Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Refugio de los Mercenarios.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Tifón el Jue Sep 15, 2011 7:02 pm

La expectativa crecía del mismo modo que su ansia de conocimiento. No, aquel individuo no era Vector. Ahora, mucho más cerca de él, podía identificar una esencia pútrida y cargada de muerte, irreconocible en la estigma empalagosa de la pelirroja mercenaria. Ellos no habían venido juntos. Aun cuando existía la posibilidad de que el perfume seductivo de la felina hubiese confundido su olfato, perdiendo su aroma real tras aquel velo de encantos y ensoñaciones, algo le indicaba, más perteneciente al plano de las corazonadas, que esta era una clase totalmente diferente de individuo, uno que merecía su propia categoría. La llegada de sus iguales, alertando sobre el inminente arribo de las moles mecánicas, no provocó más disgusto en Tifón. Retorcido como él solo, la amenaza de los centinelas, totalmente inoportunos, interrumpían su sed de respuestas inmediatas, acto que justificaba la inmediata aniquilación de las máquinas.

Laura cargó al famélico mutante desfigurado, llevándolo consigo de regreso al interior del refugio; éste no opuso resistencia alguna, llamando aquello la atención de Tifón. Realmente estaba en tan mal estado como se veía. Deepthorn se volteó, preguntando sardónico –¿Y no los vamos a esperar?– Tensó sus falanges, exhibiendo las letales zarpas negruzcas que poseía en lugar de dedos, mas no tuvo que escuchar otra respuesta que la orden dirigida a él por X-23 para bajar las mismas. –La rutina va a ser lo que nos termine matando– bufó resignado en desagrado ante el rechazo a la iniciativa. Sus palabras, como siempre, cargaban verdad y burla. Aunque no parecían ser parte de más que un hipócrita juego, que todos tenían perfectamente claro que él era capaz de seguir, no dejaba de ser cierto que aquella forma de operar, ese día a día, ocultándose permanentemente, arrancando no solo del mundo, sino también de la realidad que lo consumía y aquejaba, comenzaba a pesar. No pocos habían sido los mutantes cuyo límite había sido rebasado hacía tantos años atrás. Quizás eso era lo que mantenía, después de todo, a tan variopinto grupo unido; ninguno deseaba morir sin hacer una última cosa, la más grande de su vida, antes de conocer su deseado final y descansar.

Caminó con presteza y tranquilidad de vuelta a la cloaca que conducía al interior del recinto mercenario, rascando su nuca, totalmente ajeno al peligro acechante, y, sin más, cuando los colosos de hierro se apreciaban ya en la distancia, brincó al interior, cerrando el conducto tras de sí y ocultando cualquier indicio visual que pudiese revelar la presencia de vida humana en aquel terreno. Una vez dentro del húmedo ambiente de las cloacas, se aproximó a un costado de Kula, sin despegar sus ojos un solo segundo del bulto carnoso que X-23 cargaba consigo. –...Y ese no es Vector alguno– Susurró para sí y su gélida compañera, alzando su diestra y alborotando los cabellos azulados de la misma. No temió el poderoso efecto del tacto con ella, solo fueron unos segundos de interacción y aun cuando su cuerpo pudiese haberse visto ligeramente afectado, a él pareció no importarle en lo absoluto –Nos ganamos el premio mayor– concluyó a Diamond y aceleró su andar, acercándose con intriga hacia el corazón de la base. Deseaba respuestas, en ese mismo momento. Llegó al centro y observó a Felina y Rex, no reveló más que su sepulcral silencio. Vector no aparecía y los centinelas patrullaban el área, seguramente alguien los había alertado y éstos habían ya terminado con él, dedicándose a vigilar en búsqueda de más individuos. Negó sutilmente con su rostro a Salazar –No hay nadie más allá afuera y si lo está, debe ser aun en peor estado que eso que encontré– mencionó refiriéndose al abatido cuerpo del extraño con katana y larga chaqueta oscura –...Por cierto, habla... y preguntó por ti–.
avatar
Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Rex Salazar el Vie Sep 16, 2011 9:30 am

Un suspiro de alivio brota de mis labios en cuanto todos están a salvo dentro de los túneles. Utilizando las cámaras exteriores, observo las moles metálicas examinar la zona, sin duda buscándonos. Una sonrisa traviesa cruza mis labios: tal vez esas cosas sean fuertes en un combate directo, pero en el territorio de la astucia y el juego sucio, no pueden compararse conmigo. Mientras veo a través de las cámaras de los túneles cómo todos se dirigen hacia el laboratorio, configuro un pequeño robot situado en un minihangar exterior. Nada más que un señuelo mecánico dotado de dos cosas: un reactor de impulso termonuclear a base de plasma ionizado y un generador de señal X. En un segundo, el aparatito sale disparado a través de los cielos, a una velocidad que excede varias veces la del sonido. Cuando se encuentra a una distancia prudencial, activo el emisor de señal. Como perros de caza, los Centinelas se voltean en su dirección y echan a volar, persiguiéndolo. Hala, una preocupación menos. Justo en ese momento entra X-23 con nuestro "invitado", luego Felina, a continuación Kula y por último, el más veterano de mis compañeros, Tifón.

Ignoro por un momento la pregunta de Felina, pasándome la mano por el pelo y mirando a aquel bulto de carne semivestido y armado con una katana. En mi fuero interno, agradeczco a Bishop su dedicación a sus misiones, aunque esté muerto, cumple lo que promete. Tomo aire y miro a mi equipo, decidido a explicarles de una buena vez quién era ese hombre y por qué estaba aquí.

- Dentro de un momento te explicaré por qué te he hecho llamar, pelirroja, pero antes... Damas y caballero, tengo el placer de presentarles a Wade Winston Wilson, conocido también por el apodo de Deadpool, el asesino del Senador Kelly y uno de los responsables de que estemos en esta situación -dije, señalando al extraño con una mano. Anticipándome a las reacciones que 23 o Tifón pudiesen tener, añadí-. Lleva 20 años pudriéndose en una celda, al norte. Bishop tenía como misión sacarlo de allí y traérnoslo, podría tener información relevante para mi teoría. Como todos sabéis, o puede que no, hemos perdido comunicación con su equipo, por lo que creo que están muertos. Dejadlo recuperar el aliento y ya hablaremos con él en un momento, ¿te parece, Wade?

Una vez concluidas las presentaciones, clavo mi mirada en Felina, intentando discernir el modo más adecuado de explicarle mis intenciones, de forma que no le produzca una indigestión cerebral a base de datos, como suele pasarme al explicar mis teorías a mis compañeros.

- Os he llamado a Vector y a ti porque necesito información que creo que tú me puedes proporcionar, Felina. Necesito información sobre esa máquina para telépatas diseñada por Xavier, Cerebro. Bueno, más bien necesito la máquina en si, pero ese ya es otro tema. Si consigo esa información, podré completar mi teoría... y si es correcta, podría cambiar el pasado, evitar todos los acontecimientos que han acabado degenerando en esta situación. Y no, no estoy loco -añadí, frunciendo un poco el ceño en prevención de que ella considerase que tanta máquina me había nublado la mente-. Esto que estoy diciendo es tan real como el hecho de que los aviones vuelan y de que la lluvia cae hacia abajo. Te pareceré un cabronazo rastrero, pero no me importa demasiado lo que le haya pasado a Vector. La información que necesito la tienes tú y no me puedo permitir melindres. Así que... ¿nos ayudarás?
avatar
Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 27
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Deadpool el Dom Sep 18, 2011 6:17 pm

Wade Wilson escuchó las palabras de Rex con amargura: "uno de los responsables de que estemos en esta situación"... luego Salazar añadió: "ya hablaremos con él en un momento, ¿te parece, Wade?"

Antes de que Deadpool pudiera responder, Salazar continuó hablando, haciendo mención a Bishop, el mutante que lo había rescatado, le había dado estas coordenadas y que luego había muerto en un ataque antimutante. Después le habló a una hermosa pelirroja que se encontraba presente.

Espera Salazar... Dijo Wade interrumpiendo. Perdona que interrumpa un momento. Yo no soy responsable por las cosas que han ocurrido. Sí, es cierto. Yo asesiné a Kelly, pero no hice más que un trabajo. Quién ideó esa muerte es el culpable. A mí no me señales como si yo hubiese querido que esta situación se suscitara. Por otro lado, sí, fue Bishop quien me rescató de la celda en la que me había estado pudriendo por veinte años y él y su equipo entero fueron aniquilados luego por un ataque antimutantes. Esta chaqueta de cuero pertenecía a uno de ellos.

Wade tragó saliva y continuó: Ya que le debo la libertad a Bishop y que efectivamente fui usado como un peón para hacer el primer evento que dio inicio a la cadena de hechos que generó esta realidad terrible en la que vivimos, tendrás toda mi ayuda y colaboración, si es cierto que puedes cambiar el pasado. Pero por otro lado, me asusta un poco pensar ¿qué ocurrirá con nosotros una vez que modifiques el curso de las cosas? ¿Desaparecerá esta línea temporal? ¿Lo sentiremos acaso? O ¿será acaso como morir?
avatar
Deadpool

Mensajes : 298
Fecha de inscripción : 03/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Tifón el Lun Sep 19, 2011 11:44 pm

Las facciones de Tifón respondieron inmediatamente ante las revelaciones de Rex. Aquel desfigurado hombre frente a ellos era el responsable, el ejecutor, del asesinato que cambió la historia del mundo, el último hecho terminó por quebrar el, en aquel entonces, ya trizado vaso de la tolerancia e integración, conduciendo a la humanidad, mutante o no, por la más desaforada carretera hacia la locura y la autodestrucción. Los ojos del terror marino se perfilaron momentáneamente hacia Wilson, observándolo tenso, inundando el contacto visual entre ambos con un avasallante vacío en la mirada intranquila del mutante. ¿Y cómo evitarlo? Su acción no solo prendió la chispa que se extendió y creció abrasando con furia la tierra y océanos, también había condenado las vidas de muchos, incontables, de hecho... vidas que incómodamente se encontraban presentes en ese exacto salón. Tifón pareció querer iniciar una acción incierta, tan enigmática como su constante actuar retorcido; Salazar se antepuso a tal evento y continuó hablando. No observó a X-23, ni siquiera la recordó, en ese momento su mente solo rondaba en sí mismo y los años que habían transcurrido desde aquel nefasto día 0. Las palabras de Deadpool no mejoraron el silencio terrible que inundó el sitio.

–Así que tú fuiste...– Murmuró él, el único capaz de aun en tal situación desviarse con actitud amenazante hacia el famélico mutante decaído –...Tú fuiste el que lo hizo– sentenció, extendiendo sus brazos a los costados de su cuerpo e iniciando un pausado y pesado caminar hacia Wade. –¿Y aún te atreves a excusarte? ¿Todavía eres capaz de hacer eso?– Sus facciones crecieron en tensión a medida que se aproximaba a él, mientras el arco de sus ojos no demostraba más que un incierto fulgor de emoción, pero de una forma indescriptible, rozando desde un gozo inconmensurable hasta una desbordante ira. –Tú... ¡Tú! cuando estuvo lo suficientemente cerca como alcanzarlo con sus zarpas, éstas se extendieron hacia él, tomándolo de la arruinada chaqueta negra, alzándolo sutilmente del suelo, acercándolo hacia él –...Eres el hijo de perra con más cojones que jamás he visto y si vuelvo escucharte hablar así, te mato–. Tensó sus falanges y sus garras se incrustaron ligeramente en la ropa de él, mientras le entregaba una viciosa sonrisa. Había una vaga esencia de apreciación en su mirada, un respeto tan corrompido como su extraño actuar. Lo liberó, mas no se alejó de él, sino que se volteó hacia el genio Salazar, dirigiéndose primeramente a Deadpool –Poco nos vas a ayudar Carnitas si pasas primero para el otro lado. El tiempo y el espacio debería ser la última de tus importancias ahora, déjale eso al escuadrón de la fantasía. ¿Comida?– mencionó finalmente, palmeando suavemente la mejilla de Wade y alejándose de él, en dirección al almanaque donde almacenaban el precario engrudo alimenticio que solían llamar "alimento".
Off. No quise extenderme más para no omitir las posibles acciones del resto. Saludos.
avatar
Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por X-23 el Mar Sep 20, 2011 1:21 am

Tras dejar el cuerpo del inesperado visitante en el suelo, tomo su distancia de la escena, posicionándose a un lado de Tifón en cuanto este llego a la sala, esperando a que aquella “persona” –si es que aún se podía seguir llamándole así- dijera algo si es que aún era capaz de hablar. Pero fue Red quien se adelantó a los hechos y explicó a todos los presentes quien era aquel que cadáver viviente, lo que había hecho, y por qué estaba ahí.

Pero su atención se quedó en quien era y lo que había hecho.

El debate interior fue instantáneo. Por una parte, su instinto le dictaba que hiciera caso a la rabia animal que sentía por aquel hombre, el culpable de toda la desgracia que vivían en esos momentos, el causante de las muertes que pesaban en su alma, mente y corazón, el causante de las muertes de las personas que habían sido más importantes en su vida: Logan, Gambito, Julian, Cessily, Elixir… Todos. Daba igual si era ella quien había sido perseguida durante los últimos años, daba igual si había tenido que ocultarse, mientras ellos estuvieran bien, pero la vida de aquellas personas se había extinguido hace mucho ya, y a ella solo le quedaba seguir corriendo para evitar que más vidas se perdieran por su culpa. Pero por otro lado, una parte comprensiva de ella entendía a lo que se había expuesto, que él no era más que un pobre peón en un enorme tablero de Ajedrez en el cual se debatía el destino de la población mutante, un tablero en donde el odio era un factor que imponía por sobre toda las cosas, junto al poder. Sabía que era seguir órdenes, sin importar las consecuencias. Después de todos, ellos no eran más que útiles, simples armas: era otra persona quien jalaba el gatillo.

No pudo detener las acciones de Tifón, para que ya le era suficientemente difícil controlarse a si misma, si no fuera por los guantes que cubrían sus manos, sus uñas ya habrían atravesado la piel de sus manos, dejando un evidente rastro de sangre. Si no fuera por la máscara que cubría sus ojos, todos serian testigos de la ira que se reflejaba en ellos. Incapaz de soportar la impotencia y la cantidad de sentimientos que la invadían, dio media vuelta sobre su propio eje y, casi al mismo tiempo que su compañero, abandono la sala corriendo, sin siquiera mirar atrás, sin interesarle lo que dirían lo demás, las cosas que conversarían nada, su misión solo era llevar al hombre dentro del Refugio y ya había cumplido, no tenía nada más que hacer ahí, por lo que prefirió luchar y lidiar sola con sus emociones, encerrada en aquella celda a la que algunos les gustaba llamar “cuarto”.
avatar
X-23

Mensajes : 144
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Felina el Jue Sep 22, 2011 10:33 pm



Pocas cosas podían llegar a captar la atención y lograr un solo gesto del rostro perfecto de Felina, apodo que se convirtió en su nombre desde hacía muchos años ya. Cada cosa que Rex decía era asentida por una casi ausente mutante, quien sabía la importancia del asunto pero aun no terminaba de gustarle. Era Vector quien conocía a Salazar, ella no tenía idea de quien era o sí podía confiar en él. Eso sumado a que había descubierto al asesino de Coloso en esas alcantarillas, el humor de la gata no era el mejor. Sus cejas se levantaron, ambas a la vez cuando escuchó la palabra "Cerebro". Tanto pasó desde que escuchó esa palabra por ultima vez cuando fue destruida y el profesor secuestrado. Luego Frost quiso rehacer el aparatejo ese pero los centinelas le habían comido muchas neuronas para que pudiese siquiera recrearlo, o tomarlo de la mente de los pocos mutantes que quedaban. Y ahora, diez años después, Salazar, el amigo de Vector le hablaba de esa maquina. Felina entrecerró un ojo y unió sus brazos, sacando sensualmente la cadera para posar todo su peso en la pierna derecha. Su melena se movía sola, acariciando pesadamente las pantorrillas bien formadas de Alyson - Cerebro, si. La maquina de los tepatas. Sabría mucho de ella, si , demasiado, de no ser por un pequeñísimo, es más, casi ínfimo detalle - Dejó caer la cabeza hacia el hombro con frialdad - No soy telepata. Le preguntas a la pelirroja equivocada. La que sabía llevar ese aparato era una mutante que murió hace un par de años. La única telepata medio decente que queda vivo a mi conocimiento es Emma Frost. - la naturalidad con la cual hablaba llegaba a pensar que ella no sentía ningún tipo de vinculación con aquellos que una vez fueron su familia. Tanto los había enterrado desde la muerte de Coloso, que lo que le pasase a cada uno de ellos le daba completamente igual - Y Rioco también era telepata. Ella sería más .......- iba a continuar cuando Tifon apareció con un tipo a rastas. Rex solo se interrumpió, planteando algo que , de ser prudente, no hubiese planteado ante un grupo de mercenarios que estaban podridos de la vida de mierda que tenían ahora.

El sujeto nuevo, aquel cuyo hedor era la putrefacción pura, era el asesino de Kelly. Felina abrió los ojos viendo a Rex sin entender, esperando que dijese en algún instante que estaba bromeando. - No puede ser - solo dijo recordando el desastre que se armó luego de que Kelly murió. Recordó como sus padres fueron perseguidos e interrogados por su hija "mutante" a quien debían registrar. Recordó como Coloso murió en manos de esas maquinas que los hombres crearon para cazar a los mutantes y que, Deadpool, con su acción, les dio la completa libertad y razón de hacerlo. Sus cabellos rojos empezaron a moverse nerviosamente, golpeando como víboras ponzoñosas el suelo. No solo Tifon iba a decir algo a ese maldito cabrón. Ella no se callaría - Cuando te vi pensé que eras idiota, pero ahora abres eso que segun parece es tu boca, y me doy cuenta que eres un ¡Maldito pendejo! ¿¡Te enviaron a matar a Kelly y nunca pensaste que eso nos jodería a todos!? - sus cabellos azotaron el suelo como latigazos, presionando sus manos con bronca para no caerle a arañazos a ese sujeto. Le dedicó una ultima mirada de asco, viendolo de pies a cabeza, emitiendo un gruñido apenas audible y se volvió a cruzar de brazos - ¿Arreglar todo esto? Nya, dímelo hace 20 años. -
avatar
Felina

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 01/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Kula Diamond el Vie Sep 23, 2011 12:43 am

La situación se había tornado en demasiada palabrería y melodrama incluso para mi, por lo que luego de mi entrada, decidí mantenerme al margen, observando y escuchando atenta lo que cada quien tenía para decir sobre el trozo de carne medio muerta.

Mi mirada se afilo cuando La gata comenzó a hablar hacia el recién llegado, se podía notar sin ser un genio que estaba luchando por contenerse...aunque no lo logro, y de un rápido movimiento de mi cuello mis cabellos ondearon en dirección a ella, creándose en sus puntas letales púas.

-Tranquila Roja, o acaso quieres que comencemos a jalarnos de cabello?.- De Tifón, sabia no le haría daño, pero de ella no podía fiarme lo suficiente, aunque en el instante en que ella parecía recuperar cierta calma de controlarse deshice mis "armas", replegándome hacia una de las paredes, donde tomaría asiento, esperando alerta por si las cosas se salían de control dado que Tifon había ido a buscar algo que pudiera pasar por alimento, y X-23 a no sé dónde.
- Les seré honesta, no entiendo porque todos juzgan a este tipo. Sí, el mato a Kelly, pero como ya se dijo fue una orden. Yo también he tenido ordenes de asesinarlos alguna vez.- Estiré los brazos, entrelazando los dedos tras mi nuca. - Son solo órdenes, no es nada personal, es...o mejor dicho era, nuestra forma de vida. En todo caso deberían estar agradecidos de que Bishop lo trajera con vida. A quien deberían odiar es al tipo que movió los hilos.- Termine encogiéndome de hombros, dando por cerrado el asunto.

-Tch.- Mis irises buscaron el techo y de repente chasquee la lengua, los nombres que La gata había pronunciado me resultaban familiares, sin embargo, me tomó tiempo ordenar la información. - Rioco, mutante clase Omega.- Hablé maquinalmente, como si se hubiera abierto un archivo de registro. - Poderes; telepatía, telequinesia, y una habilidad de presentir el peligro. Además de ser capaz de mover sus moléculas espacio-tiempo y realizar ilusiones masivas. Era uno de los principales objetivos pero siempre se las arreglaba para escapar. Debe seguir viva. Es la chica que necesitas Rex. La cuestión seria encontrarla. Tenía entendido que estaba junto a Magneto y otros tantos mutantes.- Voltee la vista. - Tu sabes donde podamos comenzar a buscar Roja?.-
avatar
Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Deadpool el Vie Sep 23, 2011 3:00 am

Wade se mantuvo tranquilo ante la broma de Tifón y agradeció que le ofrecieran comida. La bella chica que lo había cargado anteriormente se marchó del lugar aparentemente molesta con la revelación de su identidad y luego, soportó en silencio la perreta de una hermosa pelirroja quien comenzó a insultarlo. Deadpool dejó que se desahogara sin decir nada.

Luego, la chica de los cabellos celestes saltó a defenderlo y luego comenzó a hablar de una poderosa mutante. Wade simplemente se dio media vuelta y fue al lugar donde Tifón le había dicho que encontraría alimento. Pero repentinamente se detuvo.

No voy a discutir con el estómago vacío... dijo en voz baja y luego añadió: además, poco me importa lo que opinen sobre mí. Si les puedo servir de chivo expiatorio para que purguen sus penas, pues bien, crucifíquenme. Al fin y al cabo, ya no existen heridas que no pueda regenerar. Sólo diré que el matar a Kelly no fue lo que originó esto. ¿O acaso olvidan el despliegue de poder que hizo Magneto antes? ¿Acaso no recuerdan las muchas verdaderas estupideces que hicieron muchos mutantes como ponerse a explotar y a destruir cosas o presentarse como una amenaza para la humanidad? Al mismo tiempo, el odio y la ambición, así como la ignorancia y el miedo, fueron elementos que originaron esta guerra. Matar a Kelly les sirvió de excusa para intensificar las acciones en contra de los mutantes, pero, si no hubiese matado a Kelly, hubiese sido algún mutante lunático que ocasionaba muerte cerebral a decenas de humanos en Nueva York, o quien sabe que otra situación. No sean ilusos.

Miró a Rex y le dijo: Te voy a ayudar, porque se lo debo a Bishop, sólo por eso. Pero de antemano creo que es iluso pensar que esta guerra se puede detener. También sería bueno que le enseñaras al resto del equipo a comportarse. No voy a aguantarme más perretas.

Wade dirigió su mirada hacia Felina y agregó: En cuanto a tí, pelirroja, vuélveme a insultar y quizás te haré el favor de reunirte con las personas cuya ausencia te han hecho tan amargada...

Dicho esto, reinició la marcha disponiéndose a salir de la habitación.
avatar
Deadpool

Mensajes : 298
Fecha de inscripción : 03/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Rex Salazar el Vie Sep 23, 2011 5:26 pm

Después de "presentar" a Deadpool, dejo que todos se desahoguen. No esperaba otro tipo de reacción, la verdad, después de 20 años de lucha provocados en parte por el asesinato cometido por Wilson, supongo que es una reacción normal. Como siempre, la única que se abstiene de comentarios agresivos o de cuestionarme es Kula. Bueno, no es que me no me lo haya esperado. Conozco bastante bien a mi equipo. No respondo a ninguna de las cuestiones hasta que Tifón y Deadpool se marchan. Espero que el marino no le arranque la cabeza. Bueno, no he de preocuparme por eso ahora. Miro a Felina con expresión dura, clavando mis ojos en los suyos.

- Como Kula ha dicho, es estúpido descargar tu ira en un simple instrumento. Si quieres culpar a alguien, culpa a Bolívar Trask. No sé si está vivo, pero en fin. Mira, si quieres cuestionarme, vete a estudiar física cuántica primero a Harvard y cuando hayas terminado, podrás venir y sugerir tú una teoría o un modo de actuar que nos salve el culo, ¿te parece? -le espeto con brusquedad. Que mi equipo cuestione mi manera de actuar es una cosa, sé que confían en mí y en el fondo no tienen demasiadas objecciones-. Mira, te lo voy a explicar para que lo entiendas: si el pasado cambia, cambia el futuro. ¿Lo captas? Cambiar pasado = cambiar futuro. ¿O tal vez tenga que hacerte un diagrama, como a un niño de preescolar? -me giro hacia Kula, dedicándole una ligera sonrisa-. Introduce en el ordenador todos los datos que tengas sobre esa tal Rioco. Así que está con Magneto... no es que me agrade, pero tal vez tenga que hablar con ese maldito viejo. En fin, ¿algún dato más que puedas aportar, pelirroja? -pregunto, con una sonrisa irónica, mirando a Felina.
avatar
Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 27
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Tifón el Sáb Sep 24, 2011 7:27 pm

"Nunca los escuches, Tifón. No hay vergüenza en nuestras vidas, no existe retracción en nuestros actos. Pues bestias es lo que somos. Ésta no es nuestra elección, es nuestra única existencia. Vivimos de la muerte y ésta vive de nosotros. Si vacilas, míralos a los ojos y observá el terror que se reflejará en ellos, esa es tu naturaleza. Se fiel a la monstruosidad que eres. Nada más, nada menos." Palabras de Veil a Tifón durante su estancia en Las Manos Frías.

–Es lo que hay– mencionó tosco dejando un platillo escasamente pulcro sobre una mesa de tamaño estándar. El cuenco contenía una sustancia blanquecina y pastosa, formada mayormente por grumos, en un suculento cuajado de aromas artificiales y sintéticos. El mutante marino observó al desfigurado Deadpool, torciendo levemente sus labios en una sonrisa sarcástica; anterior a eso sus facciones se mostraban de mal humor. –Lo siento. En realidad, sabe mejor de lo que se ve. Se lo debemos todo al muchacho Salazar– Y no mentía, en lo absoluto. Quizás él, quien podía comer materia en total estado de descomposición, podría haber soportado más que sus compañeros, pero aquel engrudo era la principal fuente de alimento del disparejo equipo mercenario. Con tan escasos recursos, el sabor y textura de lo que debían engullir pasaba no a segundo, sino último plano de relevancia mientras los platillos diarios de tal manjar supliesen las carencias alimenticias en tan desolado páramo. Procedió a servirle un vaso de clara y fresca agua, otra de las pericias del genio tecnópata, y se sentó frente a él, en el extremo opuesto de la mesa. Guardó silencio y le permitió engullir con, seguramente, frenesí cada bocado. Él alcanzó unas pastillas de gran tamaño y las ingirió como prosiguiendo una rutina tan común como el alimentarse –Calcio. Le hace bien a tus huesos–. Agitó el frasco donde almacenaba las píldoras, señalándole éste a Wade, y luego lo volvió a dejar con algo de hastío sobre la superficie metálica. Bufó y acarició, en lo que parecía más un tortuoso masaje, su sien. –Acerca de lo que sucedió ahí dentro... no le des importancia alguna– Palabras de antaño resonaron en su interior, así como la vívida y más lúcida imagen de la mujer que se las entregó; pareció desear continuar su frase, pero desistió y buscó forma de desviar el tópico de la truncada charla. –¿Cuanto tiempo llevabas vagando por ahí afuera, Carnitas? Es difícil decir tu edad... ya sabes, cuando dicen que alguien es tan viejo como lo sean sus arrugas, bueno, tú has destruido esa frase y, incluso diría, el paso del tiempo mismo– mencionó mordaz una vez más haciendo referencia al aspecto indescriptible del, alguna vez, hombre más buscado en el mundo.
avatar
Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Deadpool el Dom Sep 25, 2011 12:01 am

Wade Wilson se sentó en la mesa y comenzó a tragar la pasta sin importarle el sabor, la textura o el aspecto. Por fin tenía algo de alimento en frente que no hubiese salido de un basurero y estuviera en estado de descomposición.

Cuando terminó de tragar todo lo que Tifón le había servido, bebió el vaso de agua en un sólo trago y se secó la boca con la manga de la chaqueta. Miró en silencio al mutante marino a los ojos, disfrutando la sensación de haber tragado alimento y luego de unos segundos, dijo en voz baja: Gracias... esto supo a gloria.

El corpulento hombre tiburón preguntó entonces: –¿Cuanto tiempo llevabas vagando por ahí afuera, Carnitas? Es difícil decir tu edad... ya sabes, cuando dicen que alguien es tan viejo como lo sean sus arrugas, bueno, tú has destruido esa frase y, incluso diría, el paso del tiempo mismo–

Deadpool comenzó a reir, primero ligeramente pero luego realmente estalló en una carcajada. Secándose una lágrima del ojo, respondió: Bueno amigo mío, realmente después de que Bishop me sacó de la prisión en la que estuve desde el asesinato de Kelly, estuve un tiempo con su equipo. Pero luego de que los Centinelas acabaran con todos, vagué por las calles por unos dos o tres meses, creo... la verdad perdí la cuenta de los días y noches.

Wade pasó el dedo por el plato para limpiar los residuos de la pasta blanca y se lo llevó a la boca. Comió lo que había recogido y luego añadió: Oye... perdona, no me se tu nombre... ¿sabes si tendrán algún armamento como pistolas o una espada extra que puedan darme? De igual modo, ¿sabes si hay algo de tela roja y negra que pueda tomar prestada, para dejar de andar por ahí como un cadaver andante?
avatar
Deadpool

Mensajes : 298
Fecha de inscripción : 03/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Moderador 1 el Dom Sep 25, 2011 9:07 pm

Cuando Kula ingresa los datos en el ordenador de Salazar, surgen una serie de datos nuevos.


A medida que los momentos pasan, una rara sensación de incertidumbre invade a Kula Diamond mientras lee la palabra Alianza de Mutantes. Extrañamente siente como si algo en aquel lugar le llamase, algo o alguien que comprendía a la perfección sus sentimientos, no como Rex, sino más bien como un ser igual a ella.

Deadpool, mientras se ve en aquel lugar, no puede evitar tener continuos "flashasos" de lo que ha vivido los últimos veinte años, lo cual lleva a pensar que su mente, quebrada y destruida como su cuerpo, no es de fiar para alguno de los integrantes de los mercenarios, entre ellos X-23 y Felina.

avatar
Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Delacroix el Mar Sep 27, 2011 7:02 am

Mientras el grupo tan poco común realizaba disertaciones filosóficas sobre la situación, un pequeño destello negro estalló por encima de sus cabezas, alarmantemente cerca del techo. En el lugar concreto, no parecía haber nada, lo unico que revelaba una presencia, que Felina reconoció al instante, eran unas pequeñas descargas electricas, producidas alrededor de algo. Ese algo calló al suelo con un golpe sordo y al instante tomó forma. El camuflaje optico de Vector, aparentemente algo averiado, desapareció, mostrando al mutante agazapado en el suelo. Poco a poco, Vector comenzó a incorporarse y se dejó caer hacia atrás, quedando sentado en el suelo. En su mano derecha llevaba una amplia hoja de papel que todos podian ver. Un mapa, un mapa de todos los tuneles en los que se encontraba. El metodo del asesino para encontrar el lugar había sido bastante simple y realmente arriesgado, ir teletransportandose desde la superficie a los tuneles con la esperanza de aparecer en el lugar correcto. Rex ya le había hablado una vez sobre las instalaciones, asi que se había hecho una pequeña idea.

Una vez sentado, Vector alzó su enguantada diestra y retiró su mascara y la capucha, casi todos los presentes conocían su identidad y su rostro, no tenía por que ocultarlo, además de que necesitaba grandes cantidades de aire en ese momento... Ante ellos tenían un rostro atractivo, de facciones ya maduras por el paso del tiempo. Su cabello estaba teñido de color azul oscuro y en ese momento caía desordenado por su rostro, cubriendo la parte izquierda. Un detalle curioso que Felina nunca había visto en el pulcro mutante, es que mostraba una pequeña barba de unos 4 dias aproximadamente, nada exagerado, pero raro en el, puesto que acostumbraba siempre a ir completamente afeitado. En general, para los años que tenía, se conservaba realmente bien y aparentaba muchisimo menos de su edad real.

Cuando el mutante recuperó el aliento, se incorporó y comenzó a prestar atención a los presentes, posando su mirada en todos y cada uno de los miembros del grupo de "mercenarios". Sorprendido, observó que entre sus filas se encontraba Kula... No hizo ningún gesto en especial cuando la miró, simplemente pasó a otro, pero quizás, el hecho de que ambos estuvieran en una misma sala, no sería demasiado correcto, a el le era indiferente la muchacha, pero temía que el sentimiento no fuera compartido. Cuando llegó a Deadpool, enarcó una ceja y se lo quedó mirando descaradamente. Sin mediar palabra, caminó hacia el mientras rebuscaba en la mochila que llevaba a la espalda. Cuando estuvo a su lado, sacó de la bolsa un pequeño bote de crema hidratante para la cara, un accesorio que Felina le había obligado a llevar con el, alegando un "por si acaso", y dejó el bote delante de Deadpool, soltando un. -Te vendrá bien. Tras esto, se alejó y se quedó apollado en una de las paredes del lugar, encendiendose un cigarro.

-No me gustan las madrigueras, podemos empezar a planear ya algo y salir de aqui? Dijo mientras sus labios emanaban una amplia bocanada de humo gris. Sus ojos se clavaron momentaneamente en Felina, una de esas miradas que la muchacha conocía. Vector hablaba poco y sus miradas lo decían todo, al menos ella ya las conocía. Posteriormente miró a Tifón, esbozando una pequeña sonrisa ante la presencia de su corpulento "amigo" y finalmente sus ojos se fijaron en Rex. -Tienes algo interesante sobre todo aquello que me contaste?. No me digas que he venido aqui para nada. Vector selló sus labios, unicamente abriendolos para fumar. Quería actuar y quería actuar ya, odiaba esperar y si había ido a aquel refugio de mala muerte era por la esperanza de poder comenzar a hacer algo. No quería ser un heroe, no quería cambiar las cosas o salvar al mundo, simplemente no quería aburrirse.
avatar
Delacroix

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 29/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Felina el Mar Sep 27, 2011 1:48 pm



En medio de tantos reclamos, la gata se quedó viendo a Rex y enarcó las cejas hacia Deadpool. Como siempre que se enfadaba, empezó a liberar un ligero sonido similar a un ronroneo, el cual servía para ocultar su molestia notoria en cada uno de sus musculos. Sus cabellos se empezaron a mover con más lentitud y aun así, no dejó de ver a Deadpool, esa masa de carne sin forma la cual le despertaba deseos de destrozar a arañazos. Pero su semblante molesto cambió en seguida y le mostró una sonrisa que dejaba ver sus hermosos dientes perladamente blancos - Al menos yo puedo decir que mi amigo no murió por una acción mia, estimadisimo señor Wilson- venenosa como una serpiente, sonrió de nuevo - ¿Ese es el tono con el que te gusta que te hable? - y le dio la espalda de nuevo, oyendo todo lo que Rex le decía. ¿Como podían ser todos tan idiotas? Tenía a un cretino demente dentro de sus instalaciones, él habia causado todo lo que ellos vivian y Rex se enfadaba con ella. Levantó sus manos a la altura de sus pechos como cubriendose con ellas, riendo aun - Tranquilo, maestro. Lamento si se me hace ilógica la idea de volver 20 años al pasado para evitar que "carnitas" se haga la America. Pero ya que estoy aqui, veamos en qué puedo ayudarte - Si había una realidad era que Felina era una tormenta adentro. Tenía al asesino de Peter respirando su aire, y al asesino de toda la vida conocida tambien. De ser por ella, esa situacion hubiese sido inaceptable.......pero el resto no solo lo aceptaba, sino que parecía no importarle - Le preguntas a la pelirroja equivocada, insisto - refunfuñó cruzandose de brazos. Pero luego de unos momentos pequeñas imagenes llegaron a su cabeza. Ella corriendo para ver a Ciclope por la espalda y escuchando al amor platonico de su juventud, hablando con su esposa Jean Grey- Tengo miedo. Con el profesor secuestrado, Master Mold puede usarlo como un rastreador viviente - dijo ella. A lo que Ciclope contestó - ¿Crees que busquen a los telepatas para eso? Es que no hemos encontrado el cadaver de Emma Frost y, cuando llegaron a la mansión, atacaron directamente al profesor. Los demás murieron.....por protegerlo -

-Salazar ¿Crees que Master Mold sigue usando al profesor como buscador de mutantes? Jean Grey está muerta, yo estuve ahí cuando pasó. Tambien X-23. Pero logramos sacar a Frost de la base. Ella estaba en animación suspendida, al igual que otros mutantes. Cuando vi sus archivos noté que varios rostros de aquellos con quienes experimentaban pertenecían a telepatas: Tribulación, Kanae Godall y, creo que tambien estaba Adam, el discipulo de Jean a quien creiamos muerto ¿Te acuerdas de él, Laura? - apeló a X-23 quien había estado en la misma academia que ella. Por primera vez desde su llegada, Felina perdió esa altaneria venenosa por una verdadera incertidumbre ante lo que había descubierto o creído descubrir. Pero entonces, una presencia se hizo presente sacandola de su ensimismamiento. Sin demostrar muchas emociones, apretó los labios y vio caer en medio del lugar a un hombre cuyo olor era altamente identificable - Les dije que este hueso era duro de roer. Te tardaste - se cruzó de brazos y apoyó su espalda sobre uno de los muros.
avatar
Felina

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 01/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Tifón el Miér Sep 28, 2011 6:04 am

–Entonces si te atraparon...– murmuró mientras escuchaba la historia de Deadpool. Ahora comprendía vestigios de su pasado, como el porque jamás se detuvo la implacable búsqueda contra él, aun cuando hubiesen encontrado al buscado ejecutor del, en aquel entonces, crucial senador. Los planes de ellos nunca fueron encontrar a un culpable, todo fue un chivo expiatorio, una coartada para abarcar un plan mucho más truculento y terrible: el control y gradual reducción mutante en el globo. Si no era Wade, hubiese sido X-23 o incluso él mismo, ellos necesitaban un nombre, un motivo, nada más que eso. Asintió finalmente, levantándose y caminando fuera de aquella vagamente pulcra habitación; no se molestó en levantar el platillo sucio o ordenar en lo más mínimo, típico.

–De hecho, hemos sobrevivido a base de palos y piedras– Respondió irónico a la consulta del demacrado mutante, recorriendo los pasillos sin apuro, conduciéndolo nuevamente hacia la habitación central del lugar. Algo era extraño, muy desagradable. Así lo percibió fracciones de segundo antes que la vibración eléctrica repercutiese con un escalofrío a través de su piel húmeda y la aparición de un desconocido se mostrase de la absoluta nada en medio de ellos. Sus músculos, tensos ante la sorpresa, se distendieron gradualmente, recapacitando la identidad del desconocido. Si, era Vector; imposible no notarlo ante el contacto visual entre él y la desagradable mujerzuela pelirroja. De todas formas, de no serlo, no había dios que lo salvara de aquel grupo. El terror marino no mencionó nada en lo absoluto, continuó su andar, totalmente desnudo y sin inhibiciones a través del lugar. A eso se debía que no hubiese encontrado la proximidad del previamente enmascarado mercenario en el lugar, aparentemente podía recorrer grandes distancias transportándose entre sitios. Su aroma solo emanaba donde él lo hacía.

Tifón se volteó hacia Deadpool y palmeó su hombro, invitándolo a quedarse en el salón principal junto a Rex y Kula. Le señaló abiertamente que iría a buscar las armas que le había solicitado y, con algo de suerte, los materiales que pudiese encontrar para ocultar su decadente humanidad. Asintió a Salazar, sutilmente indicándole que él iría a la parte más posterior de la base, que se mantuviera alerta. Se apartó del grupo y avanzó entre los derruidos túneles hacia otro de los desolados rincones de la cuadrilla mercenaria, donde yacía la, podría llamarse, habitación de X-23. Un lugar que además servía como depósito de cualquier cachivache de utilidad que pudiesen almacenar para uso posterior. Esperó encontrarla ahí tras su furioso escape momentos atrás. –Algún día esos brazos van a dejar de sanar– musitó sin mayor ánimo, buscando entre algunas cajas plásticas de ropa vieja. Se detuvo y le observó de reojo, limpiando sus afilados incisivos con la lengua. Entonces notó un detalle que jamás le había expresado a ella, ni siquiera de manera sarcástica –¿Por qué la mascara? Los tratos no se fijan en el color de los ojos– Dicho aquello, retomó su búsqueda. Quizás encontraría algo para él incluso y podría cubrirse respecto a las inesperadas visitas.
Off. Manipulé un poco a Deadpool para cuadrar el post de Vector con la situación general, debido a que él plantea encontrarlos a todos en la misma habitación. Espero no moleste ésto. La manipulación a X-23 es con autorización de la jugadora.
avatar
Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Deadpool el Miér Sep 28, 2011 11:26 pm

Spoiler:
no me molesta! Wade no va a hacer muchas más acciones más que quedarse ahí de pie viendo al recien llegado
avatar
Deadpool

Mensajes : 298
Fecha de inscripción : 03/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Rex Salazar el Jue Sep 29, 2011 3:25 pm

Ante las palabras de Felina y su pregunta, me quedo un momento pensativo recostándome un poco en la silla y acariciándome el mentón con un dedo. Se me nota el agotamiento en el rostro: la falta de sueño ha provocado que mis ojeras se vuelvan casi permanentes, dos círculos oscuros sombreándome los ojos. Considero la idea. No veo por qué Master Mold habría de renunciar a su mejor modo para encontrar y exterminar mutantes. Es su mejor carta para ganar esta guerra, cualquier mutante que vague por ahí sin protección atraerá fácilmente a un enjambre de Centinelas, y todo debido a la máquina de Xavier... y al propio Profesor X, aunque no sea de forma voluntaria.

- Lo más seguro es que siga haciéndolo. Utilizando a Xavier, puede cubrir todo el mundo con un campo de detección y localizar fácilmente los focos de resistencia mutante... a menos que estén bien protegidos. Sinceramente, si estuviese en su lugar, yo haría lo mismo -comento, con un tono impersonal, justo en el momento en el que aparece Vector en escena. Por supuesto, no me sorprende: todos los sistemas de la base están interconectados, y cuando estoy sentado en mi silla, yo me convierto en el refugio: las cámaras son mis ojos, los micrófonos mis oídos y los detectores especiales instalados por toda la red de túneles y en el exterior se convierten en mi sexto sentido. Mientras hablo con Felina, lo detecto, pero no soy yo de chafar "sorpresas". Cuando aparece en el interior del refugio, sencillamente esbozo una ligera sonrisa y comento-. Nueve minutos, treinta y siete segundos y cincuenta y dos centésimas tarde. Si llegas a tardar un poco más, ya te habría dado por muerto. Lo que hay de nuevo, pregúntaselo a tu chica, paso de repetir la misma explicación dos veces -afirmo, riendo de forma socarrona. A continuación, mi rostro adopta una expresión seria, señal de que ya he trazado un plan para los días venideros. Utilizando mi sincronización con los sistemas del refugio, hago sonar a través de los altavoces mis palabras-. 23, Tifón, Deadpool, os quiero aquí en un minuto. Me gustaría descansar un par de días pero... no hay tiempo que perder.

Lamentablemente, las recientes pasadas de los Centinelas por los territorios alrededor del refugio me hacía pensar que nuestro "hogar" había dejado de ser completamente seguro. Master Mold sabe que estamos aquí, no sabe dónde exactamente, pero acabará encontrándonos si seguimos más tiempo utilizando esta base. Una ligera sonrisa nostálgica pasa por mis labios: ha llegado la hora de utilizar mi viejo refugio, el que utilizaba cuando era "Generador", en aquellos tiempos de revolucionario de mis 21 años recién cumplidos. Por supuesto, la palabra "viejo" no significa "desactualizado": allí había dejado unos cuantos droides, creación mía, conectados a mi propia mente mediante un microchip que emitía ondas de una longitud indetectable... salvo para mis propios sistemas. Me había encargado de que aquellos pequeñines instalasen en el viejo refugio todos los implementos del nuevo. Y lo mejor de todo es que, si mis datos eran correctos, aquel refugio estaba relativamente cerca de la Base de la "Alianza de Mutantes Idiotas que Siguen al Imbécil de Magneto", AMISIM para los amigos. En fin, de vuelta al trabajo...
avatar
Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 27
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Kula Diamond el Sáb Oct 01, 2011 11:19 am

Me acerco a un lado de Rex e introduzco los datos en el ordenador, instantáneamente una base de datos quizá mejor que la tenía en mi poder se abre en la pantalla próxima a mí, haciéndome esforzar un poco la memoria al encontrarme con el nombrado "Archivo 'El Despertar", aunque una risa sarcástica brota de dentro de mi sin llegar a exteriorizarse. Rex había robado los archivos de SHIELD...no es algo que me sorprenda a estas alturas tan solo llega a significarme el hecho de que durante ese tiempo yo estaba tras su pista y había conseguido escapárseme...Ahora entiendo que resultaba inútil, con tanto aparatejo, que se me asignara su vigilancia, aunque se vio rápidamente truncada gracias al asesinato de Kelly, cuando se me asigno a un nuevo escuadrón de ataque.

En fin, el caso era que ambos, el asesinato y lo sucedido en NY fueron hechos que marcaron lo que sería el camino hacia la destrucción tanto mutante como humana. Quizá Deadpool estaba en lo cierto...Quizá el hecho de cambiar lo sucedido en aquel asesinato no sería suficiente...Quizá...

Suspire quedadamente. No, no era momento de eso. Volví así la vista a la pantalla y continué la lectura...
"Alianza mutante...Alianza..."
Las palabras resonaron en mi mente e inconscientemente elevé la mirada al techo, en la nada misma...Con un sentimiento que me resultaba extraño...bastante extraño.
Observo a Rex de reojo, hablando aun con Felina, y vuelvo rápidamente la vista al monitor.
¿Seria quizá la alianza el lugar que buscaba?... ¿El lugar al que realmente pertenecía?...

"No, no, no, con un demonio...¿Lugar al que pertenecer? ¿Cuando ya no queda nada?¿ Cuando ya no queda futuro?¡¿ De qué sirve un lugar como ese a ahora?!" Me recrimine mientras mordía mi labio por dentro. Sea como fuere, lo único a considerar de mis pensamientos resultaba ser lo referente al desastre de New York...

Giré un poco el cuerpo dispuesta a hablarlo en ese instante, no obstante, la aparición repentina de nuestro invitado interrumpe toda acción. No me sobresalto, mi entrenamiento me impedía demostrar signos o desconcierto ante las sorpresas, todo debía de ser fríamente calculado. Sin embargo no pude evitar enarcar una ceja al verle dejar un...¿pote de crema?...junto a Deadpool. ¿Quien en su sano juicio se preocuparía por...cremas?
Suspiré y negué cerrando los ojos, aun sin decir palabra. La situación resultaba irónica en ciertos aspectos, pero no divagaría en ellos ahora, suficiente con ver a La Gata regodearse de su llegada y el huracán de pensamientos en mí.

Las piezas comenzaban a disponerse sobre el tablero, casi todas estaban en su lugar, enviar ese mensaje no resultaba imposible, si trabajoso, pero no imposible...y dependía de todos allí.
Di una mirada rápida a mi alrededor hasta acabar en Rex...¿Cuál sería mi misión en esta, tal vez ultima, escaramuza?...Posiblemente el de asegurar su seguridad en el campo hasta llegado el momento.
Tifon y X-23 siempre se habían encargado del trabajo en primera línea de ataque, mientras Rex y yo, teniendo poderes de mayor alcance, nos encontrábamos detrás...¿Que sucedería de ahora en adelante?...Lo más probable era que muriera...y quizá todos allí...pero...Rex debía mantenerse en pie junto a la telepata, de ellos dependería todo y nosotros...nosotros solo garantizaríamos su seguridad mientras todo se llevaba a cabo...

"Morir"

¿Que significaba eso verdaderamente?

Durante mi estadía en SHIELD estaba consciente de que podría asesinarme en cualquier momento, y no era algo que realmente me importara, después de todo fui vendida a allí, tenía un contrato, una misión, y el prestigio de mi "madre" como científica sobre mis hombros pero ahora...realmente nada me quedaba de ello...Estaba aquí, con los mercenarios, porque quería estarlo, porque sentía que podía ser útil pero...¿Por qué ahora no podía sentir aquel desapego por mi vida?...¿Porque sentía que debía de haber algo más que hacer antes de caer?...

Contuve la necesidad de golpearme a mi misma en la frente, o despeinarme en aquella manía mía cuando enfrentaba algún momento de exasperación.
Era...no. Soy una persona, y todos tenemos motivos...¿O no?


Sin darme cuenta había mantenido la mirada en Rex, quien regresaba su seriedad habitual, algo que me daba a entender que ya tenía un plan de acción.
Le dejo pronunciar sus palabras hacia el general de los "habitantes" y poso mi mano en su hombro, ésta correctamente cubierta por un guante con el fin de evitar el contacto de mi piel, le sonrío amablemente, en un gesto bastante extraño en mi a decir verdad, quizá era uno de esos extraños gestos de despedida que tenían las personas que sienten inconscientemente la proximidad de su muerte. O podría ser simplemente que el verle tan agotado y aun tener que lidiar con la amenaza centinela hacia mella en mi pequeño y congelado corazón. O tal vez era mi forma de decirle "Tenemos que hablar de algo", pues el tema de Deadpool tampoco dejaba de rondar mi cabeza, y entre tanto escéptico no me parecía conveniente hablarlo abiertamente...O simplemente ese gesto tan inusual englobaba los puntos ya mencionados.

En todo caso el contacto no duraría mas de lo debido, para luego apartarme hacia una de las paredes...asientos ya comunes para todos los presentes ante la escases de sillas...o eso supongo.
avatar
Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por X-23 el Lun Oct 03, 2011 1:23 am

La sangre bajaba mesclada con el agua que con finos caminos caía por los destruidos brazos de la joven mutante, destruida marioneta, y formaban una posa de aguas turbias a sus pies, y es que lo primero que hizo al llegar a aquellos metros cuadrados que poseía a los cuales hacían llamar una “habitación”, fue tomar la cubeta de agua que le correspondía para su aseo y volcar está por sobre su cabeza. Se sentía sucia después de haber cargado al cuerpo masacrado de quien irónicamente llevaba el mismo nombre, Deadpool {Masacre}, más no era el hecho de haber cargado su cuerpo a carne viva lo que le hacía sentir sucia.

Era el haber llevado al verdugo de las personas que le habían amado en sus hombros lo que la hacía sentir sucia.

Se abrazó a si misma mientras dejaba que el agua resbalara por sobre su ropa, delineando su cuerpo de eternas curvas, un cuerpo atrapado en el tiempo, que no conocería el deterioro que cualquier otra mujer sufriría. Para algunos un milagro, para ella una maldición, puesto que el que el tiempo del paso no fuera una amenaza para ella, la dejaba con una forma menos de librarse de su vida. Las garras sin retraer formaban cortes en ángulos disparejos mientras ella permanecía ahí, de pie, abrazada y mirándose, viendo su reflejo en el charco que se había formado a sus pies, mirando sin verse a sí misma, sin encontrarse… y es que se había perdido a si misma muchos años atrás.

La entrada de Tifón no la sorprendió, mucho menos le altero, por lo que se mantuvo en su posición, respondiendo así a sus palabras. – Aun espero que ese día llegue.- Y es que cuando aquello sucediera, los cortes serían mucho más profundos, pero sabía que, para su desgracia, dicho día nunca llegaría. La siguiente pregunta del mutante marino seria la que le tomara por sorpresa, llevándola a moverse de su posición, llevándola a dirigirse hacia un trozo de espejo roto que se encontraba pegado contra la pared para verse, llevando inconscientemente la punta de los dedos hacia su máscara. – Los humanos dicen… que los ojos son el reflejo del alma.- Musitó mientras se quitaba la máscara para así descubrir las profundas orbes verdes que eran tan suyas y tan ajenas a la vez, totalmente vacías, inexpresivas. – No veo la necesidad de que vean en ellos si no encontraran nada.- Seria su respuesta antes de volver a cubrir sus ojos con la máscara negra que los cubría con un tono rojizo, el mismo color que cubría su historia. Y es que ella no era más que una versión triste de aquel cuento, el único que formo parte de su corta y destruida infancia: Pinocho. Ella era la marioneta que no había logrado convertirse en una niña de verdad, ella no había logrado volverse real.

Y de hecho, no paso mucho tiempo para que aquel que manejaba sus hilos ahora hiciera un nuevo llamado. Nuevamente llegaba la hora de seguir órdenes. Giró sobre sus talones y se dirigió hacia la salida, caminando a paso lento para así esperar a quien todavía registraba el cuarto es búsqueda de algo que desconocía, pero que esperaba que fuera algo para cubrirse, después de todos, eran quienes se habían mantenido ocultos ahí todo ese tiempo los que estaban acostumbrados su desnudez, mas no los visitantes.
avatar
X-23

Mensajes : 144
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Rex Salazar el Mar Oct 11, 2011 7:44 am

Me sorprende el gesto de apoyo que Kula me brinda. Sé que no es por completo la soldado fría, inexpresiva y despiadada que aparenta ser, pero esa clase de gestos de afecto están muy lejos de su talante habitual. Coloco mi mano sobre la suya y la aprieto un poco, sin el más mínimo miedo del posible contacto con su piel. Respondo a su sonrisa con un travieso guiño, recordando por un momento nuestro pasado. A pesar de todo, aún es posible adivinar en nosotros a la inocente niña soldado y al rebelde activista científico de nuestra juventud, enterrados profundamente bajo 20 años de luchas, muertes y sufrimiento. Capto también lo que quiere decir la expresión de mi compañera. "Tenemos que hablar". Sin duda, hay cosas que debo explicarle y aclarar con ella. Sobre todo esa suposición que desde hace unos días me ronda la cabeza... pero no, Rex, ahora no es momento de pensar en eso.

En el momento en que Kula se aleja hacia uno de los asientos de la sala, decido no seguir esperando. Es cierto que prefiero hablar las cosas cara a cara, pero hay momentos en que basta con un buen sistema de megafonía. Coloco mi mano sobre la consola de mandos del ordenador central y me sincronizo de nuevo con los sistemas de comunicación de la base. Exhalo un suspiro de cansancio y hago resonar mi voz en la zona en la que están 23 y Deepthorn, así como en la propia sala en la que estoy.

- Bueno, me habría gustado esperar a que llegaseis aquí, pero en fin, no hay tiempo que perder. La situación es esta: las patrullas de Centinelas son cada vez más frecuentes en esta zona. Master Mold sabe que estamos aquí, que nos descubra es cuestión de tiempo. No podemos seguir utilizando esta base, así que nos trasladaremos a otro refugio. Saldremos mañana, dos horas antes de que amanezca. Dado que llamaríamos demasiado la atención de ir solos, nos dividiremos. Los grupos serán: por un lado, Vector y Felina. Por otro, X-23, Tifón y Deadpool. A propósito, Wade, tienes permiso para coger todo el armamento que necesites de los depósitos de armas de la base. Por último, Kula y yo iremos juntos. Cada uno de nosotros llevará un inhibidor de señal X que os entregaré antes de que salgamos de aquí. Los inhibidores funcionan en todo momento en que no estéis usando de forma activa vuestros poderes, así que quiero un viaje limpio y sigiloso: no luchéis a no ser que sea absolutamente imprescindible. Tú, Vector, ve a pie, nada de teletransportes. Aparte de los inhibidores, cada equipo llevará un dispositivo de posicionamiento global con las coordenadas del nuevo refugio. Además, ese dispositivo es vuestra llave para entrar en la base: si lo perdéis o lo rompéis, lo siento por vosotros, pero no podréis entrar y tendréis que buscaros la vida por vuestra cuenta. Por último, desde el momento en que yo salga de la base, tendréis tres horas, treinta y cuatro minutos y dieciséis segundos para poner una distancia de al menos treinta kilómetros entre este lugar y vosotros. Transcurrido ese tiempo, los fuegos artificiales serán preciosos. Una vez en la nueva base, concretaremos la siguiente parte del plan. Espero que lo hayáis entendido a la primera -añado para los recién llegados Felina, Vector y Deadpool-, porque no pienso repetirlo. Aprovechad el poco tiempo que queda antes de salir para prepararos y coger lo que necesitéis de los depósitos -concluyo, mientras me levanto de la silla y comienzo a caminar hacia la salida. Antes de abandonar completamente la sala, me giro hacia mi compañera de pelo azul-. Kula, tú ven conmigo. Tenemos que concretar algunos detalles.

Sin ni siquiera mirar si ella hace caso a mi petición, me giro de nuevo y salgo de la sala, en dirección a aquella celda/almacén/laboratorio que a mí me gustaba llamar "habitación". Por el camino, he de apoyarme alguna que otra vez en las paredes, las fuerzas empiezan a fallarme y respiro con dificultad. ¿Cuánto hace que no duermo una sola noche a pierna suelta? El sueño es un lujo que a día de hoy no me puedo permitir.
avatar
Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 27
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Kula Diamond el Miér Oct 12, 2011 2:39 am

Observo mi mano, abriéndola y cerrándola, como no creyendo lo que Rex hizo. No solo me toco sin miedo alguno, sino que incluso dirigio un guiño hacia mí. Frunzo el ceño y despejo cualquier idea extraña de mi mente mientras fricciono las palmas contra mi rostro, como queriendo recuperar el aire entre tanto él continuaba lanzando ordenes. Un líder nato. No mentiré, muchas veces envidiaba esa soltura que tenia para tomar decisiones pues por muchos años mi vida resultó en lo completamente opuesto. Órdenes eran ordenes. Un simple peón en un juego mayor, un juego corrupto en el que yo creí ciegamente, eso es todo lo que fui en aquellos momentos.

Por mi gesto meditabundo y mirada perdida se podría asumir que no escuchaba palabra alguna, no obstante, mi entrenamiento me permitía retener grandes cantidades de información con el mínimo uso de concentración. ¿Qué clase de soldado seria si olvidara mis órdenes? Aunque no pude evitar girarme hacia Rex y parpadear un tanto sorprendida cuando escuche la designación de grupos, para posteriormente verle salir solicitando mi presencia por unos presuntos "Detalles por concretar". Si, era cierto, yo había “pedido” hablar con él, pero no dejaba de sospechar que algo se traía entre manos.
Se perdió en el pasillo, me incorporé de forma tranquila y le seguí. La luz era escasa por allí, se debía ahorrar la mayor cantidad de recursos disponibles, sin embargo, el sonido irregular de sus pasos y aquella jadeante respiración me alertó de que algo no andaba bien.
Acelero el paso hasta encontrar su convaleciente figura apoyada contra la pared en busquedad de estabilidad.
Niego con el cuello, exhalando sonoramente al verle continuar camino. Llego hasta un lado de él y sin mediar palabra paso su brazo derecho por sobre mi hombro y mi izquierda por su espalda con el fin de que se recargase en mi.- Mierda Rex. Te dije que debías descansar.- Hablo con un tono grave y acusador en mis palabras aunque sin dirigirle la mirada, guiándolo hasta lo que se podría llamar; habitación. Ocultando tras eso mi preocupación.- De nada nos sirve un científico al que se le fundan las neuronas.- Jalo un poco del brazo que pasa por mis hombros simulando que quiero darle mayor firmeza, a sabiendas de que podía hacerle daño. Deseaba que eso fuera, al menos, una pequeña reprimenda por su cabezonería pues la realidad es que en cuestiones de fuerza física, sin él utilizar sus aparatejos, yo le supero en unas 3 o 4 veces.

No me gusta verlo en aquel estado. Ante mi, él siempre había mantenido una imagen airosa, intachable, y esto...Esto me generaba una molestia en la garganta que se podría denominar como impotencia...Impotencia al no ser capaz de hacer algo por la persona que nos mantenía seguros. Aunque otra parte de mi me recriminaba estar volviéndome una persona blanda. Bien, supongo que el hecho de sentir la proximidad de tu muerte te hace cambiar ciertas perspectivas sobre tu vida y la de los que te rodean...¿O no?

El resto del camino a su habitación procuro no hablar más de lo debido, no hasta que llegamos y lo suelto, dejando que se desplomase en el catre. Me siento en la orilla. Sin hacerme esperar otro segundo le envío una de mis mas fulminantes miradas.
-Explícame porque me pusiste contigo en el equipo.- Digo severa una vez mas. Está consciente de que prefiero los enfoques directos.- Ambos sabemos que la mejor disposición de equipos resulta de un mutante que ataque cuerpo a cuerpo y de uno que pueda hacerlo desde cierta distancia, por lo que la mejor opción para ti seria X-23 mientras Tifón y yo manteníamos bajo vigilancia al tal Deadpool.- Exhalo, regreso la mirada hacia un cumulo de cosas que Rex tenía por allí, solo para tratar de despejarme mientras me frotaba el rostro. Aun sentada en la orilla de la "cama", apoyo los codos sobre mis rodillas y me sujeto la frente con las palmas, mirando esta vez hacia el suelo. Primero las miradas, luego los guiños, y ahora esto…Todo me estaba exasperando mucho, demasiado para mi gusto.- ¿Que está pasando Rex?.- Pregunto quedadamente, sin verle siquiera. Mi mente no puede, ni le permito, centrarse en nada, solo esta allí, en blanco, esperando que él la sacara de su estupor.
avatar
Kula Diamond

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Rex Salazar el Miér Oct 12, 2011 5:31 pm

En el momento en que más me fallan las fuerzas, siento un brazo rodearme la espalda, y sonrío, mientras Kula pasa mi propio brazo sobre sus hombros. Sus palabras me hacen reírme ligeramente, aunque mi voz suena algo ronca y cansada. Tiene razón, para qué negarlo. La falta de sueño y de descanso me está afectando más de lo normal, mis fuerzas están al límite. No pronuncio ni siquiera una sola palabra hasta que llegamos a mi "cuarto" y me dejo caer en el catre, exhausto. Escucho sus palabras sin decir nada. Su franqueza y su forma de hablar, siempre tan directa, consigue arrancarme una cansada sonrisa. Eso no ha cambiado en todos estos años. Cuando termina de hablar, suspiro y me incorporo en el catre, quedando sentado a su lado.

- En primer lugar, desde el punto de vista estratégico. Yo no podré recuperar todas mis fuerzas antes de mañana, así que necesito a alguien que me cubra tanto en el cuerpo a cuerpo como a distancia. Además, con las armas adecuadas, Deadpool puede dar la potencia de fuego justa al equipo de 23 y Deepthorn. En segundo lugar... no quiero ser cruel, pero a partir de ahora no me puedo permitir escrúpulos, Kula. A partir de ahora, mi prioridad será conservar la mayor fuerza posible para el equipo. Potencialmente, tu fuerza es tremenda, superior prácticamente a la de cualquiera del grupo. Además, sabes perfectamente que eres la persona del equipo en quien más confío. No puedo permitirme perderte... -una sonrisa cruza mis labios cuando la miro a los ojos mientras digo estas palabras-. Y en último lugar... intenta no golpearme después de esto.

Al acabar de hablar, en un gesto rápido acaricio con la palma de la mano desnuda la piel de su mejilla y su cuello, sin sentir que su don me afecte en lo más mínimo. Parece que mi suposición es correcta: el don de Kula afecta a las proteínas del cuerpo humano, absorbiéndolas, pero al estar mi cuerpo compuesto de una base metálica, no tengo proteínas que ella pueda absorber. Posiblemente soy la primera persona que ha tenido contacto con su piel sin sufrir daños... al menos desde que se sometió a ese experimento.
avatar
Rex Salazar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 10/07/2011
Edad : 27
Localización : En los abismos más profundos de la ciencia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Refugio de los Mercenarios.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.