear la zona con su mente en un momento solitario de concentración. Su respiración se volvió lenta y pasiva, y como si se estuviese transportando por otro plano de visión, Jean empezó a "ver" en su mente todo el parque, con sus árboles, animales y parejas perdidas en él. Pero de repente una mente poderosa atrajo su atención como si se tratase de un foco de luz encendiéndose de repente, encandilando su mente. En un suspiro ahogado, la pelirroja abrió los ojos, sabiendo que su amigo estaba ahi, con ese otro mutante y un tercero a quien por alguna razón no podía terminar de sondear. Dio una mirada a su alrededor y notó que no podía llegar en un vehiculo a ese lugar, dado que no estaba cerca a ninguno de los caminos.

Sin dudarlo, Jean salió del automovil, cerrando la puerta trás de si. Se puso de pie con los brazos paralelos a su cuerpo y abrió sus ojos verdes cual trozos de jade. Sus cabellos empezaron a moverse como si fuesen sostenidos por manos invisibles mientras que la mente de Jean se concentró en cada centimetro de su cuerpo, para alzarlo de la misma forma que hacía con los objetos inanimados. Sus brazos empezaron a elevarse a medida que lo hacía su cuerpo, para así volar por encima de los arboles, de las torres, y poder ver cualquier sitio velado para ella desde el automovil.

Se trasladó con un movimiento hacía atrás de sus manos, moviendose elegante y glamorosamente por el aire hasta que encontró con su vista a su compañero, Angel. La mente del niño que se encontraba con él era completamente pacifica, tan pura como el agua, pero algo estaba haciendo que su calma se viese consumida por la ansiedad. Jean alcanzó a percibir sus palabras, no por sus oídos, sino por su mente
– Lo siento, ya no dejare que otros quieran decidir por mí. Yo quiero ir con Angel-sama, respeta eso por favor.-. La pelirroja empezó a descender justo detrás de ellos, posando primero la pierna derecha, seguidamente de la izquierda - Nadie tiene derecho a elegir por nosotros. Y te aseguro que si deseas seguir a Warren, nadie lo impedirá, ni siquiera esta mujer - habló con voz firme, sonriendo al niño apenas le vio, tan dulce como un diamante en bruto, pero sabiendo que la hermandad buscaría forzarlo a pertenecer a ellos no por quién era él, sino por qué era.

Enseguida, Jean posó sus ojos sobre esa extraña mujer, frunciendo el seño y apretando los labios - Así que eras tu la presencia que sentí en el centro- La mutante de cabellos rojos trató de hacer uso de sus poderes telepaticos para poder entrar a la mente de esa mujer, pero algo se lo impedía. Rapidamente pestañeo y dio un paso para acercarse a Warren - Algo protege su mente. Por eso no podía saber de quien se trataba. Un truco interesante pero poco efectivo ahora - murmuró mientras una ligera sonrisa se dibujaba en sus labios - Te aconsejo guardar tus armas y retroceder. Porque entrar a la mente solo es uno de mis trucos - exclamó la pelirroja extendiendo su brazo derecho y abriendo la palma, mientras que una fuerza invisible empezaba a vibrar por los látigos de Crazy, buscando que estos se moviesen por si solos, de forma que ambos se atasen entre sí.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por crazy el Vie Jul 22, 2011 1:17 pm

crazy no podia dejarse vencer tan facilmente-en serio el cerebro es lo mejor dijo tocando un boton de sus guantes- caminaba muy facilmente ante la sorpresa de el niño-crees que no estudie como anular tus poderes mi cerebro es muy desarollado-dijo soltando los latigos enredados-bien- encondidamente saco movio su dedo y lanso una palmada al air apiuntando a ellos salio una luz cegadora-no te confies de mi

crazy

Mensajes : 165
Fecha de inscripción : 14/05/2011
Localización : en un lugar de mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por .Magneto el Vie Jul 22, 2011 2:20 pm



─ Eres demasiado Arrogante Crazy... ─ se escucho en alto una voz de tono severo desde las alturas, el resplandeciente fulgor electromagnético que envolvía al Amo del Magnetismo dentro de una esfera luminiscente se volvía imperceptible al ser eclipsada por el radiante Astro Rey glorificado en el horizonte celeste.

Había seguido los movimientos de la joven genio con escepticismo, pues pese a permitir la libertad de sus seguidores y aliados, tenia reservas sobre los miembros más polémicos de la Hermandad de Mutantes; especialmente en aquellos quienes se decidían por actividades independientes y fuera de la hasta entonces permisiva autorización del indiscutible dirigente del movimiento y organización. Incluso de su más cercana compañera, la poderosa telepata Emma Frost, era siempre acompañada por un joven teleporter de la Hermandad cuya mente poseía barreras psíquicas diseñadas por una magnánima contraparte, un avatar psionico de poderes y talento indiscutibles: Exoduss.

Durante el prolongado evento, contemplo con su prodigioso talento analitico el desempeño de su protegida durante la batalla, memorizando y estudiando sus habilidades, así como también la calidad de sus instrumentos de batalla; del mismo modo, extendió repetidas ocasiones su percepción electromagnética para deducir la sorprendente naturaleza en los dones del pequeño asiático. No percibió ninguna clase de intercambio energético entre las emanaciones del joven talento y los objetos sobre los cuales demostraba su influencia, tampoco detecto ninguna perturbación en su percepción electromagnética que revelara una fuente de poder permeable al dominio del Amo del Magnetismo como podía serlo la electrokinesis o magnetokinesis; percibía las emanaciones de aquel indescifrable poder, pero no eran manifestaciones que atravesaran su influencia como había demostrado hacerlo la fuerza nuclear del universo.

Cuando finalmente el pequeño desorientado se demostró resuelto a emplear su impresionante don sobre la joven aliada del Amo del Magnetismo, este último reconsideró las posibilidades de aquella influencia desconocida; si bien parecía conseguir un efecto semejante a la telekinesis, las sensaciones que su percepción electromagnética no identificaban esa fuerza como un don mental de dicha naturaleza, las consecuencias de influir directamente sobre un cuerpo humano, inclusive en el de un "homo-superior" podían tener consecuencias fatales. Fue entonces que manifestó su magno dominio sobre las partículas subatomicas del universo, amplificando sus campos electromagnéticos a una densidad capaz de acelerar la frecuencia de onda en las partículas, una frecuencia que se manifestaba como una luz albina-celeste alrededor de su imprudente aliada. De ese modo intento generar un escudo impermeable al poder del niño asiático.

─ Crazy, no ha sido tu ciencia lo que te ha salvado del poder de aquel niño... su poder desafía la ciencia y las leyes conocidas... Lo he hecho Yo personalmente ─ revelo al fin en un aparente tono despreocupado que pretendía transmitir la seguridad de haberlo conseguido sin dificultad pese a la indefinida intensidad del escudo que había creado; de funcionar, lograría persuadir a los adversarios de desistir ─ Ya es suficiente, tu impulsividad ha inclinado la decisión del chico a irse con los x-men... y ni siquiera Yo mismo me he valido de mi poder para forzar a ningún "homo-superior" para unirse a la Hermandad... Eso ha sido culpa tuya, no de ellos dos. ─ sentenció como conclusión... ─ Déjalo ir... tenemos otras ocupaciones de mayor relevancia, Emma Frost es quien se encarga de encontrar a los prospectos para la Hermandad... tu mayor aportación es culminar tus investigaciones. ─

Al concluir sus palabras, la influencia electromagnética del Amo del Magnetismo en las partículas alrededor de su protegida, cual radiante esfera luminiscente, comenzó a inducirla en un estado de levitación para traerla hacia Él.

.Magneto

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 31
Localización : en el foro

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/erik_lehnsherr_

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Angel el Sáb Jul 23, 2011 3:15 pm

Ángel se mantuvo como una estoica esfinge junto al niño quien se había vuelto el blanco de uno de los extraños seguidores de Magneto. Y muy leal, incluso, dado que parecía que las palabras que Warren había proferido en insulto manifiesto hacía él le habían hecho enfurecer. Hay personas en el mundo con las cuales no se puede tratar: Los fanáticos y los locos y para su desgracia, frente a ellos, esa mujer era un poco de las dos cosas. Ángel no era un hombre de enfrentarse a mujeres, siquiera cuando Calipso lo tomó como prisionero en la cueva de los morlocks, el golpear a una mujer se le hacía algo incorrecto pero no había que tener mirada de halcón para notar que el niño a su lado, si estaba dispuesto a enfrentarse a ella y el mutante alado no tenía idea de cuales eran sus poderes. Puede que pasara que solo volase, o puede que sea algo parecido a un telepata psionico capaz de hacer del cerebro de Crazy un trozo de gelatina. En ambos casos, no era buena idea. Warren se quedó observando a Yashamatsu algo incrédulo, llegando a extender su mano para llevarlo hacia atrás, pero la energía proveniente de él era tal que las plumas de sus alas y los hilos de sus cabellos se movían tenuemente. No debía permitir que él matase a esa mujer pero algo en el interior de Angel se regocijó ante esa idea. <Matarla. Se lo merece. Merece que la mate.>
Estaba por sonreír, de hecho, lo hizo en su interior. Reía, sonreía. Sabía que la justicia era inevitable más allá los términos y si el niño podía acabar con esa parte de la hermandad , ¡Uno menos!. Pero una voz de mujer lo sacó de sus pensamientos, haciendo que su corazón diese un choque directo contra su pecho. Warren vio como la chica maravillosa, Jean , llegaba ante ellos, diciendo aquello que él debía haber dicho. Y por dentro, en su interior rogó de verdad que ella no hubiese leído su mente. Al ver que por alguna razón esa mujer no entendía de palabras Angel notó como sus movimientos eran por demás seguros a pesar de los poderes usados en ella. Warren extendió sus alas y con estas creó un escudo que evitó que la luz provocada por Crazy llegase a sus camaradas, viendo con la fuerza de un león de nemea a su oponente luego de ladear la cabeza para evitar su resplandor.

-Me tienes cansado, bruja -

Pero su voz fue eclipsada luego por otra proveniente desde el cielo. Warren elevó la mirada y se encontró con un ser tan conocido que le cayó como un golpe en el rostro. Esa voz, esa porte. El amigo de Xavier, el enemigo de la humanidad y de la patrulla. Angel se quedó de pie como una forma de roca, viendo hacia Magneto con seriedad, para hablar hacia el niño sin volver la mirada.

-Jean, debemos ir a la mansión cuanto antes. No me fio de este sujeto -

Habló en pensamientos para que la chica Marvel le comprendiese. Si Magneto quería enviar a toda la hermandad ahora lo podría hacer, más allá de pintar un mundo de ideales donde nadie fuerza a nadie, sabía que no era diferente a un dictador en potencia.


Angel

Mensajes : 94
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El tigre en la puerta del frente, el lobo en la de atras [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:26 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.