Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Emma Frost el Dom Jul 10, 2011 3:44 am

Mirando a través de la ventanilla, en la limusina, sus pensamientos dejaban de pertenecerle conforme se aproximaba a la Residencia del Rey Negro. Escuchó las risas de los lascivos miembros del Club del Fuego Infernal, haciendo que retrociera en el tiempo, al momento en el que se presentó ante ellos por primera vez, siendo sólo una solitaria joven tratando de probar suerte en el lugar de reunión de los hombres más exitosos del momento.

En su mente, la Reina Blanca vio esos rostros enrojecidos por el alcohol que corría en sus venas, mientras eran testigos de la humillación de un hombre y otra mujer, ataviados con atuendos de latex al más puro estilo fetichista, y que corrían por el cesped sobre sus cuatro extremidades colina abajo en pos de un pequeño conejo blanco cual sabuesos de caza. Se trataba de un evento regular dentro muchos otros de los que se llevaban a cabo bajo el techo de Sebastian Shaw.

Él la convocó. Pero no se trató de ninguna sorpresa para Ella. Se trataba de una consecuencia perfectamente lógica, en especial después de un prolongado período de ausencia.

«Los súbditos comenzaron a notar la falta de su Reina...» Pensó con una sonrisa de autosuficiencia en el rostro. Deslizó el dedo índice a lo largo de su pierna derecha, recorriendo la tersa piel del muslo desde la rodilla hasta la entrepierna donde encontró el borde de la capa que llevaba sobre los hombros, y que ocultaba el resto del vestuario habitual que usaba para ocasiones como aquella. Un pequeño espejo disimulado en la cara interna de una solapa doblada hacía el techo del automóvil, sirvió para satisfacer su vanidad antes descender de éste. La belleza siempre había sido su más fiel aliada después de la astucia y el uso apropiado de las habilidades natas.

El chófer no había bien acabado de abrir la puerta cuando Ella ya tenía un pie fuera. Irguiéndose con elegancia agradeció al canoso conductor y avanzó sobre el empedrado hasta la gran puerta doble de caoba con columnas griegas a cada lado. La estaban esperando, por lo que no hubo necesidad de tocar la puerta anunciando su llegada, Un hombre en traje de etiqueta hizo una reverencia al verla en el umbral.

-Bienvenida Madame Frost..., la reunión se llevará a cabo en la sala lateral, concédame el honor de conducirla hasta allí.- Exclamó servilmente.

Los anticuados modales siempre resultaban halagadores.

- Gracias...-

Siguió al lacayo pasando por alto las ya bien conocidas estancias de la mansión hasta el lugar anteriormente mencionado. Al abrir la puerta, Sebastian Shaw aguardaba aparentemente apacible en el centro de la habitación de paneles amaderados. Ella sabía la verdad, Él estaba impaciente. La sonrisa en sus labios era una máscara de ambigüedad.

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Master X el Dom Jul 24, 2011 4:20 am


Los placeres y lujos jamás eran suficientes para la insaciable ambición de Sebastian Shaw; aun cuando los disfrutara con sus excéntricos gustos, evidentes a primera vista por sus ropajes clásicos evocando la época del auge económico perfilando las clases altas hacía el poder político, aspirando profundamente el aterciopelado aroma del exclusivo ébano importado desde la india para la construcción de su biblioteca, pues cada habitación había sido construida de diferentes maderas exóticas con el fin de recrear una experiencia diferente en cada momento y con eso mismo transformar su mansión en una obra maestra. Rodeado del exquisito aroma de su biblioteca, degustaba el robusto sabor del coñac en su copa de cuarzo pulido, verdaderas gemas de la manofactura tradicionalista que caracteriza los lujos mas exclusivos; esperando escuchar el eco de los tacones que precedían la reputación de su invitada de honor para aquel ocaso: SU Reina Blanca.

Cuando el par de puertas se abrió a sus espaldas, se encontraba adyacente a su escritorio contemplando la maravillosa vista desde el inmenso ventanal, pues no se digno a darse la vuelta y dedicar un recibimiento a su invitada; No... eran sus visitas quienes debían anunciar su presencia ante el soberbio Lord, una introducción que acostumbraba declarar el fiel mayordomo en turno.

- Lord Shaw... la Reina Blanca, Emma Frost, ha llegado atendiendo a su llamado. Concluyo el elegante mayordomo uniformado con un traje a la medida, antes de retirarse cerrando las puertas a espaldas de la dama blanca, pues el protocolo le exigía no permanecer en las inmediaciones de las reuniones de su Señor.

- Finalmente MI Reina Blanca me complace con su presencia Remarco con su tono de voz grave y profundo, tan masculino como lo era naturalmente, dándose la vuelta para admirar la exquisita y escultural figura femenina... - Imagino que sabes las razones por las que te he convocado...


Última edición por Master X el Lun Jul 25, 2011 1:37 am, editado 1 vez

Master X

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Emma Frost el Dom Jul 24, 2011 4:23 pm

-Claro, querido… Pensé que ya me conocías lo suficiente- El tono aterciopelado de su voz, más la sonrisa juguetona que se dibujó en sus labios coloreados con el simbolico tono pasión, formaron un conjunto de gestos predispuestos para la seducción. -Pero sé que te gusta demasiado el sonido de tu propia voz, de la cual yo también me considero admiradora…- Quería escuchar del mismo Shaw lo que con su prodigiosa e innata habilidad había descubierto previamente, ya que las ideas organizadas para crear frases comprensibles contienen detalles de última instancia con respecto a las intenciones del hablante.

En ese momento, de manera deliberada descubrio rápidamente sus brazos desde el interior de la capa que caía sobre sus hombros ocultando su exuberante figura… con el impulso necesario para descubrirlos y revelar también su cuerpo para el deleite del único testigo en la habitación; a quien presumía la provocativa redondez de sus senos, apretados hasta unirlos en un atractivo escote sobresaliente por encima del corsé blanco. Esta prenda sujetaba los pliegues de una tanga blanca en cuyos bordes laterales enredó los dedos índice de cada mano, de ese modo sus atléticos brazos acentuaron sus seductoras caderas. Finalmente deslizó la prenda íntima unos centimetros poco más hacía abajo con los dedos, mostrando el torneado pliegue que se perfilaba entre el muslo y su vientre, extendiendo una provocativa invitación a la curiosidad del libido.

El exhibicionismo por parte de las integrantes femeninas del Hellfire Club era una perversa exigencia, tan rigurosa como los modales que la servidumbre estaba obligada a ofrecer. Para algunas podría implicar un sacrificio de dignidad; en cambio, para la orgullosa Reina Blanca, su exquisita figura, adornada con los atuendos fetichistas, se convertía en un talento tan poderosa entre otras que poseía dentro de su repertorio, y con la que ahora planeaba distraer o influenciar la personalidad volátil del Rey Negro.

Avanzó hacía Él hasta detenerse frente al escritorio y aspirando el aire perfumado con el aroma acre de la madera… Quizás lo único que echaba de menos de aquella Mansión.

El lazo que mantenía firmes sus senos debajo del corsé se había desatado, separándolos apenas unos centímetros, pero se encargó de volverlo a atar con movimientos delicados de parte de sus dedos mientras esperaba las anticipadas palabras de su “líder”.

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Master X el Lun Jul 25, 2011 1:36 am


Sus orbes zafirados perfilaron hasta el rabillo del ojo para apreciar sutilmente la presencia de la dama áurea, concediendo el tiempo suficiente para que su allegada expusiera los hechos que para ambos obviaban evidentes; al tiempo que su masculina mano movía sutilmente la copa entre sus dedos induciendo la inercia circular a su extravagante bebida, gesticulando el acostumbrado aspirar para percibir su robusto aroma.

Al escuchar la evasiva, rebosante de la aristocrática hipocrecia, de su Reina Blanca fue tentado -u obligado- a girar su imponente talante para mirarla directamente; indudablemente algo no estaba en orden. Después de todo, los términos en los que se habían conocido, y el origen de su sociedad, había tenido un trasfondo explicita y estrictamente sumisivo por parte de la -entonces- joven mujer; la obvia dependencia de la fémina hacia los favores de su asumido salvador, rescatándola de aquella estigmatica vida degradante, y de la cual parecía solamente haber aprendido a valerse del exhibicionismo como medio sexista para alcanzar sus objetivos.

«¿Entonces? Si Emma viste como de costumbre... ¿Qué sale de cuadro?»

La mente maquiavelista del aristócrata moderno no demoro demasiado en percatarse de la ausente adulación afectiva, el acostumbrado tacto clamando por los favores de su ego. Pues de sus excéntricas costumbres también provenía un peculiar fetiche por el libidinoso desafió de corromper la integridad dogmática de sus exuberantes subordinadas; induciéndolas con métodos sutiles a abandonar su dignidad, reemplazar la clase refinada con las que hayan sido educadas por un cinismo libertino, hasta transformarlas en objetos de deseo de los que disponía como medios e instrumentos para sus fines.

Indudablemente, la reciente independencia de su Reina Blanca comenzaba a inducir conductas cuestionables que se volvían evidentes a primera vista; esa situación debía ser controlada o erradicada.

─ No olvides quien te ayudo a crear tu Academia en Massachusetts... Es obvio que estoy al tanto de todo lo que ahí ocurre, incluyendo la primera visita de Magneto; desde entonces hubo movimientos poco usuales entre las cuentas bancarias que maneja tu Corporativo y parece que tus recientes desapariciones del mapa son consecuencia de lo mismo...

Sin embargo, Sebastian Shaw era un visionario en cierto modo, su astucia e inteligencia le habían conducido hasta la cúspide multimillonaria de la que gozaba; se sabía capaz de encontrar el método idóneo para sacar provecho de la situación, lo había estado meditando desde el momento que decidió convocar a la dama de hielo. No toleraría que el altruismo descarriado le robara su diamante embruto, debía dirigir su Reina Blanca en la misma dirección que había precedido tantos años.

─ Lo que sea que estés haciendo con Magneto y su Hermandad de Mutantes, no ha sido aprobado por el Circulo Interno Emma... por lo tanto, tus actividades son cuestionables, tanto como lo es ahora tu lealtad al HellFireClub y tu lealtad A MI. Sentenció con una voz que se elevaba como una guillotina, y descendía sin clemencia ejecutando sentencia.

Master X

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Emma Frost el Miér Jul 27, 2011 4:36 pm

Se percató rápidamente del error que estaba cometiendo al mostrarse más individualista de lo que "Su señor" estaba acostumbrado, pero incluso si ahora cambiaba su actitud para complacerlo a Él igualmente implicaría un cambio drástico y poco confiable, por lo que decidió que debía ser aún más cautelosa de lo que tenía previsto ahora en adelante. «¿Creíste que no se daría cuenta eh? Demasiado tiempo revoloteando fuera de la protección del "ala" y aguda vigilancia de este hombre te ha vuelto descuidada Emma...» Se reprendió a sí misma. Sus cejas estuvieron a punto de arquearse evidenciando de esa forma el enfado ante el desliz cometido, pero reaccionó a tiempo para borrar el gesto de su bello semblante antes de que pudiera haber sido percibido, reemplazándolo con rasgos suavizados por una leve preocupación.

- Pero mi querido Sebastian...estoy segura de que el Círculo Interno se sentirá complacido tanto como tu lo estarás en cuanto os cuente lo que ésta sucediendo...- Emulando con singular talento una emoción casi infantil y manifiesta en sus efusivas palabras, se aproximó lo suficiente para dejar caer el peso de su cuerpo sobre las palmas de las manos, que apoyaba sobre el escritorio de Shaw. Sus piernas fuertes y torneadas permanecieron rectas, pero su espalda algo inclinaba revelaba un escote aún más prominente cuando la fuerza de gravedad atraía el peso de sus senos hacía abajo. La cristalina y brillante superficie de sus ojos de hielo azulado, reflejaron la imagen del Rey Negro al ahora dedicaba una sonrisa felina sobradamente juguetona.

- Magneto planea volverse en contra de los humanos, ha reunido un ejército y si la amenaza se concreta, el senador irá a gatas hasta postrarse ante tus pies y rogar por apoyo y consejo... Pero lo que trato de decir es que, Magneto en lugar de convertirse en un enemigo para nosotros, podría ser un fuerte aliado...¿No lo crees?- Conforme hablaba resultaba más insoportable y acuciante aquella farsa que sólo sería necesaria hasta que la Hermandad cobrase la fuerza suficiente para contener y anular un ataque del Hellfire Club.

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Master X el Sáb Jul 30, 2011 3:57 am


El Orgullo de Sebastian Shaw no permitía actitudes conciliadoras para quienes consideraba que actuaban en su contra; todo gesto que representara como actitud diplomática, modales de la alta clase, eran solo una actitud para mantener su reputación e imagen de un Hombre por encima de todos los demás pretendiendo demostrar que todo acto en contra de sus intereses era una vocación inútil, que ni siquiera lo perturbaba o afectaba a sus planes. Consecuencia de ello fue el giro de su rostro apartando la mirada del rostro femenino, rebosante del hipócrita entusiasmo, un gesto de obvio rechazo a las declaraciones de su Reina Blanca; preguntándose en que momento había permitido que esta adquiriera tanta independencia.

Se valió de una sola mano para apartar la pesada silla del estilo rústico a juego con la sala, diseño europeo en madera de Ebano y forrada de cuero curtido de bisonte; para poder descansar su inapacible humanidad, rebosante de una constitución robusta y privilegiada por sus poderes mutantes, cruzando sus brazos frente a su pecho antes de devolver su atención a la exhuberante dama.

- Magneto no planea volverse en contra de los humanos. El SIEMPRE ha estado en contra de los humanos... Su radicalismo siempre ha estado considerado en nuestros planes.

Por otra parte, era un hombre dotado con una mente astuta y sagaz, capaz de considerar infinidad de posibilidades en cuestión de segundos, armando escenarios diversos en su mente y prever consecuencias de cada decisión, cada movimiento; su metodología era puramente científica, como buen ingeniero que era, y en ese momento de detenimiento se encontraba construyendo una idea que le permitiera sacar el mejor rendimiento a las irreverentes piezas que le ofrecía una de sus mejores herramientas, su Reina Blanca.

- No nos sirve de Aliado si esta fuera de nuestro control. Por lo tanto, debes demostrar al Circulo Interno que podemos disponer de Magneto y su Hermandad como una herramienta para nuestros fines... - sus palabras fueron amalgamadas con un movimiento de su diestra extendida, posando hacia abajo, sobre la carpeta de cuero sobre su escritorio a la cual daba palmadas lentas y suaves; un gesto inconsciente, que demostraba sus intenciones de tomar control sobre lo intangible y apaciguarlo para su doma - Magneto ya se ha presentado en público atacando directamente las tendencias anti-mutantes. Bien... En unos dias se hara una presentación pública de los Centinelas, precedida por Trask y el propio Senador Kelly; demuestra que No eres solamente una criada de Magneto, evitando que El o cualquiera de sus sectarios se presenten... Esa presentación es vital para que el Gobierno acepte la iniciativa privada y empecemos a cosechar las utilidades de nuestra inversión; una vez que los dirigentes militares compaginen en la disposición de los Centinelas, tendremos total disposición de ellos.

Mientras su mente divagaba en su visión del resultado del evento y la ausencia de cualquier interferencia radicalista, llevo la copa de coñac hasta sus labios para aclararse la garganta con una ligera caricia del soberbio sabor e inspirar la misma intensidad del aroma de su bebida en sus palabras.

- No hay posibilidad al fracaso Emma, si no suceden los eventos tal como el Circulo Interno dispone, sera entendido que no demostraste tu implacable lealtad rindiéndote a los intereses de Magneto. Si lo favoreces sin seguir las intenciones del Club, seras considerada una traidora y toda nuestra influencia corporativa, política y clandestina sera dispuesta en contra de nuestros enemigos... Tal como siempre ha sido.


Última edición por Master X el Sáb Jul 30, 2011 4:00 am, editado 1 vez

Master X

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Emma Frost el Sáb Jul 30, 2011 3:59 am

El cuerpo de la impactante rubia se tensó mientras aún seguía apoyada sobre el escritorio del Rey Negro, no por el agridulce aroma de la amenaza que arrastraban las notas graves de la voz éste, sino debido a la marcha iniciada por los engranajes en su calculadora mente, cual decidía organizar las acciones a ejecutar dependiendo de las prioridades que ya estaban debidamente definidas, descartando a la ves las que se encontraban cubiertas. Pensaba al ritmo de un general de guerra que simulaba el resultado probable de los movimientos a considerar, y luego de años de aciertos había llegado a creer que poseía una tercera mutación: la capacidad de mirar en futuro y modificar el curso de las cosas...«Claro, en realidad no tengo ese don, Sebastian... de ser así estarías en más problemas de los que piensas mientras estás ahí felicitándote a ti mismo por tus logros, en los cuales tuve mucho ...Mucho que ver...»

Años de haber vivido con aquél hombre, de haber mirado en su mente y de haber complacido sus caprichos, la transformaron en una mujer recelosa, maquiavélica y profundamente paranoica. Conocía el carácter vengativo del que se decía Dueño de Ella pero también sus procedimientos, permitiendo así que la antes ingenua Emma Frost pudiera anticipar lo que éste haría incluso antes de mover Él un dedo...«..."Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro"...así dijo Sun Tzu...» Motivo por el cual empleó el tiempo designado entre la planificación y negociaciones de las que derivaron la construcción de Ávalon, para legitimar el capital obtenido de los ingresos generados de la venta del Coltan, logrando que éstos aparecieran como lícitos en las cuentas bancarias de la Compañía pretendiendo ser ganancias corrientes -pero cuantiosas- de las actividades que llevaba a cabo. Todo con el objetivo de pasar desapercibidos por el Círculo Interno en caso de que decidieran echar un vistazo a las finanzas de la Reina Blanca; cosa poco probable puesto que en el proceso había seguido frecuentando las reuniones con normalidad y sin leer sospecha en las mentes de los presentes. « "...Sé completamente misterioso y confidencial, hasta el punto de ser silencioso. De esta manera podrás dirigir el destino de tus adversarios..."» Poco después, los subordinados de la Dama crearon cuentas con nombres falsos en el extranjero y transfirieron el dinero de manera fraccionada a éstas dejando una cantidad moderada -pequeña en comparación al resto que ya había desaparecido- para guardar las apariencias. Indudablemente Sebastian notó la anomalía pero aunque en aquél preciso instante tuviese a sus súbditos tratando de investigar o rastrear el dinero extraviado, no lo encontrarían, la hábil telepata se había ocupado de borrar la memoria de todo el que hubiera tenido conocimiento o llevado a cabo la operación. Cuando la balanza se inclinara a favor de la Hermandad de Mutantes, Frost International dejaría de ser indispensable. Pero lo único que continuaba alterando la confiada paz de la orgullosa Reina de Diamantes, era el destino y seguridad de sus estudiantes.

- No te alteres Sebastian, convencer a Magneto no es tan difícil como piensas... lo único que tengo que hacer es convencerlo de será por el bien de los nuestros...- Saliendo del estado de concentración, flexionó una sus rodillas, luego la otra..creando así una singular y sugerente sucesión de movimientos con las caderas que acompañó sus palabras..- Sabes bien que mi Don para la persuasión sin el uso de la telepatía esta tan bien desarrollado como ese... Y si lo sumas a mis encantos, el producto a obtener suele ser muy satisfactorio-

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Master X el Dom Jul 31, 2011 10:44 pm


El poderoso dirigente de una de las redes de influencia política y económica mas poderosas del mundo, no había alcanzado la posición mas alta siendo confiado, en consecuencia no se sentía satisfecho únicamente con las caricias que su Reina Blanca declaraba con su poderoso talento seductor. Algo no estaba bien, podía sentirlo, pero necesitaría mas que solamente la sensación de incertidumbre para poder prevenir las posibles contingencias que resultarían de una traición. Cuestionar la lealtad de la mujer quien le debía tanto, implicaba precisamente pasar por alto el pasado que compartían de la excéntrica pareja.

- Charles Xavier ha intentado persuadir a Magneto con el mismo argumento sin éxito alguno - replico a la presuntuosa mujer, aun que ya en un tono sosegado y dispuesto a la reflexión, incluso intentando ayudarla con su delicada encomienda. Por un momento involuntario, guardo silencio, durante el cual, sus robustos brazos descansaron sus codos sobre el escritorio y sus manos se cruzaron frente su rostro, reflejando su condición meditativa, y sus ojos señalarón los exuberantes senos de la dama - Conozco perfectamente cada uno de tus "otros" talentos, pague por ellos... ¿Lo has olvidado? Dudo que hayas olvidado lo que eras cuando te tendí la mano y te ofrecí la oportunidad de ser mucho más de lo que fuiste, juntos conquistamos el trono y creamos el Circulo Interno, somos fuertes juntos... no olvides TU lugar.

Finalmente su postura volvió a descansar sobre el respaldo de su silla, levantando su pecho en un profundo suspiro que enderezó su espalda y la amoldo completamente. No había más que decir, y aun perturbado no deseaba ver cumplidas sus sospechas en la intimidad del lecho en su habitación, cuando sintiera cualquier diferencia en las caricias femeninas, percibir la dependencia y la devoción disolverse.

- Ahora vete, tienes poco tiempo para cumplir con tu misión... al concluir, sus pies apoyaron un sutil revés que giró el torno de su asiento disponiéndolo de espaldas a la Reina Blanca para negarle cualquier actitud imprudente.

Master X

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Emma Frost el Miér Ago 10, 2011 2:05 am

-Se trata de ganar su confianza... Además el panorama es MUY diferente al que poseía junto a la presencia de Charles Xavier. Estoy de su lado, he apoyado su causa... No soy una pacifista como Charles- - Repuso con firmeza al defender su posición. Sin embargo aquella resolución estuvo a punto de desvanecerse con la siguiente manifestación del Rey Negro, una con la que puso en evidencia el hecho de que la había ignorado.

"no olvides TU lugar."...«¿Mi lugar?...» Agradeció infinitamente el autocontrol que había conseguido durante los años que estuvo cultivando su basto poder, de lo contrario, sus puños cerrados en el interior de los pliegues de tela áurea que componían su capa, habrían temblado poseídos por el deseo de estrellarse contra el rostro del prepotente mutante, asiduo a ocultar su bestialidad tras un disfraz de caballero que en realidad no le sentaba.

Ella conocía la verdad, detrás de aquella muralla de seguridad se ocultaba un hombre cuyo ego celoso y afligido lo obligaba a apartar la vista de su ya dudosamente fiel "posesión". No es que Ella representara algo más para Él que un simple trofeo, un recordatorio de su propia vanidad, un instrumento de autosatisfacción. Su bien disimulado pesar se debía a la inevitable falta de los placeres antes mencionados. Y dado que había descubierto ya un punto de "presión" apropiado, La Reina Blanca decidió continuar guardando las apariencias de modo que tarde o temprano, sólo tendría que usar ese "az" bajo la manga para causar el siempre útil desbalance emocional que emplearía cuando llegase el momento de enfrentarse a Shaw.

Se alegró de sus desaires, ya que Ella tampoco deseaba en lo absoluto compartir el lecho con Él de nuevo.

«Nunca más...» Se prometió al momento de hacer una breve reverencia en la que su rostro quedó parcialmente oculto por sus largos cabellos, de modo que la sonrisa en sus labios pasase inadvertida. Giró sobre sus talones para luego desaparecer tras las puertas.

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Persuación [Privado: Sebastian Shaw y Emma Frost]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:28 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.