Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Aguas turbias - Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aguas turbias - Libre

Mensaje por Jean Grey el Dom Ago 14, 2011 10:39 am

Ubicación: Detrás de la mansión.




El sol se filtraba por entre las nubes, cayendo con parsimonia sobre el agua transparente de la piscina olímpica que estaba ubicada detrás de la mansión X desde donde se podían alcanzar a escuchar los gritos de varios estudiantes, peleando o discutiendo entre sí por temas básicos como los exámenes. La delicada figura de Jean Grey, una de las primeras mutantes reclutadas por el profesor Charles Xavier parecía sumida en sus propios pensamientos mientras sus ojos verdes se perdían en las aguas tranquilas y brillantes. Pero algo en su rostro no era pasivo, por el contrario, a pesar de mantener un semblante carente de emociones, este era extremadamente frio, como si estuviese analizando algo que no le gustaba analizar o pensar siquiera. Fue entonces que Jean cerró los ojos, siendo sus cabellos rojos como el fuego encendido una cascada que se mezclaba entre si, cayendo por sus hombros y su espalda esbelta vestida como nunca con un corset negro y una chaqueta del mismo color encima. Jean llevó sus dedos hasta su sien, formandose en el gesto una ligera arruga en su entrecejo mientras bajaba la mirada. Estaba aturdida, las voces de los estudiantes no se callaban y hablaban todas a la vez pero ¿Por qué tan rápido? ¿Por qué tan alto? Sus labios temblaban al igual que los músculos de su frente cuando, entonces la hermosa telepata descubrió algo que hizo que bajase los brazos de repente, abriendo la mirada hacia el frente donde el agua ya no estaba tan calma, moviéndose como si una ventisca hubiese atravesado de par en par la piscina - ¡Basta!- exclamó, tratando de decírselo a sí misma, pero sin saber que en esa acción había elevado la voz. No eran los estudiantes quienes hablaban entre si, gritando. No era que ellos estuviesen hablando siquiera. Lo que Jean captaba eran sus pensamientos, todos a la vez, incansablemente.

Sus ojos se habían humedecido cuando Jean logró calmar sus impulsos, aquellos que emergían desde su interior como una voz constante de deseo contenido. Una voz que hablaba a sus oídos pidiéndole, rogándole, que abriese una jaula dentro de si. ¿Tenía algo que ver con el sueño constante que la pelirroja había tenido en las ultimas noches? Ese en el cual ella se veía a sí misma como la manifestación en la tierra de una diosa ígnea que se elevaba por los cielos envuelta en llamaradas de fuego. Algo en la pelirroja estaba fuera de lugar, y no era solo su don, aquel que parecía volverse más y más fuerte a medida que pasaban los días, llegando a adelantarse a preguntas que sus alumnos iban a formularle pensando que ellos las habian dicho en alta voz, pero en realidad siendo estas pensamientos discretos de sus mentes. Su don, sus pensamientos...todo en Jean se había vuelto tan inquieto de la misma forma que el agua que sus ojos observaban, meciéndose con fuerza sobrenatural ahora gracias de su sobresaltada telequinesis.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Storm el Dom Ago 14, 2011 4:49 pm

Spoiler:
Me tomo el atrevimiento de entrar, si hay algun problema, solo dilo y elimino ^^

Nada estaba bien.. Las cosas no marchaban como debían, en el horizonte se elevaban las nubes que presagiaban tormenta, y en el interior de la mujer de blancos cabellos, aquel rugido de tempestades se volvía cada vez más y más desesperante. Desde hacía ya varias semanas se elevaban los clamores en contra de ellos, de su raza, de su gente; cada día era común ver, con creciente alarma, cómo las leyes anti-mutantes cobraban fuerza sin que el mundo supiera en realidad, el error fatal que estaban cometiendo.

Aquella tarde en específico, la bruja del clima había salido de su encierro voluntario con la mente fija en una sola idea: Despejarse, sugerencia hecha por el mismo Profesor Xavier, quien, quizá harto de varios días de mal clima por culpa de los sentimientos encontrados de la mutante, le apremiase con su inmensa sabiduría, a encontrar un poco de calma en los terrenos circundantes a la Mansión.

Mas sin embargo, aquella caminata parecía no haber tenido el efecto que todos esperaban, pues en lugar de relajarse, la mutante de orbes zafiro no había hecho más que pensar en todo, desde el ataque al senador Kelly, hasta los acontecimientos últimos, que habían desembocado en aquella absurda ley de registro, tan lejana en el tiempo, como real en esos momentos. Tormenta cerró los ojos cansada, ¿cuantas noches hace que no dormía?, ¿cuantas horas al día, permanecía en vela, vagando por los pasillos de la Academia, corroborando que todo estuviese en orden, aun con el sofisticado sistema de seguridad en funcionamiento?, ¿cuantas veces había sido pillada por sorpresa en los corredores, por algún otro profesor?. La mujer de piel aceitunada tenía que hacer algo pronto, a su cordura se iría con las noches en vela.

De regreso a casa

Storm no pudo evitar que, con aquella frase, recuerdos de El Cairo volvieran a su mente; esa ciudad, su antiguo hogar, el sitio donde, por un período de tiempo, se sintió segura y aceptada, aunque no fuese más que una vulgar ladronzuela hasta encontrarse con el hombre que cambió su vida y le ofreció una nueva oportunidad: Charles Xavier, maestro, mentor y amigo.

Los gritos y las risas provenientes del patio trasero de la mansión se incrementaban conforme la distancia entre ellos se acortaba, Ororo no pudo evitar sonreír ante ello, ante la inocencia y el candor de sus pupilos, que continuaban disfrutando de la vida, ajenos a los problemas que aquejaban a la ojiazul, pero, ¿por qué tendrían ellos que preocuparse?, si para ello estaba la Patrulla X, para cuidar de esos pequeños, hasta que tuviesen la edad suficiente para enfrentarlos solos. La bruja del clima suspiró largamente y se deleitó por unos segundos con el solaz de sus estudiantes, recuperando lentamente el semblante sereno y tranquilo que la caracterizaba, sonriendo aún sin mucho ánimo.

..Y fue entonces que lo escuchó, aquel grito que parecía involuntario y no pertenecía a ninguno de los jovenes estudiantes. Tormenta frunció el ceño y cruzó la distancia que la separaba de aquel sitio en una rápida carrera, parpadeando sorprendida al notar de quien provenía aquella súplica: Jean Grey. Ororo entornó la mirada con cautela y, tras dirigirles una sonrisa tranquilizadora a los estudiantes, se acercó con suavidad a la telépata pelirroja, posando una mano en su hombro, con la delicadeza de una madre hacia su pequeño.

-Jean.. ¿Qué sucede?, no tienes un buen semblante-

Musitó la mutante de blancos cabellos, resintiendo la ironía de su frase, pues NADIE de la Patrulla X, poseia en esos dias, una expresión natural y cotidiana.

Storm

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 30/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Jean Grey el Miér Ago 17, 2011 12:39 pm

La quietud se extendía como el manto frívolo de la muerte luego de que el despliegue telequinetico de la mente de la pelirroja golpease como una ráfaga de energías el agua de la piscina. Como si se tratase de lluvia, el agua volvía a caer sobre la magna piscina para terminar de apaciguarse como si nada hubiese pasado. Ante esto, la mirada de Jean parecía sumida en un sueño que la había pasmado como si hubiese visto a un verdadero fantasma. Sus labios se separaron como si intentase explicarse a sí misma que era aquello que había sucedido, cuando una voz detrás de ella hizo que Jean saliese de sus ensueños.

Se volteó con un gesto perdido, rara vez visto en su mirada llena de paz y tranquilidad usualmente. Era como si Jean hubiese presenciado algo que nunca hubiese visto antes, pálida como un papel en el cual resaltaban sus hermosos ojos verdes, ahora llenos de temor - Ororo - susurró al verle. Ella era su mejor amiga, aquella con quien contaba cuando necesitaba un oído o un hombro; la mujer de cabellera siberiana y los poderes de la madre naturaleza, tan dulce en sus gestos como una progenitora que mantenía la calma a pesar de la tempestad- Lo siento. Es que... algo me está sucediendo - empezó a decir como quien necesita soltar todo lo que se acumula en su pecho, logrando que su voz se pierda en un suspiro desolado. Jean bajó la mirada y nuevamente empezó a escuchar susurros en su mente, palabras, pensamientos... Podía escuchar todas las voces de la mansión resonando en su cabeza como si fuese una cinta que simplemente fluía - "Kitty de nuevo ha desordenado la sala de estar" - pudo sentir claramente la voz de Rogue - "Jum y crees que con esas cartas le ganarás a Gambito?"- resonó Remy casi seguidamente a la voz anterior - ¿Y si no puedo con esto? - fue la voz de Scott esta vez. Y así con cada uno de los miembros de la patrulla, estudiantes y amigos, todos hablando a la vez en la mente de Jean.

La pelirroja llevó sus manos a los oídos y cerró los ojos, como si con esto tratase de callar las voces en su interior, pero entonces llegó a ella otra revelación, no en palabras, sino en sensaciones -Ororo... siento tu preocupacion...escucho lo que piensas pero no lo entiendo porque se mezcla con los pensamientos de todos a mi alrededor...-

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Medianoche el Jue Ago 18, 2011 1:23 pm

Spoiler:
Tenia muchas ganas de rolear contigo Julia n.n si esta Storm muchisimo mejor

Otra mañana más perdida. Otras horas inutiles bajo una somnolienta paz... aquella era la cuarta vez que Medianoche se saltaba las clases esa semana. Sabía que le caería una buena reprimenda si alguno de los profesores lo encontraba, pero la verdad es que le importaba muy, pero que muy poco. Se sentía fuera de lugar de la academia, sentía que estaba encerrado en una jaula... es cierto que estaba comodo entre los de su especie y que por una vez en su vida dormia bastante tranquilo, pero aún asi la integración no parecía ser uno de sus fuertes, quizás con un poco mas de tiempo... por el momento el aire libre era toda la compañia que necesitaba.

En ese mismo momento, el mutante de largos y bellos cabellos caoba se encontraba recostado en la rama de un arbol cercano a la piscina, descansaba como el rey del mundo, con las dos manos tras la cabeza y sus ojos de color del rubí cerrados. Nada le importaba en ese momento y parecía que no se enteraba de lo que sucedía a su alrededor, pues Jean Grey había aparecido cerca suya, sin que ambos se percataran de la presencia del otro. En algún momento aquel descuido por parte del lobo habría supuesto un grave error, pero que estuviera en ese estado denotaba confianza y bienestar en la academia, aunque se negara a admitirlo.

El caso es que su placentero sueño no continuó demasiado, pues un grito femenino llegó a sus delicados oidos, despertandolo de sopetón y provocando consecuencias mas que obvias para quien duerme en la rama de un arbol. Su cuerpo se precipitó al vacio, pues su despertar fué demasiado bruso para el lugar en el que se encontraba. -Pero que cojo... Medianoche calló agazapado a cuatro patas, como el felino que era. No se hizo ningún daño y su caida no emitió ningun tipo de sonido, dejando atrás la malsonante expresión del joven. Tras unos segundos en esa misma posición y con el cerebro intentado despertarse, el mutante se incorporó, mirando con expresión enfadada hacia el lugar donde provenía aquel quejido.

Vio un cabello pelirrojo, nada mas, su mente, mas dormida que despierta, imaginó que se trataría de Felina o Mia... craso error. -Que mierda haces imbecil! No sabes dejar dormir tranquila a la gente?! gritó mientras caminaba hacia ella, al mismo tiempo que Storm aparecía al lado de la pelirroja. Otro simbolo mas de que sus neuronas aún no hacían sinapsis, ni se había dado cuenta de que Ororo se acercaba. Como y cuando había llegado a dormir tan profundamente? Tenía que evitar esa costumbre, o se meteria en problemas como aquel. La pelirroja, presuntamente Mia o Felina, se giró y entabló conversación con Ororo, resultando ser nada mas y nada menos que Jean Gray.

Pero era ya demasiado tarde. Cuando Medianoche cesó su marcha, ya estaba justo al lado de Storm y de Jean. -Em... no habeis odio a algún maleducado decir algo de dormir? creo que venía de detrás mia. Puso toda la cara de angel y niño bueno que le permitieron sus rasgos medio cubiertos y esperó con las manos metidas en los bolsillos el advenimiento de un castigo ejemplar. Inconscientemente, había escuchado la conversación entre dos personas y un pensamiento fugaz y claro apareció en su mente, la cual ya funcionaba con normalidad. "Falta de poder" Aquella frase fue tan legible para Jean como un cartel de neon.

Medianoche

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 09/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Storm el Jue Ago 18, 2011 8:22 pm

Spoiler:
Off: Lamento lo corto del post.. Lo reivindicare la siguiente ocasion ^^"

Sabía que su pregunta estaba fuera de lugar, !claro que sucedía algo!, últimamente, nadie de la Patrulla X tenía buen semblante, incluyendo a la mujer de níveos cabellos. Por instinto, Ororo se acercó a Jean y la abrazó de manera protectora, mirando a su alrededor con el ceño fruncido por la preocupación y la frustración de no poder entender que era lo que sucedía a su alrededor, y sobre todo, podía palpar el temor de su pelirroja amiga y aquello le frustraba de una manera poco recomendable.

-Jean, querida, relájate.. Respira profundo, verás que todo es solo una f...-

Las palabras de Tormenta fueron interrumpidas por la letanía grosera de una voz que ella conocía tanto como la de Kitty Pryde, pues los había castigado juntos en más ocasiones de las aconsejadas.

-Jack Cross Black.. Espero, por tu bien, que aquellas palabras no hayan sido a propósito, o estarás en más líos de los que ya tienes por evadir clase-

Sin siquiera voltear a verlo, la voz de Storm era realmente gélida, como los fríos inviernos nórdicos. Si algo no toleraba la Hija de la Naturaleza, era que, aún de broma, le faltasen al respeto a algún superior, y menos, un chiquillo arrogante y egocéntrico como aquel.

-Jean, deberías hablar con el Profesor Xavier de inmediato, esto.. No es normal cariño, tus poderes podrían estar sufriendo un cambio drástico y quiza.. pierdas el control de ellos.. No quiero que pases daño alguno-

Musitó la mujer de orbes celestes, acariciando suavemente la cabellera pelirroja de la telépata. Cierto, Ororo estaba preocupada por muchas cosas, pero desde hacía unos minutos, toda aquella aprehensión se centraba unicamente en Jean.

-Y tu, Medianoche, te reunirás conmigo mañana a las 6 am, no creas que has escapado-

Tormenta intentaba disimular todo aquello que pudiese representar una fuente mayor de stress para su amiga, mas en el fondo, el malestar de Jean se sumaba al torrente de ideas fatalistas que surcaban su mente desde el asesinato del Senador Kelly. Una guerra aún mayor que la ya librada se avecinaba, estaba casi encima de ellos y en esa ocasión, solo tendrían una opción: Luchar por salvarse y salvar a quienes amaban.

Storm

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 30/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Jean Grey el Lun Ago 22, 2011 5:33 pm

Hablar con el profesor, si, debía hacerlo. Pero por alguna razón, Jean había permitido que sus dones siguiesen aumentando, como si simplemente hubiese ignorado las señales que se le presentaban, al dispararse de la nada - Es temporal, yo...- No pudo terminar de hablar cuando otra voz destruyó la conversación, emergiendo de un costado de la piscina. En un acto inconsciente, Jean elevó su mano en linea recta hacia esa figura, enviando un enlace mental súbito para con él, gritando un notorio "¡No te acerques!" directamente a su mente. La advertencia debería haber sido en alta voz, dado que no toleraba que más mentes se acercasen, mentes activas que pensaban constantemente. El eco de las palabras envolviéndola volvieron a turbar su mente, haciendo que la pelirroja cerrase con fuerza los ojos a medida de que, siguiendo una orden mental, cada uno de los pensamientos se acallasen.

Jean comenzó a recordar sus primeras experiencias de entrenamiento con el profesor, viendo en su mente a Charles Xavier sentado en la oficina, viendo a Jean con una mirada tranquila. -Trata de controlar tus pensamientos, Jean - le repetía en su mente , mientras la joven mutante se mantenía sentada en la silla, cabizbaja, todavía intimidada por sus dones nacientes -Yo no puedo...hablan todos a la vez... - le murmuró todavía asustada, sabiéndose que esa noche había destruido toda su alcoba en un despliegue de poder de tal potencia que despertó a toda la mansión. - Debes controlarlo, Jean, eso que sientes, debes controlarlo -

Tales palabras seguían en su mente, solo que esta vez, era su voz la que las decía. Lentamente todo el eco a su alrededor fue disminuyendo, mientras Jean Grey retomaba el control. Volvió a centrar sus ojos en Ororo, para luego dar una mirada fugaz hasta su estudiante, Jack - Lo lamento. No quise leer tus pensamientos...no quise...Debo ir a ver al profesor... - replicó, acomodando sus cabellos que eran hilos carmesíes que caían sobre su espalda y hombros. - No seas severa con él - dijo mientras se alejaba, refiriéndose a Medianoche - Lo lamenta, me ha confundido con Felina - finalizó. Con esto, Jean había dejado en claro que había sido capaz de escuchar la mente del joven con claridad sin tener la intensión de hacerlo.


Lamento mi post tan basura, pero lo hice corriendo -.-

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Medianoche el Mar Ago 23, 2011 8:08 am

(No hay drama Julia, lo que se pueda Razz Por cierto Medianoche suele degenerar los nombres "extraños" no lo hace queriendo, simplemente el los pronuncia de la manera que cree que es correcta, como pasa con Ororo, que la llama Oreo xDD)

La fuerte voz de Jean resonó en la cabeza del joven mutante, provocando un pequeño sobresalto, obviamente no se había esperado una reacción así. Algo confundido, volteo sus ojos rojizos hacia Storm, la cual ya preparaba un buen castigo y había... había pronunciado su nombre real!!. -AHH!! OREO!!!. Exclamó el muchacho colocandose delante de ella. -Te he dicho mil veces que no uses mi nombre real, nadie sabe mi nombre real!! tienen que conocerme como Medianoche, unicamente así. Pero la convesación se vió interrumpida por las palabras de Jean. No había que ser muy listo para entender que le pasaba a la pelirroja, al parecer no era capaz de "filtrar" los pensamientos de los demás y lo escuchaba todo, sin ser capaz de controlarlo.

Una fugaz idea cruzó la mente del mutante. El mismo había entrenado un tiempo junto a Xavier, para poder controlar su "otro yo" y dejarlo bien oculto en el interior de su mente. La situación era ligeramente similar, quizás podría serle de utilidad a Jean... No perdía nada, si su metodo no funcionaba pues que fuera a ver al señor Kojack. -Ves, ves Oreo, no lo hice con mala intención. No seas tan mal pensada. Divertido le dedicó una mirada burlona y corrió hacia Jean, colocandose justo delante de ella, cortandole el paso. -Puedo ayudarte si quieres, calvo-sama (significa señor calvo xD) me ayudó a controlar ciertos elementos... incomodos en mi mente, no es un caso identico, pero puede que mis consejos te ayuden.

Medianoche despejó completamente la mente, dejandola vacia y en blanco, tal y como Xavier le había enseñado, de esa manera, si Jean leía de nuevo los pensamientos, los suyos no serían una molestia. -Vamos Oreo, no te quedes ahi! echame una mano, vamos a ver si entre los dos conseguimos ayudarle. Dijo el mutante moviendo la mano hacia Storm. Tras llamarla centró su mirada de nuevo en Jean. -La teoría que expuse ante calvo-sama fue la siguiente. Si mantienes la mente concentrada y te dedicas a ello exclusivamente, ninguna voz te invadirá, pues tienes controlada tu mente. El problema es, que logicamente, no puedes estar todo el dia centrandote en controlar tu mente, sin siquiera relajarla un momento, sería fatal para ti en todos los aspectos.

Colocó sus manos en los bolsillos y continuó hablando. -La idea del ejercicio es acostumbrar la mente a estar relajada, pero de la misma manera mantenga la concentración necesaria para no escuchar ninguna voz turbia en la cabeza. Es algo así como la transición entre los dos estados. Yo lo logré con bastante entrenamiento por que no soy un especialista en la mente como eres tu o calvo-sama, pero alguien como tu podría lograrlo en bastante poco tiempo. Ya te he dicho, puedo intentar ayudarte un poco, me aburro y no me apetece ir a clase, además de que así Oreo se apiadará de mi. Por otro lado, si prefieres ir directamente a Xavier, no hay problema alguno. Silenció sus labios y mantuvo su mirada fija en Jean, esperando su respuesta.

Medianoche

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 09/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Jean Grey el Jue Ago 25, 2011 8:29 pm

Estaba buscando alejarse del muchacho y también de Ororo. Se sentía turbada, insegura. Poco y nada había hablado con Scott de este asunto, de hecho, últimamente, Jean evitaba a toda costa a su pareja, dado que sabía que cualquier manifestación de índole semejante sería motivo por el cual él se preocuparía. Pero entonces la voz de Medianoche, el estudiante que causaba más de un problema a los profesores hizo que la pelirroja detuviese su paso. Le vio primeramente sorprendida, con sus hermosos ojos cual trozos de jade abiertos ante el raro atrevimiento del joven - ¿Quieres...Ayudarme? - preguntó notoriamente confusa, sin saber si tomar a broma la oferta de su travieso estudiante. Ladeó la cabeza hacia Ororo, con el seño ligeramente arrugado pero luego le devolvió una sonrisa, extendiendo la mano a Storm para que no se preocupase y vuelva a regañar al muchacho - Supe de tus problemas, Jack. Y agradezco tus consejos - respondió, cerrando sus ojos con calma, pero con un claro pesar sobre su mirada, tan tranquila que parecía resignada. - Bueno, eso es lo que hago ahora. Levanto un muro para que las voces no lleguen a mi mente ni mi mente entre en la intimidad de ustedes - agregó, mientras se podía sentir como la brisa de la tarde se mecía lentamente entre los presentes. Agradecía la propuesta del adolescente, pero por alguna razón, sentía que no debía involucrarlo. Algo dentro de Jean gritaba que ese poder naciente era solo el principio, como el preámbulo a una tormenta que podía ser desastrosa.
Había dejado pasar demasiado tiempo desde que los cambios comenzaron. Seguramente el profesor ya tenía conocimientos de sus cambios, pero también a él lo estaba evitando. Era como si la pelirroja se estuviese cerrando a todos sus amigos y cercanos por alguna razón...una razón que hasta ella desconocía.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Anarchy el Dom Ago 28, 2011 8:53 pm



-¿Que puedes tu saber de control? - No había una sola palabra que ese pobre mutante de clase baja pudiese dedicarle a la señorita Grey, cuyos poderes sobrepasaban la limitativa original de la imaginación. Nadie que no fuese él podría entender lo que la señorita grey estaba sufriendo, embargando de gozo su espirito rebelde, al saber que esos poderes empezaban a desprenderse de la flor pelirroja como una vez lo hicieron de él. Con la diferencia de que él no tuvo ayuda cuando eso pasó, y Jean fue limitada por deseos de Xavier. ¿Que podría saber un perro faldero del control si al soltarle un gato enfrente saldría corriendo tras él como una bestia? Eso separaba los mutantes de clase alta, a los superiores, de los simples mutantes comunes con dones mediocres.

LA señorita Munroe le entendería si no le viese como un solo estudiante más. Él era más que eso, él era superior, más que mucho de los mayores y podría superar a Xavier. ¿Por qué lo veían como un niño? Por eso no decía que todo lo que pregonaban como el perdón y la tolerancia era mierda. -Quien no entiende los poderes de la mente poco puede entender de lo que esta pasando la señorita Grey - No buscaba peleas pero su tono de referiste, despectivo y soberbio para con sus compañeros, callado y observador como si no desease escuchar la mas mínima palabra de ellos, creaba una ilusión de desprecio. ¿O si los estaba despreciando? Pasó como si nada junto a Medianoche, altanero de tal forma que no le miró al hacerlo y así acercarse a Jean, su maestra, viendo por sobre su hombro a Ororo con ojos intensos sombríos por la sombra que se formaba debajo - ¿se encuentra usted bien? - No había forma de que captase los pensamientos que Adam estaba produciendo en ese momento de perfecta lucidez mental. Pero él si podía leer los demás pensamientos y el rechazo que su presencia producia a muchos en la mansión.



Anarchy

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 19/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Storm el Lun Ago 29, 2011 9:31 pm

Una severa mirada en dirección a Medianoche, daba a entender, más claro que el agua, que la mutante de azules orbes estaba a punto de perder la paciencia en cualquier momento; con suavidad, su rostro se ensombreció ante la duda que pintaban las facciones de su amiga, despues de todo, Jean era casi una hermana para ella, y verla en tal situación le afectaba profundamente y también sabía, a ciencia cierta, que no había nada que pudiese hacer para ayudarla, pues los poderes reales de Jean escapaban a la comprensión y conocimiento de la mujer.

-Medianoche, se agradece tu ayuda, pero esto debe recaer en manos de alguien con más experiencia, como el Profesor Xavier-

La voz de Ororo Munroe era suave y pausada, no había hecho el intento de acercarse más a Jean puesto que, por breves experiencias pasadas con su mentor, sabía que en esas raras ocasiones, donde los poderes se descontrolaban ligeramente debido a mil y un factores, para los telépatas, la cercanía de otros resultaba hiriente.

Una nueva voz hizo tensar a Tormenta, tan familiar y presente, que en su mente se forjaron de forma preconcebida, diversas ideas y retazos de conversaciones que había sostenido a lo largo del tiempo con Logan e incluso con el mismo Profesor Charles Xavier, acerca de aquel chico tan altivo y desdeñoso, de alguna manera poco atractiva, a Ororo se le semejaba estar mirando una versión joven de Magneto sentado frente a ella, respondiendo con desprecio y odio a sus debates sobre tolerancia humano-mutante. Ese chiquillo era, hasta la fecha, la única persona de la que la Bruja del Clima, estaba recelosa.

-Adam, no hay necesidad de tanto desdén para con tu compañero-

La mirada de Tormenta era baja y cautelosa, miraba con cierta desconfianza los movimientos del chico para ayudar a Jean, la cual seguía aparentemente sumergida en aquel caos que gritaban las mentes de los demas. Se sentía tan impotente, ¿qué podía hacer una diosa del clima para ayudar a una telépata, cómo no fuese permanecer lejos de ella y con la mente en blanco?

-Jean, cariño, debes ir con el Profesor Xavier cuanto antes.. Jack y Adam pueden escoltarte, yo.. creo.. No es seguro que te acompañe, al menos, no si mis pensamientos te causaran más dolor-

Una suave sonrisa maternal, mezclada con auténtica preocupación hacia Jean, enfado hacia Medianoche y recelo hacia Adam, se dibujó en sus labios finos, ligeramente tensos en la comisura, ¿y si los problemas de la pelirroja con sus poderes, desencadenaba el éxodo de todos los demás?. Storm sacudió la cabeza con suavidad y mantuvo firme la tenue sonrisa, esperando que todos aquellos presentimientos que el viento y el alba le llevaban, fuesen solo eso: presentimientos absurdos.

Storm

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 30/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Jean Grey el Vie Sep 02, 2011 1:33 pm

Algo fuera de lo común había sucedido en esos momentos, cuando la voz de un estudiante se elevó como si fuese voz de mando, hablando a Medianoche para que se callase. Jean reconocía a la perfección esa voz así como su presencia más por alguna razón, tal vez debida al caos que tenía en su cabeza, no pudo saber que estaba cerca. Asintió cuando notó el regaño por parte de Ororo a Adam, dado que a veces, tal vez sin saber, el joven tenía desplantes de superioridad con sus compañeros, pero eso no implicaba que fuese malo ni mucho menos. Demasiado tiempo pasaba a solas, teniendo como lo más cercano a una amiga a su institutriz , quien buscaba ayudarle a controlar sus excesivos poderes los cuales habían marcado una cicatriz en su infancia. - Adam, estoy bien...iré a ver al profesor ahora - dijo algo cansada, dado que últimamente, sus poderes habían entrado en un estado de caos que evitaba que la pelirroja se concentrase.

Les dio la espalda a los presentes, dispuesta a marcharse a la mansión cuando, de repente, sintió un fuerte grito en su mente que hizo que arquease la espalda hacia atrás, como si tal emanación energetica hubiese entrado de manera brusca a su cabeza. Sus cabellos se movieron con fuerza y sus ojos verdes se concentraron en un punto vacio de los cielos. Escuchó un nombre y vio una figura que provenía de la ciudad, teniendo sus ojos abiertos hacia los cielos. - Adam, Profesor ¿sintieron eso? - preguntó moviendo sus labios, más hablando tambien con su mente directamente con ellos. Bajó la mirada y volvió la cabeza hacia Ororo, Medianoche, y por supuesto, Adam - Sentí una fuerte presencia psicoquinetica...Como si un telepata hubiese enviado un mensaje que quería que captasemos -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Anarchy el Vie Sep 02, 2011 2:09 pm

Sabía que no era bien visto entre los profesores de la Academia dado que los únicos que tenían como lema no usar sus poderes sin permiso eran Jean y Xavier. Adam no necesitaba permiso para hacerlo y escuchó claramente los pensamientos de Storm cuando ella le sermoneó por haberle dicho la verdad al chucho ese. En sus ojos se vio reflejado el poco respecto que Anarchy sentía para con ella, primero clavando su vista en la bruja del clima, con el semblante del rostro tieso como roca, pero rápidamente volviendo a sonreír en una manera que para quien hubiese tenido en cuenta sus gestos consideraría como discretamente desafiante - Lamento haber hablado así a mi compañero.- Compañero, ¡ja! No era más que un pobre desecho de animal sobre-desarrollado como muchos de los mutantes ahí.
Acomodó sus manoplas negras, que cubrían sus manos dejando libre solo el dedo pulgar dado que los demás estaban recubiertos en cuero y se fue en pasos más veloces hacía Jean - Yo la acompañaré, Tormenta. - Pasó junto Medianoche viéndole con altanería, haciendo un contacto visual en el momento en que se cruzaron sus miradas pero, quedando quieto de manera desprevenida un instante cuando iba a extender su mano para tomar el hombro de Jean. Abrió los labios y algo hablo, como si hubiese traspasado el espacio tiempo para llegar a él, diciéndole su nombre por encima de todos como si gritase su pútrida presentación - ¡Agh! ¿Y eso? - Jean lo ha sentido, y seguramente, también Xavier. Es que quien había hecho eso, quería ser sentido , no cabía dudas. - Tribulación. Así dijo llamarse - respiraba agitado, cerrando los ojos, tratando de rastrear el flujo mental del contacto pero incapaz de siquiera llegar a él, dado que una vez que el mensaje fue dado, volvió a cortar el vinculo que los había unido. Jugaba, eso hacía, estaba jugando con él como si se tratase de un pobre mutante más en el mundo. Nadie juega con Anarchy, nadie da un golpe para luego huir.

Desde que había nacido todos se burlaban de él. Cuando todo comenzó él era una victima, y luego de repente los humanos, seres inferiores quisieron aplacar su fantástico poder. Y ahora estaba ahí, en una mansión donde se protegían intereses ajenos y donde obligaban a limitarse ¡Y escuchar mensajes de tipos con aire de superioridad sin hacer nada!. Cierra sus ojos y se concentra, siendo su mente el poder de la eternidad, queriendo salirse como una bestia que estaba metida en una jaula. Trata de localizarlo, de saber donde esta, y con ese esfuerzo mental gotas de sudor recorren su rostro y caen al suelo para desaparecer. Sus ojos titilaban como verdes focos de luz, olvidando todo a su alrededor y quienes estaban ahí. El deseo de ser visto era más poderoso que su prudencia, quería gritarle a ese pobre diablo que él no era más que un trozo de nada en el mundo, que Anarchy le había sentido y por su burla, lo haría arrepentirse.

Anarchy

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 19/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aguas turbias - Libre

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:53 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.