Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Jean Grey el Dom Mayo 01, 2011 3:54 am

Hay momentos en la vida en los cuales una sola decisión de una sola persona puede cambiar la vida de muchos otros. Si uno lo piensa, es hasta injusto que haya tal posibilidad, ilógico en cada uno de los aspectos reconocibles por la mente humana. Pero aun así, eso continua sucediendo. En los medios se habia vuelto un tema repetitivo la sanción de una ley en la que se permita a los mutantes gozar de los mismos derechos que los humanos; derechos que por capricho de una generación decidieron quitarles o mejor dicho, nunca otorgarles. La ciencia hablaba de un solo gen, un unico gen que brindaba a estos humanos capacidades suprahumanas pero, tecnicamente, ellos tambien eran personas. Eran iguales en todos los demás aspectos a los humanos ¿ Por qué esa diferencia? ¿Por qué ese odio?

En los jardines de la mansión X tales temas estaban ausentes. Los estudiantes no prestaban atención a las noticias, al menos, no los menores que se preocupaban por otro tipo de cosas. Gracias a la contencion de los tutores y del mismo profesor, ellos ignoraban el odio que les esperaba fuera de aquellos terrenos. No tenian idea que un mutante era repudiado por su sola condición y no por sus acciónes y mientras no tuviesen edad para entender esas cosas, a veces era preferible no comunicarles eso. Pero otros tuvieron experiencias tan traumaticas que el solo recuerdo de su cruce con la civilización humana les despertaba graves crisis. Muchas veces se habia visto al profesor Xavier pasar largas horas con ellos, tratando de quitar esos terribles recuerdos de sus memorias, tratando de instaurar en ellos la compasión, el amor que no recibieron en el mundo. Pero siempre existía la posibilidad de que el odio consuma esos cuerpos, de la misma forma que lo habia hecho con muchos otros mutantes que, buscando acallar su dolor se dedicaron a devolver con daño lo que la vida les habia hecho.

En los jardines de la mansión un estudiante se encontraba solo, sentado con los auriculares en sus oidos. Tenía en sus manos un libro que no leía pero sus ojos parecían estancados en un punto fijo de la mansión. Como si respondiese a un movimiento invisible, las paginas del libro comenzaron a moverse rapidamente, una por una como si una brisa soplase sobre ellas. Con cada pagina el movimiento se volvía más brusco hasta que finalmente termino arrancando las paginas de manera brusca, rompiendolas en el aire como si se tratasen de dedos invisibles que apretaban el papel con furia. El muchacho mantenia la mirada fija, como si ignorase lo que sucedia en sus manos. Pero hubo alguien que no ignoraba eso. Alguien que lo estaba observando desde que se sentó ahi, completamente abstraido en aquello que escuchaba. Cuando las hojas fueron reducidas a la nada misma, el muchacho pestañeó. Jean aprovechó aquello para dar un paso al frente y acercarse, sentandose así a su lado - ¿Estas bien, Adam? - preguntó, colocando su mano sobre el hombro del joven. El chico le mira y se quita los auriculares, como si despertase de un letargo mental -¿Eh? Oh, Jean. Si, lo estoy. Yo...Oh lo dice por ...- comienza a decir y levanta el libro, del cual solo quedan las tapas duras de carton - Eh, bueno, es que. Estaba pensando en otra cosa y... no me di cuenta - El adolescente bajó la mirada y observó lo que quedaba del libro de Hamlet, la obra que le habian pedido leer para la proxima semana.

La pelirroja de ojos verdes observó su semblante entristecido, pero a la vez tan rudo como el de un adolescente rebelde que se niega a mostrar su verdadera cara a los demás. Con un movimiento de su mano, los auriculares del joven comienzan a moverse hasta ser depositados en la palma de Jean y, ante la mirada del joven, ella escucha aquello que habia despertado la furia de Adam: "¿Y cree que sea posible sancionar esa ley? Realmente quienes piensan que una persona capaz de hacer explotar una casa con un desplante de enojo o traspasar paredes a su antojo, pensaría que no. ¿Y nuestra intimidad? ¿Y nuestra seguridad? ¿Quien nos la garantiza? El estado debe proporcionarnos...-" Jean no sigue escuchando. Apreta el aparato y apaga así la transmisión radial. Adam continua con la mirada fija en un punto vacio - ¿Por qué nos odian tanto, Jean? ¿qué les hemos hecho? - pregunta con una voz carente de emociones, pero en la cual se puede sentir la furia contenida de un joven que fue echado de su casa cuando sus padres descubrieron lo que era capaz de hacer. La pelirroja lleva su mano hasta el rostro y mueve hacia atras los cabellos que caen como cascada sobre sus hombros - Ellos temen aquello que no entienden... - comenzó a decir pero, el joven le interrumpio - ¿Por qué debemos tolerar esto? ¡Podemos estirparlos de la tierra !- apreta el puño y golpea la silla en la cual está sentado. Jean posa su mano sobre el hombro de él y entonces, con la otra, le entrega el aparato en el cual estaba escuchando la noticia - No lo pienses siquiera, Adam. Ellos no tienen derecho a hacer lo que hacen pero nosotros no tenemos derecho a herirlos tampoco. Sabes lo que el profesor nos enseña ¿Lo entiendes verdad? - dijo, levantando su mano y posandola sobre el rostro del adolescente, casi como haciendo que le mirase a los ojos. Hubo un corto silencio en el cual solo se escuchaba el sonido del viento. Entonces él sonrio y asintió con la cabeza, poniendose seguidamente de pie - Si, Jean...claro que lo entiendo... Eh...bueno, debo buscar otro libro. Nos vemos despues- dijo sin dar oportunidad de que ella le detuviese, empezando a caminar velozmente hacia la mansión. La pelirroja negó con la cabeza, una vez que estuvo sola y, viendo como la figura del joven se achicaba a lo lejos, dejó escapar un suspiro, reconociendo en los ojos profundos del muchacho un temible deseo de venganza - Ellos temen lo que no entienden...y tu tambien, Adam -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Día de sol.

Mensaje por Cíclope el Dom Mayo 01, 2011 5:19 am

Fuego y cenizas, nada más podría augurarse para el futuro de la tierra. La humanidad lentamente comenzaba a internarse en las entrañas del periodo más crítico que jamás haya vivido en toda su historia. Los precedentes de una guerra tan sangrienta y brutal que arrasaría con todo sobre la extensión de la creación misma estaban desarrollándose minuto a minuto, con ambos bandos extremistas comenzando a abanderarse, humanos y mutantes envolviéndose en una lucha por la supervivencia y superioridad. Al menos, así es como lo sentían casi todos los involucrados en aquel conflicto.

-¡Pase largo!- Exclamó Summers con potencia, arrojando con fuerza un balón de rugby a la distancia, el cual fue interceptado con increíble agilidad por un muchacho no mayor a trece años, del cual resaltaban dos piernas más similares a las de un marsupial que a un humano -¡Excelente atrapada, Tomy!- Sonrió en respuesta a la jugada realizada, despidiéndose posteriormente con un gesto de su diestra del resto del equipo y los estudiantes con los que compartió un corto pero valioso momento. Nunca se daba esos espacios para interactuar tranquilamente con los jóvenes que asistían al instituto, es más, rara vez se daba espacios para él mismo, pero las pocas veces que lo hacia, que salia de su constante rutina y deberes para pasar momentos como aquellos, realmente le sentaban bien. Muchos de aquellos muchachos eran huérfanos, abandonados, rechazados por sus propias familias... Él sabía como se sentía esa soledad, aquella que acallaba y dejaba para sus más profundos recuerdos, la sensación de ahogo que sepultaba bajo su trabajo y interminable misión, es por eso que sentía especial empatía por ellos.

Esas son las otras clases de personas, diferentes a las que buscan un futuro de muerte y supremacía, aquellos que abogan por la causa de la igualdad y derechos que merecían de manera innata, sin desmerecer al otro. Todos los jóvenes que corrían, leían o que simplemente disfrutaban de estar en compañía de otros como ellos, libres de discriminación, en aquellos extensos terrenos verdes, esos eran las voces de libertad del mañana, al menos así es como buscaba fomentárseles a entender, pues nunca hubiesen sido obligados a pensar de tal manera. Solo era una opción, justo como la infinidad de otras que podrían obtener de su conocimiento del resto del mundo y, aun así, siempre parecían adherirse a aquel pensamiento que, por razones superiores a la avaricia y temor social que se daba fuera de esos muros, eran entendidos bajo una visión altruista, donde ellos eran la semilla del cambio. Pero no todo siempre puede ser así, incluso en los grupos más formidables existen casos que son más difíciles de entender que otros.

-Todos tememos lo que no entendemos- Mencionó a espaldas de la pelirroja telépata, irrumpiendo su soledad y continuando su frase. Le entrego una sonrisa autentica, aunque con un dejo de preocupación, no había observado en la totalidad la escena que se había dado, pero los papeles destrozados que el viento recogía, así como la misma experiencia de ver decenas de casos similares con anterioridad, le permitían inferir con facilidad la situación. -¿Día difícil, roja?- Se sentó a un lado de Jean, viendo a la distancia como el inexperenciado y ofuscado Adam volvía al interior de la mansión.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Jean Grey el Dom Mayo 01, 2011 9:43 pm

-Todos tememos lo que no entendemos-dijo una voz a sus espaldas. Jean se encontraba tan absorta en sus pensamientos que no habia sentido la presencia de Scott cerca. Siquiera habia notado que alguien podía llegar a escucharle hablar sola. Sonrió ante la visión del caballero de cabellos castaños y lentes carmesies, a quien creía ocupado en esos momentos con su coche deportivo, tan rojo como el cristal de sus lentes. Soltó un suspiro ante sus palabras y levantó la mirada al cielo, dejando caer su larga cabellera escarlata hasta la mitad de su espalda - No se si dificil, más si complicado - responde, viendo hacia lo alto, mientras una ligera brisa mueve las hojas de los arboles y algunos de sus cabellos. Jean vuelve a mirar a su compañero, quien habia tomado asiento a su lado y, quien sin decir nada, observa al joven mutante, Adam, perderse en las lejanias. No es necesario que él manifieste lo que piensa para que ella supiese sus sospechas referentes al estudiante, y ni siquiera hacía falta que ella leyese su mente. Habia algo en Scott que era infinitamente más facil de leer y eran sus facciones.

Antes que él preguntase, Jean comenzó a hablar - Cada día me preocupa mas. No veo que este convencido de lo que le enseñamos y, cuando estoy con él...- comienzó a decir mientras sus ojos verdes cual esmeraldas bajaban al suelo, donde los trozos de papel roto se volaban uno a uno para perderse en el patio - ...Cuando estoy con él, cuando le miro a los ojos...Yo no sé que decirle. Es como si sintiese vergüenza de decirle que debe perdonar a quienes le lastimaron -sus manos se entrelazan, jugando con sus propios dedos. Entonces levanta las piernas y abraza las mismas con sus brazos, cosa que siempre hacia cuando se sentaba sola en el patio y se ponía a ver los arboles y el cielo. Jean no conocía el desprecio de una familia, por el contrario. Sus padres le amaron más allá de saber lo que ella era; el profesor le amaba como si se tratase de una hija y, más allá de ver de lo que era capaz la humanidad con los mutantes, nunca sintió odio hacia ellos puesto que nunca sintió que ellos le odiaran. Pero Adam era diferente...Era como una bestia enjaulada a quien habian destrozado desde niño. Él habia visto lo peor de los humanos y ese odio, ese dolor cada vez se apoderaba más de su mente - La verdad me sorprende que no me regañe diciendo que no sé de lo que hablo. El dolor que él siente es algo que yo solo puedo imaginar... -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Soleado.

Mensaje por Cíclope el Lun Mayo 02, 2011 1:12 am

Scott escuchaba atentamente el sentir de la acongojada telépata, mientras una suave brisa comenzó a soplar por el complejo, meciendo las cabelleras de ambos y dando un breve momento de armonía a los ajetreados tiempos que estaban viviendo últimamente. El mutante guardo silencio, viéndole de reojo un momento, para luego dirigir su vista hacia el el cielo, perdiéndose en este, tal como lo hacia ella. Siempre que estaban juntos y se detenían a tomar un momento de paz, solía pensar como sería ser telépata, si ella realmente evitaba constantemente leer la mente de los demás o si incluso lo hacía con él en ese momento o el mismo Adam instantes atrás.

Aun recordaba cuando la conoció, hacia ya tantos años atrás, cuando ambos eran un par de muchachos. Saber de su don telepático fue un inmenso inconveniente para él, casi como una exagerada experiencia traumática, constantemente trataba de anular sus pensamientos o dejar su mente en blanco, en un burdo intento de "no pensar", intimidado y perpetuamente perseguido por el nivel de violación que esto generaba en su privacidad, avergonzándose. Y es que un muchacho como él, el de aquel entonces, pertenecía más a la categoría de los introvertidos, recelosos de compartir su interioridad con los otros. Solo el profesor sabía lo que rondaba dentro de su mente, y no por su don telepático, sino por que él había confiado en revelárselo; ella era completamente distinta. Tuvo que pasar mucho tiempo para que finalmente se atreviera a proyectar libremente su propia intención mental cuando ella estaba presente en algún lugar, a medida que paulatinamente ésta ganaba su confianza, hasta romper toda barrera de incomodidad entre ambos. Incluso cuando con el tiempo descubrió que ella no leía mentes sin previa autorización, esto no le hubiese incomodado del todo, dado que terminó accediendo a aquella condición; después de todo, no tenia ya nada más que ocultarle. Desde aquel entonces siempre fueron inmensamente cercanos entre ambos, en una relación que fue desarrollándose a medida que el tiempo los hizo crecer en conjunto, fortaleciendo su vínculo hasta el lazo que compartían en la actualidad.

-Si, también suelo pensar eso de vez en cuando... aun cuando trato de no hacerlo- rompió finalmente el silencio con aquellas palabras, inhalando profundamente y apoyando sus manos a los costados de la banca -El cielo... es tan azul y amplio, ¿no? Aun cuando acá estemos tan lejos de otras partes, allá lo ven igual que nosotros, todos compartiendo el mismo cielo como iguales. Aun así, existen aquellos que se alegran más cuando el día está despejado y otros que lo hacen menos, lo prefieren nublado, y aun con estás diferencias irreconciliables, pueden seguir coexistiendo bajo ese cielo- Una vaga sonrisa se formo en su faz, el viento pareció resoplar con un poco más de intensidad -Si no somos nosotros mismos los que creemos en esto, ¿como podemos esperar eso en los demás? No debemos enseñarles a no odiar o no despreciar, simplemente no podemos hacer tales cosas, esa es una elección de ellos, del mismo modo como a nosotros se nos dio a elegir en nuestro momento- Ladeo levemente su mirada y sonrió a Jean, entregándole una sincera expresión gentil -Solo podemos señalarles el camino, una alternativa más entre todas las otras que encontraran en su vida. Así, tal como lo es el cielo... al menos yo, espero que puedan comprender que no es acerca de si eres mutante o humano, sino que entiendan que es la naturaleza de cada uno ser como es y, por esto, se acepten a sí mismos y a los demás. Del mismo modo que uno acepta, a gusto o disgusto, si el día está nublado o soleado... y seguirá viviendo bajo este, sin odio o desprecio- Concluyo volviendo a dirigir su vista al cielo, haciendo que los rayos del astro rey se reflejaran con matices rojizos sobre sus características gafas -Parece que hoy tenemos sol-.

"Y parece que alguien prefiere los días nublados..." Pensó.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Jean Grey el Vie Mayo 06, 2011 11:40 pm

Jean levantó ambas piernas abrazándose a ellas, como era su costumbre desde niña cuando se sentía acongojada. Sus largos cabellos caían sobre sus hombros y espalda moviéndose ligeramente a la par del viento y las hojas de los arboles. La pelirroja dejó escapar un suspiro silencioso, encogiéndose de hombros y arrugando ligeramente sus cejas delineadas. Seguramente Scott comprendería la tristeza que embargaba a su compañera, quien inevitablemente trataba de contener a todos sus estudiantes con la misma devoción con la que el profesor les contuvo a ellos. Pero la frustración de ver como el odio del mundo corrompía los corazones tiernos de los jóvenes, los de mente más moldeable, terminaba por apoderarse de la pelirroja. No hacía falta entrar en la mente de muchos mutantes para saber cómo se sentían. Sin ir más lejos, muchos que dejaron hace tiempo de ser estudiantes, seguían sintiendo esos deseos de acallar las voces traicioneras y ignorantes de un mundo que se empeñaba a acusarlos sin razones. Titania en muchas ocasiones había mostrado ese rechazo a la humanidad que despreciaba a los mutantes y, de no ser por el profesor, quien supo darle una guía adecuada, ella seguramente estaría en un bando opuesto al de los hombres X.

Ladeó la cabeza sutilmente hacia Scott, viéndole el perfil que se perdía en ese cielo despejado. El brillo del sol se reflejaba en sus lentes de rubí y, siguiendo sus ojos hacia lo alto, la pelirroja también elevó sus ojos verdes hacia el mismo mientras las palabras de Scott llegaban a ella - Tienes razón. No podemos pelear las batallas de otros, sino enseñarles a pelear a ellos por sí mismos. Y ellos deberán elegir el bando después - replicó en voz baja. Cuando bajó la mirada se encontró con la sonrisa gentil de Ciclope, viéndole detrás de sus lentes. ¿De qué color serían sus ojos? Se pregunto más de una vez Jean y esa ocasión le hubiese gustado descubrirlo. Pero él tenía la capacidad de manifestar en sus palabras y gestos la sinceridad que tanto le caracterizaba. La pelirroja le devolvió la sonrisa, sentándose luego normalmente y apoyando su espalda en el respaldo de la banca, posando sus manos sobre esta - ¿Por qué elegiste este bando, Scott? Tu y yo crecimos en un mundo que nos odiaba sin razón ¿Por qué elegiste protegerlo?-

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Cíclope el Dom Mayo 08, 2011 9:46 pm

Nunca es fácil tratar un tema como ese, el solo referirse a él ya es lo suficientemente complejo como para desear omitirlo y hacerlo a un lado, es más fácil responderse a sí mismo que uno hace lo que hace por que es lo correcto y nada más, terminar ahí el asunto; pero no había cabida para tal respuesta en aquellos que realmente creían el fin que perseguían y abogaban por este, como lo era el implacable líder de los hombres X, Scott Summers.

Le entrego una leve mirada a la pelirroja a la cual hacía compañía, observando serio el mismo paraje infinito sobre ambos, el manto cerúleo en el cual parecían perderse por momentos -La verdad, no estoy seguro de haber elegido nunca esto. Se que es lo correcto y que debo hacer... creo en la visión del profesor Xavier, de ahí es donde obtengo mi fuerza y razón cada día- la brisa calmó su intensidad unos momentos, exhaló con tranquilidad -...Espero algún día ver ese mundo, donde no existan estas guerras de odio y éste no sea más que un mal lejano y no algo que se deba seguir o incentivar, ¿No es por eso que también luchas tú, Jean?- Sus ojos ocultos, aún enfocados en la distancia, regatearon un momento hacia el rostro de ella, apreciando su mirada melancólica y nublada. Movió su diestra hacia la de ella, apoyándola por sobre esta y afirmándola con algo de fuerza, transmitiéndole la calidez de la propia "Todo estará bien, es una promesa" Pensó sonriendo sincero.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Jean Grey el Lun Mayo 09, 2011 2:36 pm

La calidez de la tarde comenzó a inundar a ambos mutantes, mientras la voz decidida de Scott plasmaba lo mejor posible la idea que trataba de manifestar. Él nunca habia sido bueno para exponer lo que sentía, pero ante Jean no habia muchos preambulos ni secretos. La pelirroja al principio pensaba que eso se debía al miedo de caer presa de su don, sabiendo que ella podía leer su mente, quizas él perdía toda esperanza de mentir y simplemente, hablaba con la verdad. Con el tiempo y los años, Jean comprendió que eso no tenía nada que ver. Nadie la conocía tanto como él y, de la misma manera, ella le conocia. Sin necesidad de ver sus ojos, en sus gestos leía su estado de animo. En sus tono de voz podía saber si habia tenido un mal día y en sus movimientos sabía si estaba relajado o tenso. Scott era un libro abierto para ella y no necesariamente por ser telepata, sino porque le conocía como a si misma.

Posó sus pies sobre el suelo y observó de reojo a su compañero, sintiendo la calidez de su mano fuerte sobre la de ella. Le miró a los ojos y se vio reflejada en sus lentes carmesies, sonriendo apenas luego de haber escuchado lo que él tenia para decir. Aspiró el aire y dejó escapar un suspiro levantando la mirada hacia el cielo, el cual comenzaba a oscurecerse, dejando ver en su primer estrella en lo alto - Entonces el sueño del profesor es el tuyo, Scott - dijo, volviendo la mirada a su rostro, dedicandole una sonrisa melancolica. Se achicó de hombros, volviendo a posar la vista en la unica estrella que brillaba como un lucero que peleaba con la luz aun existente de un sol que no terminaba de ocultarse - Mi utopía es similar, más aun así, ligeramente diferente. Cuando era niña, un hombre tomó mi mano y me enseñó a usar mis dones. Él me enseñó a ser mutante, a hacer el bien con estos poderes que algunos consideran malditos y lo más importante, me enseñó a no avergonzarme de lo que soy... - comenzó a decir, mientras extendía sus manos delante de ella, viendo ambas palmas niveas como la nieve- Él se volvió mi estrella, aquella que brillaba tan fuerte que me guió a seguir su luz en medio de la oscuridad - dijo finalmente, bajando ambas manos para colocar nuevamente su diestra sobre la mano de Ciclope, volviendo a encontrar su mirada - Eso es lo que me impulsó a convertirme en Mujer X. Quiero ser la estrella que guie a otros mutantes a seguir su camino - finalizó, sonriendo nuevamente a Scott - De la misma forma que el profesor hizo con nosotros -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Cíclope el Mar Mayo 10, 2011 1:48 am

La sinceridad en las palabras de la pelirroja trajo una sombra de sonrisa al rostro de Scott, haciéndolo remontarse a tiempos lejanos y remotos, viajando en recuerdos pasados y de otras épocas cuando aun eran jóvenes y todo parecía mucho más sencillo en aquel entonces. -...Lo que tantos otros mutantes también desean- mencionó en un murmullo como respuesta al ideal de ella, sin lograr sacar de su pensamiento a mutantes cuyos sueños eran tan similares y distintos al de ellos, ser un faro de luz en aquella oscura tormenta de caos y desorientación por la cual pasaba el mundo mutante.

-Ven- Repentinamente, se levantó y cogió la diestra de ella, forzándola a incorporarse, y, sin consultar si estaba de acuerdo o no, comenzó a caminar sin liberarla en dirección a la parte trasera de los extensos terrenos de la mansión. No mencionaba palabra alguna, pero podía notarse cierto matiz picaresco en sus facciones, como nunca, mostrándose incluso relajado y juguetón en la situación. Finalmente, su camino los condujo hacia la gran piscina de proporciones olímpicas que poseía el instituto en su parte posterior, rodeada de un armonioso terreno de verde césped y impecable jardinería. -¿Recuerdas cuando solíamos venir acá a pasar las tardes?- Soltó su mano y se aproximo hasta el borde de la piscina, poniéndose en cuclillas y observando su propio reflejo en el agua. Memorias volvieron a asaltarlo, juegos de jóvenes despreocupados, Bobby congelando el agua, Jean mojando a los demás con la inmensa ventaja que le otorgaban sus dones, Scott siendo la perfecta victima de todos, serio y sin mayor capacidad de protegerse -¿Puedes aún ver tu rostro como lo era en aquel entonces, Jean?-

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Jean Grey el Miér Mayo 11, 2011 2:04 pm

De repente fue presa de la mano segura y poderosa de Scott, quien sin debilitar su agarre más si suavizándo el mismo para no hacerle daño, le invitó a ponerse de pie y seguirle hacia la parte trasera de la mansión, ahora vacia puesto que los estudiantes habian sido llamados por Bestia para la clase de Ciencias. Jean veía a su alrededor, sin separarse de Scott y sonriendole continuamente, sin entender a donde estaban yendo -¿donde vamos?- preguntó torpemente, mientras era llevada. Por instantes, pensó que la tomaría en brazos y la arrojaría a la piscina pero, antes de preocuparse por ello, vio como él le soltó para seguir su camino por si mismo e invitar a ella a caminar a su lado.

La pelirroja se llevó los cabellos hacia atras caminando hacia él, mientras sus ropas se movían con lentitud acariciadas por el viento. Su piel nívea, sus cabellos carmesies y sus ojos verdes hacian de Jean Grey una mujer hermosa a la vista, pero, no era eso lo que le importaba. Era por su inteligencia y nobleza por lo que era respetada entre los estudiantes y sus compañeros y , esas eran virtudes que no serían reemplazables. Siguió lentamente a Scott, hasta verlo arodillarse junto a la piscina, recordando aquellos momentos en los que eran jóvenes sin problemas, o mejor dicho, con menos problemas. La pelirroja esbozó una sonrisa y se llevó la mano al mentón, mientras veía hacia todo el patio, encontrando en cada lugar un recuerdo diferentes: Scott regañando a Bobby, diciendole que si tenía tiempo para convertir la piscina en pista de hielo y de ver mujeres debería estar entrenando. Bobby negando el hecho acusando a la naturaleza por el agua congelada, por más de que fuese pleno verano de 32º; Warren llegando tarde una noche y encontrandose a Jean y a Scott solos en la banca del patio, justo cuando el lider X-men estaba a punto de invitarle a salir. Y como olvidar a Angel preguntando a viva voz qué estaban haciendo y diciendole a Jean que Michael, el capitan del equipo de rugby, le habia llamado en la tarde.

La pelirroja se rió abiertamente, viendo con un ligero brillo en los ojos todo aquello que la mansión le mostraba, recuerdos que estaban dormidos en su mente - Recuerdo muchas cosas - respondió, negándose a contarle a Scott aquello que habia pasado por su cabeza. Se acercó a Ciclope y miró su reflejo en el agua de la piscina. Fue entonces que se puso en cuclillas junto a él y observó aquello que le tenía tan fascinado - Es el mismo, solo que con unos años más - bromeó, moviendo sus ojos hacia Scott más no la cabeza, sonriendo calladamente - Aunque hay cosas que vienen a mi cuando veo esto...contigo...aquí - su voz se volvió un susurro y , con un ligero movimiento de sus dedos, un hilo de agua cristalina saltó arruinando el reflejo de ambos, para acariciar el rostro del lider de los Xmen. Jean se puso de pie rapidamente sonriendo, de la misma forma que hacia cuando era adolescente- Jajajaja -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Cíclope el Sáb Mayo 14, 2011 6:45 pm

-Si, ver esto contigo también me trae recuerdos. Muy graciosa, Jean- replicó sonriendo cómico tras las risas juguetonas y alegres de ella, recordando que no era la primera vez que caía en aquel truco, sabía que tampoco sería la última. Guardo silencio y apartó la vista de ella, sin mirarla, observando un punto vació, con el rictus serio y rígido, más como solía tener en sus largas jornadas en el Salón peligro que cuando compartía con momentos de tranquilidad en su compañía, ¿Se había molestado? En total silencio y sin emitir palabra alguna, pareció tomar un momento de silencio y reflexión, incluso distanciándose de aquellas emociones de jovialidad que hace unos momentos expresaba.

-Jean, yo... no deseo que te suceda nada- su voz sonó vagamente melancólica, aun no buscaba el contacto visual con ella. ¿Cuanto tiempo había transcurrido desde que se miraron fijamente y se mostraron con la sinceridad de sus miradas lo que sentían el uno por el otro? Ambos jóvenes, inexpertos, inseguros, compartiendo el miedo que les llenaba vivir en un mundo como aquel... inocentes; así fue como se conocieron, cuando él fue llevado al instituto Xavier por su mismo director, al hombre que no solo le debía el cambio radical que su vida requería, sino que también lo ilustró ante un sendero que él fue capaz de hacer como propio y encontrar su razón en aquel mundo que tanto temor le causaba. Aun la recordaba como el primer día que la vio, bajando por las escaleras radiante, como lo que el asocio a un ángel, estupefacto ante la presencia intimidante de su belleza, una que trascendía las barreras de una atracción sexual o de aquel carácter, pues eran niños, el vio en ella pureza e inocencia. Su diestra lentamente se acerco a la de ella, tomándola por encima, mientras parecía ladear su rostro para mostrarle su perfil. [color=maroon]-Pero... aún así... he esperado por este momento hace tanto tiempo-[/maroon] Una sonrisa maliciosa se formo en su faz, mientras su mano libre se arrastraba por el agua de la pileta a toda velocidad, buscando sorprenderla y arrojarle una gran salpicadura encima. Siempre ella lo tomaba por sorpresa a él y cuando éste intentaba defenderse, en un injusto uso de sus poderes, Jean detenía el agua con la misma telekinesis que la movía contra él, devolviéndosela incluso. Ahora, esperaba encontrarla desprevenida y cobrarse de una vez por todas aquellas bromas que le debía. Rió alegremente, de la misma manera que ella lo había hecho instantes atrás, mostrando le la otra parte de la historia.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Jean Grey el Mar Mayo 17, 2011 10:04 pm

La sonrisa constante de Jean continuaba embelleciendo sus rasgos delicados y femeninos de un rostro níveo que poseía el contraste perfecto de su cabellera roja y sus ojos verdes esmeralda. Tan diferentes eran con aquel hombre de facciones duras, como su la sola sonrisa le costase mucho o quizas, simplemente tratase de ocultar sus emociones al resto de las personas. Los cabellos de Jean se entrelazaron cayendo sobre sus hombros y espalda, como si fuesen risos carmesíes teñidos de fuego los cuales lucia sueltos como su espiritu libre. Muchos se debían de preguntar por qué ella pasaba sus ratos con él siendo ambos tan diferentes. La respuesta estaba en quienes los conocían realmente: Ella era su pilar, sus sostén, quien siempre le decía las palabras justas para lograr que él no perdiese sus esperanzas. Y él se había convertido en su esperanza, en su presente y con ello, también en su futuro. Ambos se compenetraban, se entendían como solo los buenos amigos podían comprenderse. Las palabras de Scott resonaron como un susurro, logrando que Jean se acercase a él, volviendo a posarse en cuclillas a su lado, viéndole con interés y preocupación. Tal afirmación de su parte logró que la pelirroja abriese sus ojos presa de la sorpresa. El gran líder de los X-Men estaba abriendo sus sentimientos ante ella, sus miedos, sus temores. Le miró por unos segundos sin saber que responder, solo llevando su mano hacia la mejilla de Scott , para hacer que le viese detrás de sus lentes de rubíes, los cuales ocultaban sus bellos ojos, cuyo color real jamás había visto. Pero cualquier palabra o frase que se hubiese cruzado pro su mente, se vio nublada por el agua que chocó contra su rostro níveo. Jean se movió hacia atrás, sentándose junto a la piscina, aun atónita por la reacción inesperada de Scott. - Muy gracioso, Ciclope...- murmuró mientras secaba con su mano el agua que humedecía su rostro. Se puso de pie rápidamente y echó hacia atrás su abundante melena.

- Esto es guerra, Slim - amenazó mientras sus ojos color esmeralda se centraban en Scott, y con un solo revés de su mano blanca hizo que una gran cantidad de agua emergiese de la piscina, buscando empapar literalmente a Ciclope. Pero no se quedó ahí esperando una respuesta, que sabía llegaría. Comenzó a alejarse corriendo, viendo hacia atrás esperando que no se le hubiese ido la mano. Debía admitirlo. Scott era molestable.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Cíclope el Vie Mayo 20, 2011 2:53 am

- Esto es guerra, Slim -

Y ese fue su fin. Nada, ninguna fuerza presente que él pudiese emplear en contra a la pelirroja daría éxito, estaba destinado a perder esa batalla, como lo venia haciendo hacia ya tantos años. No quedó mojado, estaba totalmente empapado, aún cuando intento esquivar y hacerse a un lado. De pie, con los brazos arqueados a su costado, observo su cuerpo y sus ropas impecables totalmente arruinadas, al menos para el resto del día. Su rostro mostraba sorpresa y seriedad, finalmente termino sonriendo y observando como creadora de aquella travesura se alejaba corriendo entre risas y júbilo.

-¿Nunca te vas a aburrir o darme una breve victoria al menos, no?- susurró pasivo y resignado. Sintió el sol cálido de aquel día comenzar a calentar su frio cuerpo, producto de la helada agua que escurría goteando hasta el suelo, alzó su vista hacia el cielo y respiró profundamente, los reflejos del astro rey se refractaron en sus gafas rojizas, todo se torno pacifico solo por aquel instante. Si tan solo pudiese estar con ella más tiempo... como en aquel segundo. Bajo nuevamente sus ojos hacia la figura de la telépata, entregándole una sutil sonrisa a la distancia, fluyendo su mente en pensamientos de afecto por ella. Desconocía si ella leía su mente o no en aquel momento, no temía a eso, antes lo hacía, ahora lo único lo cual le causaba pavor era el perderla algún día, el jamás se permitiría aquello. Un grupo de muchachos que de lejos observaron la escena reían descuajados por lo que habían contemplado, el férreo y estricto tutor Scott Summers totalmente ridiculizado por otra de las estudiantes que llevaban el mismo o aún más tiempo que él. -Ey, ¿ustedes no deberían estar en clases ya? Está bien, todos de vuelta a sus salones... acabó el recreo- dictó y los jóvenes no tardaron en obedecer sus palabras, dispersándose gradualmente.

Camino hacia donde Jean se encontraba, aproximándose a un costado de ella, sin detener su paso -Muchas gracias, señorita Grey... ¿cuantos meses tardaré ahora en recobrar mi imagen sin escuchar risitas?- le observó de reojo sonriendo, jugando a hacerse el serio.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Master X el Dom Mayo 22, 2011 3:31 am

"Su pelo rojo al viento, sus labios suaves tocados por la brisa. A veces quisiera ser viento para poder acariciarla y alejar de ella a todo aquel que se le acerque."

ADAM

Le había estado buscando desde que volvió a salir al patio por la parte trasera de la mansión, donde estaba el ingreso a la cocina. En su diestra sostenía su botella de gaseosa y en la otra, cubierta por una manopla de cuerpo, tenía otra botella la cual parecía ser para entregar a alguien más.

Caminó unos pasos bordeando la arboleda, pero ella no estaba en el banco donde habían estado sentados. La risa de los alumnos y palabras sueltas hicieron que supusiera que era a los alrededores de la piscina donde se estaba por lo que se acercó casi trotando con una risa medio estúpida en su cara la cual se borró al instante cuando se encontró con ella, pero no estaba sola. A su lado había alguien más y no era de su agrado para nada. Desde que pisó el instituto lo veía como a quien todos querían y admiraban. El niño bonito, el señor perfecto. Pero nunca le tomó en cuenta hasta que le vio esa tarde, jugando con ella, sonriendo con ella.

Cualquiera, métete con cualquiera Summers, pero no con ella. Los alumnos pasaban a su lado y ni lo miraban, golpeándolo hasta hacer que la botella cayese al suelo, aunque no se sabía si había sido él quien la había dejado caer. No pensó en moverse, no pensó en hablar o atacar. Solo se había quedado quieto con los ojos clavados en la "feliz pareja"

Muevete tonto, se dijo. Di algo, interrumpe, se repetía. Había notado sus propios ojos estaban clavados en Summers. Trataba de moverse pero su cuerpo no respondia y un temblor involuntario se había apoderado de sus brazos y manos los cuales se habían convertido en puños. La saliva que pasaba por su garganta parecía rasgarle y sus uñas habían comenzado a lastimarle las palmas. Le odiaba. Antes le era indiferente pero, luego de eso, el odio se había convertido en el paso inevitable.

Master X

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Jean Grey el Miér Mayo 25, 2011 4:17 pm

Jean soltó una carcajada, llevando ambos brazos a la espalda, moviéndose con agilidad y un juvenil espíritu que muchos de los alumnos reconocían en la doctora Grey. Usualmente en clases era muy seria, llegando a causar la sensación de frialdad en los nuevos, pero cuando llegaban a conocerle, notaban que muchas veces actuaba como una adolescente, riendo con ellos y de sus chistes, haciéndolos ella también, incluso. Se alejó lo suficientemente rápido para que un deseo de venganza de Scott no pudiese apresarla, logrando que ella volase dentro de la piscina, pero en cierta forma, entendía que el lider X-Men respondería así de no haber estudiantes alrededor. Scott era uno cuando estaban solos, y era otro cuando estaba en la academia. Sus ojos verdes como dos esmeraldas veían al impecable Scott escurriendo agua por todo su cuerpo y algo parecido a culpa se apodero de ella. Apretó los labios y sonrió avergonzada, pero esa sensación desapareció cuando escuchó las sonrisas de los alumnos hacia lo que estaban viendo. Entonces ella también empezó a reír acortando el poco espacio que los separaba, para llegar ante el líder de los X-Men - Espera... - dijo mientras posaba la palma de la mano sobre el pecho de Ciclope, viéndole con seguridad y calidez. Levantó la diestra y la posó sobre los lentes de rubíes de Scott -Cierra los ojos...- susurró con un innegable cariño. Jean no era tan fría con él y cada mirada, palabra o gesto siempre tenía impregnado el enorme afecto que sentía hacia su compañero y amigo. Desató un pañuelo que cubría su muñeca, dado que era un adorno que le gustaba en los dias frescos y con este comenzó a secar los lentes de rubies, sonriendo ante su enceguecido Scott -Mucho mejor - agregó y con ambas manos posó los lentes sobre la nariz de Ciclope, llevando hacia atrás las patillas de estos para que se acomodaran detrás de sus orejas, rozando de esta forma la piel del rostro humedecido de Scott de la misma forma que peinaba sus cabellos con las palmas - ¿Y que tiene que se rían? Te ves muy atractivo así...-


Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Cíclope el Jue Mayo 26, 2011 3:17 am

Solo ella podía proyectar esa calidez a través de él, un calor que penetraba los duros y reacios muros él formaba a su alrededor, los cuales expulsaban a todos los intrusos de sus más profundos sentimientos, el verdadero Scott Summers. Pero no, ante ella no podía ser el temerario líder duro e inflexible, siempre encontraba la manera de hacerlo flaquear y ceder, rindiéndose frente su encanto. El tacto grácil y suave de su mano contra su torso agitó ligeramente su corazón, aún tras todo ese tiempo ella lograba ocasionar aquello en él, desarticularlo con solo un roce. Sus latidos se incrementaron al notar la intención de la pelirroja por apartar su vital visor rojizo de su rostro, elemento fundamental no solo de su cotidianidad, sino también profundamente integrado en su personalidad; aquellos representaban mucho más que un instrumento de control sobre sus poderes, eran un escudo, una barrera que ocultaba sus propias inseguridades y temores, la angustia de poder dañar a aquellos que amaba. -Jean, no... - intentó luchar futilmente, finalmente cediendo ante ella. Sus parpados se apretaban con fuerza, impidiendo totalmente la visión de sus ojos, con una postura totalmente rígida, notándose el gran estado de incomodidad en el que se encontraba; un hálito carmesí emanaba a través de sus bloqueados parpados, mostrando como se filtraba una parte de su descomunal poder óptico.

En el acto cariñoso y gentil en el cual ella depositó nuevamente las gafas en su rostro, su corazón se estremeció una vez más, reteniendo con la diestra propia la mano de ella a un costado de su rostro, sujetándola con un leve dejo de fuerza. -Jean...- pareció querer completar las palabras de una corta pero importante frase ante ella, mas estas se vieron interrumpidas en seco ante la visión que Scott observó por sobre el hombro de la pelirroja. A algunos metros de distancia, no demasiado lejos, estaba la figura enardecida y oscura de Adam Maxwell, el joven estudiante que hacía unos momentos atrás compartía un tiempo con Jean. Scott retiró lentamente su diestra por sobre la mano de la colorada, retomando las facciones estrictas en su rostro, cruzando miradas por extensos segundos con el joven, buscando comprender del todo la razón de aquella mirada tan furiosa, prácticamente asesina. -...Creo que debo volver, tengo una reunión con el profesor acerca de la seguridad de la mansión- sus ojos volvieron a los de su acompañante, tomando la palma de ella y descendiendola desde su rostro, dejándola a un costado de su cuerpo, afirmándola sutilmente -Jean, por favor, cuídate...- la expresión de sincera preocupación en su faz podría parecer vagamente alarmante, pero, después de todo, Cíclope solía ser alguien que destacaba por exagerar la mayoría de las situaciones, aún cuando Jean estuviera en desconocimiento de lo que rondaba por su mente. -Nos vemos luego, Jean. Por cierto, creó que tienes a alguien esperando por ti allá atrás...- un tono de ligera aprobación se formulo en su timbre; sabía que ella conocería que hacer con aquel muchacho, ignorando totalmente el vínculo que éste estaba formando por su profesora y guía. Tras esto, Scott separó su camino de la pelirroja, volviendo a los interiores de la mansión, mientras nubes grises comenzaban a anunciarse en el horizonte. -Tiempos sombríos vienen...-

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Moderador 1 el Mar Mayo 31, 2011 2:32 am

Por acuerdo entre los jugadores, esta crónica está cerrada.

Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: C 1 - Academia X (Libre) - 6 Meses antes

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:27 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.