Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Emma Frost el Vie Mayo 06, 2011 7:52 pm

“Supongo que una mente como la suya está lo suficientemente preparada como para soportar un viaje entre los meridianos astrales” Había dicho el noble con una sonrisa que llevaba consigo una esperanza malintencionada a la que Ella respondió con la suspicacia de quien tiene un “As” bajo la manga.

-Y de no estarlo, mi “estimado” Lord puede que mi cuerpo…-la fisionomía de la doncella fue objeto de una increíble transformación, misma que demostró el por qué recibía el nombre de la “Reina de Diamantes”. Su piel adquiría un tono incoloro de transparencia inigualable, mientras que la suavidad de su tez fue reemplazada por la dureza extraordinaria de aquella piedra preciosa de la cual recibía denominación. Dicha metamorfosis se llevó en cuestión de segundos. Instantes que el hidalgo dispuso al colocar la mano sobre el hombro de Ella. – Si lo esté- Inmediatamente después de pronunciar esas pocas sílabas tuvo lugar la teletransportación.

No hubo tiempo si quiera para pensar en lo que sucedía, ocurrió demasiado rápido. En un momento creyó ver las estrellas, pero realmente se trataba de una ilusión óptica, producida por la curvatura de los planos. Lo siguiente fue un estallido de colorido en todas sus gamas y matices. Sin embargo, a nivel físico no sintió nada, dado que bajo la forma de Diamante era incapaz experimentar cualquier clase de padecimiento. Incluso emocionalmente se encontraba limitada, la sorpresa no hizo de Ella su presa aún siendo ahora testigo algo tan espectacular como lo era el fruto del esfuerzo conjunto de la sociedad que había constituido junto con Magneto. En quien no reparó, pero sí a quien se dirigía verbalmente.

-Vaya, vaya… eso si que es digno de una ovación, Maestro..

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por .Magneto el Vie Mayo 06, 2011 7:58 pm

En el presente, en una isla artificial creada tan al norte como lo era posible, un hombre cuya apariencia desafía abiertamente los estándares conocidos y comprendidos hasta el momento por la cultura humana; pues su cuerpo parecía la obra maestra de un escultor trabajando en un monumento a un Dios antiguo y pagano, pero aquel hombre quien era conocido como el mutante mas poderoso del planeta podía ser quien encarnara los mitos sobre aquellos Dioses. Meditativo como una divinidad contemplando al mundo, estudiaba meticulosamente sus recuerdos de aquella experiencia tan compleja de describir o entender; la primera vez que fue utilizado un prototipo de amplificación psíquica posteriormente conocido “Cerebro” por aquel quien era conocido como la mente mas poderosa del planeta, alguna vez fue su mejor amigo, y en esa extraña experiencia estuvo a punto de perderse en la inmensidad de su propio Poder; enseñándoles a ambos una escalofriante verdad que quedaría impresa en sus subconscientes por el resto de sus vidas: El Poder debe ser Limitado.

Su meditación fue rasgada del mismo modo que el espacio y tiempo lo manifestaban al emerger desde sus mas profundos secretos dos figuras que reconocía mirándoles apenas por el rabillo del ojo y por encima del filo de aquel casco metálico que portaba sobre su albina cabellera mas como una corona que como la mismísima antítesis del instrumento que acababa de recordar desde sus distantes memorias.

– Bienvenida Señorita Frost, bienvenida a nuestro Santuario – recibió a la imponente fémina antes de dirigirse hacía su fiel seguidor – Buen trabajo Exodus, aproxímense.

Concedió antes de darse la vuelta para encararles, mirando aquellos gélidos ojos azules tan semejantes a los suyos pero emergiendo de un semblante mas delicado diferente del suyo severo y forjado a través de los años. Conforme se acercaban inhalo profundamente antes de levantar ambas manos a cada costado de su corona de guerra, levantándola y retirándola permitiendo que su cabellera respirará el fresco de la estancia aunque había sido un movimiento que precedía complejas intenciones mas allá de simplemente refrescar su mente.

– Tal como le había anticipado meses atrás, hemos culminado esta obra maestra en pro de nuestra especie. Se por las expresiones de mi homologo y las anomalías en su torrente sanguíneo que mantiene ciertas reservas respecto a usted, por lo que le permitiré conocer la totalidad de este Santuario a través de mi mente. Tanto como muestra de confianza, como de agradecimiento por su ayuda.

Tan pronto como la ultima de sus palabras fue proclamada cual decreto, enfoco su mente única y exclusivamente en una visión semejante a un recorrido mental a través de cada sala, cada estancia, cada taller, y cada rincón del santuario sin perder de su atención los exteriores. Desde los cuales, inevitablemente sus recuerdos sobre las columnas que rodeaban la isla revelaban su propósito y disposición: generar una magnetosfera artificial alrededor del vasto complejo; su propósito: proteger la integridad estructural de los meteoritos y otros peligros que flotaban en la orbita terrestre, ¿por qué de la orbita terrestre? Porque planeaba elevar enteramente el complejo utilizando todo su poder y dominio sobre las fuerzas magnéticas. Inevitablemente cada estancia, cada sala común esta habitada por algunos mutantes, apenas unos cientos pero por mas que se esfuerza mentalmente por proyectar su visión de miles de mutantes de cada rincón del planeta encontrando finalmente un oasis para descansar de la persecución, la discriminación y el odio de la humanidad, no es posible remover el pensamiento de que algunos de ellos han sido considerados traidores, criminales o soldados terroristas en algunas naciones.


Última edición por Magneto el Lun Mayo 09, 2011 5:54 pm, editado 2 veces (Razón : Arregle los colores)

.Magneto

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 31
Localización : en el foro

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/erik_lehnsherr_

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Exodus el Dom Mayo 08, 2011 3:29 am

El llamado de su maestro hizo eco, sacándolo de la reverencia que mantenía a los pies del alto señor sobre su trono. Y tal como le fue ordenado, se acerco, guardando un hondo silencio mientras el patriarca de Avalon hablaba. “¿Por qué lo hace?” Se cuestiono en lo más secreto y recóndito de su consciencia, observando con consternación un voto de confianza y camaradería que rayaba en lo absurdo y peligroso. Solo el yelmo; bastión de la mente del mesías, lo mentía a salvo de la empatía mental que gente como él, Xavier y Emma Frost dominan, quitárselo, y peor aún, permitirle a una maligna mujer como Emma Frost entrar en su psique solo podía ser considerado con el titulo de verdadera locura. Cerró sus manos en puños, impotente ante lo que podía ser una muestra de debilidad en el gran maestro.

Incapaz de seguir contemplando el yerro patriarcal, cerró los ojos bajo el pesado velo de sus parpados, y finalizo volviéndoles la espalda. Un paladín que, comprometido al honor de su juramento, apretó a los diente hasta que estos rechinaron, eclipsando los cuestionamientos que por poco se vuelven punta de espada en sus palabras. Palabras que se ahogaron en su garganta y que jamás vieron la luz de la existencia. – Debí ser yo quien mostrara cada rincón del complejo a vuestro huésped, mí maestro.- Manifestó, con un decoro perfecto en su voz, que casi parecía el rezo de una criatura celestial arrancada de cualquier emoción. Su mente, moldeada en los ministerios de la supremacía psíquica, hubiese sido perfecta para la ocasión; mostrando tan solo aquello que debe ser desvelado, y protegiendo los secretos que deben permanecer sepultados por el bien de la cruzada, algo que el maestro del magnetismo; por más poderoso que fuera, era incapaz de preservar, no sin la ayuda de su yelmo carmesí.

Exodus

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Emma Frost el Lun Mayo 09, 2011 3:50 am

Oh, le agradezco – El tono fingido de su voz disimulaba el interés que despertó en Ella la posibilidad de desenterrar cualquier detalle personal oculto en las profundidades de la mente del Maestro del Magnetismo que le permitiese apuntarse a sí misma un “tanto” a favor, un “as” para mantener guardado bajo la manga de presentarse alguna circunstancia que lo amerite. Incluso quizás una debilidad.

«Pero… mejor no, si se percata podría arriesgar la confianza que ha depositado en mí y eso no me conviene» Lo pensó mejor.

Cuando las imágenes  como escenas animadas en cámara lenta aparecieron ante los ojos de la Dama, sus globos de oculares adquirieron una tonalidad traslucida y blanquecina. El color de su piel volvió a ser el de antes conforme la visión de la estructura de Ávalon le era compartida. Su creador fue realmente minucioso rayando lo obsesivo. Y de pronto, el recorrido tomó otras direcciones. Elevándose hacía la estratosfera y más allá de ésta, ofreciendo así una visión impresionante de la Tierra. Pero, éste breve vistazo al planeta acabó al precipitarse en caída libre hacía su punto de origen, para después proyectarse hacía adelante, dejando atrás casas, edificios, rascacielos, monumentos... Después, rostros afligidos, iracundos, infames; todos parecían percatarse de que estaban siendo observados, mirando por encima de sus hombros, con temor o con sonrisas pérfidas. Y se vio a sí misma, frunciendo el entrecejo con recelo. ¿Una Comunidad de Mutantes llena de toda clase de individuos sin importar la condición o calaña de la que éstos proviniesen? No todos se quedarían satisfechos con un “No hay lugar como el hogar” y vivirían en Paz sin haber tenido el placer de la Venganza...

«Y si Magneto ya ha considerado ésto ¿Qué es lo que intenta realmente...?» La respuesta fue obvia.

– Muy, muy impresionante Querido, eso debo admitirlo... Pero necesita algo de “toque femenino” ¿No crees? – Sonreía juguetona y elevando la ceja izquierda para cuando las imágenes de la grandiosa estación abandonaron sus pensamientos. Las manos, antes ocultas bajo la capa de piel blanca que la cubría desde el cuello hasta medio muslo, reaparecieron al llevar éstas hacía las caderas y apartando en consecuencia ambos lados de la prenda, revelando  así el abdomen que temerariamente exhibía a pesar de las bajas temperaturas del Norte al asumir una postura tan despreocupada como orgullosa. – Quizás podrías ayudarme con unos detalles en la remodelación de mi Academia... – Decía al apartarse del hidalgo corintio que la había escoltado hasta aquél lugar e iniciando un pausado avance hacía el altivo anfitrión, deteniéndose a un par de pasos justo frente a Él.

–Dime una cosa... ¿Que intentas al reunir a tantos mutantes? Porque has contemplado inclusive a soldados, criminales... ¿Es Ávalon un Santuario -tal como presumes-? ¿O un crucero de Batalla? – Subía el mentón al decir esto, ya que al estar tan cerca de Él, su altura le obligaba a hacerlo para mirarlo a los ojos. La entonación de su voz había abandonado el sarcasmo al estar cuestionándolo con seriedad, pero a pesar de ello, la expresión del semblante de la Reina Blanca era de insolencia.

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por .Magneto el Lun Mayo 09, 2011 5:55 pm

Décadas de experiencia táctica fraguaban su atención recibiendo, procesando, discerniendo cada detalle que lograba pasar un filtro de percepción que había refinado con los años para ignorar lo intrascendente, como los comentarios sarcásticos o complementarios pero si guardo para su análisis las últimas prerrogativas de la dama blanca; sin embargo, de momento otra situación era mas apremiante en la estrategia del maestro del magnetismo al estudiar los gestos de su homologo mutante.

– Exodus – interfirió en los cuestionamientos – No es necesario ser telepata para percatarse que no confías en la Reina Blanca. Tú, quien también posees poderes telepáticos, que tu poder psionico es un advenimiento de la victoria sobre el enemigo... – se detuvo un momento para esperar respuesta del cruzado, pero al tener su mente expuesta por la ausencia del casco protector tomaba en cuenta que su homologo esperaría a escuchar lo que tenia que decir y lo estudiaría en su mente – Sabes que nuestros hermanos cuyo desarrollo es evidentemente inferior al tuyo, serían poseídos por una desconfianza aun mayor. Es precisamente esa la razón por la que debo ser Yo quien confié en Emma Frost; porque para la ascensión del Santuario necesitaremos que sean tus habilidades telepáticas las que sostengan la razón y la calma entre nuestros hermanos y No es una tarea que podamos delegar a una desconocida para ellos. Sin embargo, la ascensión de nuestro Santuario requerirá un nivel de poder cual pese a estar en mis capacidades, está mas allá de lo que puede soportar la mente. Si requieres explicación de lo que he citado... y para ambos... solamente enfoquen sus habilidades en los recuerdos que recorrerá mi consciencia a continuación... – concluyendo sus palabras, su mente revelo uno de los secretos mas profundos de las vastas arcas de conocimiento que se encontraban resguardadas en aquella mente hermética.

*Off: corte el texto de antes, para colocarlo a continuación y que no se duplicara.


Décadas antes (40 a 50 años atrás).

Cálidos y apacibles eran los amaneceres en la provincia europea durante el verano cuya brisa matutina invocaba el canto y la danza de la hierba y los arboles; sin embargo, para la juventud siempre había otras prioridades alineándose hacia los intereses altruistas de las naciones mas importantes en el holocausto mundial, la segunda guerra mundial. Aun cuando la calidez del astro rey revitalizara la vida en los muros de aquel castillo perdido, su corazón perpetuaría gélido como debía serlo para conservar ocultos los misterios que resguarda, mas profundo que los pasillos principales o estrechos, de las estancias principales o los aposentos privados de sus ocupantes, se encuentra un laboratorio de investigaciones auto-definido “paranormal” por sus poco documentados antecedentes pues sus científicos comprendían la idiosincrasia que les aislaba del resto de la población quienes preferían creer en misticismo y magia antes que en evolución o ciencia.

– Lo tengo... – se escucho desde aquellos labios catatónicos como si clamara la vida hacia sus adentros. – a Struker... lo he encontrado... – confirmaban sus palabras emergiendo de la agitación de su respiración que se había acelerado tan repentinamente desde que había vuelto a hablar. Un joven de mirada perdida en una inmensidad indescriptible, un profundo infinito que clamaba su atención poderosamente, que lo seducía con comprensión y paz infinitas; descansaba sentado en un sofá que le permitiera despreocuparse por el tiempo que había pasado sumergido en aquella contemplación mientras utilizaba un prototipo de amplificación sináptica que le fue colocado como un casco con el fin de abarcar por completo la superficie craneal.

– Bien hecho Charles... – lo animo su mejor amigo – … ahora vuelve, desconectate de esa cosa de una buena vez – sus palabras podrían confundirse con una exigencia si no poseyeran ese profundo tono de preocupación.

– Erik... es extraño... no escucho tu voz, pero si tus pensamientos, materializándose ante mis ojos como proyecciones de luz, como sueños animados y dentro de cada objeto, cada palabra en tus pensamientos se extiende otro universo infinito de recuerdos cuyos elementos a su vez contienen universos tan vastos... – Profundizaba su explicación con sus labios titubeantes, temblaba, pero su voz parecía embelesada en una profunda admiración.

– Sus signos vitales están cayendo!!! – Exclamo poseída de preocupación una de las asistentes – Presión arterial bajando... ritmo respiratorio disminuyendo... – continuaba describiendo lo que leía en las mediciones del instrumental.

– Charles, escúchame... – aun citaba con la mascara de la calma, pero pronto aquella fachada se viene abajo demandando con urgencia – CHARLES!! DEJALO YA!! TE ESTAS MURIENDO!! – Poseido por su preocupación se vuelve hacia los asistentes – SAQUENLO!! DESCONECTENLO!! AHORA!! –

– NO!! Si hacemos eso su mente podría perderse y entrar en estado catatónico para siempre – remarco un investigador de edad avanzada, el mejor versado en el campo de estudio psiquico.

– Escúchame Amigo... – se devolvió hacia aquel joven que se perdía con cada segundo que pasaba. – Yo lo se, y tu sabes que Yo lo se, el Poder es una oferta intensamente tentadora, parece que te arrastra como el canto de una Sirena... pero Charles... lo hermosa no cambia su naturaleza... si tu sigues el canto de la Sirena, hallaras la Muerte... – intentaba explicarse casi perdiendo el aliento en la desesperación antes de dejar caer su cabeza mientras se apoyaba con ambas manos sobre las de su amigo – Te necesitamos Charles... el mundo te necesita... Yo te necesito... El mundo necesita un balance, yo... no se que haría sin ti... estamos juntos en esto Amigo mio, para hacer un mundo mejor para los nuestros. Vuelve... has realidad tu sueño en la tierra, no solo en la mente. –

– Se estabiliza... – concedió uno de los asistentes.

Finalmente las manos frías que se aferraban al asiento se levantaron y liberaron de las de su Amigo, para poder remover el casco que le cubría la cabeza; había conseguido limitar su mente dentro de aquellos universos que contemplaba, su percepción hizo implosión devolviéndole a la unidad individual que debía poseer. Su respiración aun perpetuaba agitada, pero aligeraba la tensión gradualmente, los asistentes ayudaron a remover el aquel instrumento de su cabeza y fue cuando el joven conocido como Charles Xavier llevo sus manos a su rostro apretando sus ojos suavemente como aquel quien recién vuelve del sueño profundo y recupera consciencia de la realidad; después de calmar su respiración y su mente, el joven psíquico levanta la vista hacia su amigo.

– Lo siento Erik... No me di cuenta cuando empecé a perderme... – confesaba con profundo pesar hacia su amigo – Los limites son importantes... sin ellos, nos perderíamos Erik... nuestro poder nos consumiría de un modo u otro concluyo en un profundo razonamiento que le serviría a ambos como una Ley que jamás debía ser desafiada.


*On:

– Como ambos habrán percibido; el esfuerzo que se requiere para la ascensión de Avalon podría estar mas allá de lo que mi mente podría controlar, mi consciencia podría fundirse en la percepción y concentración de mi propio poder. No es un precio que me pueda permitir, y es por eso que debo confiar en la Reina Blanca para mantener firmes los limites subconscientes de mi poder, algo que hubiera confiado en ti... Exodus... si nuestros hermanos no requirieran también de tus habilidades para no ser presa del pánico, aunque algunos son soldados o de mente resistente, también hay jóvenes mutantes entre nosotros que aun son presa fácil de sus propias mentes lejos de su propio autocontrol, jóvenes cuyos poderes podrían provocar una catástrofe en plena Ascensión... Exodus, protege a los nuestros, guíalos a través de la libertad, la paz, la ascensión como siempre ha sido tu propósito.

Aun cuando sus palabras fueron enunciadas como emisarios conciliadores que explicaran sus razones, aun sostenía en su mente la prioridad de cumplir sus objetivos; una tendencia que invariablemente devolvió su atención a escrutar minuciosamente la mirada de la dama en el salón, la convicción de su gesto, augurando aun desconfianza por parte de la hábil telepata retoma la conversación que responderá a sus preguntas.

– ¿Que haría usted, Señorita Frost, si fuera una autentica Reina, por derecho... si supiera que su pueblo, o sus hermanos, han sido esclavizados en una nación vecina, obligados a usar sus habilidades para sobrellevar tareas que la limitada especie humana no sobreviviría? Comprendo que la respuesta natural sería entablar un dialogo, una asamblea, negociaciones, apelar a las Naciones Unidas... convencionalismos infructuosos que aun preceden la hambruna en naciones Africanas, incapaces de impedir ocupaciones o invasiones militares por parte de otras naciones de primer mundo a otras naciones subdesarrolladas, la incompetencia de la soberanía mundial hallará su placentero escondite tras la negación de los Hechos por parte de la nación que esclaviza a su pueblo, los comités enviados a la indagación serian convenientemente conducidos por una pantalla de mentiras solamente para confirmar la Negación de los hechos inicial, mientras su pueblo prevalece esclavo. Nuestros hermanos mutantes considerados “criminales” no son mas que mutantes adultos que fueron juzgados por la incomprensión de mentes cerradas y temerosas; entre ellos, se encuentran los valientes héroes que lograron un escape desde la nación que les ocultaba como esclavos y quienes encontrarán en este Santuario el descanso a esa perpetua persecución. Nuevamente le pregunto Reina Blanca, ¿Que haría usted si su pueblo fuera esclavo de otra nación usurpadora de sus derechos y con quienes el dialogo se cierra en una negación de los hechos?

.Magneto

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 31
Localización : en el foro

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/erik_lehnsherr_

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Emma Frost el Mar Mayo 10, 2011 1:39 pm

« ...Que haría usted si su pueblo fuera esclavo de otra nación usurpadora de sus derechos y con quienes el dialogo se cierra en una negación de los hechos?... »

Las Palabras de Magneto la llevaron hasta el punto en el que -odiaba admitirlo- ya no existía argumento capaz de oponerse a la cruda realidad, una que conocía, que había previsto. Pero lo cierto era que nunca habría Paz mientras estuviese en pie la Guerra por la supervivencia del más apto. Y siendo ese el caso, sí que existía una objeción...:

– ¿No te das cuenta de que sólo te convertirías en una pieza más dentro de tu propio juego, estimado “Rey”? Quizás quieras creer que eres Neo o algo parecido, pero Sorpresa... estás siendo el protagonista de la segunda Etapa de éste círculo vicioso. No. La verdad no creo que exista un escenario en el que las cosas resulten más amables para todos... – Pero no pudo completar la idea. Finalmente después de mucho tiempo como miembro del Circulo Infernal fue consciente de que las intenciones del mismo podían tener una motivación mucho menos superficial – Por eso el Hellfire Club prefiere dedicarse al dominio de esta civilización a través del uso de nuestras habilidades mutantes claramente superiores, para controlar el destino de la misma a nuestro favor, antojo... Mas, sin afectarla de manera tan radical... Y aún así, eme aquí pisando el producto de mi propia colaboración ¿cómo resistirme al hecho de verlo funcionar? – Se cuestionaba dando unos suaves toques al terreno bajo sus pies utilizando la suela de la bota.

– En fin... Quiero ver que pasará – Se encogía de hombros – Quiero estar aquí para verlo... Así que nuestro “Contrato” aún no acaba — Sabía que había usando un modo muy poco sutil para decir “cuenta conmigo” pero no le importó.

Pero por otro lado, lo cierto es que una parte de ella haría lo mismo que el Maestro del Magnetismo Pues completamente consciente de la capacidad e intensidad con la que el hombre era capaz de transmitir sus ideales.

– Manos a la obra?

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Exodus el Jue Mayo 12, 2011 1:41 am

Azorado por su propia falta de fe en el hidalgo guerrero al que él mismo ha nombrado mesías del mundo mutante, agachó la mirada con aspecto de derrotado, abatido por la punzada del deshonor que se le clavaba como agujas en el pecho. Había fallado como bastión, como heraldo y como caballero, al osar desconfiar de la sapiensa y los métodos con que se guía el rey de Avalón, un lord tan noble, que para sacarlo de su error, abrió las murallas de su mente, para que todos en la asamblea, abandonaran la duda o la curiosidad. Como resultado de la visión, adquirió una comprensión muy especial acerca del lazo que une al barón bermellón con su peor enemigo; Charles Xavier. Un vinculo, que más allá de la carne o la sangre, solo puede llamarse de una sola forma; Hermandad. Era casi una pena que dos personas tan llenas de sabiduría, y que alguna vez fueron más que amigos, se distanciaran por sus filosofías.

“Exodus... si nuestros hermanos no requirieran también de tus habilidades para no ser presa del pánico, aunque algunos son soldados o de mente resistente, también hay jóvenes mutantes entre nosotros que aun son presa fácil de sus propias mentes lejos de su propio autocontrol, jóvenes cuyos poderes podrían provocar una catástrofe en plena Ascensión... Exodus, protege a los nuestros, guíalos a través de la libertad, la paz, la ascensión como siempre ha sido tu propósito.”

Una tarea noble, para alguien que ya ha fallado en la entereza de su mente. Pero tampoco estaba en su naturaleza renunciar a tan solemne enmienda, una vez más se reforzaría a sí mismo en el retrato inmejorable de fiel caballero, de insuperable heraldo para guiar a las huestes de inhumanos a través de la ascensión celestial. Este día el cielo les pertenecería. –Me asegurare de darle sosiego a las tropas de mi lord.- Profirió, llevándose una vez más la mano hasta el pecho en un ademan militar; un saludo de honor que acostumbraban los legionarios carolingios cuando estaban de frente a la imagen de la corona.

“Por eso el Hellfire Club prefiere dedicarse al dominio de esta civilización a través del uso de nuestras habilidades mutantes claramente superiores, para controlar el destino de la misma a nuestro favor, antojo... Mas, sin afectarla de manera tan radical...”

Y es por esa misma razón que tus camaradas no tendrán un lugar importante dentro del nuevo mundo instituido por mi maestro. Parias cobardes como ellos solo merecen ser espectadores. Magneto en cambio ha heredado la audacia de Alejandro Magno y Cayo Julio Cesar. Su nombre será recordado eternamente por las voces de la historia; la misma que sepultara en el olvido a Hellfire Club… has escogido con sabiduría al sumarte a esta causa.- Su voz rugió como un trueno, y sus ojos; deslumbrantes por la carga psionica que siempre les acompaña, refulgieron violentamente, brillando por algunos segundos como estrellas del firmamento. - Deme la orden mi señor, y guiare a través de la paz interna a cada uno de sus fieles acólitos. Conservándolos en integridad y valor mientras su reino se elevaba al paraíso.- Su temple cambió radicalmente, absorto de emociones, ensimismo su espíritu en las profundidades internas de su propia voluntad, preparándose para dirigir el espíritu de la hermandad a través del oscuro sendero de la ascensión, pues ese era su papel en este momento de la cruzada.

Exodus

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por .Magneto el Jue Mayo 12, 2011 4:52 am

Largos habían sido los días y las noches que el maestro del magnetismo había invertido en estudiar a detalle el cumplimiento de sus estrictos estándares sobre la materialización del principio de su visión sobre un Santuario para la raza mutante; en particular los últimos días se había enfocado en comprobar la integridad estructural, detallar si era capaz de soportar las fuerzas necesarias para ponerla en orbita. A través de su poder había concentrado poderosas fuerzas presionando la estructura a manera de encontrar la imperfección que pudiera comprometer la resistencia; se enorgullecía en cada intento fallido por corromper la integridad de la fortaleza.

Finalmente, y sin mayores preambulos, levanta ligeramente sus manos abiertas a la altura de su cintura elevando su concentración en un prolongado suspiro sincronizado a un campo electromagnético que asciende desde unos metros bajo sus pies provocando que el trono de su descanso y meditación se desplace bajo el suelo como si se fundiera mecánicamente bajo el suelo en perfecta locomoción a dos tubos de cabeza esférica que emergían desde los decorados finales de los brazos del trono. Más no eran simples adornos, eran los nodos receptores que potenciarían indefinidamente su poder más allá de sus limites conocidos; se integraban al complejo y enorme mecanismo electromagnético que componía el corazón y brazos del Santuario.

Su rostro miraba de lado a su postura correspondiente, manteniendo la atención visual en su homologo de tiempos ancestrales, únicamente puede concluir asintiendo con un sobrio movimiento de su rostro. Gesto que fue seguido de dirigir el juicio de su mirada hacia la joven telepata, homogeneizando sus miradas celestes aun cuando su rostro fuera esculpido en sepulcral seriedad intentaba demandar con solo una mirada la concentración de la dama blanca y el cumplimiento de su voluntad.

– Limítate a sostener mi consciencia en su apropiada individualidad y abstracción – concluyo sin más.

Sus ojos se cerraron apaciblemente en solemne y silencioso himno clamando su concentración, su profundo respirar anunciaban el preludio suave de la orquesta que dirigiría con todo su ser, creciendo lentamente como largas notas sostenidas de instrumentos de viento; extendiendo inmensamente su atención sobre la percepción de la esencia magnética del complejo antes de que comenzaran a condensarse inmensos campos electromagnéticos que colisionaban unos con otros provocando un inmenso fenómeno magnético semejante a un cono plástico cuyas proporciones aumentaban gradualmente ascendiendo hacia los cielos, llevando la concentración del maestro del magnetismo a la completa entrega hacía la precisión y exactitud que reclamaban las inmensas fuerzas que acoplaba como capaz interminables comprimiéndose entre si. El embudo se encontraba bajo la inmensa estructura, cual una vez que el fenómeno magnético alcanzo la orbita terrestre, el embudo comenzó a convertirse en el fenómeno de una piedra angular epicentro de la materialización magnética ; ascendiendo rápidamente hasta que las paredes del cono magnético se apoyaron debajo de la colosal estructura empujándola hacia arriba conforme el embudo comprimía el fenómeno magnético. En términos simples, elevaba la estructura desde los cimientos y tiraba de ella hacia arriba desde sus limites.

Durante severos minutos la estructura ascendió velozmente, envuelta en lo que se visualizo a lo lejos como un gigantesco huracán electromagnético resplandeciendo en tonos albinos que desgarraban los cielos como un avenimiento de lo divino; cual para los ojos ignorantes, parecía descender desde los cielos.

.Magneto

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 31
Localización : en el foro

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/erik_lehnsherr_

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Emma Frost el Vie Mayo 13, 2011 2:02 am

-Limítate a sostener mi consciencia en su apropiada individualidad y abstracción –demandó el Maestro, quien inmediatamente después se entregó a la profunda densidad de su propia concentración.

El breve pero significativo intercambio de miradas entre ambos mutantes pareció más un llamado a la sincronía, puesto que al tiempo de culminar aquella última frase, la telépata elevó su conciencia para luego proyectarla en dirección al avatar simbólico y activo de la inminente revolución. Pasando a través de las defensas mentales que antes habían colocando una venda sobre su percepción psíquica... Como granos de arena que inútilmente se pretendieran contener en un puño. Pero a pesar del fácil acceso, el objetivo requería una mayor tasa de reflexión, ya que el esfuerzo de mantener la conciencia de Magneto asida a los pilares de su innegable humanidad significaba convertirse en el ancla de un enorme navío que ahora era azotado por la más cruel de las tempestades.

Su mente, fluctuando y calándose entre los recovecos más recónditos de aquél cerebro experimentado, no hallaba acopio. Plasmaba con minuciosidad quirúrgica cada imagen que Ella hallaba acerca de Él -Incluyendo otras de su propia invención...-, creando así una cadena de eslabones tan pesada como la suma de los años de existencia que el poderoso mutante tenía, y que le recordaría de manera repetitiva el vínculo mortal que mantenía con el mundo al mostrarle incluso el reflejo físico del afán con el cual materializaba el ascenso del Santuario Ávalon... para de ese modo hacer que siguiera empatizándolo y evitar el distanciamiento con la realidad, con su identidad.

El color azul de sus ojos había desaparecido y ahora lo reemplazaba una uniformidad blanquecina e iridiscente. Las manos estaban a la altura de su rostro y los dedos apenas hacían contacto con sus sienes y frente. Los labios, antes cerrados, se abrían a medida que las imágenes se relevaban ante Ella, postrándose a sus pies como amantes... A su disposición. Cada una era una ventana hacía un pasado desgarrador y que Ella atravesó sin miramientos, aprovechándose de la vulnerabilidad psíquica de su propietario.

«Observa y escúchame... que tu subconsciente me obedezca» Recitó de forma hipnótica, pese a ser algo que sólo Ella “escucharía” aunque obtuviera el mismo resultado.

Recuerdo:

Polonia, país oriental en la misma Europa Central. Una familia oculta en la fría oscuridad de un sótano guardaba silencio. Sus extremidades parecían temblar a la vez con el rápido palpitar de sus corazones asustados mientras escuchaban el sonido de las botas de los soldados de negro uniforme, los portadores de la mismísima muerte.

El inconfundible acento germano era demandante, mientras que el que le respondía suplicaba. Un jovencito más que asustado, enfurecido.

«Sensación lacerante de horror y preocupación por la vida de los suyos. Impotencia... » Meditó.

Disparos. Personas que bajaban presurosas las escaleras. Una puerta que se abría de golpe y los gritos de una madre desesperada. La Dama Blanca contemplando la escena desde la entrada del escondite, mientras que sus ocupantes eran llevados por la fuerza hacía el transporte militar en el exterior.

Su labios no se movieron.

«Veo tu sufrimiento... Veamos el de los que vivieron junto a ti éste Holocausto...»

Cruzada de brazos, con el simple acto de girar la cabeza hacía la izquierda y mirar por encima de su hombro, la visión se transformó: Bajo el cielo gris se erigían ahora varias instalaciones, rodeadas por altas cercas de malla metálica y extremos salientes, peligrosamente puntiagudos. Hileras de personas esperaban la selección tortuosa de los que pronto hallarían su final en las cámaras de gas. Pero los soldados que se encargaban de dicha labor y cuyos rostros normalmente estarían ensombrecidos, se convirtieron en el de Erik Magnus Lehnsherr. La voz que tan apasionadamente pronunciaba su discurso de “Purificación” de la raza Europea y que provenía de una radio, ya no era la del Führer Hitler...si no, la de Magneto.


«Ésto es por tu bien, y por el de tus futuros seguidores... » Pensó.

¿La intención? Implantar una idea, un mecanismo Subconsciente que se activaría cada vez que la venganza amenazara con contaminar los ideales del futuro mesías, evitando la posibilidad de insurrección entre sus propios adeptos, y un innecesario genocidio.

De vuelta al presente, y volviendo a sostener los eslabones de la cadena con la que aferraba la conciencia del Maestro del Magnetismo, “cubrió” el trayecto recorrido en sus recuerdos con otra secuencia de imágenes en las que -ésta ves- no se entrometió, pero que encaminó a un circuito de retroalimentación que tenía como destino la mente del mutante, detrás del cual una proyección incorpórea de Ella se situó y cobijó la cabeza éste al representar así su “Trabajo”.

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Exodus el Vie Mayo 13, 2011 5:19 am

La comparecencia del destino se hizo, en esos momentos de incertidumbre, una realidad inexcusable, y reclamaba en sus lienzos de la sagrada eternidad, la tinta de un relato imperecedero que contase sobre el día glorioso que un reino mortal se elevo hacia los cielos; mucho más allá de su azul sagrado. El caballero granate entiendo el mandamiento a través de los ojos brillantes del mesías, y se entrego al edicto urgentemente. Su voz se desvaneció en un profundo silencio, y se volvió absorto del mundo material, sumergiendose espiritualmente en busqueda de la omnipresencia. Su ánima y su mente palpitaron más allá de los limites de su cuerpo, creciendo como las raíces de un árbol sagrado que revienta la tiera, hasta que la magia de su don inhumano, hizo aparecer el avatar de su fuerza psionica; rodeándose con un aura tan brillante y cegadora como solo puede igualarse en la luz de las estrellas.

Cada mente, cada presencia de acólitos y hermanos se vinculo a la esencia fundamental en las urdimbres espirituales de Exodo; enlaces infinitos que volvían brillante su universo interno. Miles de voces llegaron a él, miles de recuerdos se fundieron con los suyos. Mantener la armonía con todas ellas representaba una tarea sin igual exigente, que consumía las chispas de su aura; agotando su fuerza vital, a cambio de donar un invaluable reposo a las huestes legionarias; sumergidas en un sortilegio nigromante que les enajenaba de la realidad surrealista, engendrada por la violenta elevación del reino prometido.

Su cuerpo, aunque de pie, cual valeroso héroe de antigua épica, resentía la perdida de vigor, y poco a poco, se fue doblegando hasta que sus rodillas quedaron apoyadas en el suelo. Como si no le bastara proteger la integridad mental de sus campeones hoplitas, invoco alrededor de cada uno de ellos un abrigo calido. La presencia de una sagrada protección psionica; un domo impenetrable, sostenido por la potente garra de su mente indómita; más allá de cualquier fuerza conocida por hombres o mutantes. Su deber, mucho más profundo que el de un simple heraldo al frente de las tropas, era también el de un escudo, el es de un estandarte dispuesto a proteger con cada aliento de su vida a los fieles guerreros que rinden pleitecia a la palabra del mesías, pues cada uno de ellos era valioso; dispuestos a entregar sus vidas sin vacilar, con tal de obtener el bienestar de la cruzada. Vidas, que cuyos destinos estén en las manos del paladín carolingio, no serán derrochadas.

Exodus

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por .Magneto el Vie Mayo 13, 2011 8:38 pm

Aun con un talento natural para percatarse de los asaltos o intrusiones psíquicas a su mente; en ese momento su consciente se encontraba meditativo, plenamente entregado en una percepción extracorpórea enfocada más allá de simplemente levantar un campo magnético pues en debía fundir su ser con el mismo para percibir como un “tacto” sobre humano la integridad estructural de su obra. Profundamente entregado a su labor, la consciencia sobre su propia persona llegaba a nublarse cuando su fisiología disminuía su ritmo respiratorio hasta casi anularlo; afortunadamente la intrusión telepática de la dama elegida para la tarea conseguía sus resultados devolviéndole continuamente a la auto-consciencia y devolviendo a la normalidad su respiración así como también devolvía su propio sentido del tacto.

Había elegido la ubicación geográfica para la construcción de Avalon por diversos factores, superficialmente para estar lejos de la atención de los seres humanos y sus gobiernos intransigentes; estaba seguro que las autoridades gubernamentales excusarían su actitud represora en la opinión pública perpetuamente poseída por el miedo encarnado desde la ignorancia. Las bajas temperaturas cercanas al circulo ártico mejorarían considerablemente la conductividad del gigantesco dispositivo electromagnético, así como también permitirían una mejor conservación de las provisiones durante sus traslados y su almacenamiento. La troposfera en la latitud elegida permitiría una menor densidad de la troposfera ofreciendo menor resistencia a la ascensión plenamente vertical.

Sin embargo, la ascensión de Avalon era solamente la parte sencilla, únicamente requería de concentrar todo el poder de maestro del magnetismo en metáfora de la fuerza bruta. Momentos después de sobrepasar la troposfera comenzaban las situaciones complicadas donde su dominio pleno sobre los fenómenos electromagnéticos debían iniciar las secuencias del dispositivo instalado al rededor del Santuario en sus torres, generando un campo electromagnético de proporciones colosales y densidad considerable, una magnetosfera artificial dispuesta específicamente para sobrepasar la Mesosfera sin sufrir las consecuencias de las ionizaciones naturales que ocurren en sus 30km de espesor; así como también protegerían el Santuario de los meteoros del mismo modo que lo hace la magnetosfera terrestre. Debía lograr una velocidad de ascensión suficientemente poderosa para conseguir sobrepasar la termosfera en menos de 1 minuto debido a que las altísimas temperaturas podrían llegar a provocar fallos en la integridad, los cascos o la superficie del santuario; llegando a esta altitud, fue necesario provocar una implosión a toda la columna electromagnética por debajo para conseguir el impulso de superar esta etapa casi al instante.

Finalmente cuando el astro luminiscente alcanza la exosfera terrestre, poco mas de 700km de altura ,el colosal y radiante fenómeno electromagnético comienza a dispersarse por la magnetosfera reteniendo únicamente el poder necesario para estabilizarlo. Fue en ese momento que la concentración del maestro del magnetismo se fundió con la estructura metálica que componía la mayoría de la integridad del Santuario, ajustando el movimiento del coloso del mismo modo que podría un titan mantener la simetría de su cuerpo extendiendo ambos brazos. Aun cuando no podría atravesar por completo el complejo, dado que semejante concentración electromagnética podría sobrecargar los dispositivos programados para analizar y regular los sistemas de supervivencia climatológica y refrigeración de provisiones, los sistemas de comunicaciones y de los hangares.

Afortunadamente, tal como había sido previsto y calculado, la ascensión había sido todo un éxito, le santuario se encontraba ahora en equilibrio perpetuo y un curso orbital impulsado tanto por la fuerza gravitatoria como por la magnetosfera, el campo electromagnético que protegía y rodeaba al santuario lo aislaba y permitía un deslizamiento a través del campo magnético terrestre; dicho movimiento podía ser fácilmente controlado y dirigido utilizando los sistemas de navegación, mismos que no eran mas que sistemas de regulación del campo electromagnético artificial. Cuando esto fue confirmado por la percepción extracorpórea del maestro del magnetismo, este fue devolviendo gradualmente su propia percepción sobre sus sentidos a través de largos suspiros hasta finalmente revelar para si mismo el panorama que los enormes paneles traslucidos de su salón permitían divisar hacia el horizonte terrestre y su curvatura bajo el oscuro manto espacial; conforme su percepción volvía a la unidad su panorama fue regresando hasta prestar atención al lienzo dorado bajo el cual lucia resplandeciente el rostro femenino de la Reina Blanca aun absorta en su tarea y para quien concedió el primer aviso.

– esta hecho... – declaró con profunda paz.

Hubiera deseado seguir los pasajes de la arquitectura hasta los salones donde los demás mutantes se encontraban, anunciarles el éxito de sus esfuerzos conjuntos personalmente; pero se encontraba exhausto a una escala inimaginable, por lo que sus últimas energías las entrego a un simple campo electromagnético que levantara el trono a sus espaldas desde su resguardo bajo el piso metálico, elevándose hasta asumir su disposición cotidiana y sobre la cual se inclinaba a descansar sentado. Aunque el silencio no fue una opción para su voluntad incansable, aun se encontraba entregado plenamente a sus ideales, por lo que aun restaba una larga empresa con metas por cumplir.

– Emma... busca a Mystic, debe encontrarse en Avalon... debemos pasar a la siguiente fase de nuestros planes... que traiga sus diseños y notas sobre la maquina “Cerebro” de Xavier y la del HellFireClub también... que se presente en este mismo salón lo antes posible – concluyo antes de perpetuar en su descanso, admirando a través del salón hacía el vasto espacio.


Última edición por Magneto el Vie Mayo 13, 2011 8:58 pm, editado 3 veces (Razón : Modifique el último dialogo)

.Magneto

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 31
Localización : en el foro

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/erik_lehnsherr_

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Emma Frost el Sáb Mayo 14, 2011 12:10 am

Su cuerpo estaba rígido, inerte aún en la mística postura que evocaba el trance extrasensorial en el que había estado sumida, y del que despertaba gradualmente. Regresar implicaba “reconectar” cada neurotransmisor a su lugar de correspondencia; restaurar la sinapsis natural de las terminaciones nerviosas del cerebro y devolverle de ese modo la plena conciencia aunque en tiempo real para ello sólo transcurrieron un par de segundos.

Bajó los brazos lentamente, cerrando, abriendo los ojos después y relevando nuevamente su apariencia original. El iris - donde el color de éstos se residía- resplandeció al reflejarse en él la vitalidad celestial del Planeta que ya habían abandonado y que ahora contemplaba absorta.

«Hermoso... Somos realmente conformistas y soñadores al estar planificando la conquista de una fracción pequeña y humilde del basto Universo...» Reflexionó hasta que percibió sobre sí la mirada del hombre que había llevado a cabo la proeza que todavía los pobres mortales apenas conseguirían imaginar; y al que inspeccionó evaluando tanto su estado físico como mental , casi con preocupación, aunque ésta sólo se debiera al perfeccionismo paranoico con el que realizaba cada una de sus acciones.
«Se ve bien, todo en orden... Buen trabajo nena...» se felicitó, sonriendo complacida.

– Emma... busca a Mystic, debe encontrarse en Avalon... debemos pasar a la siguiente fase de nuestros planes... que traiga sus diseños y notas sobre la maquina “Cerebro” de Xavier y la del HellFireClub también... que se presente en este mismo salón lo antes posible

– Magneto, me sorprendes...¿seguro no tendrás capacidades telepáticas latentes? Me has leído la mente...– Respondía con su ya tan característico sarcasmo.

Acto seguido y haciendo acopio de un porcentaje ínfimo de su Don en comparación al empleado hacía sólo unos minutos. Su pensamiento se dirigió a través de rumbos ya conocidos, vinculándose con los patrones abstractos de intelecto pertenecientes a los ocupantes del Santuario hasta dar con el andamiaje mental cuya resonancia cognitiva identificó inmediatamente y a la su propia conciencia se enlazó para establecer un canal de comunicación.

«-- Mystique, mi linda chica de piel azul... Seguro me recuerdas... Adivina: A tu Maestro y a mi nos gustaría disfrutar del placer de tu presencia en éste preciso momento... ¿nos concederías ése deseo?... Ah ... y trae contigo los planos de ambos Cerebro – le dejé a tu jefe los diseños del mío con anterioridad- ... Vamos a hacer algo muy entretenido con ellos... Te esperamos. Fin de la transmisión—»

Finalmente podría hacer unas cuantas modificaciones a su querido invento. Con la colaboración de Magneto sin duda alguna obtendrían resultados mucho más prometedores que de los que era capaz el juguete de Charles Xavier.

«Ésto apenas comienza...»

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Moderador 1 el Sáb Mayo 14, 2011 3:40 am


La ambición de los mutantes no tiene intenciones de llegar a su fin. El magnanimo asteroide de Magneto, el cual habia sido un simple deseo desde hacia tiempo, se ha vuelto realidad con la ayuda de sus sequitos y de su innegable poder. La raza humana vería el ocaso de su poderío egolatra para verse dominados por los verdaderos dioses del Edén. Mystique se encuentra de pie con los brazos cruzados, viendo el movimiento que se da a su alrededor, con sus ojos ambarinos colmados de fastidio. Caminaba de un lado al otro sosteniendo en sus manos una carpeta negra, la cual resaltaba de sus ropajes blancos y largos los cuales dejaban a la visión las esculturales piernas de la hermosa y exotica mutante de piel azul. Entonces como si de un susurro se tratase, levanta una ceja percibiendo un llamado a su mente, cerrando los ojos y escuchando la voz de ella: La reina blanca.

«-- Mystique, mi linda chica de piel azul... Seguro me recuerdas... Adivina: A tu Maestro y a mi nos gustaría disfrutar del placer de tu presencia en éste preciso momento... ¿nos concederías ése deseo?... Ah ... y trae contigo los planos de ambos Cerebro – le dejé a tu jefe los diseños del mío con anterioridad- ... Vamos a hacer algo muy entretenido con ellos... Te esperamos. Fin de la transmisión—»

Con lentitud abrió sus ojos, notándose en ellos el claro rechazo, mientras sus facciones azulinas se marcaban en una ira contenida, marcándose así también los dedos en aquella carpeta que tenía en sus manos - ¿A tu maestro y a mi? - refunfuñó entre dientes. Con la seguridad soberbia que exudaba con cada movimiento, Mystique se dirige hacía aquel sitio donde el Gran Magneto armaba planes con la Reina Blanca del club infernal. - ¿Qué sigue? ¿Deberé llamarle Maestra?

Pasó cada una de las puertas, luciendo su cabellera roja carmesí y sus ojos ambarinos, vacíos de emoción ahora que estaba a punto de presentarse ante ellos. Lamió sus labios antes de cruzar la ultima puerta la cual ante su sola cercanía se abrió como si estuviese siento guiada por una orden silenciosa. Entre sus manos estaban aquellos papeles que debía atesorar con su vida. Y ahora estaba a punto de entregárselos a Emma Frost, la misma que había hurgado en su mente hacia tiempo. Aspiró el aire con lentitud e ingreso grandiosa y soberbia como siempre, viendo a Magneto sentado, agotado pero sin perder esa rigidez de su rostro. Mystique le dedicó solo una mirada, asintiendo ante él en señal de respeto - Magneto - dijo mientras sus pasos le acercaban a él. Cuando estuvo frente a su figura estiró hacia su mano la carpeta negra con los planos que él le había entregado, levantando la mirada y volviéndola hacia la hermosa dama rubia que había hecho el llamado para ubicar su presencia - No podía esperar a saber que era aquello tan entretenido que planeaban hacer -


Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por .Magneto el Lun Mayo 16, 2011 3:21 am

La viva encarnación de una voluntad inquebrantable de ojos celestes y argenta cabellera, se encontraba aun enfocando su mente en su individualidad humana; entre las secuelas de extender su concentración y percepción hacia los campos electromagnéticos aun percibía el movimiento de las puertas con mayor atención que el sonido producido por las mismas. La presencia de la ejecutora nocturna le invocaba una profunda sensación de confianza que aliviaba cualquier tensión en su cuerpo, pues inconscientemente evocaba desde sus memorias las largas temporadas y las incansables ocasiones que habían llevado acabo sus planes con magistral éxito, le conferían una suficiencia plena.

Deseo recibir de pie a su leal compañera, pero requirió permanecer en su sitio, prefiriendo pecar de mostrarse a si mismo soberbio que débil pues estaba seguro que su cuerpo podría fallarle con algún temblor involuntario o incluso un desbalance. En su minucioso perfeccionismo no permitiría ni el menor ápice de debilidad en si mismo considerándose líder de su causa, una vocación que complemento con la representación de su relativa invulnerabilidad mental, protegiendo lo que es mucho mas valioso que su cabellera argenta; evocando en si mismo sus largos estudios y practicas exitosas sobre liderazgo procurando llevarlo siempre de manera ejemplar, comprendía a la perfección el Arte de la Guerra y lo sostenía en practica incluso en el mas ínfimo detalle; entre lo cual se veía obligado a ocultar sus estrategias incluso a sus más cercanos oficiales, revelándolas únicamente hasta el momento que requiriera su ejecución tal como hacía en ese momento.

Anticipando la llegada de su cómplice, ha hecho venir también a un fiel sirviente, un botín de guerra como muchos podrían referirlo pues fue una de tantos beneficios reclamados por el maestro del magnetismo durante su abducción fuera del planeta tierra; un androide de capacidades más allá de las que cualquier otro en el planeta, diseñado en forma humanoide aun cuando su figura flotara suspendido en el aire gracias a un repulsor gravitacional cuya capacidad era utilizada para mantenerse frente al barón bermellón quien ahora se adelantaba a declamar la breve introducción para las damas presentes.

– Mis bellas invitadas, les presento a “Ferris” – declaró con su mano extendida hacia el androide con el mismo gesto que si hubiera presentado a un homologó mutante – es un androide de tecnología lejos del alcance de este mundo, y es mi sirviente. Mystic, entrégale nuestras notas conjuntas sobre “Cerebro” a Ferris para que comience su construcción.

Justo después dedico su atención hacía el androide continuando con las instrucciones.

– Ferris, comenzaras la construcción de la replica de Cerebro en el hangar que se encuentra en la base inferior del asteroide; dado que el blindaje está diseñado para aislar a nuestros hermanos mutantes de los asaltos psíquicos o telepáticos del mismo modo que el casco que poseo me protege a mi, será necesario que diseñes e integres una cúpula invertida de cristal bajo la replica de la maquina para que permita su dispersión telepática sin dejarla al vacío. Seamos condescendientes con los gustos de la Señorita Frost, pues será su única usuaria, que la cúpula se mantenga traslucida para darle una buena vista del planeta hasta que los sistemas de nuestro “Cerebro” se inicien, momento a partir del cual la cúpula necesita ser cubierta por los paneles. Lo entenderás durante su construcción. Mystic que dará también el prototipo del software a instalar, requerirá las mejoras necesarias para ser compatible con nuestra replica y cuales te indique la Señorita Frost para que funcione como un amplificador de poderes psiquico-telepáticos.

– Haga se tu voluntad, Magnus Rex –


Respondió el androide con una simulación verbal antes de tomar consigo la carpeta misma que suspendió dentro de un rayo tractor apenas lo suficientemente luminiscente para ser notado por el ojo humano; tras lo cual, se dirigió inmediatamente a las compuertas, atravesándolas para continuar su camino hasta el destino demandado por su Amo. Cuando el Androide denominado “Ferris” se encontró en el hangar inferior sus avanzados sistemas comenzaron a realizar profundos análisis y diagnósticos acerca del espacio destinado para la construcción de la maquina cuyos diseños se encontraba escaneando y generando replicas tridimensionales para analizar y comprender su funcionamiento; las dimensiones requeridas para su construcción eran cubiertas perfectamente por el espacio a disposición del hangar, sus avanzados scanner le dieron los resultados sobre la constitución y densidad del blindaje inferior recalculando la reestructuración molecular y atómica que sería necesario para transformar la materia disponible en los nuevos materiales requeridos. Apenas concluyeron los diagnósticos y el plan de construcción en sus sistemas, el androide comenzó a emitir una poderosa energía emitida desde los complejos instrumentos en su disposición para transformar la materia y ensamblarla en su nueva estructura incluso a nivel atómico y molecular; logrando como resultado una maquina avanzada producto de sus propios sistemas lógicos de optimización tecnológica. Finalmente, el androide se enlaza inalambricamente a los sistemas de comunicación internos de la estación espacial asumiendo el control de una pantalla desplegada desde el techo en el salón donde se encontraba aun la triada de cabecillas mutantes transmitiendo su éxito.




– Está hecho mi Ilustre Amo... estoy a espera de la Reina Blanca para su correcta introducción acerca del funcionamiento y uso del ahora culminado “Cerebro 3.0” –

Satisfecho el Amo del Magnetismo con el trabajo de su sirviente autómata, dedico su satisfacción y suficiencia en dirección de la exuberante dama de ropajes albinos, mismos que en homogénea combinación a su maravillosa piel blanquecina le habían conferido el titulo de Reina Blanca.

– Ahora, mi apreciable colega, sería ideal que pudiese comprobar las capacidades de su nueva concesión... ya antes había utilizado una replica de su propia invención para localizar mutantes de interes para el HellFireClub; ¿Por qué no comienza realizando un ensayo similar? Ubique a una mutante en particular, Wanda Maximoff, suele ser acompañada por otro mutante, su hermano Pietro Maximoff; aun que me temo que este último suele ser escurridizo, pues su poder le permite desplazarse realmente muy rápido. Enfocarse en Wanda le permitirá instruir a mi sirviente Ferris sobre los ajustes que sean necesarios –

(Off: Screenshots tomados del comic "X-Men" #45: "En visperas de La Guerra de Magneto"... Ferris es un sirviente de Magneto posterior a su regreso a la tierra luego de ser aducido por el extraterrestre "TheStrange")

.Magneto

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 31
Localización : en el foro

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/erik_lehnsherr_

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Emma Frost el Miér Mayo 18, 2011 2:11 am

-Ahora, mi apreciable colega, sería ideal que pudiese comprobar las capacidades de su nueva concesión... ya antes había utilizado una replica de su propia invención para localizar mutantes de interes para el HellFireClub; ¿Por qué no comienza realizando un ensayo similar? Ubique a una mutante en particular, Wanda Maximoff, suele ser acompañada por otro mutante, su hermano Pietro Maximoff; aun que me temo que este último suele ser escurridizo, pues su poder le permite desplazarse realmente muy rápido. Enfocarse en Wanda le permitirá instruir a mi sirviente Ferris sobre los ajustes que sean necesarios –

Wanda...Piedro Maximoff... Los nombres resultaban vagamente familiares, quizás pertenecientes a algún retazo de memoria, asimilado de forma residual como consecuencia del esfuerzo realizado cuando El Maestro elevaba a Ávalon por encima de la atmósfera terrestre, mas no poseía otra información al respecto. Y por ende, debido a la naturaleza minuciosa -algo neurótica- que la caracterizaba, decidió almacenar aquella incógnita como un “asunto pendiente” cuya respuesta podría resultar útil en el futuro. Incluso Ella misma se sorprendía del nivel que podía alcanzar su capacidad previsora -realmente paranoia-, pero por el momento, lo único que en verdad importaba era aquello que Magneto llamó “Nueva Concesión”, y ni siquiera el extravagante sirviente mecánico de éste lograría distraer su atención del hecho de que ahora tenía a su completa disposición la materia prima para llevar a cabo sus propias ambiciones. Un nuevo “Cerebro” con ciertas modificaciones que habían sido adicionadas entre los diseños -Previamente analizados por Ferris-, mejorando exponencialmente sus funciones predeterminadas.

-Querido, tu sí que sabes como hacer feliz a una mujer... Gracias por el juguete nuevo...- Respondió Ella de un modo peculiar, pues su voz sonó parecida a un ronroneo gustoso en el que las sílabas finales de cada palabra se alargaba, junto con un leve murmullo sumado a una cantidad tácita de doble sentido que aún permaneció “Flotando” en el aire después de que la Dama abandonase el recinto para dirigir hacía donde se encontraba el singular sirviente de su anfitrión.

Una vez dentro del amplio espacio esférico que contenía el fruto concebido por dos mentes brillantes; contempló fascinada los detalles que lo componían, detalles magníficamente duplicados por obra del androide que tenía a su lado y al que dejaba un paso atrás tanto para acercarse más a la plataforma, como para establecer un precedente de jerarquía entre Ella y el robot.

-Excelente trabajo – Caminó hacía adelante, avanzando lentamente sobre aquél puente sobre el vacío en dirección a la máquina- Les gustaría una “Clase de repaso”? - Preguntó en voz alta sabiendo que sus “socios” la escucharían y observarían a través de la pantalla por la que había transmitido Ferris su éxito.

- La mutación genética que presentamos aquellos que poseemos el Don telepático es bastante interesante. Generalmente una persona promedio posee un hemisferio cerebral más desarrollado que el otro, una diferencia evidente entre ambos géneros. Se dice también metafísicamente que el ser humano sólo utiliza un 10% de conciencia o capacidad mental. Los telépatas poseen un porcentaje mayor de actividad consciente o percepción consciente, además de tener ambos hemisferios desarrollados ¿interesante no? Lo que hace posible una habilidad “Super”cognitiva (Cognición. Del latín: cognoscere, "conocer") tan potente e inherente como si fuese un Sexto sentido. La habilidad de leer los pensamientos ajenos.

Los pensamientos forman parte de la Actividad Cerebral, que se traduce Actividad Eléctrica produciendo lo que llamamos “Ondas Cerebrales”-


Sentándose finalmente y colocándose el emblemático Casco en la cabeza, cerró los ojos para concentrarse y ordenar en voz Alta: - Cerebro, ayúdame a encontrar a los mutantes Wanda y Pietro Maximoff – La máquina emitió una voz fría e impersonal.

-Enseguida Srta. Frost -

Inmediatamente la conexión se estableció, la sensación se asemejaba a una separación astral. La mente se desprendía del cuerpo, viajando...lejos...lejos a través de las capas atmosféricas y dispersándose, seleccionando individuos. Mutantes que aparecían en sus pensamientos como siluetas brillantes en un rojo intenso, infinitamente diferenciadas entre las blancas -humanos- y que eran analizados, en la búsqueda de un patrón cerebral en el que se identificaran los nombres que eran objeto de la búsqueda. Mientras se realizaba la operación. Ella seguía hablando.

-Cerebro funciona de manera semejante a un Electroencefalógrafo, un equipo electrónico diseñado para registrar las Ondas Cerebrales y éstos impulsos eléctricos se miden en Microvolts. En un laboratorio Médico, la capacidad amplificadora del Electroencefalógrafo Aumenta dichos potenciales eléctricos o microvolts hasta diez millones de veces, y sorprendentemente éste enorme potencial no se explota más que para hacer mover unas agujas automáticas sobre un papel común y corriente con el objeto de medir el ritmo de las ondas. Además, mi nuevo “Cerebrito” es una supercomputadora que únicamente recibirá órdenes de voz específicamente del Operador designado.

Ahora bien, existen 4 ondas cerebrales. A los EEG pueden añadirles filtros para registrar un tipo de onda cerebral específica, por eso es posible localizar a los mutantes, ya que manifiestan un patrón diferente de ondas cerebrales muy individuales, dependiendo de la persona. El casco, por otro lado, está equipado con electrodos que entran en contacto con la corteza cerebral cuando el “Operador” se lo coloca. Cerebro registra las ondas cerebrales de éste y las amplifica una vez canalizadas y sincronizadas, transformándose en una unidad, en algo más complejo que un simple aparto de hospital. La habilidad innata del telépata para identificar los patrones cerebrales u Ondas, sintetizarlas y convertirlas en palabras o imágenes, combinada con la característica amplificadora de un EEG nos da un... -Suspiro extasiado- millón de posibilidades... Especialmente si añadimos la capacidad de controlar las mentes, mas mi “Aporte”, pues ahora aumentará el potencial eléctrico a diez mil millones de veces.

Para eso están los paneles rectangulares que recubren ésta habitación. Y para no añadir mas “Blablabla”, funcionan también como amplificadores. En resumen: Los impulsos eléctricos de mi cerebro viajarán a través del espacio, utilizando como enlace la magnetosfera de Ávalon y la de la Tierra, igual que un satélite de telecomunicaciones que recibe, convierte y transmite información. Nos vuelve universales.


Repentinamente, una silueta resplandeció intensamente, sin embargo no había rastros de una segunda. De forma simultánea, apareció un mapa en la pantalla que estarían mirando sus compañeros, y en el cual aparecieron las coordenadas y localización del sujeto. La Voz de la Computadora y la de la Reina Blanca se escucharon al unísono.

- Objetivo encontrado -
- Objetivo encontrado -

“Wanda Maximoff” - Ciudad de Nueva York, Estados Unidos, 10.45.69.80


Última edición por Emma Frost el Miér Mayo 18, 2011 4:02 am, editado 6 veces (Razón : Editado para cambiar la ubicación de Pietro)

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por .Magneto el Vie Mayo 20, 2011 4:21 am

Un hombre poseedor de un poder tan extraordinario como para haber sido considerado una divinidad en tiempos de mitos y leyendas, encarnación de la voluntad inquebrantable en aquel efímero cuerpo aproximándose lentamente hacía sus últimos años, una apariencia que poco había cambiado durante largas décadas; considerado el avenimiento encarnado de la evolución inevitable, de métodos tan radicales como los propios del destino y la naturaleza latente en los eones del mundo... y, sin embargo, aun humano en sus adentros... en lo mas profundo de su ser, donde todo lo que era, es y sera de aquel hombre tiene su origen, un origen trágico cuyo lamento era suficientemente desgarrador como para obligarle y doblegarle, para empujarle o jalar de Él hacía sus objetivos. Provenientes desde aquel origen tan primigenio lo eran sus necesidades, no todas lo eran mundanas, también perpetuaba un juicio sin fin donde el Juez que le precedía era su propia exigencia hacía la perfección, donde los testigos lo eran los fantasmas de su pasado, los cargos se establecían todos con fundamento en cada fracaso... su vida entera era una cadena de sentencias sin final, cada movimiento o estrategia que seguía provenía en función de la posibilidad a la redención de una de tantas condenas.

Aveces podía verla... rostro inocente, resplandeciente de felicidad, la encarnación de infinitas posibilidades... su primogénita era al mismo tiempo su mentora, el heraldo de su nueva vida y su destino, la pobre víctima de su incompetencia, de su discapacidad, su descontrol... la muerte de su hija era un crimen que jamás se había perdonado, la sentencia que lo obligaba cada minuto a esforzarse aun mas, a sobrepasar sus limites, a jamás volver a fallar en la suficiencia de su poder; su primogénita era el origen de todo su poder, un poder capaz de elevar una ciudad cientos de kilómetros más allá de los cielos y las nubes, tenía su origen en el crimen de No haber sido suficientemente poderoso para salvarla.

Como en todo ser humano, una tristeza tan infinita como puede ser el Amor de un padre a su hija, no cabe en una única culpa; también los culpaba a los humanos, a esos insignificantes animales incapaces de dominar sus instintos primitivos, fue el morbo de los hombres aquello que le estorbo de haber logrado salvar a su primogénita, fue el miedo primitivo e inherente en los hombres lo que les obligo a no salvarla. La humanidad tenia una deuda incosteable con aquel hombre, y alguna ocasión tuvo oportunidad de saldarla, con dos nuevos retoños; pero el destino estaba decidido, y aquel hombre debía ser lo que era ahora, por lo que nuevamente el miedo instintivo del ser humano le había arrebatado la oportunidad al mismo tiempo que arranco su alma, cuando fue abandonado por el Amor de su vida, una mujer humana poseída por sus instintos de supervivencia y había huido de su lado.

Esos dos jóvenes mutantes encarnaban una nueva oportunidad de redención, también eran sus hijos, pero el destino perpetuaba jugando con crueldad las cartas de su vida, pues ambos lo odiaban profundamente. Estaban convencidos de haber sido abandonados por su Padre, que al abandonar a su familia era el responsable por la muerte de su madre; como adolescentes, lo habían condenado como único responsable por todas las tragedias en sus vidas y todos los malos tiempos que debieron enfrentar en su ausencia. En lo mas profundo de su alma, la necesidad de estar cerca de ellos clamaba como un vacío que poderosamente daba tirones a todos sus nervios hacía su pecho; ¿sería acaso el fantasma de su primogénita exigiéndole que se redimiera, que diera a sus dos hijos aun con vida las infinitas posibilidades que deseaba para ella?

– la encontró... ¿Donde está Pietro? – cito tan suavemente como si meditara para consigo mismo antes de incorporarse desde aquel que llamaba “El Trono de Plata” donde solo la soledad le hacía compañía. Abandonando aquellos recuerdos que le asolaban con la insistencia de clamar su naturaleza aun humana, se dispuso nuevamente incansable hacía sus objetivos.

Era plenamente consciente de la conexión entre su sirviente robotico y los sistemas de comunicación interna de la estación espacial; permitiéndose a través de esta conclusión el contactarle para sus siguientes instrucciones.

– Ferris, comienza la fabricación y ensamblado de tus duplicados para servir a nuestros invitados en este santuario; pero antes de comenzar con sus rutinas, instrúyelos y coordínalos para la inmediata fabricación de los transportes espaciales de nuestros invitados en caso de que deseen volver a la superficie terrestre.

– De inmediato su eminencia – se escucho desde uno de los altavoces instalados en el salón.

Confiaba plenamente en aquel sirviente, desprovisto de emociones, desprovisto de ambiciones, el apoyo ideal para un líder con sus métodos perfectamente definidos, sus metas irrevocablemente establecidas. Aquel sirviente de inmediato abandono la instancia donde acompañaba a la Reina Blanca, dirigiéndose hasta los talleres desde los cuales emplearía su propio instrumental de tecnología fuera de las posibilidades humanas para replicarse a si mismo una y otra ves; programando sus propios sirvientes según las instrucciones de su maestro, androides extraterrestres que se trasladaron tras su activación hasta los hangares para comenzar la producción y desarrollo de tantos transbordadores como lo fueran necesarios para devolver a toda la tripulación actual de la estación espacial en caso de algún incidente que lo ameritara.

Nuevamente se despojaba voluntariamente de la efigie de su relativa inmunidad psíquica, su corona de guerra, el casco que le representaba como un simbolismo; más en esta ocasión requería de cierta afinidad telepática, una habilidad latente en su mente pero inerte o entumecida como todo musculo sin desarrollar. Deliberadamente hizo un llamado a la poderosa telepata que ahora era cercana a la omnisciencia entre las mentes del mundo a sus pies... asumiendo la curiosidad de la dama por la aprobación de su anfitrión.

» Señorita Frost, proyecte a mi mente la ubicación exacta de Wanda Maximoff, los alrededores, si se encuentra acompañada, cuantos detalles pueda darme. Después puede disponer de su “juguete nuevo” como mejor le convenga. «

Sus párpados descansaron suavemente y suavizo su semblante, entraba lentamente en un estado meditativo a través del cual relajaba las demandas de su mente atormentada, aplacaba las tormentas de su alma para poder permitir que está fuera un estanque apacible donde la imagen en su mente fuese tan clara como el reflejo del cielo en un lago pacifico. De este modo dirigió aquellas habilidades telepáticas inertes hacía la localización de la joven Wanda, hacía donde su poder y dominio sobre el espectro electromagnético se manifestaba de forma natural proyectando su propia imagen astral en una visión perfecta, tan exacta como si se encontrara en persona en aquel lugar.

Su imagen se materializo – no en el sentido estricto, sino como una ilusión lumínica – bajo el techo de una parada de autobus, frente a una cafetería de NewYork; con la misma cualidad que una proyección astral pudo admirarla con claridad a través de los ventanales que ofrecían una vista esplendida de los interiores como un vitral de joyería permitiendo a su posible clientela la tentación de probar sus servicios. Wanda era ya una mujer realmente hermosa, idéntica a su madre, incluso en su gesto aun se encontraba aquella timidez hacía las situaciones nuevas; se negaba para si mismo el reconocer el miedo en el lenguaje corporal de su propia hija, aun cuando su subconsciente pudiera identificarlo a la perfección, eran memorias sepultadas bajo cerrojos de negación, obligándose a no mirar e ignorar el temor que había visto en el rostro de su mujer durante cada día del Holocausto que habían sobrevivido juntos, ambas eran mujeres con el miedo en sus gestos, pero Él desconocía el origen de los temores de su joven hija, discapacitándolo de poder reconocerlo.

Sin embargo, fue profundamente acogido por la decepción, el hombre junto a su hija no era su hermano, e inevitablemente emergió la duda sobre la ubicación de este último. Por el momento no habría mucho que hacer salvo esperar a que su joven hija saliera de aquel sitio, después de todo Él comprendía por experiencia lo radicales que podían ser las mujeres ante una situación abrupta y desconocida; tras lo cual, la abordaría para dialogar con ella y preguntarle sobre su hermano.

.Magneto

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 31
Localización : en el foro

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/erik_lehnsherr_

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Emma Frost el Sáb Mayo 21, 2011 11:50 pm

Y sin duda, sí aún tenía ganas de seguir jugando con su nueva adquisición.

Escuchar la voz telepática del Maestro, lejos de sorprenderla, le provocó cierta satisfacción. Siempre gustó de codesearse con individuos poseedores de habilidades o conocimientos interesantes, como si se tratasen de una fuente de alimento para el espíritu y la mente. Saber un poco de todo resultaba placentero, sobre todo con una naturaleza tan curiosa y aventurera como la de Ella, misma que tenía siempre sujeta de las riendas.

»Como quieras... «


Consentir la siguiente petición del profeta de la revolución no representó molestia o inconveniente alguno, puesto que el esfuerzo necesario para llevarla a cabo era incluso menor de lo que supondría el mero acto del pensamiento... más que un acto de voluntad... Era simplemente inherente.

Observó atentamente a la joven de cabellera castaña. Engañosamente frágil, indudablemente desorientada y temerosa. Una clara inestabilidad que el instinto de la Reina Blanca juzgó como una amenaza urgentemente necesitada de control, y de ser necesario: Cadenas.

Para Ella, la presencia de aquella mujer en Ávalon -Si es que Magneto pretendía traerla consigo- tenía un potencial equitativo tanto de fracaso como de acierto. Un ambiguo 50-50 que se limitó a contemplar con el seño fruncido mientras continuaba evaluando las posibilidades...

Emma Frost

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 22/04/2011
Edad : 25
Localización : En tu mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 1 - Ajedrez (6 meses antes)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:30 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.