Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Eater's Lullaby

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eater's Lullaby

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 08, 2011 7:31 pm

New York, ya estaba oscuro. En un turístico restaurante de Manhattan, una pareja cena tranquilamente, con un cochecito de bebé al lado. Había un sitio vacío frente a ellos, su hija había salido corriendo al padre de al lado, los padres no habían podido evitarlo... Sin embargo, provenían de una granja del oeste, en esa inmensidad la niña siempre estaba libre... ellos mismos tenían que contenerse para estar allí sentados tanto rato, y entendían que él saliera a jugar, y, de hecho, podían verla desde el parque... pero no podían imaginar qué era lo que el parque escondía. A sus cuatro años, la pequeña Sally era la alegría de todos allí, incluso del abuelo con sus achaques... el vejete gruñón nunca podía resistirse a sentarla en su regazo.

Una vez terminado el filete, la pareja buscó a la niña con la vista.

Sally había ido a montar en el columpio y en el tobogán como un vendaval, pero cuando llegó al suelo, se encontró un poco más allá con un caramelo. Un caramelo en perfecto estado, en su envoltorio original, tirado en el suelo, a un par de metros. Un adulto habría desconfiado, pero ella no. Tenía cuatro años. Y fue a coger el caramelo. Un poco más allá, vio otra forma difusa, cerca de un matorral. ¡era un perrito! ella siempre había querido tener un perrito, y no se dio cuenta de lo que aparentemente flotaba por encima de ese "perrito".

Cuando no la vieron, los padres se empezaron a preocupar, y no vieron a la figura transparente que se escabulló por allí con un bulto inerte entre las manos. La niña estaba inconsciente, aquellos turistas buscarían y buscarían pero nunca encontrarían.

Más tarde, en un callejón oscuro no muy lejos de allí, Devorador se inclinó, tapado por unos contenedores.
Normalmente a sus víctimas adultas las devoraba de una vez, pero esta quería que fuera especial. Esa niñita inocente era un verdadero manjar. Amordazada, sus lágrimas silenciosas representaban un aderezo de lo más interesante. Relamiéndose antes de la comida, el hombre del saco como se había llamado mucho tiempo se preparó para su banquete. Saboreó las lágrimas saladas de la niña con la lengua, dejando la saliva negruzca empapando su rostro, arrancando ese molesto envoltorio de la ropa. La boca del monstruo volvió a abrirse, y ésta vez la mordaza impidió el grito de la niña cuando empezó la verdadera tortura.

Devorador saboreó un buen rato los brazos, uno a uno. Aún no se habían acabado de formar como adultos, y aún tenían ese regusto que tanto le gustaba de los niños pequeños, las manos aún no tenían demasiados huesecillos, todavía era saboreable la carne en ellas... delicioso, pensó el devorador...

Las piernas corrieron idéntico destino, como un comensal que disfruta de una comida, Devorador las degustaba con placer... Aquél bulto sanguinolento había dejado de gemir de dolor... probablemente estaría inconsciente, o quizás ya muerta... tragó la segunda pierna, aún infantil, aún regordeta como la de los niños pequeños, y pasó al cuerpecito que yacía en un charco de sangre allí sobre el frío callejón...

Lo abrió de un mordisco, y comenzó a devorar los órganos internos, con aquél ritual seguramente habría consumido su alma que impregnaría todos aquellos bocados, dándoles un sabor celestial... Ciertamente... el sabor de aquellos órganos calientes no era comparable a nada que pudieran probar el resto de mortales... había un placer en comer un niño, que Devorador sabía que nadie podía comprender...

Cuando aún no había acabado con su banquete, giró la cabeza hacia la entrada del callejón, donde una figura le observaba entre las sombras... se puso en pie, sujetando el trozo de cuerpo que quedaba, el torso desnudo de la niñita junto con su cabeza inerte... la mayor parte del abdomen ya había desaparecido en el interior del monstruo. Aquél extraño había visto demasiado... una pena para él... también tendría que morir.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Eater's Lullaby

Mensaje por Jaguar el Sáb Oct 08, 2011 10:01 pm

Las caminatas por la noche neoyorquina era algo placentero para Jaguar. Las luces del día y los sonidos del lugar iban desvaneciéndose hasta transformarse en un acogedor murmullo. Aquella noche no hacía frío y las brisas que atravesaban las enormes construcciones hacían sentir en Jaguar algo sumamente placentero.

Sus pasos eran suaves y delicados, como los de cualquier felino, llevaba la cabeza escondida con la capucha de su enorme campera, cada tanto, luego de cerciorarse que no hubiera testigos miraba al cielo y respiraba profundamente.

Sus pies lo llevaron hacia una zona turística de Manhattan, no había mucha gente sin embargo era suficiente para que un niño se perdiera. Pasó en frente de un restaurante y observó a una pequeña cruzar en frente de él. Ingenuamente, la dejó irse hacia un parque que había a solo unos metros del lugar, pensaba que esa inocente pequeña jugaría sin peligro alguno en el parque. Jamás se le pasó por su cabeza que en ese lugar se encontraría un depredador sin conciencia deseoso de probar su sangre.

Siguió caminando, pensando que la pequeña estaría entreteniéndose en los juegos del parque. Había atravesado la plaza y acariciando con las yemas de sus dedos pasó entre los árboles del lugar. Sin lugar a dudas, las plazas y espacios verdes de la ciudad eran los lugares donde más a gusto se sentía.

No reparó en los gritos de los padres de la niña hasta que fue demasiado tarde, tal vez ellos habían también se habían percatado de la situación demasiado tarde. Estaban desesperados al no encontrar a su adorada hija y al comprenderlo comenzó a buscar con sus sentidos a la criatura. Se alejó del parque en busca de ella. Algo andaba mal.

De pronto sintió un olor conocido y desagradable, algo que inevitablemente traía a sus pensamientos los recuerdos más horribles de su vida. Era sangre. Estaba fresca y era de una presa joven, lo recordaba con repugnancia. Se relamía sus dientes tratando de sacar el recuerdo de sus cadáveres.

Inquieto siguió el olor de la sangre. Atravesó unas calles hasta encontrarse con un callejón por demás solitario. El repugnante aroma era más fuerte que nunca. Dobló y se adentró en él. Una imagen terrible enfrentó la vista del “hombre gato”.

Un extraño ser encorvado sobre el cuerpo de la pequeña, o lo que quedaba de ella, su boca, deforme, olía a sangre y carne de un difunto. No hizo nada, una helada corriente subió por su espalda, mientras el odio y la impotencia acapararon el alma del héroe. Extendió sus garras y tensó sus músculos. No dijo nada y una lágrima inundaba sus retinas. No hizo nada, la nena ya estaba muerta.

El macabro caníbal se encontró con la imagen del otro mutante y sin soltar los inertes restos de la pequeña, lo miró. Sus músculos se tensaron aún mas, incontrolable ira sintió. Su mente se nubló, solo un objetivo acaparó su cerebro. Acabar con ese desgraciado.

¡MONSTRUO!- gritó lo más fuerte que pudo. Era lo único que atinó a decir.

Saltó como un cazador sobre su presa, como buen predador. Derribaría al monstruo y sin piedad lo atacaría con todo lo que podría

Jaguar

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 17/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eater's Lullaby

Mensaje por Invitado el Dom Oct 09, 2011 9:07 am

Devorador sólo miró un instante hacia aquél extraño, grande como un armario, para después, agarrando un contenedor por debajo, devorarlo entero. No había nada que le gustase más después de comer que un poco de ejercicio para bajar la comida. Una risita sacudió el cuerpo amorfo de Devorador. Sólo había un contenedor repleto de basura entre ambos cuando Jaguar se lanzó de frente hacia Devorador, y el macabro caníbal se inclinó hacia abajo y le lanzó el contenedor, bloqueando el ataque del felino. Tragó el resto del cadáver infantil, y se lanzó hacia la entrada del callejón, evitando el ataque.

No dijo nada; no era necesario. Su enemigo parecía ser del tipo físico... le venía perfecto, pensó. No salió a la calle, del todo. No quería provocar un escándalo que atraería a los Centinelas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Eater's Lullaby

Mensaje por Jaguar el Lun Oct 10, 2011 12:37 am

En medio del salto Jaguar vio como el objeto metálico que hace instantes poseía basura se acercaba cada vez más hacia el. Con dificultad apoyó sus brazos en el frío metal y logró saltar con ellos hacia una de las paredes del callejón. Con el impulso volvió a saltar hasta el rincón más oscuro del lugar.

Desde las sombras posó sus brillantes y dorados ojos en el monstruo asesino. Lo vio como impune y gustoso se devoraba el resto del cuerpo de su pequeña victima, haciéndole hervir su sangre. Gruñía y rasgaba el suelo con sus afiladas uñas el suelo haciendo ligeros surcos en el cemento. Miró a su alrededor, analizando el lugar, el campo de batalla, trataba de encontrar cada detalle del oscuro escenario.

Con saltos subió por el muro más cercano y con un ágil movimiento saltó. Esta vez aterrizaría a un lado del fantasmal asesino y con sus piernas barreria a Devorador, para hacerlo perder el equilibrio. Jaguar solo rugía y gruñía cual bestia cazando…aunque en esta batalla no era claro quien era el predador y quien la presa.

Jaguar

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 17/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eater's Lullaby

Mensaje por Invitado el Lun Oct 10, 2011 8:35 am

Al otro lado del callejón, el monstruo del tamaño de un oso grande también se movía hacia los lados, con chasquidos de mandíbulas, y observando a su contrincante. Sin embargo, éste volvió a lanzar antes su ataque, así, frontalmente, como un idiota. Ésta vez Devorador no escapó, sino que se apartó de la trayectoria de Jaguar y, cuando éste aterrizó a su lado, cerró sus mandíbulas en torno a su hombro. Sin embargo, antes de que pudiera arrancar un trozo de carne, el jaguar hizo un barrido, y Devorador tuvo que agarrarse a éste para no caer, soltando el brazo en el que quedó una enorme marca, como máximo.
Desde el suelo, Devorador agarró una tubería que bajaba, a lo alto, y arrancando de la pared las primeras sujeciones, intentó tirar el resto encima de jaguar, mientras él se apartaba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Eater's Lullaby

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:32 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.