Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


En misión de espionaje (libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Rex Salazar el Lun Jul 11, 2011 3:52 pm

- ¡¡Atrápenlo!! ¡No dejen que huya!

El coronel corría por los pasillos del Pentágono, seguido por un contingente de soldados, gritando órdenes constantemente. Sabía que si sus superiores se enteraban de que había dejado escapar al intruso, su carrera estaría acabada. Aquel maldito... seguro que era un mutante. No había conseguido verle el rostro, pero sí había comprobado que se manejaba como un profesional. Había conseguido robar una buena cantidad de información acerca del programa Centinela de los ordenadores centrales, incluidos los planos de algunos prototipos.Tenía que encontrarlo y hacerlo prisionero.

- ¡Por ese pasillo! -gritó, a la cabeza de sus hombres.

Cuando aquellos idiotas enfilaron el pasillo continuo, suspiré aliviado y destransformé mi pecho. Lo había convertido en un dispositivo que generaba un campo de camuflaje alrededor de mi cuerpo. Convertí mi brazo derecho en un potente láser, que disparé de forma continua al techo, cortando parte del conducto de ventilación, lo justo para poder meterme por él. Cuando el pedazo de techo cayó, lo cogí antes de que llegara al suelo, para que no hiciese ruido. Transformé mis pies en botas jet, que encendí para que me diesen impulso al saltar e introducirme por el conducto.

- Me pillaréis cuando se congele el infierno, imbéciles- susurré, con una pícara sonrisa.

Empecé a avanzar por el conducto, buscando una salida. Si no me largaba en poco tiempo, las cosas se podrían poner muy feas para mí.

Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 26
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Kula Diamond el Miér Jul 13, 2011 6:11 am

Era mi primer y último día en las instalaciones del pentágono. Pronto acabarían los papeleos para mi transferencia completa a SHIELD.
“Su labor primordial es contener las amenazas mutantes” Fueron las palabras exactas de madre.
Por el momento solo esperaba mi traslado a su central…de cabeza en el sofá de alguna sala de espera…conocía el camino desde el helipuerto hasta aquí, pero no me habían provisto de mayor información del lugar.
Saqué de mi boca la paleta poniéndola a contraluz, observando la luz filtrarse por el diminuto resto de dulce en destellos rojizos. Me encontraba realmente aburrida.
Extendí entonces mi mano hacia un lado, tanteando el asiento en busca de mi mochila, era lo único que me habían dado para guardar mis pertenencias, que era solo un cambio de ropa, así que aprovechando el sobrante espacio, guarde unos dulces que había conseguido de contrabando en la otra central…
No obstante, en cuanto alcance a sentir la tela, un grito desde fuera me despabiló. Al parecer un mutante se había infiltrado en las instalaciones.
-Bien, si ahora soy agente de SHIELD…-Concluí mi anterior iniciativa, sacando otra paleta para llevármela a la boca, paso seguido; apoye las palmas en el suelo, trasladando todo mi peso hacia ellas mientras mis piernas quedaban verticales. Camine de manos un poco, pensando cómo debería actuar.
-Bueno, quedándome aquí no lograre nada.- Regresé los pies al suelo y salí por fin de allí. La situación parecía más controlada, ya no había tantos gritos y venia en esta dirección.
Mi reacción natural fue apartarme del camino, sin embargo, las palabras de mi madre retumbaron mi mente. Los varios informes de mutantes que llegaron a mis manos decían que era casi imposible detenerles con armamento normal, así que, debía actuar, esa era mi oportunidad.
Sin esperar otro segundo, en el momento en que el soldado paso frente a mí, extendí el brazo, tomándole del cuello del uniforme. Era, por mucho, más alto que yo, pero mi firme agarre debió ser suficiente para apabullarle pues comenzaba a soltarme una sarta de improperios.
-Soy agente de SHIELD.- Hablé afinando la mirada en gesto amenazante e inmutable. Lo suficiente para que el sujeto tragara duro y cerrara la boca. - Infórmame de la situación.-

-E-el mutante robo información secreta. Las cámaras le tomaron por ultima vez escapando por los ductos de aire.Por allí.- Señalo hacia un lado.
-Cuanto hace de su última imagen?.-
-5 minutos aproximadamente.-
-Bien. Formen un perímetro de 70 metros a la redonda. Le hare salir. Dile a tus superiores que las cosas se pondrán algo frías.- Le solté, asintió y partió en dirección contraria, hablando por un comunicador que colgaba de de su oreja.

Respiré hondo concentrándome. La helada pero cómoda sensación invadió mi cuerpo de los pies hasta la punta de mis cabellos, casi como si una ligera explosión proviniera del interior de mi ser. Sonreí a medio lado dando un pecho salto hacia adelante, utilizando los segundos para que de la suela de mis pies emergieran hojas de hielo a modo de patines. Rápidamente, emprendí carrera a toda velocidad, esquivando ágilmente los soldados por allí dispersos. No tarde mucho en encontrarlo.

Su último rastro; un hueco que se abría en el ducto de ventilación. Respiré profundamente una vez más, este sería un trabajo de precisión.
-A un lado!.- Solté para quienes rodeaban el lugar a la vez que extendía una de mis palmas, apuntando en diagonal al hueco mientras que con la otra sostenía la muñeca de ésta e instantáneamente la sensación de un frio casi extremo se apodero mi brazo, para luego salir disparado en una ventisca, cual se extendería por los ductos como un polvo diamantino, llevando la temperatura del estrecho a grados bajo cero en cuestión de segundos, generando escarcha en otros pocos, para finalmente, llegando al minuto, congelar las zonas más cercanas. Tarde o temprano saldría, solo tenía que controlar presión y temperatura o él moriría antes de lograrlo.

Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Rex Salazar el Miér Jul 13, 2011 6:49 am

Me escurrí a toda velocidad por el conducto, buscando una salida, cuando noté una enorme sensación de frío tras de mí. Me giré y vi aquella ventisca helada dirigiéndose hacia mí.

- Oh, mierda -maldije.

Reaccioné en cuestión de segundos: convertí mis pies en botas jet de nuevo y salí disparado. Transformé mis brazos en mazos robóticos capaces de atravesar muros de acero y hormigón cual mantequilla y destrocé la pared enfrente mío. Destransformando todo mi cuerpo, caí al suelo con una voltereta y me levanté rápido, creando de nuevo el dispositivo de camuflaje y echando a correr a través de los pasillos. No me quedaba mucho para llegar a la salida. Sea quien fuese la persona que me había atacado, prefería no encontrarme con ella.

Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 26
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Kula Diamond el Miér Jul 13, 2011 4:22 pm

-Hmp.-Refunfuñé en el momento en que sentí una onda de calor hacia frente a mi ventisca, haciéndome pensar que el sujeto controlaba el fuego o algo por el estilo. No obstante, el instante seguido fue colmado por un estruendo.
Con oído y reflejos finamente entrenados detuve la ventisca, analizando la dirección de la fuente. En poco tiempo le ubique, saliendo despedida cual ráfaga celestina.
Estaba satisfecha, había conseguido sacarle de su escondite, mas sin embargo, el que el sujeto pudiera destrozar el reforzado material de las paredes con tanta facilidad me daba a entender el alcance de sus poderes. En todo caso, esta era mi primera misión; Capturar al objetivo, y debía cumplirla.

Llegué al lugar casi un minuto después de escuchar el golpe.
Nada. No había absolutamente nada. El pasillo se extendía por varios cientos de metro y no había mas señales que aquel hueco y trozos de techo desperdigados en el suelo.
-Imposible.-No era un velocista, lo que le hacía sencillamente imposible escapar sin que alcanzara a verle.
Fruncí el seño ligera pero claramente disgustada, mientras empuñaba las manos flexionando los brazos. El frio sentir se apoderó de la extensión superior de mi cuerpo, ningún humano normal sería capaz de soportarlo, ni siquiera capaces de mantenerse con vida ante el shock helado...Pero yo no era un humano normal, y atraparía a ese mutante así fuera lo último que hiciera.
Aquel fue mi pensamiento segundos antes de extender fuertemente los brazos hacia adelante, abriendo las palmas al frente, impulsando de esa forma una rauda ventisca, cual viajaría por el pasillo en toda su extensión.
La temperatura del lugar descendió dramáticamente mientras mis fuerzas eran llevadas por ese cuasi desesperado ataque. Era agotador, el espacio abarcado era mucho mayor al del túnel de ventilación, lo admitía, no podría mantenerlo por demasiado tiempo, pero lo suficiente para alcanzarlo y al menos, en el mejor de los casos, frenar su marcha sea donde fuere que estuviera.

Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Rex Salazar el Miér Jul 13, 2011 7:23 pm

- Con que esas tenemos, ¿eh? -gruñí cuando aquella ventisca inundó el pasillo-. Ya lo decía mi padre: el hielo se combate con... ¡PLASMA!

Mientras soltaba aquel grito de batalla, junté mis dos brazos, fusionándolos en un único y enorme cañón, al tiempo que creaba una coraza en mi espalda. Cuando la ventisca estaba a punto de alcanzarme, disparé. Una gigantesca ola de plasma a temperatura solar salió despedida del cañón, carbonizando el pasillo. El retroceso me lanzó por los aires e hizo que atravesara varios muros, hasta salir del complejo del Pentágono a través de las paredes. La coraza de mi espalda absorbió la mayor parte del impacto, pero eso no quitaba que al día siguiente fuese a tener la espalda hecha un cisco. Mis fuerzas estaban casi agotadas, apenas me daban para mantener el dispositivo de camuflaje. Me levanté del suelo con agilidad y me escondí bajo un coche justo antes de que mi energía se agotase y tuviese que destransformar mi pecho, acabando con mi dispositivo de camuflaje. Tenía suerte, aquel coche tenía suficiente hueco debajo como para pegarme a su chasis y quedar completamente oculto. Utilicé mi cinturón para atarme a él, de modo que me sirviese como vía de escape y me quedé mortalmente quieto, casi sin atreverme a respirar, intentando recuperar fuerzas por si tenía que volver a salir por patas.

Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 26
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Gilbert Beilschmidt el Jue Jul 14, 2011 1:14 am

“Recogerás al nuevo agente en las instalaciones principales del Pentagono. Tu misión de ahí en adelante es acogerla como ayudante y enseñarle como trabajamos en SHIELD. La llevaras hasta el helicarrier de Thadeus Dugan, y apartir de ese momento formara parte del equipo PATRIOT.”

Las órdenes del comandante habían sido claras, esta vez la misión del paladín argento se resumía en recibir a un nuevo recluta; por lo general esas eran diligencias que corrían bajo la supervisión del Teniente Coronel Shiro. La perspicacia le hizo pensar que la excepción del caso debía tratarse debido a un oficio especial para el Watchman. “Tal vez se deba a la presentación de los centinelas” Recordó que ese día era una ocasión lustre para la historia; Bolivar Trask, un arrogante hombre de la ciencia con complejo de Dios, presentaría los primeros heraldos de su máxima creación; los Centinelas, guardianes automatizados por encima de las condiciones humanas. Colosos de hierro, dotados con visiones omnipresentes, incansables e inagotables para vigilar la seguridad de la nación contra la amenaza de un pequeño pueblo emergente; cuyo mayor pecado tal vez era la incomprensión. – Dios nos ayude si estamos cometiendo un error.- A veces, en el fondo del corazón, un latido apesadumbrado lo invitaba a reflexionar acerca de su causa. Distinguir entre el bien y el mal era una prueba diaria; que cada vez se volvía más difícil para el juicio de un hombre que se exigía la perfección moral de un arcángel.

Ahora mismo no debería estar pensando en esto…- Se dijo así mismo, dibujando una sonrisa sobria. Como el súper-humano que vigila la paz y la justicia desde el monte de los cielos, su presencia viajaba raudo como un relámpago blanco que cruza el horizonte, tan rápido como el mismo sonido; que rugía con furia ante el bramido de su efigie desfigurando el esguince del viento. Sus ojos no tardaron en percibir las instalaciones en tierra. Su pronta llegada tan solo le permitió presenciar la explosión culmine de un encuentro entre súper-humanos, precipitando la figura del paladín a toda velocidad para aterrizar y ponerse al tanto de lo que sucedía.- ¿Qué está sucediendo aquí?- Cuestiono al primer oficial con el que se encontró. Una fuerte presencia de efectivos militares haciendo una barricada en frente de una entrada de las instalaciones le hacía suponer que estaban esperando un enemigo infiltrado y recientemente descubierto. - ¿Quién es usted? – Las armas apuntaron inmediatamente al emisario de la vanguardia SHIELD. El gesto terrible adquirido por esa acción fue suficiente para hacer desistir a los soldados de seguir apuntando.- Soy el agente Gilbert Beilschmidt de SHIELD, vine a recoger al nuevo recluta que se encontraba en este lugar-

¡Priest! –Los oficiales estaban al tanto de la llegada de un miembro condecorado de la agencia de seguridad internacional. –Tenemos un ataque mutante, han robado los planos que el gobierno nos facilito acerca de los prototipos centinelas. El primer agente que se encontraba en este lugar se encuentra ahí dentro haciéndole frente al espia.- Informo el militar de más rango entre todos los presentes. Inmediatamente el héroe clérigo invoco el poder radiante de la joya en su dedo; levantándose algunos centímetros por encima del piso por obra de magia. Y en un estallido crepitante de luz, volvió a convertirse en un relámpago viviente penetrando en los pasillos del complejo militar. Con esa inigualable celeridad, no tardo muchos segundos en encontrarse de frente con el nuevo agente; su descripción correspondía a la foto que le había sido entregada al principio del oficio. Una jovencita de piel blanca como la nieve, tan menudita que daba la impresión de poseer la fragilidad de un fino cristal; incapaz de soportar el toque del dedo más débil; una viñeta falaz, pues en esa fragilidad de espejo habitaba la fuerza de dos o tres hombres adulto.- Tú debes de ser la agente Kula Diamond.- Se refirió hacia ella, mirándole por lo bajo debido a la altura de su levitación; a una altura que sus blancos cabello acariciaban el techo. Lentamente fue descendiendo hasta ella, envuelto en un intenso fulgor solar, ídem al de los serafines -¿Qué sucedió aquí? – Inquirió, mirando el escenario devastado por el choque titánico de fuerzas contrarias de la naturaleza; una amalgama de fuego y hielo infiltrado en las ruinas de aquel pasillo.

Gilbert Beilschmidt

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 16/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Kula Diamond el Jue Jul 14, 2011 6:00 am

Mis ojos se abrieron en sobremanera destellando cual rubíes ante una vociferación de algún lugar del pasillo, para posteriormente afinarse en un reflejo felino, impulsándome mecánicamente hacia el hueco en el techo dejado por el intruso e instantáneamente imbuirme en un capullo cristalino emulando en su interior el cero absoluto.
“Plasma” fue la última palabra que llegué a oír, y en efecto, el calor despedido por el torrente de energía bajo mis pies lo confirmaba.
Todo ocurrió en segundos, no obstante, el constante resquebrajar del hielo elevaba mi sentido de supervivencia al máximo, inundándome de adrenalina, como pocas veces me había sucedido, algo bueno de cierta manera, pues me vi obligada a utilizar mis fuerzas para regenerar el hielo una y otra vez antes de que el intenso rayo me alcanzara.
Una vez el instante acabó, deshice mi defensa, ésta me había mantenido adherida a lo que sería el piso del techo superior, quitándome de esa forma del área mortal de disparo. Caí de pie, y luego el resto de mi ser cayó hacia adelante, teniendo que apoyar mi palmas y rodillas en el suelo carbonizado.
Jadee sutilmente, el frio en mi cuerpo se sustituía gradualmente por la sensación de agotamiento físico. Trataba de incorporarme, moverme, hacer algo más que solo respirar. Las gotas de sudor se deslizaron por mi barbilla hasta caer en el ennegrecido suelo y entonces note también que mis cabellos había regresado a aquel tono rubio. Ello fue suficiente para lograr una acción, o mejor dicho, mi segundo aire.
-No!.- Grité para mi misma forzando la reactivación de mis poderes e incorporándome lenta y tambaleante, pero altiva y resuelta. No lo dejaría, no dejaría que escapara. Mis cabellos nuevamente celestinos flameaban, como si una corriente de aire brotara de mi cuerpo, estaba lista, era el todo o nada. Más al momento de dar el primero paso un haz luminiscente ingresó, tan veloz que me fue imposible reaccionar, y solo atine a permanecer allí en mi lugar mientras que por gracia divina parecía materializar a un hombre, tal y como describen la aparición de los entes angelicales, cual me llevaba a una ensoñación o un despertar, no estaba segura. Pero bastarían unas palabras del individuo para olvidar mi epifanía, haciéndole ver como un mortal, quizá no común, pero mortal al fin y al cabo, un mortal cuya imponente presencia y poderes me hacían observarle con absoluto respeto.
-El intruso disparó un rayo de plasma hacia mi. Creo es invisible, pude oírle un segundo antes y ver su ataque salir disparado de la nada. Si han formado un perímetro no creo llegue demasiado lejos. Utilizando detectores de calor debería ser fácil rastrearlo.- Hablé sin titubeos al majestuoso ser frente a mi, pues ya le consideraba un superior.- ¿Cómo debo proceder?.- Pregunté luego de una corta pausa.

Mi semblante era inamoviblemente frio y literalmente también el resto de mi cuerpo. Sin embargo, lo único que me mantenía allí en pie era la voluntad de acabar mi cometido, y ello se denotaba en la suave pero irregular respiración, habiendo ésta sido entrenada para mantenerse imperceptible, sigilosa, asesina bajo cualquier circunstancia.

Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Rex Salazar el Jue Jul 14, 2011 9:58 am

Me estremecí cuando detecté aquel enorme poder en las cercanías. Busqué en mis bases de datos mentales hasta que encontré la coincidencia: Priest. Maldije en mi interior: si me pillaba, podría darme por muerto. Ni siquiera a plena potencia tendría demasiadas opciones de vencerlo, y ahora me encontraba demasiado agotado, aunque me iba recuperando poco a poco. Concentrándome, volví a crear el dispositivo de camuflaje, pero esta vez mejorándolo: interceptaba también ondas sonoras, firmas de calor, las ondas mentales características de los mutantes... Me hacía literalmente indetectable. Escuché unos pasos acercarse al coche. ¿Tal vez tendría suerte? Quien fuese, montó en el vehículo y arrancó el motor. Recé para que se dirigiera hacia la salida... lo que hizo, con parsimonia. No me podía creer la suerte que estaba teniendo. Escuché la voz de un soldado en los controles de salida.

- ¿Podría enseñarme su documentación, por favor? Aahh... Ya veo... Puede usted pasar, coronel. Disculpe las molestias.

- No ha sido molestia, hijo. Buen trabajo.

El coche volvió a arrancar. Me arriesgué a echar un pequeño vistazo... y tuve que contener una exclamación de triunfo, a pesar de saber que no se iba a oír, de todos modos. Me largaba de allí. No canté victoria todavía, no me sentiría seguro hasta llegar a mi refugio y descansar por fin, pero la mayor parte de mi trabajo estaba hecha.

Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 26
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Gilbert Beilschmidt el Jue Jul 14, 2011 1:20 pm

Plasma… entonces no se trata de un sujeto común, incluso para ser mutante. – Volvió a echar un vistazo a su alrededor; con la intención de darse una idea más clara de los poderes del sujeto. No le quedaba duda de se trataba por lo menos de un mutante clase Gamma, tal vez Alpha, con una increíble capacidad de generar daño a una instalación blindada – El enemigo es por lo menos una amenaza nivel 5, bien hecho agente, su trabajo aquí a salvado vidas.- Señalo hacia el fondo del pasillo, donde un pelotón armado sobrevivió al flujo de plasma gracias a la presencia del frio absoluto de la nueva agente. –Sígueme… sí lo que me has dicho es cierto, debemos actuar rápido.- Su figura; pletórica en el refulgente argento de una energía radiante, volvió a levantarse lentamente del piso. – ¡Soldado! – Su voz se alzo directamente hasta uno de los guardias del perímetro de seguridad. -¿Sí señor?- El recluta se puso firme, y ejecuto el distintivo saludo militar que acostumbran los infantes en el momento de recibir la presencia de un superior -Entregue su rastreador de calor a la agente Kula Diamond.- Profirió con un sermón más tranquilo.- ¡Sí señor! - El hombre obedeció de inmediato, quitándose el complejo rastreador de su muñeca; que entre muchas otras funciones, detectaba las emanaciones de calor.-Agente Diamond, creare un domo alrededor de todo el pentágono y sus cercanías, nadie saldrá de aquí, su misión es rastrear y encontrar al sujeto. El equipo que necesite se lo puede exigir a los oficiales de este cuartel, están obligados a facilitarnos la ayuda. Cuando lo haga, avíseme por el intercomunicador, y pase lo que pase no pelee sola a menos que sea totalmente necesario.- La misión necesitaba de la perfecta sincronía de ambos. Por lo menos en esta ocasión, el clérigo ornamentado dependía de la ayuda directa de otro agente.

Dedico una última mirada a la joven de caballera tornasol. –Confió en ti.- y con esas palabras finalizando sus diligencias, se elevo de nuevo hacia los cielos; su aura radiante fundió un pequeño boquete en el domo del fuerte militar; apenas lo suficiente para que su figura pudiese izar en el cielo; varios metros por encima del enorme complejo. – En el día más brillante, en la noche más oscura, el mal no escapara de mi vista.- declamo el solemne himno de la antigua cábala de cazadores del clero. Una frase que por sí misma evocaba la magia del anillo; cuya luz vibro en contracciones similares a los latidos de una estrella. En ese momento levanto su brazo hacia los cielos, alzando desde la joya de su dedo un luminiscente as de luz que al alcanzar cierta altura desperdigo su estocada, derrochando la luz en forma de domo a través de todo el complejo: materializando una infranqueable barrera de energía solida; traslucida como un cristal pulido. Una barrera oportuna, que llego justo a tiempo para detener el automóvil que ya se encontraba saliendo del complejo militar; que apenas habia avanzado unos cuantos metros de la salida antes de ser obligado a frenar bruscamente, cuando apareció delante de el, un muro de irradiante luz que más parecía una tapia de vidrio; pero más duro que cualquier diamante.

Gilbert Beilschmidt

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 16/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Kula Diamond el Vie Jul 15, 2011 9:27 am

Sonreí ligeramente ante la felicitación del argento. La forma en la que se desenvolvía ante aquella situación me daba a entender que era un veterano y por ende mi superior directo.
Le seguí de cerca, estoica, pues bajo su mando no había ya lugar a dudas; capturaríamos al intruso.
Coloque en mi muñeca el dispositivo rastreador mientras escuchaba atenta las instrucciones del hombre, limitándome a asentir y luego proferí el saludo típico y oficial de los infantes.

"Rastrear y encontrar"Repetí para mis adentros, observándole ahora ascender sublime sin siquiera inmutarse al atravesar las múltiples capas blindadas de aquel edificio. Ahora comprendía la existencia de SHIELD...Resultaba casi imposible para los humanos contener o defenderse de Mutantes. Aunque también comprendía que el combatir fuego con fuego, solo avivaba más éste.
Suspiré resignada, no era momento de ese tipo de cavilaciones. Sin esperar más, una vez el domo estuvo completo, volví la vista al aparato en mi muñeca. Era la primera vez que utilizaba esta clase de dispositivos, no obstante un par de minutos después de verificarlo me halle capacitada para utilizar las funciones, no a un nivel avanzado, pero de seguro al mismo nivel que cada uno de los infantes aquí poseía.

Camine lentamente a través del pasillo en ruinas. Mis pies se hundían en una especie de hollín, residuo de nuestro encuentro. Sabía que a cada segundo que pasaba le permitía recuperar fuerzas, sin embargo, aquel se había convertido en un juego de intelecto, de gato y ratón, y debía analizar cada micrón de lo que podría llamarse; Escena del crimen.
Llegué finalmente al hueco de salida. Afiné la mirada mientras mis dedos recorrían el corte transversal de la pared, ofreciéndome una clara idea de cuan duro debió ser el impacto, para mí al menos. Conduje la mirada hacia el suelo; restos de material carbonizado se extendía unos centímetros en lo que sería el comienzo la acera que rodeaba al complejo. Busqué detenidamente por allí, caminando al rededor y tratando de formar una imagen en mi mente.
"Bien, si yo estuviera en una situación similar, escaparía lo antes posible"Mi mirada viajo entonces hacia las afueras del lugar, perdiéndose en el horizonte para luego regresar lentamente mientras sondaba la zona de lado a lado. Mi paciencia recibió su recompensa al toparme, a unos 3 metros de hueco, un pequeño trozo de escombro. Me acerque tomándolo entre mis dedos, ubicándolo a contraluz, tras un corto análisis visual cabia dudas; en mis manos tenia parte del material de la pared. Pero, ¿cómo? El único razonamiento que parecía cuadrar en la situación era, que de alguna forma, algo había impactado la pared, haciendo saltar aquel trozo hacia fuera antes de ser la misma carbonizada en ese casi perfecto círculo de salida.
Me ubiqué esta vez mirando hacia el complejo, regrese dentro de el y, caminando de espaldas mientras mi brazo se extendía hacia el ahora derruido pasillo, salí de allí. Simulando de tal forma lo que habría sucedido. No tarde en atravesar la pared final, comprendiendo entonces que le habría atravesado golpeando su espalda contra ella y posteriormente el rayo de plasma hubiere generado el corte limpio, de manera que el escombro ante el impacto saltara fuera de la zona.

Me detuve a un metro de la pared para después acuclillarme.
Bien, tenía una mera imagen de lo que habría sucedido, ahora debía encontrarle. Giré sobre mis talones, abrazada a mis piernas, y lo primero que encontré fue aquel perímetro de soldados fuertemente armados. Levante así la muñeca, comparando la imagen del dispositivo con la que tenia frente a mi. Sí, todo en orden. Miré a un lado y al otro, buscando los caminos viables y/o posibles escondites, lo primero a resaltar para el ojo entrenado fue una especie de aparcamiento. Sonreí a medio lado y di un brinco en el lugar, que al momento de tocar tierra una onda expansiva de frio se generó llevando tras de si una fina capa de hielo hasta el limite del domo, lo bastante fino para quebrarse sonoramente y dejar una visible huella. Extendi por otro lado ambos brazos, acondicionando el interior a una temperatura de 5º, teniendo de esta forma otra vía de detección. No es que no confiara en la tecnología, pero ella también podría fallar, y dos son mejor que uno.

Un espasmo de cansancio hizo presencia en mi interior. La creación de tal escenario llevaba consigo un gran despliegue de poder, cual sería notorio en la ligera curva de mi columna. Sin dejarme vencer me erguí una vez más, dirigiendo una fiera mirada a los soldados.
-Desde este momento, quien deje su posición, será considerado enemigo. Si notan algo fuera de lugar denme aviso a través del comunicador.-Anuncié en tono lo suficientemente alto, pues bajo sus pies yacía el único terreno del domo que no había congelado.
Comencé mi carrera cual atleta olímpica hacia el estacionamiento, alternando la mirada en el dispositivo y el paisaje. Mis pasos serian los únicos silenciosos, pues en un reflejo instintivo las pulsaciones heladas se desplegaban desde mis pantorrillas a la planta de los pies, creando así hielo firme.

Rodee los vehículos varias veces, dejando espacio considerable para una defensa en caso de ataque, a simple vista no había nada, y el dispositivo tampoco mostraba señales de calor. Como último requisito a prueba de fallas; flexione una pierna, dejando un segundo en el aire acumulando energía cryogenica y di un fuerte pisotón, cuyo golpe elevaría docenas de estalagmitas, empalando literalmente la parte inferior de los vehículos.

Nada.
Por mucho que parecieran mis acciones un comportamiento psicótico, todas ellas eliminaban posibles errores. Tal mutante era una amenaza, de esto dependía encontrarlo, no iría a términos medios.

Habrá regresado a la fortaleza?...No…no lo creo, allí la seguridad esta en alerta roja.Observé una vez más la pantalla del rastreador. Si no había regresado a la fortaleza, debería hallarlo al menos en el extremo más alejado de ella, y la única señal provenía de los límites del domo. En todo caso, debía considerar todas las posibilidades, si allí no encontraba nada, continuaría el examen de fuera hacia dentro, era solo cuestión de tiempo.

Rápidamente, cual ráfaga, me vi traspasar un puesto de control. Detuve mi andar, también tenia que registrar allí. Como antes, realicé un chequeo térmico, daba la sola presencia del guarda.

-Tengo que hacer una ultima inspección.-Pronuncié esbozándole una cálida sonrisa al hombre mientras me encogía de brazos.-Espero que no te moleste, pero tendrás que aguantar las respiración solo un segundo.-

-Oh..no. Claro que no me molesta señorita.-Respondió el soldado, parecía bastante joven. Sin tardar propinaría un golpe al suelo con el talón, destrozando la caceta con púas diamantinas cuales dejarían encerrado también al hombre durante un segundo, pero lo suficiente para hacerle perder todos los colores del rostro.

-Todo en orden, gracias por su cooperación.- Conferí un saludo militar y continué camino hacia el vehículo. Aprovechando a cada paso para recuperar fuerzas y centrar mi atención en las fluctuaciones térmicas que mis sentidos podrían captar
-Señor, he buscado toda firma de calor en el área y chequeado posibles escondites, hasta ahora el resultado es negativo. Voy en camino a registrar el ultimo vehículo sospechoso. De ser nuevamente negativo pido permiso para realizar un ultimo sondeo del area exterior mediante un ataque masivo señor. Conozco la posición de cada guardia, no les hare daño alguno.-Hable a mi superior mediante el dispositivo.

-Permanezca en el vehículo por favor!!.- Grite revelando a conciencia mi posición, cual yacía a 5 metros del objetivo. No tenía otra opción, si el conducto decencia correría peligro, por ello dividí el chequeo en dos pasos; primeramente golpee fuertemente el suelo, creando púas que encerraban el vehículo y a su conductor dentro, al segundo siguiente, roce suavemente el hielo, dado como resultado el aguijonear de la sección inferior del mismo, llevando consigo también, el aire de los neumáticos.

Spoiler:
Tres paginas de word, es el post mas largo que he escrito en mi vida!!! xD
Rex, si por obra magica te saltas todas las acciones, Kula te odiara por el resto de tu existencia ¬¬. Nah, broma. Solo quiero ver como sale de esta Twisted Evil

Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Rex Salazar el Vie Jul 15, 2011 12:24 pm

Ya decía yo que estaba siendo demasiado fácil. En cuanto vi por el rabillo del ojo el domo que había creado aquel maldito agente clerical de SHIELD, maldije con vehemencia. Y otro tanto cuando aquella chica de hielo de la que no tenía datos congeló el suelo. Tenía todas las salidas tapadas, completamente, no tenía escapatoria... esos pensamientos se agolparon en mi mente durante un segundo, antes de que recuperase la calma por completo. Exhalé aire y desabroché mi cinturón, dejándome caer al suelo con suavidad. Rodé bajo el coche y me incorporé, aún indetectable. Mis fuerzas se empezaban a agotar, pero mi voluntad se afilaba cada vez más. Todo se reducía a dos sencillas incógnitas. La primera: ¿me habrían dejado alguna salida posible? Y la segunda: ¿cuánto tiempo me mantendría en pie mi voluntad? Me alejé del coche un poco y me arrodillé en el suelo, intentando conservar mis fuerzas, pensando en mi siguiente movimiento, conversando conmigo mismo. "Piensa, Rex, piensa. Veamos: la evasión a nivel superficie está cortada. También a nivel aéreo. A plena potencia, podrías abrirle un boquete a esa barrera, tal vez, y con muchas dificultades. Pero estás agotado, no puedes recurrir a más del 70% de tu potencial sin quedarte inconsciente o palmarla. Es decir, no puedes evadirte por la fuerza. Si lo intentas, te atraparán con toda seguridad. Y no necesitas recordar qué te pueden hacer. Es decir, o te evades a través del suelo... cosa casi imposible, puesto que será demasiado lento y dejarás un rastro que podrán seguir perfectamente. Además, me gustaría verte intentando cavar un túnel en este suelo congelado. Sería como decir: "¡Hola, Gilbert, estoy aquí, ven y detenme!" No. Tiene que haber un modo, hasta las arañas más hábiles dejan un hilo rojo... ¡ESO ES! El río... El río Potomac... Podría ser, es una remota posibilidad... Tal vez el domo sólo toque su superficie, dado que tiene un borde casi completamente nivelado... Además, el río enmascarará mi firma de calor y puede ocultarme si voy pegado al fondo. Parece la única opción". Tan ensimismado estaba en mis pensamientos que no pude evitar dar un respingo cuando la chica de hielo congeló el espacio que justo antes había ocupado yo bajo el coche. Se la notaba cansada... bueno, se brindaba a comentarios hirientes/sarcásticos, salvo porque yo no estaba mejor. Bueno, esta era mi último cartucho. Si esto fallaba, sería como haber quemado todos mis barcos en una batalla naval. Transformé mis pies en botas antigravedad, que me hicieron levitar a unos veinte centímetros del suelo, lo que me permitiría llegar hasta el río rápidamente sin firma de calor que valiese, y salí disparado hacia allí, dejando atrás a aquella agente de SHIELD. Esquivé mediante algunas acrobacias a los soldados dispersos por allí. Me detuve en seco cuando llegué al río, al lado del domo.. La vista se me nublaba. Me quedaba un 50% de toda mi fuerza, lo cual era bastante poco. Destransformé mis pies, descendiendo al suelo con suavidad. Me detuve un segundo para tomar aliento y me sumergí poco a poco, cuidando de no salpicar ni perturbar la superficie. Nadé despacio hacia el fondo y transformé mi rostro en una máscara que me proporcionaba oxígeno. Tal y como había predicho, había un pequeño hueco debajo del domo por el que yo podría escurrirme. Y así lo hice. Ahora no tendría más que alejarme una buena distancia. Transformé mis pies en generadores de chorro, que absorbían el agua y la propulsaban, como si fuesen botas jet, y empecé a nadar a gran velocidad, descendiendo por el río, fuera del domo. Mis fuerzas se consumían peligrosamente, me dolía todo el cuerpo como si me estuviesen aplastando con martillos, me parecía que me iba a estallar la cabeza. Sólo mi terquedad y mi fuerza de voluntad me mantenían consciente. Esperaba poder huir de una maldita vez...

Off. Qué complicado me lo habéis puesto, madre de Dios. (PD: Nótese la falta de ironía. PDD: Nótese la falta de ironía de la frase anterior XD)

Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 26
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Kula Diamond el Sáb Jul 16, 2011 7:57 am

Mis orejas parecieron moverse cual felino al captar aquel sonido de resquebrajamiento que tanto había deseado. Inmediatamente hallaría en el suelo unas pocas pero recientes marcas que acababan abruptamente en dirección...Al rio!!
"Maldito seas!" Dije para mi misma, mordiéndome el labio inferior en afán de mantener la frustrante exclamación dentro de mi mente.

No, en definitiva no le dejaría huir por allí. Extendí los brazos lado a lado, respirando. Desde mi pecho, como suaves y helados pulsos, mi poder se expandía a cada rincón de mi cuerpo, casi podía sentir como este frio emanaba de cada uno de mis poros.

Entrecerré los ojos, suspirando. Mi rostro se encontraba completamente relajado, cuasi perdido. El deterioro de mi cuerpo ahora se convertía en una cuestión obvia. Si bien crear neblina era algo relativamente sencillo, la constante de habilidades desplegadas había consumido gran parte de mis energías.
Ahora, el nuevo escenario se disponía a la detección del intruso, la neblina creada se vería dispersa ante su avance, dándome así un camino a seguir.

Emprendí marcha tras él, aprovechando mi control sobre el entorno para permanecer completamente oculta. Solo me quedaban fuerzas para un ataque más, y no lo desperdiciaría.

-Señor, el objetivo escapa en dirección al rio. Le estoy siguiendo de cerca. En cuanto se sumerja le encerrare alli.-Aquella fue mi ultima comunicación antes de ver un par de huellas perfectas marcarse desde la nada misma.
Permanecí a distancia considerable, calculando mentalmente cuanto tardaría éste en estar completamente sumergido, una vez pareció la adecuada me arrodille en el borde del rio. Mi semblante se endureció en una clara muestra de esfuerzo mientras mi espalda se encorvaba hacia atrás llevando los brazos flexionados y empuñados con ella. En ese milisegundo una ligera explosión en el centro de mi existir se hizo presente. A esa temperatura, el frio ni siquiera se sentía como tal, había comprimido tanto mi poder que la sensación sobrepasaba la del calor, podría describirlo como un punto ardiente y punzante, cual se dividiría en dos y viajaría en perfecta sincronía a través de mis brazos que ahora golpeaban la superficie del agua con furia, causando una honda helada, congelándola en cuestión de segundos, a aproximadamente 500metros a mi izquierda y otros 500 a mi derecha, con una dureza suficiente para encerrarle y una temperatura no mortal, pero que si drenaría su temperatura causando aun mas agotamiento, y como ultima precaución y valiéndome de la humedad de los alrededores nacieron desde la tierra misma centenares de estalagmitas a modo de pared.

Deje entonces caer mi cuerpo contra el hielo. Respirando pausadamente, como quien se encuentra a punto de dormir."Le seguí de forma que no me notara, di el tiempo suficiente a que se adentrara en el rio, congele el liquido en segundos con el solo fin de tomarlo desprevenido, y finalmente cerqué el terreno circundante con estalagmitas impidiendo el paso...Lo referente a escape aéreo queda bajo el mando de mi superior...yo no puedo hacer mucho mas... Y con ese último pensamiento mis ojos se cerraron, regresando mis facciones a la tierna niña de cabellos rubios. Como si nada hubiera sucedido y solo me encontrara durmiendo cual princesa en un mágico bosque de hielo.

Spoiler:
Disculpa Rex, pero especifique en mi post anterior que el hielo creado en el suelo se trataba de uno sumamente fino, capaz de quebrarse ante un paso. Por muy suave que Rex se hubiera movido dejaria algun rastro... y no feliz con eso rodo incluso sobre el. Asi pues, tome como referencia los movimiento que hizo en el suelo para continuar el rol.

Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Gilbert Beilschmidt el Lun Jul 18, 2011 1:28 am

-Señor, el objetivo escapa en dirección al rio. Le estoy siguiendo de cerca. En cuanto se sumerja le encerrare alli.-

Las palabras de la agente enmarcaron una sonrisa en los labios del paladín argento, quién al cabo de unos minutos; considerando el tiempo que le tomaría a su compañera alcanzar al prófugo, deshizo el domo y se precipito como un heraldo del cielo. Su presencia brillante como una estrella no podía ser ofuscada ni siquiera por el eclipse de profunda y helada neblina; que se abría como una cortina dejando un espectro fantasmal al paso del inhumano clérigo. No tardo mucho tiempo en llegar hasta el rio, divisando una extensa porción de agua congelada. Un hielo tan pulido que reflejaba la luz del héroe como un espejo. – Bien hecho agente. – Le dijo desde que la vio. El cansancio la había agotado totalmente, su cuerpo estaba volviendo a un estado pasivo; su verdadera forma humana, con cabellos tan rubios como los rayos de un sol de medio día. Cual céfiro luminiscente, acelero la velocidad, ayudando a la agente a ponerse de pie.- Despierta… no es momento de dormir.- Susurró, sosteniéndola por la cintura, y recargándosela al pecho de modo que su imagen se pudiera mantener erguida.

¡Y tú… dime quién eres! –Dijo como si hablara al hielo. Para un justiciero que ha presenciado la encarnación misma de la maldad, y ha enfrentado demonios y mutantes, no pasaban desconocidas las habilidades de los inhumanos. Adivinaba entonces que el emisario espía tenía la suficiente habilidad para escucharlo a través incluso de su prisión de hielo. Con la mano convertida en un puño, apunto hacia el piso, dejando que una brillante estela de luz se desplegara de la joya en su dedo medio. Derrochando energía a lo largo de la solidez del agua congelada; reforzando la prisión por todos los puntos, menos uno; un hueco circular justo a unos metros del clérigo; un boquete dispuesto para que el espía pudiera salir y hablar con él. – Sal de ahí, no te atacare si tú no lo haces. Solo muéstrate, dame esos documentos que robaste y podrás irte.- Claudico. Extrañamente, y a pesar de ser un agente condecorado de S.H.I.E.L.D., Gilbert tenía un sentido común que le permitía actuar más allá de las ordenes o el protocolo; con lógica humana. Y en ese razonamiento, se desvelaba muy claramente que el mutante infiltrado no era una persona peligrosa o agresiva. Teniendo un poder de fuego considerablemente alto, no mato a nadie dentro de las instalaciones, y prefirió escapar antes de enfrentarse en una pelea súper-humana con la agente Kula, evitando un conflicto que hubiese devastado el área y muy posiblemente matado y herido varias personas. “Agente Kula, haz hecho bien tu trabajo… pero ahora necesito que reacciones.” Cavilo en sus pensamientos, esperando que la doncella de cabellos dorados abriera sus ojos.

Spoiler:
disculpen lo corto de la respuesta. La siguiente sera mucho mejor.

Gilbert Beilschmidt

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 16/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Rex Salazar el Lun Jul 18, 2011 5:48 pm

Si es que ya lo sabía. Yo soy bueno, pero esta vez me han pillado a base de bien. En una fracción de segundo observo el hielo formándose a mi alrededor. No tengo escapatoria... pero no pienso entregar la información. Ni de coña, vamos, habiendo arriesgando la vida para conseguirla. Mi mente, al igual que un ordenador, trabaja frenéticamente, midiendo y analizando cada variable, trazando un plan en milésimas de segundo. Computerizo todos los datos que he robado (descargándolos directamente en mi mente desde los ordenadores del Departamento de Defensa. A veces es genial poder convertir tus dedos en cualquier tipo de conexión informática) y todos mis conocimientos sobre armamento, los datos de mis transformaciones de combate, los datos acerca de la misión que me había fijado... convierto en archivos todo lo que recuerdo a partir de que llegué a este país y entré en contacto con la teoría del Sueño de Xavier. Acto seguido, creo un emisor de señal en mi muñeca instantáneamente y envío los datos al ordenador en mi refugio, convirtiéndolos en una señal irrastreable a través de la red, mediante el uso de múltiples servidores, discos duros fantasma y una complejísima codificación, de forma que nadie que no posea una mente computerizada como la mía pueda descifrarlo. Básicamente, vacío mis vases de datos en el ordenador, vía internet, borrando a continuación todos mis recuerdos, como quien elimina archivos de la papelera de reciclaje de un ordenador de sobremesa. Lo último que recordaré será haberme dormido en mi apartamento en Queens un mes antes del día de hoy. El esfuerzo me sume en la inconsciencia al mismo tiempo que el borrado de datos se completa y el hielo se cierra sobre mí, sumergiéndome en la oscuridad.

- ... ¡dime quién eres!

Esas palabras me despiertan de mi sopor, mientras una sensación de calidez ahuyenta el frío en mi costado derecho. Abro los ojos, sin entender nada. ¿Por qué demonios estoy en un río, rodeado de hielo? Salgo arrastrándome y tiritando a través del agujero, demasiado aterido incluso para sentirme molesto por lo patético de mi apariencia. Por todos los taquiones del Universo, ¿qué demonios hago en el Pentágono? Y, sobre todo, ¿por qué aquel hombre con apariencia angelical está plantado ante mí, exigiendo la devolución de unos documentos? Espera, ¿que yo he robado documentos? EL cansancio atenaza mis miembros, la cabeza me estalla de dolor. Con un gemido ahogado, me incorporo, tambaleándome. Me duele todo el cuerpo, sobre todo la espalda, como si me hubiese pasado un bulldozer por encima. Con un gesto, me arranco la máscara que llevo (¿por qué llevo una máscara?) y miro con expresión confundida a ese hombre. No tengo ni idea ni de lo que habla, lo último que recuerdo es haberme dormido en mi casa, en Queens.

-¿D-d-de q-q-qué d-demonios m-me e-está hab-hablando? -pregunto, tiritando debido al frío que parece habérseme metido hasta en los huesos-. ¿Q-qué e-es l-lo q-que hag... hago a-a-aquí?

No comprendo nada, mi mente parece haberse quedado completamente embotada. Temblores convulsivos recorren mi cuerpo, estoy completamente helado. Casi no tengo fuerzas ni para mantenerme en pie, me siento como si hubiese corrido durante días sin comer ni beber. El dolor es insoportable, me taladra las sienes, haciendo que me tambalee un poco sin poderlo evitar.

Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 26
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Kula Diamond el Mar Jul 19, 2011 8:46 am

Repentinamente un cálido sentir se hizo contra cuerpo. Alce la vista hacia donde mis sentidos decían provenía. La imagen del argento parecía moverse de un lado a otro, mas sin embargo, a pesar de mi desorientación note claramente la posición en la que me encontraba. Mis mejillas se colorearon rápidamente ante el bochorno que había sufrido ante mi superior.

-L-l-lo-lo siento.- Tartamudee dando unos rápidos pasos hacia atrás con la intención de retomar la posición de soldado que me correspondía, pero en el proceso mis piernas se enredaron consigo mismas, haciéndome trastabillar y caer sentada al suelo. Podía sentir el calor emanar de mi rostro, deseando mentalmente que me tragara la tierra. ¿Dónde estaba la enterior soldado, fría y calculadora? En verdad me gustaría saberlo, cada una de mis acciones incrementaba mi pena, haciéndome quedar como una niña torpe...justo frente a mi superior!

Bajé la cabeza apenada, tratando de recobrar el control y estabilidad de mi cuerpo, cual semejaba su debilidad al de una muñeca de trapo. Aproveché un par de segundos en los que mis cabellos cubrieron mi rostro para respirar y hacer desaparecer aquel semblante tan nervioso ante la embarazosa situación. Respire hondo, y por fin me incorporé del suelo con un solo movimiento, al momento exacto en que aquel sujeto ascendía.

Mis irises brillaron junto a una expresión de sorpresa mientras le observaba colocándome a un lado del argento. Mas aquella expresión no tardaría en desaparecer, siendo reemplaza por unos ojos afilados y listo ante cualquier extraña sorpresa. Aun mantenía mi cuerpo humano, poseyendo tonos mas coloreados de piel y una cabellera rubia, sin embargo mis habilidades natas permanecían a nivel de casi un super-soldado.

-Hmph....-Resoplé cruzándome de brazos, y reclinando todo mi peso sobre la derecha, desconfiada de las palabras proferidas por muchacho que tantos problemas había causado, especialmente a mi."Amnésico? Si...claro" Pensé rodando los ojos, sarcástica.
Mas no confería a mi emitir juicio o realizar acción sin antes recibir la orden directa de mi superior. Eso era lo que me habían inculcado durante toda mi vida...Pero sí era libre de pensar lo que quisiera, y ahora mismo me encontraba anonadada. ¿Aquel muchacho realmente era un mutante nivel 5?."Vaya...las apariencias si que engañan"Pronuncié para mi misma, observándole de pies a cabeza.

Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Gilbert Beilschmidt el Miér Jul 20, 2011 2:35 am

Tranquila agente.- Susurró el radiante paladín; que bajo ningún momento dejaba de irradiar la brillante luz venia aparentemente de los poros de su cuerpo; aunque realmente emergía desde el anillo en su mano, su única y verdadera arma, la naturaleza escondida de todos sus poderes. De notablemente sereno, escuchó con atención los desvaríos repentinos del muchacho. Sus ojos, totalmente fijos en los de él; notaron el desconcierto evidente, observando la manera en que el mutante inspeccionaba sus alrededores. – Dime cuál es tu nombre muchacho.- Inquirió, sin estar del todo seguro sí las acciones del joven zagal eran ciertas o se trataba tan solo de una convincente actuación.

Poso su mano tranquilamente en el hombro de la agente Diamond, apretándole suavemente con los dedos; invitándola a calmarse un poco. Como un guerrero de obligación; más que de convicción, Gilbert podía entender perfectamente el temporal de emociones que azolaban el temple de la joven campeona; quién se erigía valientemente en una postura defensiva. – No es necesario seguir peleando, señorita Diamond. – Volvió un segundo la mirada hacia ella, regalándole una gentil sonrisa. A pesar de ser un “soldado”, la naturaleza halagüeña del caballero argento era más parecida a la personalidad de un Padre, de ahí que hubiese bautizado en la agencia como “Priest o Cléric”. – Yo creo que nuestro joven amigo tiene muchas cosas que explicarnos, comenzando por su nombre edad.- Agregó, llevando el rostro de nuevo hacia el frente.

Con un paso de héroe gallardo, avanzo lentamente hasta el sujeto recostado en el piso. Los temblores de su cuerpo no escaparon desapercibidos para el hombre de tupida caballera plateada; cuyo rostro, a pesar de las facciones endurecidas por una vida difícil, rezumaban gentileza. Se inclino, hasta posar una rodilla en la perfecta superficie de hielo creada por su compañera. – El frio se irá pronto. – Y con sus palabras, poso la palma de su mano sobre la cabeza del mutante. Pronto, la cálida aura del campeador teutónico se esparció hacia la figura del joven zagal, bañándolo con un manto de photones que encalidecian como el mismísimo sol del medio día, expulsando el frio, e incluso secando la piel y ropas del muchacho; no más que un adolescente ante los ojos de Gilbert.

Gilbert Beilschmidt

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 16/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Rex Salazar el Miér Jul 20, 2011 6:23 am

En un principio, no soy capaz de responder a ninguna pregunta, el único pensamiento en mi mente es echar este maldito frío de mi cuerpo. Si pudiese transformarme, no sería problema, pero no me quedan fuerzas. ¿Qué habré estado haciendo para acabar así de agotado? Cierro los ojos cuando la mano de aquel hombre toca mi cabeza, cubriéndome con un aura luminosa que borra el frío y seca por completo mis ropas. Poco a poco, los temblores de mi cuerpo cesan, aunque aún me siento completamente exhausto. Sin embargo, me incorporo con valentía, decidido a no mostrarme débil ante nadie, de forma que mi cuerpo protesta con varias punzadas de dolor. Aprieto los dientes durante un momento. Quién me mandará a mí ser tan orgullosamente cabezota.

- M-me llamo Rex. -digo, aún tartamudeando un poco, dejándose notar mi acento italiano-. Rex Salazar. Tengo 21 años, soy un científico italiano asentado en EEUU. ¿Qué más datos necesita? ¿Mi dirección? Vivo en Queens, vecindario de Jackson Heights, quinto portal, cuarto piso, a la derecha... -vuelvo a mirar a mi alrededor, confuso, sin acabar de comprender qué es lo que hago aquí. Me gustaría comprender también por qué tengo la espalda hecha un cisco-. Per l'amor di Dio... Chiunque può spiegare perché diavolo mi sveglio nel fiume Potomac, vicino al Pentagono, a metà congelati quando l'ultima cosa che ricordo è che era andato a dormire a casa mia? Quiero decir...¿alguien me puede explicar por qué demonios me despierto en el río Potomac, al lado del Pentágono, medio congelado cuando lo último que recuerdo es haberme ido a la cama en mi casa?

De verdad, no comprendo nada de lo que está pasando. Sin embargo, sin ese frío lacerante, mi mente empieza a trabajar como suele, barajando hipótesis a toda velocidad, desde las más probables a las más descabelladas. Entrar en el Pentágono a acceder a información clasificada... me conozco, soy capaz de hacerlo... pero ¿qué información? ¿Y para qué? ¿Por qué? O alguien me la ha jugado muy mucho controlándome, o me la he jugado a mí mismo. Y eso último sí que no tiene sentido. ¿Por qué me haría algo así a mí mismo? No parece ni típico de mí ni probable.

Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 26
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Kula Diamond el Sáb Ago 27, 2011 11:11 pm

Relajé los hombros al igual que mi expresión, ahora imperturbablemente calma. En efecto, todo había acabo, y la persona frente a mi había quedado en tal estado de debilidad que le resultaría imposible matar una mosca. Una ligera sonrisa de arrogante satisfacción hizo presencia en mis labios en el momento en que comprendí mi logro; Capturar un mutante nivel 5.
No obstante, el escucharle hablar hacia nacer en mi un deje de rencor, cual sería el camino a seguir por mis palabras.

-Te infiltraste en el pentágono.-Dije inconscientemente y sin siquiera haber tenido autorización alguna de emitir palabra. -Robaste información clasificada. Casi me matas con un rayo de plasma. Me hiciste crear todo esto.- Señalé con la palma hacia arriba, como invitándole a apreciar el gélido escenario.- Hasta lograr arrinconarte, y en una acción desesperada te arrojaste al rio. E incluso ahora tienes la osadía de fingir amnesia.- Instante en que finalice mi monologo caí en cuenta de lo dicho, abriendo ligeramente los ojos en sorpresa y conteniendo el deseo de cubrir mi boca cual niña al decir lo indebido. En lugar de ello moví mis rojizos irises a un lado con el rostro ligeramente coloreado, evitando el tema.
Ese pequeño desahogo bastó para traer calma a mi mente, permitiéndome estudiar el entorno que habían formado mis también desesperadas acciones.
Con un suave y delicado movimiento acomodé unas cuantos mechones de cabello detrás de mi oreja, al instante que los mismos tomaban una vez mas su tonalidad celestina. Volví entonces los iris al argento, cual yacía junto al tal Salazar.

-Señor, sería conveniente regresar a tierra. No estoy muy segura de los efectos que este hielo pueda traer al medio ambiente. Debo deshacerlo cuanto antes.- Musité. Lo que hicieran con ese joven ya no era de mi incumbencia, había cumplido con mis órdenes y su futuro ahora caía en manos de mi superior. Si en verdad se encontrara amnésico he de suponer que le dejaran libre pero mantenido bajo estricta vigilancia. Aunque tampoco comprendía muy bien la razón de dejarle libre con solo entregar lo robado, es decir, el robar es un delito, sea lo que sea, y todo delito trae consigo un castigo.

Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En misión de espionaje (libre)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:55 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.