Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


."Leyenda".

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

."Leyenda".

Mensaje por Soma el Dom Oct 09, 2011 8:28 am

Leyenda.

“¿Qué es una leyenda?
Es una historia que tiene algo de verdad, que sus protagonistas existen o existieron y el lugar donde ocurre es verdadero. Pero que, por el paso del tiempo se va cubriendo por una capa de fantasía.”


Capitulo 1.- “Encuentros y despedidas.”

No sabía ni como había llegado a esta situación, pero lo único claro era el claro era el temor que sentía… que hacía que mis piernas temblaran y que estrujaba mi pecho hasta arrancarme un gemido al respirar.
Estaba oculta tras un montón de basura y cajas apiladas. El olor era horrible, mezcla de químicos, fruta podrida y a cosas que prefiero no identificar. Me senté en el suelo abrazando mis rodillas y apoyando mi frente en estas, en verdad quería hacerme pequeñita a ver si esos monstruos me confundían con la basura.
Tanto era el terror que sentía que ni siquiera, me atrevía a llorar, aunque por mis mejillas corrían gruesas lágrimas que dejaban surcos por la suciedad que me cubría.

Pero se preguntarán ¿Cómo llegué a esta situación y porqué, verdad?

Todo comenzó cuando tuve ese “incidente” en la escuela. Mis padres ya sabían a cerca de mi mutación, pero decidieron que era mejor para mi seguir con una vida “normal”, ir al colegio, salir en las tardes con mis amigos, continuar con el club de ciencia, etc. Todo lo que una niña de 12 años se supone que tiene que hacer. Ellos eran buenos padres, estrictos, pero buenos. No entraron en pánico al saber que era una mutante que podía manipular la electricidad.

Por algún motivo que desconozco no me puedo electrocutar…… Ok, sé que eso no sonó bien, pero por si lo piensan, NO, no he tratado de suicidarme. Vamos, sólo tengo 12 XD

En fin, mi habilidad se siente como si, simplemente la electricidad pasara a través de mi y saliera por mis manos… Podía guardar gran cantidad de energía eléctrica, como si fuera un batería o, también, podía generar descargas lo suficientemente fuerte como para inmovilizar a un adulto.

Ajá! Sé lo que están pensando y tienen razón. Soy una pequeña Pikachu XD.

Pero estaba contando lo que pasó ese día en la escuela. Bueno todo comenzó normalmente, llegué a la escuela en bici (no tomaba el bus, porque me cargaba de mucha electricidad estática). Cuando estaba asegurando mi bici a un árbol aparecieron los “matones” del colegio. Niños de último año, con dinero, frívolos y jugadores del equipo de Rugby del colegio. Ya se imaginarán que “pequeños” no eran…

Cuando los vi aparecer, de inmediato traté de buscar una forma de salir de su camino. Como casi todos los chicos del colegio, si eres lo suficientemente inteligente apártate de ellos. Pero al parecer fue demasiado tarde, ya me habían visto. Así que hice lo que me pareció mas sensato en esos momentos, respiré hondo y…. ¡salí corriendo!

Corrí como alma que lleva el diablo. Pero mi mami bien decía, “si te encuentras con perros agresivos jamás corras…ellos huelen el miedo”, hay mami querida, porqué no te hice caso? Estos niños parecieron motivarse mi huida y me persiguieron, la huida no duró mucho, ya que me dieron alcance al poco rato cuando trataba de colarme hacia las canchas de deporte. Me dieron un empujón arrojándome contra las rejas de una de las canchas. Recuerdo que me quedé quieta mirando asustada al muchacho que se me acercaba, era Karl, el “Líder” y futuro criminal.
Cuando estuvo cerca de mí apoyó sus manos en la reja donde yo estaba con la espalda apoyada a modo de que sus manos quedaran a los costados de mi cabeza cortándome toda esperanza de huir.

-Sé que tus padres tienen dinero, trabajan para el gobierno ¿no?- Me dijo con una siniestra sonrisa, todo el mundo sabía que mi papá era parte del parlamento y mi mami trabajaba en las oficinas de registro de un señor llamado Kelly o algo así.- Si tus papás tienen dinero, eso quiere decir que tienen cosas valiosas y un buen dinero para el almuerzo….dame tu bolso…- Me dijo tratando de arrancarme el bolso.

- ¡NO!- Me abracé al bolso evitando que se lo llevara y despertando su ira.

De todas formas me iban a golpear les diera el bolso o no, así que decidí hacer el mayor escándalo posible para atraer la atención de algún adulto o de un profesor. No seré fuerte, no sabré pelear, pero puedo chillar mucho.
Pero no alcancé a chillar mucho más, ya que vi a Karl levantando su enorme puño dispuesto a golpearme mientras con su otra mano, aun agarrada a la reja, me cortaba la única huida….entonces, ocurrió.
Cuando le vi con el puño levantado cerré los ojos ladeando mi rostro e inconcientemente me agarré a la reja. El golpe sería duro y no quería caerme al suelo. Pero lo que ocurrió fue completamente diferente, el golpe nunca llegó, sólo sentí un extraño cosquilleo el cual me hizo abrir los ojos alarmada, conocía esa sensación…era sensación que sentía antes de dar una descarga.
Cuando miré Karl yacía en el suelo y su cuerpo se convulsionaba por la electricidad que aun recorría su cuerpo, me di cuenta de que la descarga fue mayor de la que pensaba ya que, al mirar sus manos un humo blanco salía de la punta de sus dedos. Casi de inmediato se hizo el silencio entre el grupo de chicos que me miraban perplejos y algunos, los que comprendieron lo que había pasado primero que los demás, me miraban con miedo y repulsión.

- ¿Oye?....

Susurré mientras me acercaba preocupada de haberle hecho un daño mayor a una simple descarga. El cuerpo del pobre chico aun se sacudía de forma espasmódica como si fuera un paciente con un ataque de epilepsia, pero antes de que pudiera acercarme lo suficiente como para comprobar de que estaba bien, los chicos me rodearon y me alejaron a empujones.

- Aléjate, FREAK!!!

Me gritaron y sentí como las lágrimas se agolpaban en mis ojos. Jamás quise lastimar a ese chico de esa forma, no pude controlar la descarga y…fue en defensa propia!. Como deseaba decirles todo eso, pero no podía, el llanto me cortaba la voz. Comencé a alejarme cuando vi que ellos se ponían entre el chico inconciente y yo y recogían algunas piedras.

- Eh…. Esperen, fue un accidente!...yo sólo quería defenderme, no quería lastimarle!!!.- Exclamaba mientras retrocedía, mi voz aun entrecortada por el llanto llamó la atención de algunos maestros y alumnos. Claro, cuando yo necesitaba ayuda no había nadie o nadie quiso meterse!…

-¡Eres un maldito mutante!- Gritó uno de los chicos arrojando la primera piedra que pasó silbando junto a mi cabeza.

La gente que estaba reunida nos observaban en silencio, sólo murmuraban…un momento, no NOS veían….me veían a mi!. Sus miradas eran frías, de desprecio y miedo hacia mi y me di cuenta de una cruda realidad que cayó sobre mi como un balde de agua fría.

Nadie iba a ayudarme.

- Lo…. Lo siento….en verdad no quise….

Murmuré secando mis lágrimas con el dorso de mi mano antes de salir corriendo, al pasar entre la gente que se había reunido a mirar, vi de soslayo a una de mis maestras que estaba al teléfono. No escuché todo lo que decía, pero a mis oídos llegó una frase que desencadenó el pánico en mi interior “Ataque mutante” , Estaban llamando a la policía!


Bueno, esto pasó en mañana, después de huir de la escuela volví a casa. No me costó mucho entrar ya que mamá siempre escondía una llave de emergencia en un lugar secreto…en el fondo del recipiente de las semillas de Piti, mi canario, al cual siempre dejábamos fuera en la mañana.
Una vez dentro de casa y sintiéndome a salvo llamé a mamá diciéndole que había hecho algo terrible y que necesitaba que vinieran a casa.
Cuando llegaron al poco tiempo, yo aun estaba sentada con el teléfono en la mano, sentía que mis manos temblaban, al ver a mi mamá entrar y mirarme con preocupación corrí hacia ella echándome a llorar.
Le conté todo lo que había pasado jurándole que no había sido mi intención de lastimar a ese chico, mis padres intercambiaron miradas de preocupación antes de abrazarme amorosamente. Me dijeron que al día siguiente me llevarían a un Instituto que era especial, era exclusivamente para mutantes, allí seguiría con las clases y, además podría aprender a controlar mi habilidad antes de que se volviera más peligrosa para otros.

Estas palabras me tranquilizaron, hasta cierto punto temía que mis padres se enojaran por lo que había hecho, pero entendieron de que todo había sido un desafortunado accidente. Como aun estaba algo alterada por lo ocurrido mi mamá llamó al trabajo para pedir permiso alegando de que yo estaba enferma, mientras hablaba me sonrió dulcemente guiñándome un ojo, cuando hubo terminado de hablar se me acercó susurrándome en secreto.

- Una mentirita blanca no lastima a nadie.- Así era mamá, siempre sabía como hacerte sentir mejor, aun cuando te sentía la persona más mala del planeta. Ella te abrazaba y con esa sonrisa parecía resolver todo y llevarse tus preocupaciones tan lejos que no volvían a molestarte.

Ese día fue el que recordaré con más alegría y amor. Pasamos todo el día los tres, papá intentó cocinar siendo un completo desastre y mamá y yo hicimos galletas para la hora del té. Cuando papá se hubo dormido llamé a mamá para mostrarle un truco, ella me mirada con curiosidad y expectación. Con una sonrisa traviesa me acerqué por el respaldo del sillón donde papá dormía y posando mis manos al costado de su cabeza concerté una pequeña cantidad de electricidad haciendo que el cabello, pulcramente peinado, se parara haciéndole lucir como un científico loco. Ambas reímos como locas despertándolo. Ese día fue el mejor de mi vida.

Pero como decía mi profesora de literatura “Nada dura para siempre” y, lamentablemente, la frase incluía todo. Incluso este pequeño paraíso que había vivido.

Cuando cayó la noche y me fui a dormir como siempre, mis padres me aseguraron de que ya habían llamado a esa academia y que mañana iríamos a verla, si me agradaba el lugar podría quedarme a estudiar allí. ¿No eran lindos?
Después de los besos y abrazos de rigor de cada noche ellos se fueron a dormir al igual que yo. Peor mi sueño duró poco, ya que a eso de las dos de la mañana mamá me despertó cosa que no me alarmó tanto como el ver su rostro pálido y sus temblorosas manos jalándome fuera de la cama y tratándome de vestir y, por más que preguntaba, ella estaba tan asustada y nerviosa que no sabía como explicarme.

Para un niño sus padres son perfectos, jamás tienen miedo, siempre saben que hacer, nunca se enferman y jamás…jamás se confunden. Pero esa noche vi todo eso en los ojos de mis padres, algo pasaba que los había asustado y me estaban asustando a mi también.

-Karen, hija escúchame bien…- Me dijo papá tomándome de los hombros, sus manos también temblaban aunque más suavemente que las de mamá.- Hay gente allá afuera, lo que pasó en el colegio hoy llegó a sus oídos y quieren llevarte, pero mamá puede hablar con ellos….pero en caso de que no resulte queremos que tomes tu bicicleta y que pedalees lo más rápido que puedas hasta el instituto que íbamos a visitar mañana, ¿sabes como llegar no?- Me preguntó dándome una ligera sacudida, yo sólo le clavé una mirada temerosa asintiendo ellos me había mostrado al dirección de aquel lugar y, para ser sincera, no era difícil llegar….aunque si estaba algo lejos de casa.

Me di cuenta de que mamá quería agregar algo más a las palabras de papá, pero unos fuertes golpes en la puerta la interrumpieron y la hicieron dar un brinco por el sobresalto mirando con miedo creciente a papá.

- Te veremos mañana, mamá ya llamó al instituto, alguien te estará esperando si es que no mandan a alguien a tu encuentro….- Los ojos ambos se fueron volviendo más y más brillantes y acuosos.- Siempre ten presente que te amamos, eres lo mejor que nos ha dado la vida. No nos importa que nacieras mutante, eres una niña excelente y muy lista.

Nuevos golpes, esta vez aun más fuertes, sacudieron la puerta. Podía ver las luces azules y rojas como la de los autos de policías, también había algo más….tal vez un camión que tenía dos reflectores muy fuertes que hacía lucir como si fuera de día.

- Papá… ¿por qué no viene mamá conmigo?- Pregunté mirándolos a ambos, tenía miedo de irme sola…a las dos de la mañana y era un largo camino.- O tu… no quiero irme sola…- Agregué sintiendo como el llanto cerraba mi garganta. Apreté mis puños con fuerza y mi mandíbula para evitar echarme a llorar como una nena…. Bueno, era una nena, pero no de las que lloran por cualquier cosa.

Entonces vi que mamá se acercaba a mi y tomándome de una mano me llevó hacia la puerta de la cocina colocándose frente a mi, al verle a los ojos me di cuenta de que estaba llorando.

- Karen….la gente que golpea la puerta son los agentes del registro de mutantes, trabajan para el senador Kelly, por eso quiero hablar primero con ellos….yo trabajo para ese señor, de seguro entenderá de que no eres un peligro para nadie…- Me susurró mientras me daba un fuerte abrazo que casi me saca el aire, pero lo que más me descolocó fue la desesperación que sentí.- Sólo has caso a papá, vete ya…cuídate y, cuando llegues al instituto ve a hablar con el profesor Charles Xavier, el es el director de ese lugar, un señor amable y muy calmado. Dile que nosotros iremos por ti mañana en cuanto podamos…ok?.- Abrió la puerta empujándome hacia fuera.- Ahora vete antes de que comiencen a rodear la casa…

No pude ni protestar, cuando estuve fuera de la casa cerró la puerta tras de mi. Me quedé un rato parada ahí, en medio del patio a oscuras con sólo mi bici frente a mi. Sentí ganas de volver dentro de la casa y decirles que no me iría sola, pero sólo alcance a poner una mano en el pomo de la puerta cuando escuché que esos “Agentes”, como los había llamado mamá, ya estaban dentro de la casa gritando furiosos mientras subían las escaleras buscándome.
Respiré hondamente volviéndome hacia la bici y comenzando a caminar, mientras me alejaba de casa me pareció oír el llanto de mamá y la poderosa voz de mi papá, la cual sonaba como un rugido de león cada vez que se enfadaba cosa que había visto muy pocas veces.

Salí del patio hacia el callejón trasero de mi casa cuando una potente luz me cegó, me cubrí los ojos unos momentos hasta acostumbrarme y cuando volví a mirar sentí como mi cuerpo se congelaba del miedo… ¿qué era eso que me miraba con sus dos ojos como reflectores de estadio? ¿Era una máquina? No…Era un robot como en las películas de ficción que me gustaba ver con papá.

Monté a la bici tan rápido como el miedo me permitía y huí. No supe que pasó en casa, pues no volví y tampoco se me cruzó por la mente hacerlo. Pedaleé lo más rápido posible, esa cosa con los ojos de reflectores me iba siguiendo, era mucho más grande que yo, pero al ser más pequeña me escabullía por partes que, con su volumen no podía. Así que me metía por los patios interconectados de algunas casas, cruzaba parques por en medio de los jardines, me metía por estrechos callejones y bajo de puentes. Creí que no podría escapar….pero milagrosamente lo logré o eso creía.
Cuando ya no pude seguir pedaleando tuve que parar, me faltaba el aire y tenía la boca tan seca que la lengua se me pegaba al paladar cada vez que intentaba tragar. Apoyé la bici en un muro y cuando me disponía a sentarme en la acera para descansar esos horribles ojos asomaron por la esquina…no lo había burlado. Corrí abandonando mi bici metiéndome en el primer callejón que encontré y ocultándome entre la basura.

Estaba cansada, sola, asustada y no entendía nada de nada. Muchas preguntas inundaban mi cabeza haciéndome sentir aun más confundida. Sólo esperaba que esa “Cosa” no me encontrara, escuchaba sus pasos por el callejón “Bum!...Bum!...Bum!” sonaban sus pesados pasos por el pavimento. Yo me encogía cada vez más apretando mi rostro contra mis rodillas para que mi llanto no fuera a alertarlo, ya no podía aguantar, los sollozos salían solos sin importar cuanto tratara de aguantarlos….quería a mi mamá ya mi papá.

“Objetivo localizado……procediendo a la captura del espécimen….prioridad… vivo o muerto…no especificado”

La voz mecánica y monótona me hizo levantar el rostro encontrándome de frente con esa espantosa cara de horribles ojos redondos y vacíos. La sangre se me heló y sentí como si el corazón se me hubiera detenido también… Me habían encontrado.

Quería correr, salir de allí. Algo dentro de mi me decía que si no salía de allí ahora mismo jamás volvería a ver a mis padres, pero ¡las piernas no me respondían! Se negaban a obedecerme. Tomé aire profundamente para poner todas mis fuerzas en un nuevo intento, pero en vez de salir corriendo me encontré a mi misma gritando a todo pulmón…un grito aterrado. Al mismo tiempo una potente descarga de energía eléctrica salió de mi cuerpo, pero debido al miedo los rayos salían en un completo caos aunque la mayoría encontró su objetivo….el enorme robot metálico que ahora alzaba una enorme mano hacia mi. El golpe eléctrico lo sacudió y de improviso todo se nubló.

No, no hablo de que mi vista se nublo o que no podía ver bien. Se nubló, todo quedó sumido en una bruma muy espesa y fría…incluso podía ver mi propia respiración convertida en vapor. Pero aun podía escuchar a esa cosa rechinar mientras se movía.

“Localizando objetivo…”

Un rayo rojo cortó la bruma sacando chispas del robot.

“Nueva prioridad….eliminar a los hostiles….eliminar objetiv…..”

La cosa dejó su horrible mensaje a medio terminar cuando un nuevo rayo rojo, ahora más brillante que antes volvió a golpearle, después de eso…silencio.

No me atrevía a moverme, pero tenía que salir de ese lugar y buscar esa academia, buscar al profesor Xavier. Con esfuerzo me puse de pie y con mi espalda contra la pared me fui alejando paso a paso, cuando encontré la esquina le di la vuelta con la idea de salir corriendo, pero al dar el primer paso choqué con alguien.
Me alejé de esa persona, aunque antes de que intentara huir me agarró de los hombros. Este gesto me hizo detener en seco ya que no me tomaba con violencia, si no que lo hacía con suavidad y aprehensión…como papá. Levanté la mirada para encontrarme con un hombre con unas extrañas gafas oscuras de un solo cristal rojo oscuro.

- Tranquila, ya estas a salvo….nos enviaron a buscarte….

La voz de ese sujeto era severa y seria, aunque se notaba cierta preocupación por la situación, al escuchar sus palabras se me vinieron a la mente las palabras de mi mamá “Enviarán a alguien a tu encuentro” Lo miré con grandes ojos, ¿eran ellos a los que se refería mi mamá?

- Perímetro asegurado Ciclops… objetivo anulado…- Di un respingo ente esa voz antes de ver a la mujer que se acercaba a nosotros, una mujer esbelta con una larga cabellera blanca y piel morena. Ella me miró sonriendo de inmediato de una forma tranquilizadora.- Es una vergüenza que usen a los centinela contra una niña…- Agregó haciendo un gesto de la mano con la cual la bruma desapareció…¡ellos eran mutantes también!

- Vámonos, de seguro que ese centinela tenía un rastreador, los demás no tardarán en llegar.- Dijo el hombre serio antes comenzar a caminar.

- Vamos pequeña….el profesor Xavier está esperando para darte la bienvenida.- La mujer de cabellos blancos extendió una mano hacia mi la cual tomé sin dudar antes de abrazarme a ella con fuerza rompiendo a llorar.

Por fin estaba a salvo…por fin iría a esa escuela para gente como nosotros…ahora sólo quedaba esperar a que mamá y papá fueran por mi en la mañana.


Fin Cap. 1.-
Spoiler:
Creo que me quedó algo largo. Sólo espero que les guste, si es que tienen la paciencia de leerlo completo ^^U
Mystique!....cumplí con mi palabra como te prometí XD

Soma

Mensajes : 271
Fecha de inscripción : 04/06/2011
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ."Leyenda".

Mensaje por Invitado el Dom Oct 09, 2011 8:37 am

Me ha recordado a la historia de Kanae :'( aunque ella no logró escapar en bicicleta, y la atraparon. (aunque también es cierto que mató a más gente xD)

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ."Leyenda".

Mensaje por Mystique el Dom Oct 09, 2011 12:28 pm

Me ha gustado mucho Soma n n, ¡¡y estoy orgullosa de que hayas cumplido tu palabra!! xDD

Espero ansiosa el capitulo 2 ^^

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ."Leyenda".

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:27 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.