Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Redención de una vieja enemiga

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Mystique el Lun Ago 29, 2011 10:34 pm

Spoiler:

No era un buen momento para Mystique, el joven Medianoche a quien había intentado embaucar, no cayo en su trampa. Incluso llego al punto de voltear su cama para quitar a la metamórfica mutante de ella. Esto no fue un inconveniente para Mystique, quien pudo apartarse a tiempo y vestirse nuevamente mientras miraba al mutante intentando encontrar una manera de solucionar lo que estaba pasando. Ahora era más que evidente que seducirlo no era suficiente para poder convencerle, tendría que hacer algo mucho más creativo. ¿Pero era eso lo que quería? Empezaba a dudar que esa fuese la mejor opción a su alcance, cosa que no pudo pensar detenidamente ya que de la nada, Medianoche tomo su muñeca y la sujeto, pero no lo suficiente como para lastimarle.

Entre varias cosas que el joven le dijo, una fue que se daba cuenta que mintió, ya que hubiese detectado diferentes olores porque hacia mucho tiempo que él estaba allí. Mystique se mordió el labio inferior al saberlo, no había tenido en cuenta que ese chico podría haber estado hace tanto tiempo. Solo veía dos opciones, hablar con Charles o escapar, siendo esto ultimo bastante tentador. Sin embargo, ni siquiera había tenido tiempo de ver a Kart… -Bien, tome mi decisión- dijo mirando a aquel joven que era mucho mas inteligente de lo que su apariencia y actitud demostraban. –Iremos con Charles, pero tu te quedaras detrás de la puerta, hay algo que solo el puede y debe ver. Y no, no creas que no estoy en posición para dar condiciones- Estas palabras las dijo sonriendo un poco, ya que dentro de todo eran verdad.

Sin darle tiempo de reaccionar, Mystique transformo su brazo, dándole forma de espina, por lo que pudo deslizarlo del agarre de medianoche. –Si quieres me acompañas, cosa que supongo no te negaras- Estas palabras salieron bastante educadamente de sus labios, después de todo aun sabia mantenerse bajo control. Con seguridad, salio de la habitación de Medianoche, comenzando a caminar por los pasillos que dirigían hacia donde se encontraba Charles. –Veamos que tan amable eres realmente…- dijo en voz baja mientras evaluaba en su mente los posibles escenarios que podrían suceder a continuación. Sin duda el que más le preocupaba era que llamase a los X-men e intenten llevarla a la cárcel. Obviamente escapar le tomaría poco tiempo, pero seria molesto.

No le preocupaba el poder de Xavier de leer mentes, ya tenia precauciones para eso, sin embargo, esas precauciones no podrían defenderle de ataques mentales, solo podía evitar que su mente fuera leída. Ya en la puerta que conducía a la habitación del profesor, Mystique giro el picaporte dándose cuenta que este estaba cerrado. Sonriendo un poco, se retiro del cabello una horquilla con la cual en menos de 5 segundos, había destrabado aquella puerta. –Si, poner cerrojos en una mansión donde alguien puede atravesar las puertas o directamente desaparecerlas, es lo mas inteligente…- dijo sarcásticamente para luego abrir la puerta y cerrarla de tal modo que Medianoche se quede sin entrar a la habitación.

La habitación del profesor, estaba completamente a oscuras, solo el ventanal dejaba pasar un poco de luz de la luna, sin embargo ya se había decidió a hablar con él. –Charles… despierta- Dijo Mystique mientras comenzaba a volver a su forma original, con sus típicos ropajes blancos, mostrando que aparentemente estaba desarmada –Vengo a rendirme…- Evidentemente esa palabra tenia varios significados, sin embargo quería darle tiempo a Xavier para que la asimile. Entre esos significados, quizás interprete que se entregaba para ser arrestada, algo que ella jamás aceptaría. –Hablemos…-

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Moderador 1 el Mar Ago 30, 2011 12:26 pm

Charles Xavier


- No le des la oportunidad de controlarte, Jean - Hablaba mientras veía por la ventana con su pasivo semblante perdido entre los estudiantes, recordando en la soledad de los arboles la espesa cabellera roja que caminaba sin rumbo, teniendo pensamientos tan fuertes que él, desde su sitio, los escuchaba. Durante un segundo precioso, esas palabras hablaron a la mente de Jean, como el susurro del aliento amigo que comprende la adversidad por la cual alguien está atravesando. Eso había pasado en la tarde, pero esa visión había quedado marcada en su mente, incapaz de permitirle conciliar el sueño. Algo estaba pasando con su alumna, aquella a quien había adoptado como hija y eso le impedía llegar a la tranquilidad.

Con el sonido de la puerta abriéndose, se apartó de la ventana, volteando la silla hacia el frente para encontrarse con quien había sido autoinvitado a su despecho. No dio crédito a lo que sus ojos vieron al notar la presencia sublime de una mujer que tantas veces había causado problemas a su patrulla. Sin embargo mantuvo la indómita calma de sus facciones, para sonreir con un dejo de picardía - Creo recordar haber cerrado esa puerta y no te preocupes; no estaba durmiendo- Se oyó cerrar nuevamente la puerta de la habitacón, quedando en el interior solo él y Mystique, la mujer capaz de adquirir cualquier forma. - Me sorprende verte aquí, pero mucho más, verte en tu forma original. - Es que se sabía que los hombres X reaccionarían de forma poco agradable ante Mystique, dado que ella era la lider de la Hermandad, además de ser fiel pieza a Magneto. No pudo evitar levantar ambas cejas y arrugar así apenas su frente ante la declaración de Raven "Estoy desarmada. Hablemos". Dejó escapar el aire y asintió con su cabeza, incapaz de negar tal acto de educación a cualquiera que por lo visto, necesitaba de su ayuda - Toma asiento, por favor - dijo, señalando uno de los sillones colocados deliciosamente en un rincón de la habitación, justo al lado de la ventana abierta.

Charles vestía una bata y pantuflas, dado que no esperaba jamás una visita a esas horas, por lo que no había tenido la oportunidad de usar ropas más acordes - ¿Qué te trae aqui a estas horas? - preguntó, mientras que su mente sondeaba todo los alrededores de la mansión, localizando rápidamente la presencia de Medianoche cerca, y deduciendo con facilidad, quien había sido el inusual anfitrión de Raven - Medianoche, puedes irte a tu habitación. Raven y yo tenemos mucho de qué hablar. Y cuando digo a tu habitación no hablo de la terraza ni del gimnasio, sino a tu alcoba, donde deberías acostumbrarte a estar a partir del horario establecido para luego no andar durmiendo en clases.-

Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Medianoche el Mar Ago 30, 2011 1:24 pm

El muchacho la miró fijamente tratando de ver a través de aquellos ojos tan enigmaticos que tenía justo delante. No conseguía averiguar quien demonios era, y la curiosidad lo corrompía por dentro como si tuviera ácido en el estomago. Sin saber muy bien que hacer, obviando el hecho de llevarla ante Charles, acabó por darse por vencido, la llevaría ante calvo-sama y que hiciera su magia mental, quizás así podría enterarse de algo interesante. Metió las manos en los bolsillos, sin sorprenderse demasiado por la turbia transformación del brazo de la muchacha, había visto cosas mucho peores dentro de la academia, no se iba a asustar por una tipa que cambiara su brazo de forma.

-Haz lo que te salga de las narices, pero vamos de una vez, estas empezando a resultar cansina. Dijo el chico mientras cerraba la puerta de su cuarto y seguía con pasos silenciosos a su extraña invitada. Sabía como caminar, como desplazarse. No hacía ni un solo ruido y por el camino que tomaba parecía que se conocía bien la academia, al menos la situación del despacho de Xavier. Medianoche no sabía que pensar, lo unico que sabía era que quería despejar sus dudas de una vez, y saber si había hecho bien o mal en meter a aquella mujer en el colegio. Si habia hecho mal, simplemente se disculparía y despellejaría a la desconocida, tampoco tenía demasiado misterio la situación.

Cuando llegaron a la habitación de Xavier, Foxx forzó el cerrojo, abriendolo sin mucha dificultad. -No eres muy lista no?, se llama efecto placebo, la gente descansa mas tranquila pensando que su "santuario" es innacesible. Obviamente, suele funcionar, las personas que de verdad tienen que protegerse no suelen bajar la guardia nunca y el resto es protegido por mas cosas, aparte de un cerrojo. Tras las palabras del mutante, Medianoche caminó hacia la puerta, dispuesto a entrar junto con Foxx, pero esta le dió con el tablón de madera de arce en todas las narices. -La madre que te... dijo mientras se frotaba la dolorida nariz. No sabía que pasaba ahí, hasta que su invitada comenzó a hablar.

Afinó sus oidos, de manera que fue capaz de captar a la perfección la conversación, no fué demasiado dificil, estaba justo delante de la puerta. Finalmente, acabó escuchando la voz de Xavier en su mente, pidiendole algo absurdo. Charles lo conocía mejor que nadie en la mansión y sabía perfectamente que no se marcharía a su cuarto, una vez depierto el interés del lobuno mutante, este no paraba hasta que conseguia lo que quería. Sin consideración ninguna, el joven pateó la puerta, provocando que el cerrojo de esta se rompiera y se abriera de golpe. -No diga estupideces. Dijo entrando en la habitación. -Sabes perfectamente que no me iré de aqui hasta saber quien es esta tia y que hace aqui.

Pero la "tia" que habia entrado ya no estaba, en su lugar había una mujer completamente diferente, de aspecto bastante curioso, no fue muy dificil imaginar de quien se trataba. -Y ese aspecto? Pareces sacada de la película de los pitufos. Apesar de que en la habitación había poca luz, Medianoche era completamente capaz de ver en la oscuridad. Sin cortarse ni un pelo se encaminó a uno de los sillones vacios de la habitación del profesor y se sentó con tranquilidad. -Quiero una explicación, larga y tendida, cuando mi curiosidad quede satisfecha, me largaré y podreis hablar de todo lo que os de la gana. Sabía que se estaba metiendo en problemas, pero que mas da, unos cuantos mas no harian daño.

Medianoche

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 09/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Mystique el Mar Ago 30, 2011 3:36 pm

La amabilidad del profesor Xavier desconcertó brevemente a la mutante, a quien le costaba asimilar que uno de los mutantes mas poderosos que conocía fuese tan cordial con ella, una enemiga. –Muy amable de tu parte, Charles- Dijo sin confiar totalmente en aquel mutante, para luego tomar asiento donde le indicaron, viendo a los lados mientras hacia tal acción. La mutante de piel azul bien sabía que su anfitrión era incapaz de colocar trampas en ese lugar, sin embargo, las costumbres que tenía esa mujer cuando estaba cerca de un enemigo, eran muy fuertes. –Soy una mujer vieja Charles, mas que tu incluso… y estoy cansada, muy cansada- Cuando termino de decir eso, miro los ojos del mutante.

Justo cuando tenía planeado decirle todo al profesor X, la puerta fue abierta, siendo la causa de esto la patada del mismo mutante que le ayudo a entrar en la mansión. Y como era de esperarse, apenas vio la forma original de Mystique, ya tenía un apodo planeado para ella. Lo que no se esperaba era que fuese uno tan terrible e infantil como decir que salio de una película de los pitufos. Con el mismo tono altanero que entro a la habitación, el joven se sentó en uno de los sillones diciendo que no se iría hasta que este satisfecho. –Escucha, Medianoche…- comenzó a decir la mujer, sin embargo se detuvo al recordar que fue allí justamente para pedirle a Charles que le aceptase, algo que no funcionaria bien si se le veía ser agresiva con uno de sus alumnos.

Fue esa razón por la que dejo de hablar con el lobuno mutante, para dirigirse después a quien realmente le importaba en esa sala. –Tu tienes a mis hijos, Kurt y rouge…- comenzó a decir, intentando que no suene a recriminación, aunque así lo era. –Y como dije previamente, tengo cierta edad en la que comencé a cansarme.- Sonrió un poco al decirlo, en el fondo tenia miedo de que fuese verdad, y que realmente estuviese cansada de lo que hacia. –No necesito decirte, que Kurt jamás aceptaría estar a mi lado mientras yo… defienda lo que creo son los verdaderos intereses mutantes, y es con él con quien quiero estar. Mientras que Rouge... bueno, ella es un tanto especial en ese aspecto.- Suspiró un poco al decirlo, por lo que dijo, daba a entender que Kurt y Rouge eran mucho mas importantes que sus ideales.

¿No era eso cierto acaso? ¿Mystique no quería más a sus hijos que los ideales que tenia? jamás se atrevería a decirlo en voz alta, pero la verdad era que no estaba segura, se paso tantos años luchando por una causa, que incluso usó a su hija adoptiva Rouge como un arma. –No quiero que me malinterpretes, lo único que quiero es estar cerca de mis hijos. No pienso ayudar en ninguna de tus misiones de paz mutante o atacando a la hermandad de Magneto, con la cual sabes perfectamente que terminaras enfrentándote en algún momento y seguramente enviaras a Kurt o Rouge.-

Esta vez si quiso que sonase recriminatorio el tono, a fin de cuentas muchas veces ese hombre mandó tanto a Rouge como Kurt a enfrentarse contra la hermandad que ella misma dirigía. –Así que para resumir… quiero estar cerca de mi descendencia, pero no participar de las actividades que se llevan aquí a cabo. Lo que supongo que de todos modos tus hombres X no me dejarían, bastante daño les hice a todos ellos como para que puedan confiar en mi, o siquiera perdonarme.- La realidad era que poco le importaba lo que Cíclope, Storm, o cualquier otro integrante de la mansión pensara, solo la opinión de sus hijos le importaba en ese momento. Observo a Medianoche, preguntándose cuanto de esa conversación había entendido, luego nuevamente observo a Xavier –Si pudieses hablar por mi con Kurt… creo que el sera mas facil de convecer que Rouge...- dijo en voz baja, sin terminar de completar la frase.

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Moderador 1 el Miér Ago 31, 2011 1:53 pm

Charles Xavier


Estaba dispuesto a escuchar a su antigua enemiga, cuando el sonido de la puerta volviendo a abrirse y chocando contra la pared, llamó nuevamente su atención. Entrando con una postura completamente insolente, capaz de causar que Ciclope lo metiese en medio de la sala de Peligro hasta que alcanzase la edad adulta, hizo su entrada en escena el rebelde Medianoche. Charles, en cambio, le vio acercarse con completa parsimonia, llegando a sentarse ante él y Mystique como si fuese una recreación perfecta de Logan en sus continuos intentos por molestar al profesor.
-Sabes perfectamente que no me iré de aqui hasta saber quien es esta tia y que hace aqui.-
Charles levantó ambas cejas, centrando sus ojos en los ojos del muchacho, uniendo ambas manos por la yema de los dedos escudando sus labios, casi anhelando no tener que hacer lo que pasaba por su mente, ante un joven que desconocía que cuando el profesor hablaba en situaciones así, raramente sugería, sino que ordenaba.
-Quiero una explicación, larga y tendida, cuando mi curiosidad quede satisfecha, me largaré y podreis hablar de todo lo que os de la gana. -Suspiró pesadamente, acariciando sus propias cejas con una mano, mientras que , con la otra hizo un leve gesto llevando el dedo indice y el mayor a su sien - No quieres una explicación larga y tendida. De hecho, tienes deseos de dormir ahora y mañana olvidarás todo lo que ha pasado esta noche y lo que has escuchado de los labios de la señorita presente- Tales palabras viajaron a la mente del joven adolescente, llegando a su mente directamente, moviéndose en ondas sutiles de forma que el mismo mutante pensase que esa era una idea preconcebida por sí mismo. Al saber que él había sugerido eso, él mismo optaría por marcharse, mientras una sensación de agotamiento y deseo de dormir se apodaría de cada extremidad de su cuerpo.

-Mis disculpas, Mystique. Medianoche es un joven de un carácter poderoso y muy territorial. A veces me recuerda en demasía a Logan. Pero tu secreto desaparecerá de su mente y podremos empezar desde 0 - sugirió Charles, una vez que hubo escuchado la razón que había llevado a Mystique a la mansión. Podría imaginar cualquier razón que llevase a la soberbia mutante ante él, a plena noche, como el hecho de desear hacerle daño esperando que nadie la detuviese o tratar de sacarle información de un tipo. Podría suponer que Mystique necesitaba ayuda con algo relacionado a lo que estaba sucediendo, pero aquellas palabras, las que ella formuló, le resultaron tan absolutamente inesperadas que no supo siquiera qué responder o decir. La luz de la habitación varió un poco, mientras el semblante de Charles se vio ligeramente confuso. Aquel pedido era demasiado, puesto que conocía lo que Mystique había hecho, y tenerla en la mansión era un riesgo considerable, más que nada por las instalaciones de los subsuelos, donde se encontraban los secretos que guardaba la patrulla X. Era dificil responder, entendía lo que podría llevar a Mystique hacia él, comprendía y sentía de corazón la lejanía que tenía con sus hijos quienes habían sido acogidos por él con todo el amor del mundo, a pesar de tener una padre, biologica o adoptiva.

-Me pones en una situación difícil, Raven. Mis hombres X ven a Magneto, su causa y sus acólitos como enemigos. Debes entender que no es facil para mi confiar en tus palabras, a pesar de saber que ninguna madre usaría a sus hijos como escudos para lograr sus planes- respondió, bajando apenas la cabeza mientras un silencio calmo se apoderaba de la habitación. Se veía en una encrucijada que sabía, sería dificil de resolver, más luego de que Ciclope, Ororo y los demás supiesen lo que había decidido. De hecho, no sabía siquiera como se sentiría Rogue ante esa decisión - Se lo que has sufrido desde aquella terrible noche en la cual tuviste que abandonar a Kurt...- empezó a decir, viendo con completa sinceridad a la mutante de piel azul y ojos ambarinos - Y también sé lo mucho que me odiaste y culpaste cuando Rogue eligió unirse a la patrulla - agregó, suspirando. - Creo que ninguno estará de acuerdo con tu estadía aquí, pero no puedo negartela, dado que sé lo que has tenido que soportar sola al estar lejos de tus hijos. Puedo tratar de hablar con ellos pero son tus acciones las que deban convencerlos de que realmente deseas cambiar y que has renunciado a los crímenes por el amor que tienes por ellos -


Spoiler:
Rol Off: Espero no te ofendas, estimado Medianoche. Recurrí a la acción que creo Xavier hubiese utilizado dado que desearía preservar la privacidad de Raven y no le gustaría que un estudiante se plantase ante él de tal forma, dado que eso puede ser peligroso en caso de que Raven quisiese atacarles.

Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Mystique el Jue Sep 01, 2011 12:42 am

De ser completamente honesta, Mystique hubiese admitido que no le sorprendía nada la acción que tomo el profesor hacia Medianoche, quien sin duda merecía cierto castigo por su forma de comportarse. Mientras el anciano hombre se disculpaba hacia la mujer incluso mayor que el, ella solo podía pensar en si aceptaría perdonarle o no. Impasible, se quedo sentada mientras escuchaba hablar a Xavier, el cual en un momento nombro las razones por las que ella podría sentir odio hacia su persona. Especialmente cuando Rogue le dejo para quedarse con él, y como Kurt, a quien abandono, le prefería. Pero había bondad en el joven teletransportador, Mystique en el fondo sabia que el podría aceptarle, si se esforzaba.

-Se que seré repudiada aquí, que tus Hombres X, incluso Rouge, me verán con malos ojos- Al decir esto desvió un poco la mirada, no quería ver los ojos de ese hombre mientras dejaba salir sus sentimientos. –Te agradezco el que hayas cuidado de Kurt, creo que gracias a ti tiene una confianza que difícilmente podría haberle dado.- Agradecerle a aquel hombre el haber cuidado de su hijo, fue una de las cosas mas difíciles que había hecho hasta el momento, es como si hubiese dicho que él era lo mejor que le paso a Kurt hasta el momento. –No es secreto para ti que no terminas de agradarme- Comentó con cierto dejo de desden, mirándole nuevamente a los ojos. –Pero tanto Kurt como Rouge te respetan y… quieren…- Luego de decirlo se acomodo un poco el cabello, como si quisiera quitarle importancia a lo que dijo. –Debo admitir también que puedo apreciar el porque. Aquí estas, aceptando mi pedido de disculpas e incluso considerando que pueda habitar aquí, junto a mis hijos.- Esto ultimo le había sorprendido bastante, sabia que Charles era generoso, y comprensivo… pero nunca hubiese esperado que aceptaría tan fácilmente que Mystique quisiese vivir allí.

Los que si serian difíciles de convencer, serian los miembros mas antiguos de los hombres X, Mystique tenia demasiada historia con ellos. Quizás quien costase más que convencer además de la propia Rouge, era Cíclope. Era evidente que era demasiado severo como para perdonar tan fácilmente a alguien que ha intentado matarle… más de una vez. –Tu les conoces mejor que nadie Charles… ¿Hay alguna manera de que no quieran matarme?- Esto ultimo lo pregunto sin tapujos ni titubear, después de todo era su estilo ser directa en esos temas. –Y no, no digas que tus hombres X son incapaz de querer matarme, tú y yo sabemos lo que les hice. Quizás nunca lleven sus acciones a cabo, pero el deseo estará dentro de ellos, el odio es capaz de crecer, mucho.- La vida que Mystique llevaba era una prueba viviente de ello, no le importaba demasiado estar en un ambiente hostil, pero si le preocupaba cuando en ese ambiente había tantos mutantes con diversos poderes, mutantes que podrían tener cierto odio hacia ella por sus actos. –Puedo soportarlo, no me malinterpretes… pero el que pueda hacerlo no significa que tenga que… aunque quizás es cierto y tal vez tengan razón, y no deba estar aquí- Tarde o temprano tenia que decirlo, pero ahora que Charles le había dado autorización para quedarse, no se imaginaba dejar atrás esa oportunidad.

Ante de seguir la conversación mientras observaba a Charles y dejaba que este responda, la mujer se mordió el labio, ya que el tema que abordaría iba a ser bastante serio. –No traicionare a Eric, si es lo que crees… no pienso dar detalles sobre sus planes ni nada parecido.- Esa era una de las cosas que mas quería aclarar Mystique a su anfitrión aquella noche. Jamás traicionaría a Magneto, siempre y cuando este no la traicione a ella, después de todo aun creía en los ideales del amo del magnetismo. Esa es la razón por la que no se atrevía a traicionarle, no porque tuviese miedo. –Se que aun, en tu interior, te consideras amigo de Eric, por lo que espero que comprendas porque no puedo decirte nada sobre sus planes, no lo consideraría ético… y perdería mi autorespeto si debo traicionarle para que me ayudes a estar con mis hijos- La mirada que le dirigía a Xavier, no era intimidante, solo era firme, para que sepa que no tenia pensado faltar a ese compromiso. Tomando un poco de aire, dijo unas últimas palabras. –Si así lo deseas, puedes llamar a uno de tus estudiantes ahora, y ver como reacciona… lo que no cambiara mi opinión de quedarme aquí.-

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Medianoche el Jue Sep 01, 2011 11:10 am

Spoiler:
Hahaha, sin problemas profe, esperaba algo asi, es mas que normal Razz Me habeis pateado de mi post <.< Mystique, quiero una visita en mi cuarto luego para que continuemos ¬¬

Medianoche estaba sentado con la mirada atenta, moviendo la vista de uno a otro, esperando que alguno de los dos comenzara la charla. A los pocos minutos, el joven mutante decidió que aquello era un total aburrimiento, esos dos tendrían muchas cosas de que hablar y a el no le apetecía estar delante, tenía algo de sueño y aquella charla lo incrementaría alarmantemente. -Bah, esto es un rollo. Dijo el impetuoso muchacho levantandose y estirandose como un felino. -He decidido que me voy a meter en la cama y dormir largo y tendido, ya me contareis como acaba esto otro dia. Sin mediar mas palabra, salió de la habitación del profesor, cerrando la puerta, o al menos intentandolo, y pasando el pasillo en dirección a su cuarto.

Este le parecía tremendamente atractivo en ese momento, su cama, su almohada y una siesta del demonio. Todos y cada uno de sus musculos gritaban como posesos, esperando un agradable descanso, ¿quien era el para negarselo?. Una vez en su cuarto, colocó bien la cama, la cual habia volcado hacia unos pocos minutos, se tumbó y cerró los ojos, entrando en un sueño profundo y placentero, hacía tiempo que el muchacho no descansaba realmente bien y aquella noche dormiría como un niño pequeño, sin pesadillas, sin dudas y sin preocuparse de nada, solo un limpio e inmaculado sueño.

Medianoche

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 09/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Cíclope el Sáb Sep 03, 2011 12:51 am

Diferente a todos sus pares en la hermandad de renegados terroristas, no era el salvajismo y la brutalidad lo que volvía indescriptiblemente letal a la cambia formas, totalmente al contrario, sino el sigilo y la aguda ponzoña del engaño eran sus armas más poderosas. Aquellas que la identificaban como Mystique. Un caso opuesto, sin embargo, lo era Medianoche, en un grupo tan desigual como el anterior, él joven era la brutalidad y vicisitud pueril encarnada en la mansión. Ni el discreto caminar o movimientos de la azulada mutante pudieron evitar que, en un solo acto, toda la sutileza de su ingreso fuese destruida por la descontrolada y excesiva patada que el lupino dio contra la puerta de Charles. Si Logan no se encontraba ya en la ventana de la habitación, abalanzándose en un desmedido escarmiento con sus garras sobre Raven, era puro acto de suerte ante la ausencia del mismo esa noche. Cíclope, por otra parte, que si se encontraba, y un poco más lento, tomó medidas similares.

Corrió en ropa interior, llevando consigo nada más que el bóxer que utilizaba como pijama y, por supuesto, las indispensables gafas de cuarzo de rubí para él. Divisó a Medianoche a la distancia, ingresando a su habitación en la zona de estudiantes. ¿Podría él tener algo que ver con todo ese alboroto? Seguramente, pensó Scott, deteniéndose solo un segundo para ir a interrogarlo. Elevó su voz y buscó llamar su atención, más él no respondía, parecía caminar en un trance ininterrumpido hacia su refugio. La conducta de ese estudiante realmente lo lograba irritar de vez en cuando, tan similar a Adam o incluso una versión aun más cretina, salvaje y joven de un prematuro Logan; saltando clases, haciendo destrozos o respondiendo como le plazca la gana a los demás, fuesen sus iguales o no. Summers endureció su rostro, disponiéndose decidido para ir hacia él y reprimirlo, cuando unas voces lejanas en el restablecido silencio llamaron su atención. Venían preocupantemente desde el despacho del profesor Xavier, eso lo inquietó.

No parecía haber ningún alboroto, pero tampoco era algo usual; apresuró sus pasos, casi trotando e irrumpió sin más, notando la manilla destruida. –Profesor, ¿se encuentra todo...– su voz se cortó abruptamente ante lo que visualizó, la enigmática figura de Mystique, sentada con total desinhibición en la habitación –...bien?– concluyó confuso su pregunta. Su rostro mostraba una cruda y desagradable sorpresa, no era para menos, mientras que lentamente llevó la diestra hacia un costado de su rostro, al ver que ninguno reaccionó acelerado; poco importaban las situaciones incómodas ya en aquel punto. –¿Mystique? ¿De qué se trata todo ésto, Profesor?– Ingresó con paso firme y ameno, pero sin apartar un solo instante sus ojos de la, para él, desgraciada miembro de la hermandad. Solo por instantes observó de reojo a Charles, buscando desesperadamente alguna respuesta a la desconcertante escena que ahí se desenvolvía. Se detuvo a un costado de ella, buscando en tal posición tener la mejor ubicación posible por si es que, ante el peor escenario, tuviese que disparar contra ella; ya fuese para evitar su escape o que intentase abalanzarse contra Xavier.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Moderador 1 el Sáb Sep 03, 2011 6:56 pm

Charles Xavier


Cada una de las palabras dedicadas por Mystique eran sinceras y eso podía apreciarse sin la necesidad de leer en su mente. Charles era un hombre que había nacido privilegiado, en cuna de oro a pesar de las constantes adversidades que le había tocado vivir. Por alguna razón, era un idealista que veía lo mejor de las personas, confiando que en el interior de cada uno, podría haber bondad y por lo tanto, también redención. Kurt fue elegido para formar parte de la segunda patrulla, llegando a la mansión junto con Wolverine, Coloso y Ororo, por lo que formaba parte de esa gran familia que significaban los X-Men. -Kurt era un hombre fuerte cuando llegó aquí. Entre nosotros solo encontró amigos, una familia...Jamás tuve intenciones de que encontrase sus orígenes sin él querer encontrarlos. Y nunca me pidió hacerlo... - La platica continuaba sabiendose que Mystique temía no ser aceptada entre los jovenes mutantes. Un miedo inebitable dadas las circunstancias en las cuales sus alumnos le habían conocido. Charles estaba seguro que tenían muy presente el ataque que hubo contra ellos luego de que Rogue decidiese unirse a la patrulla y las incontables veces que habían tenido que pelear contra Mystique quien seguía las ordenes de Magneto.

Hacía poco el mismo Leshnerr habia entrado a la mansión y Charles le habia permitido audiencia, pero la reaccion de sus alumnos fue en extremo negativa ante su presencia. Era sabido que con Raven no sería diferente en absoluto...de hecho había posibilidades de que fuese mucho peor, dado que ella pedía asilo dentro de la misma mansión. - Cuando Rogue vino aquí por primera vez, luego de absorver los recuerdos de Carol Danvers, una querida amiga de muchos aquí, incluyendome, tuvo una respuesta muy negativa. Ni siquiera Ororo estaba de acuerdo en permitirle estar entre nosotros. Lentamente, con sus acciones ella se ganó un lugar en el equipo llegando a entablar amistad con todos aquí - Dejó escapar un suspiro, entrecerrando los ojos y ladeando la cabeza para ver la ventana donde la luz de la luna entraba iluminando apenas la habitación, notándose en esa escasa luz, el brillo de los ojos ambarinos de su acompañante - No voy a mentirte. Ellos no estarán de acuerdo conmigo por lo que te han visto hacer...Pero no puedo cambiar lo que ellos piensan de ti. Si, Erick fue mi amigo un vez, el mejor. Pero su rencor y su odio hacia la humanidad le han hecho perder el buen juicio. Magnus es un hombre insano, que desea acallar la voz de miles de inocentes por su rencor y sé que apruebas su utopia tambien. - No había recelo en sus palabras, sino completa comprensión ante la situación. Estaba conciente de que podía equivocarse al permitirle a Raven permanecer dentro de la mansión, pero él no echaría abajo su codigo de moral por simple desconfianza: Una mutante había acudido por su ayuda y la tendría, a pesar de que sus hombres X no estuviesen de acuerdo con él.

-No necesito saber los planes de Erick, por una razón u otra, siempre estoy un paso adelante de él - meditó en silencio, sabiendo que no era necesario exponer esas palabras a Raven. Sonrió levemente ante la propuesta de ella, de llamar a uno de sus estudiantes para presenciar la charla. Cerró los ojos arrugando levemente su frente - No hará falta...- dijo en un susurro. En ese instante, la puerta se abrió siendo Scott quien aparecía en el umbral. Lo que al principio fue curiosidad por ver quién estaba con Charles a esas horas se convirtió en desagradable sorpresa, notandose en sus facciones entumecidas el desconcierto que se había apoderado de él. Charles extendió la mano a Scott, señalandole uno de los sillones vacios, donde momentos antes el estudiante Medianoche se había sentado, antes de haber sido invitado a retirarse - Scott, conoces a Raven. Por favor, toma asiento. Estamos tratando un tema que debe ser de tu conocimiento.-

Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Mystique el Sáb Sep 03, 2011 11:56 pm

Mystique escuchaba con atención como Charles respondía a lo que ella decía y preguntaba. No había duda alguna de que pensaba ese hombre, la decisión estaba tomada y era beneficiosa para Mystique, ella se quedaría allí. Cuando creía que todo estaba decidido, Xavier dijo que no seria necesario llamar a nadie, y apenas termino de decirlo, allí se apareció. Cíclope, el líder de los X men cuando están en batalla. La primer reacción de Mystique fue la de mirarle confundida, para luego afinar todos su sentidos y prepararse para esquivar un rayo óptico que nunca llego. Afortunadamente el chico tenía autocontrol. –Supongo que el es una de las mejores opciones para ver como tomaran mi llegada…- dijo tranquilamente mientras miraba la ropa interior de Scout y sonreía un poco. De no estar en esa situación, Raven ya habría lanzado un comentario mordaz sobre la forma en que Cíclope se hizo presente. Claro que no hizo tal comentario debido a que se estaba jugando el puesto en ese lugar, no tenia porque enfadar a Charles o a Scott por hacer un chiste de mal gusto, no aun al menos. –Veras Cíclope… lo que sucede aquí es que vine a pedirle asilo a Charles- Comento la mutante como si fuese algo de todos los días.

-Creo que puedes dejar de apuntarme Scott… si hubiese querido saltar sobre Charles o hacer algo parecido, ya habría pasado tiempo.- Comentó con toda sinceridad, mientras miraba aquel visor que tantas veces le había atacado. –No tengo armas de fuego, no tengo armas blancas… estoy completamente desarmada, y eso es porque vine en paz…- cerro un poco los ojos para luego sonreír, le resultaba un tanto difícil no ser sarcástica con aquel X-man tan serio cerca de ella. –No tengo que ser telépata para que saber que quieres preguntar porque confiar en mí… La respuesta es simple, es por mis hijos Scott.- No era secreto para nadie que tanto Rogue como Kurt eran hijos de Mystique, por lo que estaba esperando que esa pequeña introducción sirviese de algo. –Como bien sabes, es imposible convencer a ellos dos de que deben estar en la hermandad, aun cuando su madre se los pida…- Al decirlo, cerró los ojos unos instantes, para luego mirar fijamente al profesor. –Charles amablemente, supo que vine con la verdad, que quiero estar con mis hijos a pesar de no compartir los mismos ideales.- Nuevamente suspiro un poco mientras se acomodaba el cabello. –Sé que tu y tus hombres X me odian, también se que no será fácil, si no es que imposible, el que me acepten aquí.- nuevamente estaba repitiendo lo que le dijo anteriormente a Xavier, solo que esta vez era con alguien mucho menos comprensivo y calmado que él. Seria muy fácil adivinar la reacción de los demás estudiantes al ver la de Scott. –Quiero que mis hijos me perdonen, y hacerlo a la distancia no es posible, por eso estoy aquí ahora… creo que si les demuestro que puedo cambiar, me aceptaran y perdonaran, siendo así una familia, o al menos el intento de una…

Al terminar de decir todo eso, tomo un poco de aire, le costaba mantenerse calmada frente a ellos dos. Un mutante que podría causarle un aneurisma con solo desearlo, y el otro que podría desintegrarla si colocase su visor a la máxima potencia. Lo que mas le desagradaba era estar completamente desarmada, pero bien sabia lo que opinaba Charles sobre las armas. –No creo tener nada mas que decir Scott… a menos que tengas preguntas para mi, las cuales responderé gustosa, todo con tal de que no quieras vaporizarme con eso.- Dijo señalando con el índice los ojos del mutante semidesnudo. Luego de pensarlo un poco, observo al profesor –Tu también Charles… de tener alguna pregunta formúlala, no necesito que crean que oculto algo, así que siéntanse libres de preguntar.- Estas fueron sus ultimas palabras, ahora estaba completamente lista para para cualquier pregunta que fuese hecha, no quería dar la impresión de ocultar algo, quería… necesitaba que todo saliese bien.

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Cíclope el Dom Sep 04, 2011 10:44 pm

¿Mystique solicitando asilo en la mansión? De no ser por la cruda exaltación y escalofriante inquietud que recorrió su espina al escuchar marcadamente las palabras de los involucrados, unos sentimientos tan vívidos e intensos, podría haber creído, por instantes, que jamás se había levantado de su lecho y que aquello no se trataba más que de un desagradable sueño. Uno en extremo poco placentero. Mas era real, terriblemente real, no desvariaba entre oníricas pesadillas, ni mucho menos situaciones lejanas; ésta ocurría allí y ahora. Sus labios se separaron sutilmente a medida que avanzaba el discurso de ambas partes, aun sin dar crédito absoluto a la realidad que le era expresada. No tomó asiento, como pocas veces ocurría, se rebelaba contra los designios de Charles en esta ocasión. Se ubicó cerca del asiento indicado, cruzando sus brazos, a medida que las apartaba del fatal mecanismo visor; su rostro se recubrió de una dureza extrema, incluso inusual en él. El silencio de su voz valió más que todas las palabras que pudiese entregar y ellos lo tenían claro.

–Me opongo– Fue lo primero y único que emanó de él tras que la cambia formas solicitase preguntas. Para él, no había nada que consultar, nada porqué interrogarla, todo estaba más que claro. Aceptar a Mystique dentro de la mansión, así fuese durante un día, era exponer en demasía la seguridad de estudiantes y cercanos, la integridad de archivos personales de la mansión, como el protocolo Xavier o similares y, por sobre todo, el bienestar de Rogue y Kurt. ¿Que podía hacer creer al Profesor o Raven que ellos tenían el más mínimo derecho de escoger algo así, tan personal, por ellos dos? Si la sureña o el duendecillo azulado no habían generado la instancia de encuentro maternal con anterioridad, debía ser porque no lo deseaban o había poco que creyesen se pudiesen salvar de aquella estrellada relación familiar. La mirada de Cíclope era fulminante, así como su única sentencia. De pie, inamovible y rígido, observaba sin siquiera parpadear a la miembro de la hermandad.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Nightcrawler el Lun Sep 05, 2011 11:58 am

"Una noche tranquila", ese pensamiento cruzaba la mente de Kurt haciéndole sonreír debajo de la bufanda y el largo abrigo con capucha que utilizaba para ocultar su identidad cuando estaba en lugares frecuentados por humanos. Aquella noche, había salido (sin permiso, claro está) a dar una vuelta por la ciudad, concretamente por los tejados... necesitaba sentirse libre, sentir otra vez el aire acariciando su piel mientras corría y daba saltos imposibles de un edificio a otro. Sujeto a su cinturón, su estoque rozaba con la tela del abrigo, tocando la cola del azulado mutante con la punta de la vaina. Una sensación de absoluta satisfacción con sus habilidades lo inundaba. Miró la hora y decidió volver a la Mansión. Con un estallido de azufre, desapareció de allí.

En un par de saltos teleportacionales más, Kurt llegó a los terrenos de la Mansión, aquella enorme construcción que llamaba hogar, como todos los X-Men. Una extraña sensación se apoderó de él, como un mal presagio. A pesar de que no era supersticioso, la profunda religiosidad del joven mutante le impedía no hacer caso a aquellos presentimientos, considerándolos inconscientemente como un mensaje de Dios. Obedeciendo a su instinto, Kurt corrió a través de los terrenos, entrando en la Mansión rápidamente, mientras se quitaba de un tirón el abrigo y la bufanda, dejándolos tirados en el vestíbulo, descubriendo su traje rojo y negro de X-Men, con su espada sujeta al cinturón. Se paró un momento, pensando en qué debía hacer. La idea de que el Profesor pudiese estar en peligro se instaló en su mente como un veneno. Sin dudar ni un instante, activó sus poderes, teleportándose dentro del despacho de Xavier, cayendo del techo y quedando agazapado en el centro del mismo. Sin duda, no estaba preparado para ver allí a Mystique... su madre biológica. Miró al Profesor y a Scott, confuso, mientras una de sus manos volaba hacia la empuñadura del estoque, apretándola con tanta fuerza que se le notaban claramente los nudillos por debajo de los blancos guantes. Con un bajo susurro, inexpresivo, sin demostrar hostilidad ni aprecio, preguntó:

- ¿Qué... qué significa esto? ¿Qué haces aquí, mutter?

Un serie de dolorosos recuerdos cruzó la mente del mutante de piel azul, recuerdos de todas las veces que los X-Men se habían enfrentado a Mystique, recuerdos del momento cuando se enteró de que era hijo suyo, recuerdos incluso de cuando conoció y se enfrentó a aquel demonio de piel roja llamado Azazel... su padre. Y a pesar de todo aquello... no podía odiar a sus padres. A pesar de su impetuoso carácter, su religión y lo que el Profesor le había inculcado le ayudaba a comprender que cada persona tiene sus razones para actuar de la forma en que lo hace... y eso le permitía perdonar incluso a sus padres por lo que habían hecho, aunque no los considerase parte de su familia ni confiase en ellos.

Nightcrawler

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 22/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Moderador 1 el Lun Sep 05, 2011 6:10 pm

Charles Xavier



La respuesta de Ciclope no fue algo que el profesor Xavier no hubiese perdicho. La situación era dificil de asimilar y sabía que, a pesar de que tal vez otros miembros de la patrulla si aceptasen la presencia de Raven entre ellos, Scott trataría por todos los medios de evitar tal decisión. Scott se había negado a la llegada de Logan al equipo dada su naturaleza y ahora había aparecido alguien que le había puesto piedras en el camino en más de una ocasión - Scott, no te pido que perdones a Raven. Solo que le des una oportunidad de probarnos que tiene interés en recuperar la ...- No terminó de hablar. Su silencio fue el presagio de otro suceso, en el cual de repente, estallando en una nube de humo purpura con olor a azufre, hacía su aparición Nightcrawler. Hubiese deseado que se enterase de otra forma y no que llegase de la nada a la habitación de Xavier, viendo con sus propios ojos la presencia de la no mal llamada intrusa...su madre - Kurt ...- Charles pasó saliva, notandose por primera vez en su rostro la pérdida de su seguridad y calma, viendose el nerviosismo ante la reacción que podría generar en el mutante azul la presencia de Mystique en aquel sitio. Sabía que aun así, nada sería como el mal humor de Rogue pero, Kurt a su manera podría ser más hiriente y tomar a traición esa reunión tan poco comun en el lugar que él llamaba hogar - Kurt...La presencia de Raven en la mansión tiene una explicación la cual acabamos de exponer a Scott. - Tomó aire y dejó escapar un suspiro, uniendo sus manos en el regazo, para dirigir sus ojos al mutante que él consideraba un hijo y de quien no necesitaba entrar en su mente para saber que su postura era inamovible - Raven es conocida por ustedes como una enemiga. Pero ha llegado a la mansión con deseos de tener paz entre sus hermanos mutantes. La situación actual del mundo, de la sociedad es algo que nos concierne a todos, y he estado platicando con ella acerca de darle asilo aquí. Estoy conciente de tu postura Scott, acabas de decirla en voz alta... - Charles relajó su rostro y apretó apenas los labios, viendo con pesar a su alumno, tan comprometido con la seguridad de los suyos que no podía sino sentir orgullo de él. Pero a su vez, él les enseñaba acerca de la tolerancia y tambien el perdón.Era una contradicción interesante la que se daba en esos momentos - Kurt, quisiera saber que opinas. Tal vez ustedes necesiten hablar a solas... -

Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Mystique el Lun Sep 05, 2011 7:43 pm

Como era de esperarse, Cíclope se rehusó a aceptar a Mystique en la mansión, sin embargo, a Raven le sorprendió lo rotundo que fue aquella negación con el profesor frente a ella. –Son mis hijos, no tienes ningún der...- Mystique no pudo terminar todo lo que iba a decirle a Scott, dado que en medio de la sala, se hizo presente una nube de humo, de la cual emergió su hijo, Nigthcrwaler. –Kurt...- dijo Mystique en voz baja, viendo como su hijo preguntaba que hacia allí mientras tomaba la empuñadura de su espada, con bastante fuerza por lo que pudo notar la metamórfica mutante. –No vengo a pelear Kurt… estoy aquí en paz, en serio.- Dijo Mystique sin presunción alguna en su voz, la cual se escuchaba un poco dolida.

La razón de que su voz sonase así, fue ver como su propio hijo se preparaba para tomar su espada y atacarle, algo que ninguna madre podría soportar ver, ni siquiera Mystique. Tragando un poco de saliva, dirigió su mirada únicamente a Kurt. –Kurt, vine para que me perdonen tu y Rogue, ambos son importantes para mi y... finalmente entendí que no puedo permitir mas tiempo que nuestros ideales nos separen.- No estaba preparada aun para tener esa conversación con su hijo, sin embargo parece que el destino tenia otros planes para ellos dos. Lamentablemente para ella, se dio cuenta gracias a la reacción de Kurt, lo difícil que seria ganar su afecto. –Solo... al menos dame una oportunidad, Kurt, por favor...- luego de decirlo bajo un poco la mirada.

Si kurt se negaba siquiera a darle una oportunidad, no tenia sentido alguno para la mutante quedarse allí, aun cuando el profesor le diese el permiso. –Soy tu madre... Cometí mis errores y vine a remediarlos... Si tu... si dices que te niegas a que este aquí, me iré, ya que si no puedo siquiera hacer que tu me aceptes, Rogue simplemente me ignorara.- Esta vez no estaba probando, no estaba intentando ver que decía su hijo y quedarse igual. Si él decía que no la perdonaría ni aceptaría nunca como madre, simplemente se iría de la mansión para nunca mas volver.

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Cíclope el Lun Sep 05, 2011 8:25 pm

No, Profesor, no se trataba de perdón. Tampoco de derecho, como profirió Mystique, la cual fue interrumpida en nada más que la intención de su recriminadora exclamación. El rostro de Cíclope se ensombreció distante ante el repentino ingreso de su compañero, abstrayéndose en pesar por lo que los ojos amarillentos del duendecillo azulado apreciaban en confusión. Si, él no tenía el derecho alguno de escoger lo que madre e hijo(s) deseasen, estaba totalmente más allá de sus responsabilidades; ni siquiera estaba en la condición de interrumpir las palabras desesperadas que Raven entregaba a su descendencia. Pero Xavier y ella olvidaban algo, esencial y primordial que parecían haber dejado de lado por los pensamientos ariscos y rígidos de ambos, Kurt era no solo su amigo, también era su familia.

Más de lo que ella pudo serlo en el pasado, cada uno de los antiguos integrantes de aquel equipo eran la segunda o, en la mayoría de los casos, única familia que cada uno tenía. Así ocurría con Scott y exponer no solo a Kurt, sino también a Rogue, a un ambiente tan tóxico, si ellos se negaban a la iniciativa, o ni siquiera eran consultados antes, atentaba totalmente contra su bienestar. La inseguridad y total desconfianza que la cambia formas le entregaba, era lo único acertado que el telépata y ella misma habían previsto en él pétreo rostro de Cíclope en la lectura que realizaron de su rechazo; que, por cierto, no dejaban de estar en lo correcto. No agregó nada más, de pie y con los brazos aun cruzados, medianamente oculto por las sombras que la luz del exterior no disipaba, se mantuvo calmo viendo como se desenvolvía la escena y que clase de respuesta ahogada entregaría Kurt.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Nightcrawler el Mar Sep 06, 2011 10:47 pm

Los ambarinos ojos del mutante de apsecto demoníaco recorrieron los rostros de cada uno de los presentes en aquel despacho, aún sin poder asimilar que, efectivamente, Mystique, su madre biológica, se encontraba allí, de pie delante de él. Con la mano derecha Kurt apretaba tanto la empuñadura de su espada que le dolían los nudillos por la presión. No era por ira ni por hostilidad hacia Mystique, no, Kurt no era sí. Era, sencillamente, una forma de concentrar el nebuloso torbellino de emociones que había en su interior para que no estallase y empezase a pedir explicaciones a voz en grito, avasallando al Profesor, a Mystique y a Scott con sus preguntas.

Al escuchar la voz de su madre pronunciando su nombre y las palabras que susurró a continuación, junto a las de Xavier, Kurt soltó la empuñadura de su arma, abriendo y cerrando el puño para comprobar que no se había hecho daño en los dedos. Escuchó atentamente las palabras de Xavier y sobre todo las de Mystique, sintiendo una punzada de incredulidad en su interior. ¿Quería estar con él? ¿Hacer de madre, luego de tantos años de luchar contra él y contra su familia? Llevado por su impulsividad, Kurt estuvo a punto de dar una respuesta negativa. Sin embargo, obligó a su mente a prevalecer por encima de su ardiente carácter.

- Es un poco irrónico que después de tantos años vengas aquí diciendo eso, mutter. No puedo decir que me agrrade, si he de ser sincerro. Ni tú ni Azazel fuisteis prrecisamente unos padrres ejemplarres, nunca. Hace un tiempo, mi rrespuesta habrría sido un no rrotundo -afirmó el mutante de piel azul, haciendo una pausa en sus palabras-. Sin embarrgo... Dios quierre la rredención y no la muerrte del pecador. Eso dice la Biblia, y en eso se basa mi fe. ¿Quierres enmendar tus errorres pasados? No serré yo quien te niegue ese derrecho. Quierro que sepas que no te odio, que a pesar de todo lo que has hecho, he podido perrdonarrte. No te guarrdo rrencor... perro no sé si es posible que te ganes mi confianza. Tengo sentimientos ambivalentes hacia ti, mutter: estoy tan dispuesto a odiarrte como a querrerrte. Todo dependerrá de lo que tú hagas a parrtir de ahorra.

Aquella respuesta, dada de forma sencilla en un tono neutro, era todo lo sincera que podía ser. Cada palabra salía de los labios de Kurt con el peso de un martillo golpeando un yunque con fuerza, demostrando que hablaba en serio, que su determinación para hacer ciertas aquellas palabras era firme, templada y dura como la hoja de su espada. Agradeció la presencia de Scott y del Profesor en aquella estancia: le ayudaba a mantenerse tranquilo y calmado, proporcionándole un punto de vista mucho más tolerante y racional de lo que sería normal en él.

Nightcrawler

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 22/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Moderador 1 el Miér Sep 07, 2011 12:46 pm

Charles Xavier


El silencio de Xavier se mezcló con el silencio del presente Scott, quien veía con dureza a Mystique como si desease que Kurt le dijese cosas que llegasen a herirla para sacarla en seguida de ahí. Ciclope era un lider poderoso y Charles sabía que, estando solos, le recriminaría la decisión que había tomado. Ambos tenían posturas tan similares y al mismo tiempo tan diferentes, una razón por la cual no pocas veces el profesor debía cerrarse en un caluroso "Confía en mi criterio" para acallar los reclamos de Scott. Su mejor estudiante, quien lo llenó de orgullo en toda ocasión en esos momentos estaba ante la prueba de fuego.

Charles sonrió ante la respuesta inesperada de Kurt, asintiendo con lentitud ante sus palabras. Había cambiado tanto y ese viaje que había hecho parecía haber hecho despertar en él una madurez tal que calmaba su carácter implacable. La fe, eso siempre fue su más preciado pilar, y de nuevo, el Rondador volvía a aferrarse a la fe, demostrando una actitud que ni Mystique ni Charles hubiesen esperado - Hablaremos con el resto del equipo en la mañana. Quisiera que le enseñases a Raven su habitación, Kurt. - mencionó tranquilamente el profesor. Volvió la mirada a Scott invitándolo a quedarse y compartir sus dudas. Pero dudaba que quisiese hacerlo. Más él no le iba a quitar el derecho de exponer sus miedos ante él.

Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Mystique el Miér Sep 07, 2011 6:47 pm

La mujer veía atentamente a su hijo, escuchaba cada palabra y observaba los gestos que este hacia al decirlas. Cuando dijo que su respuesta iba a ser un no rotundo, el corazón de Mystique se detuvo unos instantes, imaginando lo humillante que seria para ella tener que irse de la mansión porque su hijo no le acepto dentro. Sin embargo ese miedo desapareció, siendo reemplazado por una alegría interna incapaz siquiera de describir, su hijo le había perdonado y había aceptado que se quedara allí… -Hijo…- dijo en voz baja, pensando en pararse y abrazar a aquel mutante que se había hecho presente hacia solo unos minutos.

Obviamente dejo esa idea de lado, estaba claro por el tono de Kurt que aun no aceptaría un gesto como ese, y de hacerlo seria por obligación y con desconfianza, algo que Mystique no deseaba en ese momento. Cuando Charles volvió a hablar, nuevamente Raven volvió a la realidad. Ahora que sabia que se quedaría allí, le daba interés que lugar le asignarían para dormir. –Gracias de nuevo Charles… no te defraudare…- Dijo dirigiéndose al único mutante en esa sala de la que no podría esquivar algún ataque. –También a ti hijo…- comento mirando esta vez a Kurt, luego desvió su mirada a Cíclope, quien sabia el odio que sentía por ella en ese momento, un odio que era bastante compartido, pero que no dejaría que arruine su estadía en la mansión.

Se levantó calmadamente mientras miraba a Kurt y Charles, ellos dos habían la habían aceptado allí, por lo que lo ultimo que tenia en mente en ese mismo momento, era cuestionar lo que quisiesen. –Estaré encantada de que me lleves a la que será mi habitación Kurt… si así lo aceptas- Comento en voz baja mirando a su hijo mientras se preguntaba cuanto tendría que trabajar para poder, finalmente, conseguir su aceptación.

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Cíclope el Vie Sep 09, 2011 7:07 am

Off. Salto mi turno para que responda Nightcrawler y lleve a Mystique a su alcoba. No tengo mucho más que aportar que lo anterior, Cíclope se mantiene serio y estoico como una roca mirando la situación. No le causa la menor gracia. No deseo asumir que ya se retiraron y empezar el desmadre con Charles Haha.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Nightcrawler el Vie Sep 09, 2011 5:35 pm

Un suspiro salió de los labios de Nightcrawler al escuchar las palabras del Profesor. Aunque Xavier no se lo hubiese pedido, Kurt habría acompañado a su madre a la habitación, no por un amor o un cariño que no tenía muy claro si sentía o no, sino por prudencia... ¿y por qué no reconocerlo? Desconfianza. Ante el agradecimiento de Mystique, negó suavemente con la cabeza.

- No me des las grracias... si quierres agrradecérmelo de verrdad, no trraiciones la confianza que el Prrofesor ha depositado en ti -dijo él, en tono neutro.

Irguiéndose un poco, Kurt se dirigió a la puerta, no sin antes dedicar una ligera sonrisa de disculpa a Scott. Sabía que a su amigo no le hacía ninguna gracia tener a una persona como Mystique, contra la que había luchado en tantas ocasiones, bajo su mismo techo, bajo el mismo techo que aquellos que formaban esa familia conocida como X-Men. Con un gesto elegante, sin duda aprendido de aquellas novelas de capa y espada que tanto le gustaban, Kurt indicó a Mystique que lo siguiera, saliendo del despacho de Xavier sin decir ni una sola palabra más.

Nightcrawler

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 22/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Mystique el Sáb Sep 10, 2011 2:13 am

Mystique escuchó las palabras que su hijo decía, como le pedía que no le diese las gracias y que si quería su respeto debía mantener la confianza que Charles le otorgo. Nada de esto sorprendió a la mutante de tez azul, la cual salió de la habitación del telepata cerrando la puerta tras de sí. Era muy fácil deducir que sucedería allí a continuación. Ciclope claramente intentaría convencer al profesor de lo mal que estuvo en dejarse convencer por ella, cosa que a Charles no le importara, provocando que Scott se enoje mas y logre hacer que los habitantes de esa escuela odien aun mas a la antiguamente miembro de la hermandad.

La mujer siguió caminando junto a su hijo sin decir nada, no quería forzar de repente una relación que era tan frágil. Luego de caminar un poco, dijo lo siguiente, con una voz tan tranquila como firme –No lo hare Kurt…- segundos después prosiguió –No traicionare al confianza de Charles, es esa confianza la que me permitirá estar contigo después de todo.- Esas fueron las últimas palabras que dijo, de no decir nada Kurt, ella tampoco volvería a hablar. Mystique podía ser muchas cosas, pero no era idiota como para seguir hablando sola en un momento de tensión, cuando lo que intenta es acercarse a su hijo.

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Cíclope el Dom Sep 11, 2011 9:05 pm

La desalentada sonrisa que Kurt le entregó fue lo único que causo malestar tras el inquebrantable muro que constituía su faz. ¿Él confiaba en ella? ¿Como podía Scott, entonces, oponerse a la decisión del Profesor Xavier? La tenue agonía de la discordia yacente en su pecho se manifestó en su rostro, brotando a medida que sus labios se presionaban con tensión e incomodidad. Una sola mirada, oculta absolutamente tras el resplandor carmesí de sus anteojos, entregó a la cambia formas y luego se concentró en un punto vació en medio del salón.

El suave golpe de la puerta cerrándose tras la salida de los azulados no lo arrancó de su trance, se mantuvo varios segundos en incómodo silencio frente a la figura analítica y expectante de a quien veía tal como un padre. Inseguro de que palabras musitar, mas no de que decir en éstas, alzó su rostro y buscó los ojos de Charles. Su rostro gesticuló la intención de mencionar algo, pero acalló y volvió a apartarse de los cálidos, pero penetrantes orbes de Xavier. Más que nadie, a él no se lo podía engañar, ambos sabían la confusión inquietante que embargaba al líder de la patrulla en ese momento. ¿Que debía hacer? Velaba, ante todo, por la seguridad de los suyos y admitir la presencia de Mystique, aun bajo tan noble supuesta intención, era exponer demasiado por el tardío capricho de una madre que morosamente recapacitaba sobre el vínculo que compartía con su descendencia. La aceptación de Kurt ante tal escenario no hacía más que causar estragos sobre la ya tomada decisión del implacable líder. Cabizbajo, mencionó audible y firme –...Exijo que lea su mente. Hasta entonces, no aceptaré su estadía– Sabía que Charles jamás exploraba los pensamientos ajenos sin el consentimiento de los otros, palabras remarcadas por él y en las cuales Scott creía fervientemente; un código, podría decirse moral, entre telépatas que le había imprimido intensamente la pelirroja chica que el exigente Scott amaba, a través de los años.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Moderador 1 el Lun Sep 12, 2011 3:43 pm

Charles Xavier


El profesor Charles Xavier dejó escapar un largo suspiro una vez que la puerta de la habitación se cerrase, quedando ahi solo él y su alumno Scott. Ya hacía cuando tiempo él se había graduado y aun así, al igual que los demás, nunca dejaban de llamarle "profesor". No necesitaba hurgar en la mente del joven Summers, tampoco necesitaba voltear y verle el rostro para entender que estaba en un profundo desacuerdo con la decisión que había tomado sin su consentimiento. Tal vez el resto de los integrantes se negasen, conociendo a Warren y Logan, entendiendo que la unica que podía tratar de dar una justificación a tal decisión solo sería Jean, la mutante de cabellos carmesies.
-No serás el unico que no querrá ver a Mystique aquí. Además, conociendo a tus compañeros, creo que muchos se sumaran a tu pedido. - dijo en un susurro calmado, viendo la ventana que mostraba una luna gloriosa en su más profundo y glorioso esplendor - ¿Me crees capaz de tomar una decisión que ponga en riesgo a mis estudiantes? - preguntó luego de un corto silencio, en el cual solo la noche parecía presente entre ambos: Profesor y estudiante; padre e hijo. -Raven ha hecho muchas cosas malas, pero pensar en la sola idea de dañar aquello que sus hijos consideran su hogar, sería romper todo vinculo existente con Rogue y con Kurt. Ella es una mujer sola en el mundo, que a la larga no tiene un sitio, ni aqui ni en la Hermandad. Si pierde a sus hijos, pierde lo unico que vale la pena para ella - comenzó a decir mientras unía ambas manos en su regazo, sabiendo que, a pesar de exponer la más clara razón de sus decisiones, Scott se negaría a confiar y con toda razon, en Mystique.



Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Cíclope el Lun Sep 12, 2011 9:54 pm

–La he visto intentar hacer cosas aun peores que esa, Profesor– Reafirmó su postura replicando inmediatamente ante la única razón que Xavier le entregaba como voto de confianza en la letal mutante cambia formas. Estaba agitado, más de lo que tensamente reflejaba su rostro, su respiración se aceleraba crecientemente y la inseguridad se arremolinaba en su plexo. No era cuestión de lógica, aun cuando la imperiosa necesidad de aplicar ésta en la situación lo ameritara, sino de un irrevocable sentimiento de desconfianza hacia todo el evento. Cerró sus puños y se ladeó sutilmente, arrancando de la mirada inquebrantable de su mentor, buscando un punto vacío entre ambos. –No pongo en duda su juicio, Profesor...– expuso acongojado, remilgando su angustia y recobrando el temple que parecía instantes atrás –...Pero no puedo sobreponer los caprichos de un antiguo enemigo, aún bajo tal discurso, y su confianza por sobre la seguridad de la mansión y..., por supuesto, todos los que viven en ella–. Retomó contacto visual con Xavier, ésta vez sin ocultar el pesar que la decisión tomada por aquel hombre, alguien que significaba mucho más para él que un tutor o el visionario idealista que era, sino como lo correspondía un padre, una legítima figura paterna ante los ojos de Scott. Ninguno cambiaría de parecer, ambos tenían una decisión tomada y aunque el postrado telépata fuese más susceptible a alterar su elección, normalmente, esta no era una de esas situaciones.

–Convocaré a una reunión a primera hora mañana. Estaré en el cuarto de guerra hasta entonces– Su voz fue firme y quebró el hilo de nerviosismo que se reflejaba en su faz. Fue claro y dejó marcada su postura ante el dueño y líder de la academia, si Mystique permanecería conviviendo en la mansión, él estaría cada segundo, cada instante, rastreando sus movimientos y en perpetua vigilia hasta que no se marchase. El salón de guerra era el control maestro de todos los sistemas de monitoreo y defensivos de la residencia mutante; velar por la seguridad de los suyos sería mucho más eficiente desde aquel emplazamiento. De espaldas ya a Xavier y retirándose, detuvo su caminar y volteó a medias su rostro –Sería bueno que le dijera inmediatamente a Logan que Mystique se quedará un tiempo con nosotros, yo no planeo decírselo... o detenerlo– concluyó y continuó su distante retirada. Aun cuando desease hacerlo con todo su ser, le era imposible confiar en el criterio de Xavier en esos momentos.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Nightcrawler el Mar Sep 13, 2011 8:56 pm

Otro suspiro brotó de los labios de Wagner al escuchar las palabras de su madre, mientras un velo de tristeza y melancolía ensombrecía su mirada, normalmente tan alegre y jovial. No sabía cómo sentirse ante su presencia. No la odiaba, pero tantos años creyéndola su enemiga, tantas batallas en las que habían estado en bandos contrarios habían hecho mella en su ánimo. Recordarla a ella también implicaba, en cierto modo, recordar a Azazel, su padre, aquel mutante de aspecto demoníaco. No era agradable, en absoluto, para Kurt.

- Rrealmente... no sé si eso darrá rresultado, mutter. Hay muchas cosas que nos separran... -susurró-. De verrdad, agrradezco que intentes rremediarr tus errorres pasados. No todo el mundo tiene el valor parra hacerr algo como eso. Un consejo... -concluyó el Rondador Nocturno-. Sé paciente con Rogue. Segurramente no quierra ni verrte al prrincipio, sabes perrfectamente cómo es. Si perrseverras, tal vez quierra hablarr contigo... es el único consejo que te puedo dar.

Mientras hablaba, Kurt continuaba caminando, sin mirar a su madre, con las manos entrelazadas ante su cintura, con expresión imperturbable. No sabía ni por qué estaba diciendo aquello, sencillamente obedecía a sus instintos.

Nightcrawler

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 22/08/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Redención de una vieja enemiga

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:35 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.