Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Genesis Mortal - En la mansión Xavier

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Genesis Mortal - En la mansión Xavier

Mensaje por Jean Grey el Miér Jul 27, 2011 10:45 pm

Caía la tarde cuando Jean decidió ir al patio de la mansión. La mayoria de los alumnos se encontraban dentro o jugando un partido de basquetball entre ellos. Apenas si había cruzado palabra con Scott ese día, dado que estuvo casi todo el tiempo en el laboratorio, analizando los informes acerca de Alyson que Scott había obtenido en su ultima sesion de entrenamiento. Definitivamente necesitaba respirar aire fresco y salir un poco, puesto que con el profesor fuera de la mansión, ella y Ciclope quedaban a cargo de todos esos niños. Si algo le podía preocupar era que la mutación secundaria de Alyson provocase un despertar telepatico en ella, cosa que sería muy dificil de educar dada la edad de Felina. Aun así no todos los datos eran claros acerca de ello, por lo que Jean propuso esperar a que se viese alguna prueba más notoria acerca de un inevitable cambio. El gen mutante era un completo misterio, cambiando en ciertas personas provocando mutaciones increíbles, y en otras simples cambios fisicos y era dificil saber que sería en este caso.

La pelirroja empezó a caminar hacia una de las bancas donde solía pasar sus tardes libres leyendo o escribiendo cuando una brisa extraña empezó a sentirse en el lugar. Jean se detuvo, viendo a su alrededor algo confusa, como si presintiese algo que no tenía razón de ser, como si alguien susurrase a su oído alguna palabra que nadie había dicho. Tal vez había estado trabajando demasiado y simplemente estaba algo estresada.

-Te ves preocupada, Jeanie - se escuchó detrás del arbol donde estaba la banca, aquella donde Jean iba a sentarse. Como nunca, la pelirroja se sorprendio, como si esa voz salida de la nada le hubiese asustado, y así habia sido. Usualmente ella presentia cercanias pero en esa ocasión, la presencia de Logan le había tomado desprevenida. Le vio unos instantes, mostrando una sonrisa forzada, mientras negaba con la cabeza y cerraba los ojos - No, no preocupada. Solo que he estado trabajando tanto que me... - empezó a decir, cuando nuevamente esa presencia se hizo evidente, como si alguien gritase esta vez más alto. Jean se volteó de repente, viendo a su alrededor, para luego cerrar los ojos tratando de enfocarse en qué era lo que estaba sucediendo - ¿No lo escuchas? - preguntó la confundida pelirroja, mientras Logan se acercaba tratando de contenerla al ver como ella trataba de cubrir sus oídos como si algo la estuviese aturdiendo - ¡Jeanie! ¿Qué sucede? ¡Jean!- gritó sujetándola de los brazos, provocando que varios estudiantes detuviesen su juego para acercarse a ambos, sorprendidos por los gritos y mostrando en sus rostros la viva imagen de la preocupación. Pero Jean no veía nada de eso en absoluto. Por el contrario, sus ojos cerrados podían ver otra cosa. Destrucción y muerte sucediendo en otro lugar, mientras un poder inimaginable despertaba de las entrañas de la nada, gritando un nombre que ella no podía escuchar. Pero sabiendo que su grito les estaba llamando a ellos.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Genesis Mortal - En la mansión Xavier

Mensaje por Cíclope el Jue Jul 28, 2011 2:11 am

"On a dark desert highway, cool wind in my hair
Warm smell of colitas, rising up through the air
Up ahead in the distance, I saw a shimmering light
My head grew heavy and my sight grew dim
I had to stop for the night"
La música de la vieja radio vibraba tenue en el interior del garaje, abordando éste con un aura de inusual parsimonia y tranquilidad, extraña al común día a día de la ajetreada mansión. Él parecía absorto por el momento, ignorando, solo por unos escasos minutos de libertad, todo suceso que escapase de los muros que lo cercaban. Sus manos curtidas limpiaban incesantes, en una atarea de nunca acabar, cada ínfimo recoveco del convertible rojo que con tanto recelo cuidaba. Nuevamente recibía su vehículo del mecánico, reparado de los recientes daños que lo habían estropeado; tiempo que utilizó para abocarse ávido a las labores que su álter ego exigía inclemente. No necesitaba pulir el reluciente deportivo, en lo más mínimo, parecía nuevo, de hecho, pero requería de una razón, algo en que justificar su ausencia en el salón de guerra, mas no con el resto, sino consigo mismo.

Reflejaba una curiosa dureza en su faz, no mostraba pesar o malestar, pero si una profunda inquietud; sus ojeras lo revelaban. Días sin dormir o conciliar buen sueño hacían estragos en su ánimo, más rígido y tenso que lo que acostumbraba. Solo buscaba un momento efímero en el cual distenderse y arrancarse de aquel cruento mundo al cual se había comprometido en cuerpo, espíritu y más. Cuando sus ojos luminiscentes buscaban acelerados pistas, cualquier cosa que pudiese revelar el más pequeño detalle que los ayudara en su búsqueda por los siguientes del Amo del Magnetismo; nada más que el propio mensaje telepático que éste mismo había hecho descender a las mentes de la entera humanidad mutante. Que miserable avance. Cuando no se empleaba en eso, ni siquiera sus sueños lo liberaban, viajando en angustiosos caminos donde la responsabilidad inquebrantable de su liderazgo no le daba tregua alguna. ¿Por que el profesor había escogido tales días para salir? Suspiró acabado, dejando el trapo sobre el capó del deportivo, observando el radiante exterior azulado del infinito cielo. Ni siquiera su creciente desempeño en las pruebas del salón peligro podían mermar la decepción de sentir que fallaba en otras tareas vitales, como su infructífero liderazgo. El escape de Magneto, sin poder evitar el atentado terrorista que terminó por dar el puntapié a la histeria anti-mutante aún calaba profundamente su sentido del deber; una irresponsabilidad que jamás perdonaría.

Desconocía que no muy lejos de él, una de las pocas razones por las cuales continuaba aquella incesante misión, la mujer que amaba, sufría de un repentino espasmo telepático. Se sentó en el borde frontal del convertible, reclinándose hacia atrás, observando el techo del garaje. Mucho que hacer, tan poco tiempo y él perdiéndolo de esa manera. Un pensamiento malicioso recorrió su mente, ¿Realmente lo perdía? ¿Acaso mientras continuase siendo líder de la patrulla X así sería su vida? ¿Ese era el destino que había escogido? No pasaba tiempo en compañía de Jean y notaba que lo incorrecto era, desgraciadamente, volver a ser él, Scott Summers, y abandonar, por minúsculo que fuese, un solo momento de ser Cíclope, el Líder incansable de los hombres X. Bufó.
Spoiler:
No me meto aún en el asunto con Jean y su "visión" de Vulcan para ver si primero ingresará alguien más o darle un poco más de charla con Logan antes de llegar corriendo. Luego me llaman celópata [?] Jaja Saludos ;)

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Genesis Mortal - En la mansión Xavier

Mensaje por Vulcan el Jue Jul 28, 2011 4:03 pm

Spoiler:
Esta ilusión fantasmal realmente sucedió, es una escena del pasado, revivida por los poderes de Chronokinesis que Vulcan absorbió de Sway al momento de su muerte. En Deadly Génesis Vulcan usa mucho esta habilidad, especialmente para revivir malos momentos en la vida de Kurt y Havok, la idea ahora es solo sembrar dudas y preguntas en la mansión, como Vulcan no sé qué Xavier no está en el instituto.
¡Gabriel, espérame! – Una voz emergió repentinamente en los jardines de la mansión, y ante los ojos de los que aún viven, la silueta de una extraña niña aparece corriendo por los prados verdes del inmenso jardín, vistiendo un uniforme que asemeja en color y confección a los de Marvel Girl, pero no es la figura de un estudiante que alguien del instituto conozca. – Vamos que eres lenta, Petra.- Otra voz se asoma repentinamente, respondiendo el llamado de la alegre adolescente, es un niño de oscura cabellera tupida, que al igual que la niña rubia de ojos azules, viste el uniforme representativo de los X-men. Ambos se han manifestado donde hace unos segundos no había nadie; apareciendo como los espectros de ultratumba que se levantan desde los recuerdos funestos. – ¡Gabriel! ¡Ah! Esta vez si me la pagas.- Protesta la damita de brillantes ojos tornasol que parecen del más cristalino diamante, demostrando en un arrebato sus grandes habilidades. Con tan solo señalar el piso, hace que este se estremezca, deteniendo la acelerada carrera de su compañero; que apenas y se puede mantener en pie debido a las sacudidas del terreno.- ¿Q-qué haces petra?-

Nada… -Responde con cierta picardia, y finaliza su travesura moldeando la tierra a su voluntad. Brazos de roca brotan desde el césped, cogiendo al joven zagal por los tobillos, que abruptamente termina de caer sobre el pecho. Literalmente le han hecho morder la tierra, mientras su amiga le rebasa descaradamente, dedicándole un beso juguetón al aire, burlándose de una manera que solo podría describirse como encantadora.

-Eso es una vil y sucia trampa… - Sus quejas provocan un estallido de risotadas, mientras se levanta derrotado pero con una inmensa sonrisa sobre los labios. – Yo creo que te ganó justamente. – Dice otra voz femenina, y esta vez una chica oriental es la que aparece entre el halito del viento. Su piel blanca, pero con un ligero tono amarillento, y sus ojos rasgados revelan que viene desde el otro lado del mundo, adoptada por Moira después de la masacre que vivió la chica en Japón. – Yo habría hecho lo mismo, te habría congelado en el tiempo, para que me vieras pasar y ganarte.- Se cruza de brazos con dignidad, y ese porte estoico de samurái que ha heredado de su etnia, pasando por el frente del chico que aún está atrapado por los tobillos. – Se aprovechan de que no puedo usar mis poderes con esa misma versatilidad.- Finalmente fulmina sus grilletes de roca con los magníficos relámpagos dorados que brotan desde las palmas de sus manos. Un poder característico de uno u otro modo en el linaje de su casa madre –Ya cállense los tres, ahí viene la señorita Moira.- La ultima voz sobresale a los pies de la sombra de un árbol; donde un chico de piel oscura y sin cabello disfruta la discusión de sus compañeros de equipo, recostado sobre el tronco, sonriendo de manera interminable; nadie jamás ha visto que Darwin borre la felicidad de su rostro, aunque su corazón tenga más heridas que las de cualquier otro.

Así que estaban aquí, correteándose por toda la mansión.- Desde atrás de la telepata pelirroja aparece la imagen de Moira MacTaggert, caminando tranquilamente por la pequeña calzada que cruza los jardines de la residencia. Su rostro resuma ternura cuando esta con esos niños, le brillan los ojos como a una madre cuando esta con sus hijos.- Vamos todos, hoy tienen un entrenamiento especial, sobre todo tu Kid Vulcan.- Llama a Gabriel por el apodo que él mismo se eligió. – Hoy el profesor te ha programado para entrenar junto a Cíclope en el salón peligro.- El gesto del niño se esclarece en emoción y felicidad. Entre risas y gritos que desbordan la más halagüeña felicidad, la imagen finalmente se difumina en el viento; como el espíritu de un fantasma que regresa a morar en las tinieblas.

Vulcan

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 21/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Genesis Mortal - En la mansión Xavier

Mensaje por Felina el Jue Jul 28, 2011 7:16 pm

Estaba sentada en una de las ventanas del segundo piso, chocando sus pies contra la pared debajo de ella, viendo con ojos iluminados hacía el garaje. Detrás de ella, apoyada en el mismo marco de la ventana una muchacha de largos cabellos rosados sostenia en sus manos el rostro viendo hacía el lugar contrario, donde estaban las bancas debajo de los arboles y por donde tambien estaba el señor Logan. - Es tan lindo - dijo timidamente Maya todavía algo oculta entre las cortinas, a diferencia de la audaz gata que veía sin miedo de ser vista hacia el convertible rojo - ¿Te imaginas si en nuestra boda él usa el convertible rojo? - Felina había estado divagando desde entrada la tarde, hablando con su amiga Maya acerca de sus "casamientos" con sus dos amores: Logan y Ciclope. A Maya le admiraba la forma masculina de Logan y como siempre que pasaba a su lado le decía "A un lado enana". A Felina en cambio, Wolverine le daba miedo. Ella prefería soñar con Ciclope, quien siempre tenía tiempo para dirigir sus castigos - Eso es una muestra de amor, aunque no lo creas- decía Felina a Maya ante la mirada incrédula de la chica de cabellos rosados - No lo creo - La gata giró el rostro y miró a su amiga, exhibiendo sus labios en un gesto de enojo, hinflando sus mejillas y frunciendo el seño - ¿Ah si? Pues te diré que él me dijo que yo estuve super genial en el entrenamiento. Que se sorprendio mucho de los resultados a tal punto que iria a decirle a Jean. ¿Por qué le diría a Jean? Para decirle que yo soy mejor que ella - Y así transcurría la tarde para las dos jovenes, hasta que de repente, una voz gritó al lado de ellas dos, haciendo que Felina casí perdiese el equilibrio y que Maya cubriese su boca para no soltar un super grito sonico que iba a volver a quebrar los vidrios de las ventanas como hacía apenas unas semanas - ¡Chicas! ¡ Llamen al doctor! ¡Llamen al medico! ¡Donde estan todos! - La voz de Charlie estaba apresurada, hablando rapidamente hasta que Felina lo tomó de los hombros enojada - ¡Que te calmes! - pero Maya enseguida, buscando ver a su amor imposible Logan ,entendió la razón del estado de nervios de su amigo. - Alyson, la señorita Grey - su voz, a pesar de tener la capacidad de romper timpanos, usualmente era timida , por lo que Felina volvió a mirarla, sin soltar a Charlie- Si, está con Logan. Aceptalo, yo lo acepté hace muc...- pero en un movimiento veloz, Charlie sujetó a Felina, abriendo las manos - ¡Escucha Felina! - en el momento de nervios y griterio, el pobre Charlie no había notado que sus manos estaban sujetando los pechos de Alyson. Y ahi se hizo el silencio, hasta que un sonido en seco y el cuerpo de Charlie saliendo del cuarto volando atravezo el pasillo - ¡NYYYYYYYYYYYYYYAAAAAA! - Y no se iba a quedar ahí. No señor, Felina iba a matarlo, destrozarlo. De no ser que en un momento de valor y a la vez nervios, Maya puso orden - ¡LA SEÑORITA JEAN ESTÁ MAL! - su grito hizo que la gata detuviese sus pasos, volteandose en seguida , cubriendo sus oidos con las manos - Oido hipersensible!!!!! - gritaba a la par de Maya, para luego lanzarse en un salto por la ventana, tomando con ambas manos la rama que estaba fuera de este para impulsarse hasta el garaje donde estaba el convertible de Ciclope. Cayó elegantemente, corriendo hacia ese mismo lugar donde había visto a su tutor, mientras Charlie y Maya buscaban en la mansión a algun miembro de la patrulla que pudiese curar a Jean en lo que sea que le estaba pasando.

Felina entró al garaje - ¡Ciclope! ¡La señorita Jean está MAL! -elevó su voz aguda por encima de la musica, para luego respirar agitada viendo a Ciclope en el auto, más que seguro, asustado a punto de dispararle- Pero no se que tiene. ¡Solo se que estaba Logan con ella y vino Maya y me gritó, me duelen los oídos y algo le pasa a la señorita Jean! - llevó sus manos a los oídos todavia sintiendo el zumbido en ellos gracias al grito nada educado de su amiga.


Felina

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 01/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Genesis Mortal - En la mansión Xavier

Mensaje por Jean Grey el Jue Jul 28, 2011 11:48 pm

Todo a su alrededor parecía difuminarse como si una sombra oscura velase sus ojos verdes cuales trozos de jade. La pelirroja se mantuvo con los ojos cerrados, tratando de entender qué era aquello que estaba percibiendo; primero voces lejanas que se perdían en sus oídos como si se tratasen de memorias que cobraban vida. Jean abrió los ojos ante los reclamos insistentes de Logan, quien se negaba a soltar sus brazos, buscando descubrir en la respuesta de la telepata aquello que estaba sucediendo pero esa respuesta no llegaba. Jean veía a su alrededor dejando de ver el mundo de los vivos, sino más bien imagenes etereas que hablaban entre si. Primero eran niños, mutantes como ellos, peleando de la misma forma que ellos habían peleado en su infancia. Cada uno de sus movimientos se perdía en sonrisas, viendo algo que solo podía ver en sus estudiantes más jóvenes: La inocencia. -¿Gabriel? - repitió de forma que Logan alcanzó a escucharla, sujetandola todavía de los brazos por miedo a que cayese al suelo o a que algo pasase. Pero en los gestos duros del mutante de garras se pudo apreciar la sorpresa ante ese nombre - ¿Quien demonios es Gabriel ? - se preguntó a sí mismo pero de forma que ella tambien le hubiese escuchado, de no estar sumida en un estado de transe que le permitía ver más allá de lo que una persona normal vería.

Fue entonces cuando otra voz habló a sus espaldas, surgiendo de la profundidad de los arboles perfectamente podados una adorable mujer que parecía sonreír también. Jean siguió con la mirada sus pasos, sabiendo en su interior que a pesar de los años y de las vestimentas, esa mujer le era muy familiar - ¡Moira! - Exclamó extendiendo su mano hacia la figura que se acercaba a los niños, pero siendo ésta incapaz de demostrar o vislumbrar el menor cambio, como si ella o Logan , o los demás estudiantes que le rodeaban tratando de ver qué estaba pasando, no existiesen. Fue entonces que la hermosa mujer de cabellos llameantes entendió aquello que estaba sucediendo. En realidad ni Moira ni esos niños se encontraban realmente allí, sino que todo eso estaba sucediendo dentro de su propia mente, como un mensaje de una persona que deseaba que ella viese aquellos sucesos de un pasado desconocido. De repente, de la misma forma que la visión había llegado a su mente, ésta se desbarató, abriendo Jean sus hermosos ojos verdes para encontrarse con la mirada de Logan frente a ella, todavía preguntandole con la sola visión qué había pasado - ¿Logan? -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Genesis Mortal - En la mansión Xavier

Mensaje por Cíclope el Sáb Jul 30, 2011 4:09 am

–¿Que dices, Alyson?– preguntó alarmado al escuchar las vociferaciones de ella, irrumpiendo estridentemente en la destrozada armonía de su receso. Tiró crédulo el paño con el que pulía el deportivo a un costado, aun descolocado por el mensaje, acercándose a la salida del garaje. Se frotó las manos en un reflejo, limpiándolas de los residuos de su trabajo. –Alyson...– se dirigió a la exaltada estudiante, buscando entender los frenéticos diálogos que ella clamaba –¡Alyson! Por favor, no grites. Tranquilízate, yo me encargo ahora, ¿donde está?... Muchas gracias, voy en camino– apoyo la diestra en el hombro de la pelirroja, asintiéndole sutilmente en agradecimiento por informarle de lo que sea que estuviese ocurriendo con la mujer a la cual, hacía no más de unos momentos, le dedicaba una importante parte de sus pensamientos. Su corazón se aceleró en angustia y tras escuchar la indicación de Felina, emprendió carrera raudo a través de los exteriores de la mansión. Ahí encontró al cúmulo de estudiantes entorno a una de las bancas, también reconoció inmediatamente a Logan. –¡Jean!– exclamó colándose entre los jóvenes, inclinándose frente a ella. Una angustia profunda se manifestó en su rostro usualmente pétreo a la multitud; solo ella derretía aquel tesón inquebrantable de dureza y rectitud. –¿Que ocurrió?– Consultó a su compañero cercano, suponiendo que éste sabía poco más que él, además de verse en muchas mejores condiciones como para ser cuestionado en ese momento, no como la telépata que parecía recién volver de un estupefaciente sueño.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Genesis Mortal - En la mansión Xavier

Mensaje por Jean Grey el Lun Ago 08, 2011 11:12 pm

La hermosa pelirroja abrio los ojos aun abtraída en la visión, como si con esta pudiese sentir el dolor y la nostalgia de aquel que había logrado plasmar en sus pensamientos una visión del pasado. Cerró sus ojos verdes como trozos de jade y se movió hacía atrás, llevando sus manos a la sien - Estoy bien, Logan - susurró todavía atormentada, tratando de localizar el lugar de donde esa visión había sido enviada pero, era tanto el poder que cubría a aquel ser, que no le fue difícil localizarle, más todavía estaba en un estado de profunda confusión que le evitaba la certeza de cualquier pensamiento. La aparición de Scott hizo que la pelirroja corriese hacia sus brazos, echando sus manos a su pecho, para ser contenida por la fuerza de su pareja, quien había quebrado en su rostro la frialdad habitual para dejar que la preocupación se apoderase de sus estoicas facciones. Jean levantó la mirada para encontrarse con los ojos ocultos detrás de las gafas de rubí, llevando sus manos hasta las mejillas del joven para reconocer en él un parecido casi sobrenatural con uno de los muchachos de la visión. Se sintió tentada a violar la privacidad de su mente, buscando aquel recuerdo que le habían mostrado pero, ella desconocía todavía la razón de esa visión, excepto por una cosa : Esta tenia un estrecho vinculo con Scott.

Jean se liberó del abrazo de Scott sin decir una palabra, todavía presa de las imágenes que desfilaban por su cabeza, abriéndose paso por los estudiantes de una manera ansiosa - Algo ha pasado. Puedo sentirlo y definitivamente pude verlo - dijo, pero sin levantar la voz, sino que hablando directamente a la mente de Scott y Logan, tratando de esta forma, evitar que los estudiantes se sintiesen asustados o sobresaltados. Sus pasos eran decididos y severos, como si estuviese decidida por algun motivo personal a desentrañar la realidad de aquella visión, enviada a su mente por alguna razón. ¿El profesor lo habría sentido tambien desde donde sea que se encontrase?

Sus cabellos se movían a sus espaldas mientras se encaminaba hacia el cuarto de Cerebro, para así buscar con él la localización de esa actividad. Jean sabía que no trataban con un mutante telepata simplemente, sino a algo superior que desprendia un profundo sentimiento de rencor y odio. - No estoy segura que ha pasado pero, he visto algo... imágenes donde aparecía Moria y unos mutantes que no logro reconocer. Es como si alguien hubiese querido mostrarme algo por alguna razón... - comenzó a explicarles tanto a Logan como a Scott mediante un vinculo mental, permitiendo que sus compañeros viesen fragmentos de la visión de la cual ella había sido testigo, más cuidando una imagen en especial: La del joven llamado Kid Vulcan, cuyo parecido fisico era similar al de Scott. La pelirroja optó por suprimir esa parte de las memorias, más que nada para no preocupar a Ciclope sin saber que estaba sucediendo.



Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Genesis Mortal - En la mansión Xavier

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:57 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.