Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Madness Arrival [Privada]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Alice Liddell el Vie Jul 22, 2011 12:39 am

(Como nota, les sugeriría enviarme mensaje privado para recomendarles si pueden o no acercarse a Alice... al menos recomendarles como acercarse sin disparar su instinto Homicida)

Una mente trastornada navegaba una marea sin tiempo, la percepción de sus sentido sufría una tortuosa deformación que le inducia tétricas visiones de una irrealidad, donde su oscuro navío flotaba sin rumbo sobre un océano de sangre. Su negra cabellera se precipitaba lacia cuales sombras, dóciles a la voluntad del viento revoloteaban una danza sin sentido, que intentaba ser domada por el delicado tacto de una mano femenina peinando sus cabellos. Sus orbes relucían como esmeraldas enjoyando una mirada perturbadoramente desconsolada, pues su corazón sufría del abandono por la soledad perpetua del antiguo navío.

Inconsciente de los poderes de su sugestión, sus vestimentas del siglo pasado se habían transformado en demacrados harapos, cuales dejaban al descubierto la mayoría de su cuerpo e inclusive algunas partes de su delicada feminidad. Ante su demente percepción de la realidad, se encontraba expuesta a la inclemencia de un clima gélido, obligándola a abrazarse a si misma y cubrir su indecorosa condición.

A pesar de que su esquizofrenia unicamente miraba océanos de sangre en toda dirección, su embarcación se detuvo de golpe con toda la inercia consecuente, revelándole la visión de la nada. De pronto se encontraba encallaba en una tenebrosa, de arenas azabache como si de hollín se tratara, salpicadas de cadáveres putrefactos; pero la confusión y el temor de su mente perturbada fueron vencidos por la esperanza que sembró en su corazón aquella oportunidad de escapar de su exilio.

La hermosa Alice salto por la proa del navío poseída por una combinación de anhelo, esperanza y su feroz valor; sus pies desnudos cayeron sobre el arena de la playa, cual admiraba como un hollín áspero para su delicada piel. Su cuerpo se flexiono debido la fuerza de gravedad que había influenciado en su contorneada figura durante la caída; pero se incorporo de inmediato dando la vuelta para dar una última mirada, poseída de escepticismo, a la embarcación que le había esclavizado a la soledad.

Su corazón se aceleró rebosante de emoción, pero su entusiasmo fue degollado de un tajo por el susurro del arena penetrada por pisadas aproximándose y provocando el temor apuñalando su tranquilidad. En respuesta, giro violentamente materializando desde la irrealidad su implacable Hoja Vorpal cual tajo trazaba una estela azulina-carmesí y esgrimiendo su amenaza en dirección de quien fuera que se aproximara.

¿¡ Quién esta ahí !? ¡Salga de inmediato!

El mas sutil de los gestos podría provocar que la dementada esquizofrenia de la joven Alice visualizara a su visitante como una amenaza, en cual caso descuartizaría despiadadamente al monstruo que su mente percibiera.

Alice Liddell

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 18/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Emma Frost el Vie Jul 22, 2011 1:24 am

Los Stilettos blancos colgaban de sus dedos. Solía disgustarle la sensación de la arena caliente en contacto con la piel delicada de sus pies, pero extrañaba el aroma salado que flotaba en la brisa marina, más suave y envolvente, muy diferente al que pudiera percibirse en cualquier ambiente urbano. Hacía frío, pero aún así se acercó a la orilla donde la fuerza de las olas moría y era absorbida por la tierra. Dejó que el agua helada abrazara sus pantorrillas expuestas, ya que se había despojado del traje sastre que acostumbraba utilizar, únicamente dejándose la tanga, prenda que a duras penas podía considerarse como tal al carecer de tamaño y forma conservadora. Aquél delgado trozo de tela desaparecía entre la redondez de unas nalgas firmes y prominentes, mientras que el bustier continuaba manteniendo la exuberante rendondez sus pechos, remarcando a su vez la estrecha cintura de la Reina Blanca.

El viento sopló en su contra, apartando los cabellos dorados de sus hombros como lo hicieran las manos de su tan admirado amante; haciéndolos danzar en el aire, seduciéndola con el recuerdo de una noche de pasión. Una sonrisa apareció en sus labios cuando se percató de que el tacto de Él aún seguía impreso en la memoria de su cuerpo...«Qué tonta eres Emma... sonríes como una adolescente enamorada» Si alucinaba con sus besos sentía ardor en los labios. Y ni que decir del modo en el que otras partes de su cuerpo -más íntimas- rememoraban a ese hombre.

Otro recuerdo se sobrepuso: El motivo por el cual ahora se encontraba vagando semi desnuda en la orilla del mar. Quería despejar su mente de las preocupaciones que dos horas atrás habían sacudido su tranquilidad. Se trataba de sus estudiantes en la Academia de Massachusetts. Mientras estuvo ocupada con los preparativos a favor de la construcción de Ávalon, sus visitas a la Institución disminuyeron significativamente, pero durante la estancia en el Santuario, éstas se redujeron a cero... Ellos estaban bien, pero confundidos, como un rebaño de ovejas inquietas sin la guía de su pastor, lo sabía porque había sondeado sus mentes. Quería llevarlos a Ávalon, convertirlos en miembros de la Hermandad y comenzar así con la instrucción de todos los jóvenes mutantes que se habían unido y unirían a la Causa de Magneto... Y la suya. Pero no podía hacerlo, el Hellfire Club comenzaría a cuestionar nuevamente la fidelidad de su Reina. Aún así se prometió a sí misma hacerlo cuando se presentara la oportunidad más conveniente.

Era tarde, no debía pasar demasiado tiempo en la tierra... O tal vez esa sólo era una excusa para justificar la ansiedad por regresar al Santuario. Pero repentinamente, una sombra emergió del oscuro horizonte como un presagio, tomando la forma de una embarcación digna de aparecer en la más retorcidas de las pesadillas. La estructura parecía a punto de colapsar en cualquier momento debido a los agujeros y grietas en la madera de sus diferentes partes. Las velas no eran más que trapos rasgados y grises. Por un momento permaneció inmóvil mientras contemplaba aquél barco fantasma. Aunque la curiosidad pudo más que el instinto de auto conservación, por lo que se acercó, convirtiéndose en testigo del perturbador descenso de una figura femenina que ahora la amenazaba con un enorme cuchillo....

Fuese aquella joven Humana o una aparición, la pobre muchacha parecía lo suficientemente perturbada, y La Reina Blanca reaccionó en consecuencia.

-Tranquila...Tranquila.. No te haré daño... Nadie va a hacerte daño...¿Necesitas ayuda? ¿Cuál es tu nombre?-. Su hermoso semblante se suavizó con una sonrisa maternal.

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Alice Liddell el Vie Jul 22, 2011 1:59 am

La demencia parecía poseer una personalidad propia y caprichosa, así como bien podía torturarla con amargas visiones también parecía conceder ilusiones dulces como sucedió al advertir la presencia de esa mujer. Su esquizofrenia transformo la mujer de dorada cabellera, en la gloria celestial viviente, una fémina rebosante de blanco resplandor que ocultaba sus exuberantes dotes y emanando sus alas como una esencia etérea o gaseosa condensada por la luz.

Aquella visión apaciguo el escándalo de sus nervios, relajando sus musculos y descansando sus manos a sus costados; aun cuando se aproximaba lentamente para constatar que las apariencias no la engañaran, inclinando su postura como un gesto involuntario semejante a un felino asomando su perfil, deseo aclarar su curiosidad infantil sobre aquel Ángel que se le presentaba.

¿Mi nombre...? titubeo hasta ver el embellecido rostro de la dama blanca
Me llamo Alice, Alice Liddell... ¿Qué hace un ángel como usted en este horrendo paraje?


Alice Liddell

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 18/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Emma Frost el Vie Jul 22, 2011 3:42 am

«¿Un Ángel?...» Sabía que era hermosa, mas a no a un grado como ése. Quizás la pobre jovencita sólo intentaba halagarla, pero al entrar en su cabeza...lo que vio no era la imagen de Ella misma que esperaba ver. Se trataba de su rostro rodeado de una luz incandescente al igual que su cuerpo, y en su espalda, un par de alas vaporosas, difusas. No le estaba haciendo un cumplido, Ella realmente la veía como un Ángel... Pero más que su reflejo convertido en una manifestación divina , lo que la sorprendió fue el paisaje. No era la playa apacible en la que había estado paseando momentos atrás. No estaban las luces lejanas de la ciudad. El cielo no presumía en su oscuro manto los puntos luminosos que solían adornarlo como cristales. Lo que veía era un paraje desolado, de repente la suave y fría arena debajo de sus pies, era áspera, desagradable. Se detuvo, salió de su mente unos instantes. Creyó conveniente no hacerla pensar diferente.

- Jajaja.. un Ángel... Que linda, y que lindo nombre tienes... Alice, suena como el de una protagonista de cuentos hadas. Quizás, estoy aquí para cuidar de ti Alice... no creo que te guste cruzar este sombrío mundo tu sola ¿verdad?-

Tenía que ser una mutante, no veía a humanos apareciendo de la nada junto con un barco fantasma y empuñando un cuchillo mortal. Sólo en los largometrajes Hollywoodenses. Las imágenes vistas en la mente de la harapienta Alice, correspondían a un grado severo de enfermedad. Todo su conocimiento con respecto a las ciencias que estudian a la Mente, apuntaban a la misma conclusión: Esquizofrenia.


Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Alice Liddell el Vie Jul 22, 2011 4:02 pm

Alice Liddell era el nombre de una pequeña condenada a las inclementes consecuencias de sus dones, prisionera de una dementada pesadilla diseñada para contener su influencia sobre la realidad de otros; pese a su aparente cuerpo de una joven mujer adulta, su madurez mental apenas afloraba en el conflicto de la adolescencia.

El prolongado exilio había logrado someter su memoria, diluir muchos de sus recuerdos; entre los pocos que aun la torturaban estaban visiones borrosas del encierro del Psiquiátrico, una agonizante experiencia que su esquizofrenia había interpretado como una prisión inclemente durante la cual fue sometida a torturas indecibles para descifrar la naturaleza de su locura. Más atrás estaban los dolorosos recuerdos de su amada familia diezmada y trastornada - por su creciente demencia y don para alterar la realidad -, con una resentida madre con actitudes tiránicas, envidiosas, celosas... un padre depresivo, desesperado, trastornado por su aterradora aventura por el demencial mundo en la mente de su hija, ya solamente quedaban los recuerdos de los incesables abusos sexuales que había sometido a la inocente Alice al notar su cuerpo aflorando su adultez.

Su exilio durante el interminable siglo navegando por el océano y todas aquellas desagradables experiencias la habían arrojado a un interminable abismo de desolación. La oferta de ser acompañada cabalgo su herido corazón con euforia y consuelo, provocando que las lagrimas inundaran sus ojos enrojecidos antes de precipitarse por sus mejillas enrojecidas y sollozando sus palabras.

- Ya no quiero estar sola...

Sus manos se unieron sobre su pecho, ligeramente por encima de sus senos, en un gesto que intentaba relajar el abrazo de la depresión que sometía su corazón. Sin darse cuenta, su poder para transformar la realidad había desmaterializado su Hoja Vorpal desde el momento que el advenimiento Angelical la sedujo a abandonar su necesidad homicida. Al mismo tiempo, la intrusión telepática creo un vinculo sutil con su percepción de la realidad, revelando ligeramente la verdadera apariencia de su visitante... denotando su casi desnuda voluptuosidad, indudablemente un cuerpo envidiable que provoco cierta incertidumbre en la autoestima de Alice, cuestionando sus propios encantos, pero sin llegar a transformar su cuerpo.

Poco a poco gano confianza, hasta finalmente decidirse a acercarse a la dama angelical - posiblemente por los colores que le veía - y contemplarla con mejor nitidez, indudablemente era demasiado muy hermosa y de un cuerpo envidiable. Su impertinente e inmaduro cuerpo lanzo una rafaga de calor que ascendió desde su vientre y ruborizo sus mejillas, devolviendo cierto color a su rostro y un rojo vinotinto a sus labios.

- ¿Me llevaría con usted? -

Alice Liddell

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 18/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Emma Frost el Sáb Jul 23, 2011 11:42 am

La visión cristalina de unas lágrimas bajando a través de la pálida piel de aquél rostro desconsolado constriñó su corazón en el interior de su pecho, convirtiéndose después en un malestar intenso que se incrementó con la cruda revelación de los motivos por los cuales la joven Alice experimentaba dolor. La soledad la había abrumado tanto... Dejándola extremadamente vulnerable, como una delicada flor ante la inminencia de una ráfaga. Apenas podía contener el impulso de protegerla de esa fuerza invisible.

Sus ojos se abrieron un poco más pese a mantener la expresión compasiva de su semblante, puesto que la perspicacia que la caracterizaba no se esfumaba ni siquiera con la ternura que pudiese llegar a demostrar.

No había conocido las desdichas de ser una mujer hermosa, ni si quiera en la etapa más precaria de su existencia, ni siquiera en el Hellfire Club donde su atractivo físico en realidad contribuyó a su ascenso. Incluso su padre, a pesar de ser un patán y adúltero, jamás intentó hacerle algo a Ella. « La inocencia no es valorada, ni está segura en un mundo como este y mucho menos cuando el cuerpo madura antes que la mente...»

Cuando La amenazante arma de la joven de cabellos oscuros desapareció, supo de inmediato que se encontraba en presencia de una mutante. Sin duda otro futuro miembro de la Hermandad. Pero más que el ánimo de unir jóvenes a su causa, simplemente ya estaba decidido que la llevaría consigo hasta Ávalon, por lo que el asunto del "Ángel" terminó de tomar sentido de utilidad.

.¿Un Ángel?... en ese caso te llevaré conmigo al cielo, donde nada ni nadie será capaz lastimarte,...- Temía asustarla y provocar nuevamente una reacción hostil de parte de la misteriosa chica. Mas... aún así, estiró uno de sus brazos buscando rozar con la yema de los dedos la mejilla izquierda de Ella.

¿Cúanto tiempo más tendrían? ... Desde las noticias acerca del Proyecto Centinela -y aunque no quería admitirlo- estar fuera del Santuario representaba un riesgo, pero después de todo continuaba confiando en la protección que su estatus socio-económico podía procurarle, porque cualquiera encontraría complicado imaginar que la Directora de Frost International era una mutante, y además, una de las cabecillas del movimiento a favor del Homo-Superior.

«¿Estará Él preguntándose donde estoy ahora?» Ni siquiera Ella podía saberlo. El recuerdo del rostro de Magneto asaltaba sus pensamientos cada vez con más frecuencia.

Tenía que regresar, no estaba de ánimos para desafiar los métodos y exigencias del Amo del Magnetismo para proteger el anonimato del Santuario y el bienestar de sus ocupantes.

La mano izquierda -cual tenía desocupada- subió hasta que los dedos pasaron a través de su cabellera platinada para oprimir un pequeño botón que accionaba el mecanismo de encendido del igualmente menudo aparato transmisor adherido al cuero cabelludo, y que además tenía la facultad de enviar sus ondas cerebrales al receptor ubicado en Ávalon, que traduciría dichas ondas en un mensaje acústico sin que Ella tuviese la necesidad de pronunciarlo en voz alta.

«Ferris, necesito que envíes a un Teletransportador... Las coordenadas son las siguientes...»



Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Alice Liddell el Lun Jul 25, 2011 2:43 am

Finalmente después de una interminable pesadilla a la cual se había visto obligada a enfrentar violentamente por su propia supervivencia, aquella belleza angelical ofrecía un descanso diferente al desolado exilio del cual recién había renacido «¿Había sido aquella desolación una especie de purgatorio?» desconocía la respuesta para aquella interrogante; pero mareas incesantes de otras tantas dudas comenzaron a arremolinarse en su mente, agitando su quietud con incertidumbre y matices de curiosidad. Si realmente existía un plano celestial, entonces debía existir un "más allá" después de la muerte... entonces...

¿Al cielo?... y... ¿Mis padres están allá? inquirió con total desconsuelo... Aun cuando realmente deseara encontrarse con la familia que le acompañaba cada noche en sus sueños, también se cuestionaba si realmente sus padres habían alcanzado el perdón a sus pecados... «¿Había lugar en el cielo para su madre si ella había iniciado el incendio de su propio hogar? ¿Había lugar en el cielo para su padre luego de haber abusado sexualmente de su propia hija?» ... repentinamente el deseo por encontrarse con su familia sucumbió a las sombras de lo demencial, lo doloroso, y se deprimió profundamente al darse cuenta que realmente no deseaba encontrarse con su familia así fuera en el mismísimo Cielo. Sus cetrinos ojos bajaron la mirada avergonzándose de sus propios pensamientos mientras sus manos comenzaron a juguetear con sutil ansiedad frente a su vientre.

Alice Liddell

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 18/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Master X el Jue Jul 28, 2011 12:51 am


Durante el día sólo hubieron reportes de disturbios menores y al llegar las flamantes armas anti-mutantes al lugar de los hechos encontraron bancas calcinadas, arboles ennegrecidos, rastros de cenizas en el suelo. Sin rastro de mutantes a la vista...Si los Centinelas poseyeran algún tipo de inteligencia artificial que hiciera posible la manifestación de sentimientos humanos, en aquél instante hubieran experimentado Decepción. Su enorme tamaño ensombrecía el día como nubes oscuras que anunciaran una tormenta, absorbiendo a la ves todo ápice de paz con su porte antinatural e imperturbable. El poco tiempo que estuvieron vigilantes en aquél pequeño parque oxidado, ubicado entre edificios de ladrillo con marcas mohosas producto de las precipitaciones continuas, bastó para que el sonido estridente de la música rap común en lugares como esos en los que las clases más bajas convivían en hacinamiento, dejara de escucharse; para que los transeúntes desaparecieran. Un gato chilló huyendo de su escondite cuando los propulsores ubicados en los pies de los gigantes de acero se encendieron con un estallido de llamas que los llevó lejos, dejando atrás restos de basura y papeles volando por los aires.

Su ruta los llevaba a lo largo de toda la ciudad. Tendían a separarse dependiendo de las alertas que recibieran. En ese momento sobrevolaban la costa, sus detectores zumbaban y parpadeaban de forma ininterrumpida cada cinco segundos hasta que repentinamente su ritmo se redujo... 4...3...2...dos segundos. En el radar dos pequeños puntos rojos pasaban de ser meras motas en medio de un espacio oscuro, a convertirse en dos estrellas que con su brillo teñían el tablero cuadriculado. 1... La señal inequívoca de la presencia de mutantes.

La imagen del radar desapareció y a través de los ojos de aquella pareja de autómatas la visión aérea de la playa y dos mujeres en su orilla, se mostró. De no ser amarillo el color de los agujeros vacíos y sin alma que apuntaban como miras telescópicas a sus nuevas presas, podrían confundirse con los orbes albinos de un tiburón en plena carnicería.

Se detuvieron sólo unos instantes mientras calculaban la fuerza necesaria para impulsarse hacía abajo y aterrizar en la arena levantando una nube de partículas pequeñas y agua.

Master X

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Emma Frost el Jue Jul 28, 2011 4:05 pm

- Alice, querida...seré sincera contigo, no encontrarás a tus padres pero si quizás la paz... A donde vamos nadie querrá apresarte ni hacerte daño ... ¿Comprendes? Confía en mi- Su voz dulce, sus suaves y ahora extrañamente cálidas manos se posaron sobre los hombros de la joven de cabellos castaños aplicando sólo una presión ligera que esperaba fuera reconfortante.

En Ávalon ya deberían de haber recibido el mensaje, pero seguía sin haber respuesta. Una brisa helada sopló con fuerza a su espalda provocando un escalofrío que recorrió toda su columna. El sonido metálico y el seco retumbe de unas pisadas activaron su estado de alerta. Al mirar por encima de su hombro los latidos de su corazón se detuvieron durante unos instantes mientras comprendía la naturaleza de aquella amenaza. Las imágenes de los centinelas en las portadas de los periódicos no hacían justicia a tu tamaño real y aterradora presencia. Su primer impulso fue girar e interponerse entre los depredadores y la chica a la que había decidido proteger de ahora en adelante.

Su voz se convirtió en un susurro.-No hagas movimientos bruscos, Alice... te atacarán en cuanto lo hagas, sólo quédate atrás de mi...- al momento de flexionar las rodillas su piel de alabastro se volvió traslúcida, reluciente y sólida como el diamante. Inmóvil comenzó a calcular las posibilidades que tenía, a evaluar sus siguientes movimientos dependiendo de lo que hicieran los gigantes robóticos, a anticipar. Más que temerosa estaba a la expectativa, sería su oportunidad para estudiar a los Centinelas en situación de combate y de primera mano.


Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Alice Liddell el Jue Jul 28, 2011 10:51 pm

La demente percepción de la joven morena transformo la visión de los centinelas en el advenimiento de titanes de piel marmórea y constitución pétrea degradada por el siglos de inclemente guardia, sobresaliendo sus tonos grisáceos de la penumbra nocturna; más sus ojos reflejaban ser poseídos por una fuerza demoníaca que bramaba fulgores flamígeros por aquellas cuencas desprovistas de expresión diferente a una severidad ejecutora del mismo modo que podía jurar ser testigo del aliento llameante que iluminaba sus oscuras existencias.


A su mente acudieron los recuerdos de los épicos enfrentamientos entre las fuerzas angelicales y demoníacas; aun cuando los heraldos celestiales solían representar victorias impecables, en la situación que se encontraban era una evidente desventaja numérica. Su mente no hubiese soportado la perdida tan fugaz de quien hacía unos momentos le había ofrecido tranquilidad a su alma, no permitiría la más mínima posibilidad de perder de nuevo a alguien quien aseguraba que la sacaría de la pesadilla que había vivido por tantos años; así se había decidido a ayudar a su salvadora angelical en la batalla.

Con su mirada fija en aquellos colosos demoníacos, no se percato de la transformación que sus vestimentas adquirieron al tiempo que su determinación a la batalla materializo entre sus manos el asta coronada por la pieza de ajedrez conocida identificada como el Caballo; envestida con un vestido de finales del siglo XIX de tonos carmín y ornamentos de la realeza pese a su falda corta que dejaba ver sus medías.


(Click para ver detalles)

Su esbelta figura se desvaneció en lo que pareció un rastro de mariposas de luz cefirea, reapareciendo en un rastro similar justo junto al pie del coloso próximo asestando un poderoso impacto con su tan peculiar maza en forma de pieza de ajedrez; la onda de impacto indujo un impulso que ignoro por completo el peso de aquella extremidad, empujándola con suficiente inercia para derribar al gigante pétreo, provocando el estruendo de todo del titanico peso impactando contra el suelo. A ojos de la demencial visión de Alice Liddell, los gigantes comenzaron una lluvia de llamaradas infernales, cuando en realidad los Centinelas proyectaron sus rayos de energía; para la pequeña doncella fue sencillo teletransportarse nuevamente para evadir las agresiones, reapareciendo una y otra vez con el mismo movimiento para terminar por derribarlos a todos.

Cuando se percato que el primero que había derribado comenzaba a intentar incorporarse, su figura se desvaneció nuevamente en el rastro feérico y reapareció sobre el cuello del golem infernal; más ahora en su diestra solamente se apreciaba una hoja resplandeciente que blandió en frenéticos cortes contra la diabólica cabeza hasta decapitarla, a su paso, aquella hoja misteriosa dejaba un rastro de luz carmesí a su paso. Al notar la inmovilidad de su imponente adversario, dedujo que sería la estrategia a seguir.

Al final, la joven de apariencia delicada, respiraba agitada en muestra del agotamiento postrada sobre las espaldas del coloso decapitado; dirigiendo una mirada poseída por el temor de haber provocado reservas o miedo del ángel que había intentado proteger.

Alice Liddell

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 18/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por .Magneto el Vie Jul 29, 2011 12:21 am

Una esfera albino-celeste destelló desde los cielos, anunciando el advenimiento del Amo del Magnetismo quien había descendido desde la nación espacial que había forjado con su implacable voluntad; el poder del que había dispuesto para abstraerse hermeticamente dentro del campo electromagnético que le rodeaba, para así poder ingresar a la atmósfera desde el vació del espacio exterior, provocaba una densidad electrostática suficiente para vencer la resistencia dieléctrica del aíre, provocando relámpagos electromagnéticos envolviéndole.

Se aseguro de permanecer unos cuantos kilometros por encima de los cielos para mantenerse fuera del rango de los detectores de mutantes que portaban los colosales asesinos metálicos; desde esa distancia envió pulsos electromagnéticos con la intensidad suficiente para sobrecargar los circuitos de las monstruosas maquinas, antes de desmantelarlas hasta sus partes primordiales una vez que sus componentes fueron magnetizados. Todas las piezas metálicas y electrónicas fueron abducidas por su poder, elevándolas por los cielos hasta comenzar a circundar su figura donde todas se condensaron en una gigantesca masa metálica.

Finalmente, con el camino libre de evidencia de su influencia, descendió hasta permitir a las jóvenes damas atestiguar su imponente presencia rebosante de poder; mientras se aproximaba a la responsable de haberlo convocado, más que en desacuerdo, por el simple gusto de apreciar su belleza a mejor detalle.

─ Emma... No había teleporter disponible, desafortunadamente te decidiste a volver en el momento mas inoportuno para nuestra logística. He tenido que venir en persona a por ti... ¿Le diste el día a Jhon?... debería estarte acompañando. ─

Había percibido la implacable tenacidad de la joven morena desde el momento que fijo su atención en los colosos de acero, percibió como los había derribado en cuestión de segundos, una proeza verdaderamente difícil para una gran mayoría de "Homo-superior"; los dones que poseía la joven mutante lo intrigaban, pero estaba seguro que las respuestas las tendría la dama áurea quien presumía sus talentos como telepata tanto como su exuberante atractivo. Revelando su incertidumbre y curiosidad, su mirada celeste se desvió de la hipnótica mirada de la Reina Blanca para enfocar a su nueva compañera.

─ ¿y Ella? ─ requirió explicitamente lo que la rubia sabía al respecto.

.Magneto

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 31
Localización : en el foro

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/erik_lehnsherr_

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Emma Frost el Vie Jul 29, 2011 1:46 am

Las cosas habían sucedido en cámara lenta para la escrutadora mirada de la Reina Blanca, que en su forma de Diamante era incapaz de experimentar o demostrar la sorpresa que seguramente la hubiera interceptado al contemplar la escena que estaba teniendo lugar. La chica de ropas sucias y rasgadas, ahora toda una doncella, esgrimía una nueva arma que había aparecido del mismo modo que la anterior: De la nada. Su vestido cambió, su rostro triste y desesperado era ahora una máscara de inexpresiva determinación. Tan pronto la doncella guerrera asestó el primer golpe, la Dama de Diamante decidió pese a que implicaba un riesgo para su propia seguridad, abandonar su forma más resistente para poder mirar en la mente de su efusiva protectora aunque fuese sólo segundo, o lo que fuera suficiente antes de que los Centinelas se percataran de que aún había otra mutante a la cual aplastar.

Observar los pensamientos de una mente tan distorsionada, en especial los de la hermosa castaña con acento británico, era como sumergirse en aguas profundas, tan oscuras y densas como para mostrar en su interior una visión del mundo muy diferente de la real. Para ser más precisos, se traba de la misma sensación de pérdida del YO al leer un libro y permitir que la imaginación trasladara la mente hasta aquél planeta o realidad fantástica.

En la mente de Alice, la forma en la que ésta interpretaba a los gigantes asesinos era tan aterradora que incluso para la opinión de la Reina de Hielo, los Molinos monstruosos del Quijote parecían más amistosos. Muy lejos de sentirse asustada, la Dama comenzaba preocuparse por el bienestar de la intrépida morena, hasta que inesperadamente los seres infernales que amenazaban la vida de ambas mutantes comenzaron a quebrarse. Al emerger de la mente de la joven lo que vio fue a los centinelas desmantelándose gracias a una fuerza misteriosa e invisible que no tardó en adivinar que pertenecía al Amo del Magnetismo. La mediana certeza de su suposición fue suficiente para que la palidez del rostro de la Dama se coloreara sutilmente, mas con la consecuente aparición de su salvador una alegre sonrisa iluminó su ya de por si resplandeciente faz, enmarcada por la sensual danza de sus cabellos como hebras de oro fundidas y perturbadas por la fuerza del viento. Pudo imaginar a su corazón creciendo dentro de su pecho y empezando una marcha casi desbocada de latidos, pues bastantes años habían pasado ya desde que alguien viniera personalmente en su ayuda. Pero... tenía que ser objetiva, a Él le importaba cada vida mutante que había invitado a morar bajo su gracia, con toda seguridad habría descendido Él mismo en circunstancias similares a aquellas, aunque Ella no estuviera involucrada. «De cualquier modo ¿Quién puede asegurarlo Emma...? lleva su casco puesto»... Era cierto, aún podía abrigar una esperanza, misma que guardó celosamente al descubrir que idealizar la heroica aparición de Magneto hizo que las emociones que Él le inspiraba se intensificaron de modo considerable.

Se mordió el labio inferior al recordar que afortunadamente contaba con pocos centímetros de tela que cubriesen los exuberantes a atributos que el gallardo líder de la causa mutante había -según lo que recordaba- disfrutado la última ves que estuvieron a solas. Volver a recordarlo conseguía distraerla.

-¿Seguro no tenías deseos de verme de nuevo?... Y sí, le di el día libre... Necesitaba un poco de mi propia compañía, pasaron muchas cosas hoy... Pero descuida, no me perderás de vista mucho tiempo mi querido Magnus... - Le guiñaba un ojo con coquetería antes de llevar su atención a la doncella de colorido vestido -Ella es Alice Liddell... mi nueva amiga y una joya que estoy segura te encantará tener con nosotros en Ávalon... Ella pued...-

El instinto la alertó. Conocía ya además la esquizofrenia de Alice lo suficiente para anticipar la percepción que ésta podría tener de Magneto y su llamativo traje rojo, por lo que estableció nuevamente una conexión telepática con ésta generando una especie de filtro con el que buscaba diluir la amenaza que el Poderoso heraldo pudiera representar en un principio para la subjetiva doncella.

- Alice, Todo está bien...Él vino a ayudarnos...observa, los demonios han sido destruidos gracias a Él...-

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madness Arrival [Privada]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:29 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.