Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Cof, Cof... pelo de gato?!...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cof, Cof... pelo de gato?!...

Mensaje por Medianoche el Mar Ago 09, 2011 6:46 am

Diferente, tan diferente... Como el sol y la luna, como el mar y el desierto. La academia X era un sitio tan distinto a su antiguo ambiente que incluso a veces le sorprendía el hecho de poder haberse adaptado correctamente. Obviamente eso no era dificil para el joven Medianoche, probablemente fuera capaz de adaptarse a cualquier situación, ya lo había demostrado con creces en anteriores ocasiones. Por ese mismo motivo, el mutante caminaba con tranquilidad por el tejado de la academia, seguro y tranquilo, mostrandose comodo en aquel lugar, el cual ya consideraba su casa.

Su paseo por aquella zona poco común pertenecía casi a una especie de rutina. Solía subirse a uno de los tejados cuando quería estar solo o cuando quería fumarse un cigarro. En esa ocasión era un poco de cada... Por ese motivo los vendajes que normalmente cubrian la parte inferior de su rostro habían sido retirados, dejando a la vista sus bellas facciones, decoradas en ese momento con un pequeño y humeante tubito blanco.

Eran aproximadamente las 8 de la tarde, el sol casi había desaparecido por completo tras la enorme masa de arboles que rodeaban la academia y las sombras habían comenzado a extender su manto por aqui y por allá. La mirada rojiza de Medianoche estaba perdida en algun punto del bosque, mirando sin mirar realmente, centrado en sus pensamientos. Pensamientos que a veces lo llevaban lejos de aquel lugar, a una antigua realidad más cruda.

Era poco frecuente que el mutante de larga cabellera se pusiera melancolico, pero justo ese dia hacia 2 años que había entrado en la academia X y no pudo evitar los recuerdos que invadieron su mente sin consideración alguna. No había manifestado ningún sentimiento extraño, quitando algunos acontecimientos sin importancia, como tirarle la mesa de la cocina a Colossus cuando este le preguntó si se encontraba bien o lanzar escaleras abajo a un estudiante que se chocó con el al salir de clase... hechos superfluos, esta claro.

El caso es que había decidido apartarse un poco de los demás, tomar el aire fresco y así relajarse y quitarse todas aquellas tonterías de la cabeza. Con un suave gesto de la mano apagó el cigarro y lo lanzó al suelo, seguidamente comenzó a caminar hacia la puerta que lo llevaría a la academia. Ya era hora de volver a la normalidad y no pensar en nada raro, su vida estaba en la academia y nadíe podría decirle lo contrario, que lo intentaran! encantado les daría una contundente respuesta.

Medianoche colocó bien los vendajes, cubriendo parte de su rostro y bajó las escaleras que lo conducirian al hall principal de aquel lugar enorme. Lo primero que vió al entrar en el pasillo fue el gran relog que le marcaba la hora de la cena. Realmente no se había dado cuenta de lo hambriento que estaba hasta ese momento, y para corroborar la hambruna, su estomago comenzó a soltar una serie de alarmantes rugidos. -Bueno, bueno, ya voy. Dijo esbozando una pequeña sonrisa y metiendo las manos en los bolsillos de los pantalones negros que llevaba puestos.

Tras dar unos cuantos pasos con sus pies descalzos, volvió a detenerse, enarcando una ceja y mirando a su alrededor. Su fino olfato había captado algo que no debería estar en ese lugar... provenía de una de las aulas que tenía a su derecha. No pertenecía a alguien conocido, o al menos no reconocía el olor. Todo el mundo debería estar en el comedor y era extraño que alguien estuviera en un aula a esas horas. Con paso decidido, Medianoche se colocó delante de la clase y abrió la puerta rapidamente, para sorprender a la persona que estuviera en su interior. -¿Y tu que ese supone que haces aqui? Preguntó a la figura que tenía justo delante. Estaba algo oscuro, pero sus ojos podían ver perfectamente en la penumbra.

Medianoche

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 09/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cof, Cof... pelo de gato?!...

Mensaje por Kitty Pryde el Mar Ago 09, 2011 9:55 pm

Spoiler:
¿Permiso?

Kitty no quería -!en serio no quería!- husmear por ahí, pero no podía evitarlo, últimamente las cosas estaban demasiado.. ¿cuál era la palabra que buscaba?.. !Ah, si!, estresantes, si, eso mismo. Habían pasado ya varias semanas desde el "rescate" de Soma, y aún no había tenido tiempo de charlar con nadie acerca de ello; aquel ambiente que se respiraba en todos los rincones -espeso y asfixiante- preocupaba a la inquieta sombra e incluso -!milagro celestisal!- le impedia armar barullo y hacer de las suyas en cada pasillo, seguramente Scott Summers debía estar bastante aburrido sin idear castigos novedosos para la traviesa chiquilla.

Quizá el insomnio no era la mejor opción en esas situaciones, sobre todo, despues de llevar encima la pesada carga de ser considerada ahora, un miembro mas del equipo. Afuera, la noche se extendía espesa y oscura; las sombras se desplazaban para reclamar los recovecos ocultos que día con día, le servían de refugio callado. Katherine frunció el ceño y suspiró largamente, dirigiendo sus pasos por puro instinto hacia el salón donde el Profesor Xavier daba clase.

Solo una vez recordaba la inquieta Shadowcat haber estado en aquel sitio de apariencia sobria e intimidante, rodeada de placas de madera y aquel -a su percepción y muy interno pensar- aroma a arcaico y encerrado, ¿sería acaso, bienvenida en aquel santuario casi exclusivo de los telépatas como Jean Grey, su pequeñ amiga Rioco, e incluso, el mismo Charles Xavier?.

No hay peor lucha, que la que no se hace

Pensó pícaramente la pequeña castaña, sonriendo de forma taimada y traviesa mientras recorría los inmensos corredores, atravesando de vez en cuando, por pura pereza, las paredes de madera, acero y concreto, evitándo así, dar enormes rodeos o moverse por los ascensores, !su don era tan divertido!, casi como los dolores de cabeza que le causaba al dirigente de los Hombres X.

-Un dia, no tendré tanta suerte-

Musitó entre dientes, frunciendo el ceño ligeramente al descender el último tramo del pasillo, deteniéndose ante el umbral de la pesada puerta de madera, ¿qué debía hacer ahora?, ¿tocar?, ¿esperar a que alguien más, por gracia divina, la encontrase ahí parada esperando?, ¿atravesar la puerta con el desfenado de siempre?.. Mmmm.. No era una mala opción.

La chiquilla de iris oscuros arrugó la nariz mientras meditaba una milésima de segundos lo que haría a partir de ese momento, quizá estaba metiéndose donde no le llamaban, quizá estaba jugando -de nueva cuenta- con fuego y saldría peor parada que siempre, y quizá tambien se estaba buscando otro castigo mítico y ejemplar de Summers, pero.. !Bah!, ¿qué mas daba?, despues de todo, lo vivido, nadie se lo iba a quitar.

Bien Pryde.. Ya no hay marcha atrás

Se conminó la pequeña e inquieta Shadowcat, respirando profundamente y posando primeramente las puntas de los dedos en la rugosa madera, hundiendose lentamente en él como si fuese una membrana que la envolvía cada vez más. Katherine se permitió deleitarse con las sensaciones que levantaba el contacto de su forma etérea con aquel sólido, !si tan solo pudiese ver en esos momentos, sus propias moléculas vibrando!, sería el final perfecto para tan bizarro día.

Kitty finalmente traspasó aquella plancha de roble, sonriendo triunfante como cada vez que se permitía el deleite de su propia y vaporosa "inexistencia", mas cambiando sus facciones y aclarando la garganta, recuperó la compostura y miró curiosa hacia el extremo de aquella recámara, larga y estrecha. En efecto, ahí estaba el santuario del hombre que ella admiraba, incansable como siempre, casi esperaba verlo meditando como otras tantas veces, la pequeña Shadowcat lo había sorprendido.

-Parece que no hay nadie, asi que.. No tiene caso esfumarme..-

Aquello, dentro de la timidez interminable que le atacaba frente a aquel lugar, tan imponente a su parecer, la chiquilla castaña dejó escapar involuntariamente, una suave risa ante su última frase, tan.. peculiarmente apropiada para ella misma.

Katherine sonrió levemente y se permitió acercarse un poco más, hasta quedar a una distancia segura y respetando el espacio personal del Profesor, mirando a su alrededor y enarcando una ceja ante los detalles que, en su primera visita, pasaron desapercibidos, hasta que, finalmente, un ruido fuera la alertó, era demasiado tarde para desaparecer, así que simplemente se quedó ahi de pie, plantada y con los brazos cruzados, arrugando la nariz al escuchar aquella voz

-Parece que debería hacerte la misma pregunta, no son horas de estar fuera de la cama-

Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cof, Cof... pelo de gato?!...

Mensaje por Medianoche el Miér Ago 10, 2011 6:16 am

Spoiler:
Claro, te debo un rol y será bastante divertido Razz

El moreno enarcó una ceja al reconocer perfectamente la voz que le había respondido, se trataba de la muchacha conocida como Kitty. No había hablado mucho con ella, ni se había acercado demasiado, pero si habían compartido sala de castigo, así que al menos su fisico y su voz le resultaban familiares. Sin mediar ni una palabra, Medianoche avanzó lentamente con las manos metidas en los bolsillos de sus pantalones negros. Dió varios pasos y se colocó a un metro de distancia aproximadamente de donde estaba la chiquilla, oliendo mas que observando lo que le rodeaba. No capto nada interesante, la muchacha estaba allí sola, a saber que podría tener en mente, nada bueno por supuesto.

-Yo he preguntado antes niña, dijo el mutante frunciendo el ceño mientras fijaba en ella su bella mirada de ojos rojizos. -Conozco tu fama y algo turbio tiene que pasar por esa evanescente mente tuya... no te voy a engañar si te digo que me pica la curiosidad, el unico problema es... Hizo varios movimientos algo exagerados con la cara, para que quedase claro que estaba haciendo una parodia de oler algo. Tras unos segundos se inclinó y acercó su rostro al de la muchacha, con una sonrisa divertida debajo de los vendajes.

-Tu olor, me resulta bastante desagradable. Se incorporó volviendo a su postura natural y examinó la escena por ultima vez con la esperanza de descubrir aquello que la chica había estado haciendo, pero la falta de pistas hacian de aquella una tarea imposible, así que simplemente desistió y se dió la vuelta, caminando hacia la salida. -Ten cuidado, como te pillen por aqui fuera de tu cuna tendrás problemas... niña.

Justo cuando estaba a 2 metros de la salida, su oido captó algo a no mucha distancia del lugar. Inmediatamente se dispuso a olfatear el ambiente, respirando fuertemente. Sus sentidos eran perfectos y muy precisos, obviamente no iban a engañarlo, asi que si era cierto lo que captaba, estaban en problemas. Alguien se acercaba por el pasillo, reconocia el olor como el de un profesor, pero no sabía exactamente quien era, debía ser alguno con el que no había dado clase, simplemente se lo habría cruzado por ahí.

Ya no tenía tiempo de salir del lugar, si cruzaba el umbral de la puerta el profesor lo vería salir de la clase y tendría que dar molestas explicaciones. Tras tomar una decisión, Medianoche salió corriendo como alma que lleva el diablo, sin decir ni una sola palabra a Kitty, y se metió en uno de los armarios que tenía la clase en su parte trasera.

Por suerte, aquellos armarios resultaban comodamente amplios, pues unicamente guardaban uniformes y protecciones de combate. Su hubieran sido armarios de libros con varias lejas se habría quedado fuera y lo habrían pillado, había tenido suerte sin duda alguna. El mutante quedó inmovil mientras escuchaba atentamente como el profesor ya estaba delante del umbral de la puerta.

No le había dicho nada a Kitty, había sido un poco cabroncete por su parte, pero bah, ella misma se las arreglaría, el unico problema es que si la pillaban, probablemente lo delatase... si lo hacía habría desenterrado el hacha de guerra. Asi que Medianoche permaneció inmovil en su escondite, escuchando atentamente a ver como se desenvolvía la situación.

Medianoche

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 09/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cof, Cof... pelo de gato?!...

Mensaje por Kitty Pryde el Jue Ago 11, 2011 3:10 pm

La reacción de Kitty fue muy parecida a la de una niña pequeña a la que le han negado un capricho que insistentemente, exigía. Con los brazos aún cruzados, la chiquilla frunció el ceño profundamente, infló las mejillas en un gesto pueril y arrugó la nariz con testarudez; aquel cuadro era realmente cómico para cualquiera que no conociera a la sombra, mas sin embargo, los que ya llevaban tiempo conviviendo con ella, sabían que ese gesto tan infantil, solo podía significar una cosa: Problemas.

-¿Pero a quien rayos crees que le estas hablando?!-

El estallido de mal humor de Kitty tenía que ver no solo con aquel irritante hombre, si no tambien, con aquella tensión que sentía acumularse sobre ella, cual loza de mármol que no estaba dispuesta a llevar a cuestas, sin un motivo. Katherine dió un par de pasos hacia el chico y entornó la mirada, atisbando en la semipenumbra el rostro de un compañero con el cual había compartido ya varios castigos, y que a la pequeña sombra le tenía con curiosidad, pero tampoco le importaba tanto, que digamos.

-Además, si a niños vamos, el que tendría más problemas aquí, de ser pillados, serías tu, "querido"-

El sarcasmo afloraba por la piel de la felina, mas sin embargo, la reacción del joven la tomó por sorpresa, pues este, con la misma, dio media vuelta y comenzó a revolotear como mariposa atrapada hasta, finalmente, quedar dentro de un armario de equipo, ¿acaso el sabía algo que ella no?.

Shadowcat, con la parsimonia y la picardía natural en ella, se mantuvo ahi plantada, enarcando ambas cejas ante el comportamiento del chico, y entonces, lo escuchó: Un par de voces que se acercaban peligrosamente hacia donde ellos estaban, !Asi que eso había sido!

Maldito pedazo de..

Pensó la castaña, frunciendo el ceño y poniendo tensas las piernas, aquellas voces se acercaban y Kitty no podía identificarlas. La chiquilla por instinto, pegó la carrera en completo sigilo, rodeando aquel armario y atravesando por la parte de atrás, quedando justo a la espalda del chico

-La siguiente vez que quieras poner en problemas a alguien, no lo intentes conmigo..-

Musitó realmente molesta, si la pillaban y le añadían un castigo más a su expediente, este explotaría; además, le había prometido al mismo Profesor Xavier que se comportaría ahora que era considerada un miembro más de la Patrulla X. Katherine miró unos momentos más al chico, mientras las voces irrumpían en el salón y los pasos se escuchaban por todas partes; ¿el niño quería jugar con los mayores?, bueno.. Tendría que aprender que todo tiene sus reglas y sus jerarquías.


Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cof, Cof... pelo de gato?!...

Mensaje por Medianoche el Jue Ago 18, 2011 4:47 pm

El joven mutante de largos cabellos permanecia muy quieto y silencioso, esperando que la persona que estuviera haciendo la ronda nocturna pasara sin darse cuenta de su presencia. En cierto modo tambien esperaba que Kitty se escondiera por que si caia ella, lo arrastraría asi que... No la había avisado por pura diversión, a ver como se las arreglaba. Justo cuando empezaba a escuchar pasos en la clase, la presencia de la gata apareció a sus espaldas y su voz penetró através de su oido. Medianoche se volteó, justo para darse de bruces con la muchacha. Demasiado cerca, estaban demasiado cerca... el mutante se puso nervioso enseguida y no era demasiado bueno disimulandolo. -Alejate de mi, no tenias otro maldito sitio donde esconderte? Preguntó alzando demasiado la voz.

Las consecuencias fueron logicas, pues a los segundos de hablar el moreno, las puertas del armario se abrieron, mostrando el rostro de un sorprendido profesor. Medianoche volteó mirando al profesor con cara de mal genio y su respuesta fué puto instinto. -Este armario esta ocupado, es que estas ciego? buscate otro. Dicho esto, tomó las puertas y cerró el armario como si no hubiera pasado nada. A los pocos segundos, el muchacho quedó pensativo y miró a la gata, apesar de que le ponía nervioso estar tan cerca de ella, el nerviosismo pasó a segundo grado debido a la situación. -No debería haber dicho eso, no crees? Le dijo a la gata con una expresión bastante divertida. Se había ido de su habitación por aburrimiento y había encontrado diversión gratis. -Por cierto, cuando te han crecido tanto? Dijo señalando con descaro sus pechos. -Como sigas así no entraremos en el armario...

Dicho esto, las puertas se abrieron y el profesor los sacó a los dos tomandolos del brazo. Medianoche inmediatamente se deshizo del agarre y lanzó una mirada asesina al hombre. Este, observó con una sonrisa maliciosa a los dos alumnos. -Como no, como no. El señor Medianoche y la señorita Pryde, mis dos alborotadores favoritos. Sabeis muy bien donde os toca ir ahora y donde estareis durante el resto de la noche verdad? VAMOS! El moreno se sobresaltó por el grito y comenzó a caminar hacia un lugar que conocía mas que bien. -No grites viejo, o te saldrán mas arrugas. La extraña pareja desfiló hacia una amplia sala, vacia a excepción de unas cuantas mesas y sillas. El profesor los metió dentro y cerró la puerta con llave. -Poneros comodos, os vendré a buscar a la hora de clases y no intenteis nada raro u os meteré aqui a vivir, entendido?.

Dicho esto, el sonido de los pasos del profesor se fué alejando poco a poco. Medianoche se tumbó en el suelo y soltó un largo suspiro. -Y todo por tu culpa, no podrías haber estado calladita, siempre tienes que dar el cante. Dijo divertido mientras miraba el techo tan familiar para el. -En esta sala no podemos usar nuestros poderes, como demonios vamos a salir de aqui? me niego a estar toda la noche encerrado contigo entre estas cuatro paredes, al ritmo que te crece la delantera moriremos aplastados. Se incorporó y la miró con un brillo burlón en los ojos. Apesar de que aparentemente se llevaba fatal con ella, se divertia bastante con su presencia, los lios en los que se metían eran siempre productivos, para ellos claro, pero productivos al fin y al cabo. Eso si, jamás se lo confesaría.

Medianoche

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 09/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cof, Cof... pelo de gato?!...

Mensaje por Kitty Pryde el Mar Ago 23, 2011 9:48 pm

Kitty le sacó la lengua a Medianoche ante su comentario acerca del escondite, dándole la espalda lo más que se podía en aquel minúsculo sitio. Los pasos se acercaban cada vez más y Katherine estaba más que dispuesta a esfumarse por el suelo si las puertas del armario se abrían de improviso, no caería con ni por Medianoche, primero muerta.

La tensión aumentaba y el corazón de Kitty parecía vibrar en lugar de latir, presta a esfumarse en cuestión de segundos, mas sin embargo, fue la pregunta retórica del moreno, lo que la hizo parpadear y perder la concentración y la noción del riesgo en el que se hallaban

-¿Qué?.. Oye tu, pedazo de ente pervertido!-

Exclamó la castaña, cubriéndose con el brazo izquierdo justo al momento que la puerta se abría de par en par y un sorprendido profesor de Antropología los miraba alternadamente, dibujando en su rostro ese tipo de sonrisa que Kitty le conocía tan bien a Scott y que presagiaba solo una cosa: Detención. Shadowcat suspiró entre resignada y traviesa, ese profesor era un blanducho y con su encanto de minina seguramente se libraría de ese castigo, pero lo que la fémina de etéreos poderes no vislumbró, fue la bordería de su compañero de armario.

-!Pero tu, pedazo de animal!, !acabas de hacer que nos manden a detención sin derecho a apelar!-

La voz de Kitty rezumaba enfado, estaba a punto de fundir a Medianoche con el piso, cuando la voz del profesor se hizo presente y la claridad iluminó otra vez el armario.. El tipo iba a pagárselas muy caro, eso era seguro. La castaña rodó los ojos ante las palabras del tutor, chasqueando la lengua y sacando a relucir su vena altanera al arrugar la nariz conforme salía de aquel lugar, casi retando al profesor a decir o hacer algo.

-Esta bien, esta bien!.. No tienes que gritar, CONOZCO el camino-

Masculló de malas pulgas Katherine, caminando por delante de los dos hombres con porte altivo y orgulloso, masticando entre dientes una sarta de cosas que le encantaria decir pero que, por ética y educación, no mencionaría. Kitty estuvo tentada a desaparecer y dejar a Medianoche solo con el castigo, pero sabía que, de hacerlo así, su destino pasaría a manos de Scott, o peor aun, de Logan.

-Lo que hago por un idiota sin pizca de cerebro-

Shadowcat acababa de entrar en el recinto y se sentía vacía, con una ligera sensación de peligro y zozobra como cada vez que la metian en ese cuarto, donde sus poderes quedaban anulados, y ella era solo otra chica más, común y corriente, pero la gota que derramó el vaso, fue el comentario precario de Medianoche, acerca de su crecida "delantera"

-¿Sabes que?, !No necesito esto!, solo eres un niñato mimado que se cree interesante por la actitud tan idiota que ostenta!.. !MADURA!-

Y dicho esto, le largó la bofetada y se dio media vuelta, furiosa y ligeramente sonrojada, yendo a sentar en el extremo opuesto de la habitación, mirando el techo y los paneles de luz que este ostentaba, todos interconectados a la red de energía de la Mansión.. !Que curioso!, ella conocía todo ello, e incluso sabía que para poder salir de ahí, o mínimo, poder darle una paliza a Medianoche en ese lugar, solo tenía que sobrecargar los circuitos mediante un programa de hackeo, y el cuarto dejaría de ser funcional.

-Un momento..-

Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cof, Cof... pelo de gato?!...

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:51 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.