Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


... ¿Problemas?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

... ¿Problemas?

Mensaje por Kitty Pryde el Dom Oct 23, 2011 10:46 pm

Era una noche clara, con la luna llena brillando encima del terreno que ocupaba la tan conocida Mansión X, el cielo despejado y el aire limpio y sereno de las montañas cercanas. Era una noche tranquila, una noche como cualquier otra.. O quizá no.. Un par de sombras bañadas por la luz de la luna, se movían con cierta rapidez furtiva, escondiéndose en cada rincón, dejando escapar, de vez en cuando, una tenue risa nerviosa, de esas que las chicas dejan salir cuando estan por cometer una travesura.

Katherine Anne Pryde, mejor conocida como Shadowcat, la "Gata Sombra" que atraviesa paredes, guiaba de la mano -con cierto recatado nerviosismo a quebrantar las reglas, más allá de las simples académicas- a su amigo y pareja clandestina, Peter, alias Coloso; últimamente, los dos jóvenes mutantes se la habían pasado de fiesta en cada oportunidad que tenían, y esa, no era la excepción, a la pequeña sombra se le había metido entre ceja y ceja, hurtar el convertible de Scott -nuevamente- para salir de juerga esa noche, solos los dos, sin tener que ocultarse de nada ni de nadie.

La pequeña sombra suspiro largamente y cerro los ojos, temblando ligeramente por la corriente de aire helado que se levantaba en aquel garage, habian logrado colarse hasta aquel lugar gracias a la habilidad de Kitty; la castaña apretó con firmeza la mano de su amante contra su pecho y clavó fugazmente la mirada en él, los mas profundos orbes se fijaban en aquellos huidizos, tan claros y a la vez tan oscuros como el alma de un dios maligno.

La chiquilla ubicó sin problemas, el automóvil de Scott, y, con tanta tranquilidad como impaciencia, rebuscó en sus bolsillos la llave que, horas antes, había sustraído del locker del pelirrojo; su compañero simplemente le sonrió con suficiencia, haciendo tintinear entre sus dedos, aquel juego que con tanta insistencia buscaba la castaña

-A veces eres tan infantil!-

Katherine arrugó la nariz y abrió con maestría la puerta, deslizándose en el asiento del conductor, lista y dispuesta a hacer atravesar aquel hermoso automóvil por la pared de acero del garage, despues de todo, ¿qué más podria sucederle?. Mas sin emabargo, un suave murmullo, proveniente del exterior, hizo que la sombra diese un respingo y -literalmente- saltase al asiento trasero, llevando consigo a su compañero, con el corazón latiendo a una velocidad inusitada, con la adrenalina fluyendo ante el posible castigo que se le vendría encima.

Mas sin embargo, el manto de la noche es traicionero, y más, cuando la sangre es jóven y las hormonas, susceptibles. Kitty giró ligeramente, quedando a escasa distancia de su amigo y mirando aquellos orbes en medio de la oscuridad; Shadowcat se sintió sonrojar tenuemente, aquella cercanía e intimidad momentánea.

-¿Sabes?, es lo más cerca que hemos estado, desde el dia que nos quedamos solos en la mansion-

Musitó sin apartar la mirada de su compañero, ladeando el rostro suavemente, pestañeando con inocencia propia de fémina seductora y que no tiene idea de que realmente, está actuando de esa manera, aunque para ser sinceros, en esos momentos Shadowcat parecía todo, menos una chiquilla impertiente; Bobby siempre decía que en ella habia reencarnado un alma anciana que se hallaba en constante conflicto con el carácter belico de la chiquilla, mas cuando se hallaba sosegada, pensativa como entonces, en las noches eternas donde todos duermen y la piel se desprende dejando paso a los mas profundos sentimientos, Kitty cobraba nueva vida, dejaba de ser la testaruda mujer que siempre hacía su voluntad y se trocaba en ese ser espléndido, reflexivo y amante, una verdadera mujer atrapada, una caja de pandora esperando ser abierta con libertad.

Ahi, al abrigo de las sombras, ella se desprendia de esa piel inutil que se veia obligada a llevar, de esa irreflexion que acentuaba sus movimientos, volviendola un ser peligrosamente temperamental, mas en esos momentos, acariciados por los rayos tenues de las lunas, únicamente pensaba en Peter, en ella, en ambos. Él era solamente otro ser como ella, solitario sin remedio, desprendiendose de la carcaza que en el dia, se ven obligados a llevar.

El la besó, ella se dejó llevar por ese beso largamente añorado, amoldandose como arcilla en las manos de su compañero, dejando que varios mechones de cabello cayeran sobre su rostro, ocultando ese par de orbes cristalinos que chispeaban con el milenario entendimiento de dos seres que se encuentran.

Sus manos, finas y palidas, tan certeras al entrenar con Logan, se posaban ligeras como pluma de ave sobre el cuerpo del ruso, deshaciendose del estorbo de la camisa, sintiendo ansias de él. Un silencio tan antiguo como el tiempo mismo se instaló entre ellos, la chiquilla levantó el rostro con suavidad y clavo la mirada largamente en el hombre de cabello oscuro, la sangre de los amantes es traicionera, se aplaca o hierve en el momento menos esperado, tiñendo hasta los mas inocentes movimientos de una sensualidad innata.

Kitty suspiró, había algo sedante y relajante en aquellas caricias urgidas, eran diferentes a las robadas. El pecho de la ojioscura subia y bajaba acompasadamente, haciendola estremecer por el frio y en conjunto con aquellas caricias que parecían despertar sus sentidos, su piel, seduciendo a su persona en una infinita danza, tan antigua como el mismo tiempo. Esa noche, Mab cantaría para ellos, con la luna como testigo de aquella danza eterna, mientras las piezas de ropa caían en desorden por el suelo del automóvil. Ajenos a todo.

Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Cíclope el Miér Oct 26, 2011 7:21 pm

Off.
Te voy a jugar sucio, Pryde. Sinceramente, Scott.
–Scott, detente– replicó la pelirroja entre risas y caricias, desprendiéndose por momentos del agarre de su amante. Él sonrió y la dejó ir, caminando apacible tras ella, siguiendo con su mirada cada uno de los gráciles pasos que la conducían hacia la sólida puerta que resguardaba el garaje. La telépata se volteó y apoyo su espalda contra el frío metal de la puerta, generando inmediatamente un escalofrío de nerviosismo y emoción a través de su columna, sensación que se manifestó sutil en una expresión vagamente sexual; le sonrió pícara. Sobraban palabras entre ambos, y no por el inquebrantable vínculo mental que compartían, más que eso, sus meros rostros lo decían todo y, con cierto halo de misterio, también ocultaban algo.

Sus labios se reencontraron en un fugas beso apasionado, mientras la diestra hábil de él jugaba con la seguridad de la puerta a espaldas de ella, abriéndola y empujándose ambos hacia el interior del salón. Se sonrieron y volvieron a separarse unos momentos, había complicidad en sus miradas. –¿Estás segura de esto?– preguntó él, inspeccionando rápidamente, sin especial escrutinio, el lugar atestado de sombras y vehículos. Un escondite perfecto para aquellos que buscaban fugarse del mundo por unos momentos, una noche, una vida, quizás. Apoyó su diestra en una de las barras metálicas, palmeando ésta sutilmente. –Es decir, están todos en sus habitaciones, pero...– calló inmediatamente en respuesta al suave índice que la jovial pelirroja depositó en sus labios, guardando cualquier otra réplica que él pudiese tener al respecto. Ella se tornó hacia su pareja, tomando asiento en el mismo tubo con el cual había interactuado, respondiendo con la mayor de las simplezas, irresistible en cada susurro –Pero... ¿Qué?– apartó sus dedos tiernamente y él se rindió.

Desbordados por un arrebato de deseo, chocaron un par de veces con los automóviles del lugar, activando las alarmas de advertencia ante golpes menores; no les importó. Rieron entre caricias y besos, recorriendo ensimismados sus cuerpos, teniendo solo un poco más de cuidado con sus pasos -Cosa que no evitó que tropezaran un par de veces más-. Intercambiaron un par de susurros, algo que solo ellos podían oír, y sonrieron alegres, entusiasmados. Los ojos de ambos velozmente buscaron entre las docenas de vehículos en la habitación, descartando unos o viéndose imposibilitados a acceder a otros, sus miradas convergieron finalmente en el mismo modelo: aquel despampanante deportivo rojo que poseía ya tantas o más historias y aventuras que su propio dueño. No pasaron muchos segundos hasta que Jean, totalmente distinguible debido a sus largos cabellos ígneos, impactara contra la puerta trasera del automóvil y su melena rojiza se desparramara en el cristal de la misma. Scott la retenía de su cintura, besando su cuello en una travesía descendente, ella, por su parte, hermosa y deseable como solo una diosa podía ser, se dejaba reclinar sobre el bajo techo del vehículo, dejándose llevar por las sensaciones. Su amante rozó su barbilla contra su piel, momento en el cual sus inconfundibles gafas de rubí quedaron libres para poder ver tras de ella, exactamente en al interior de la parte posterior del convertible.

Que grande podía ser la fortuna de algunos, no había otra expresión para la abrumadora suerte con la que corría la otra pareja oculta y furtiva al interior del invadido automóvil. La oscuridad y la imposibilidad de retirarse aquel visor oscuro, volvían indistinguible cualquier figura humana en aquel páramo de sombras en el cual Katherine Anne Pryde y Peter Nikolaievitch Rasputin yacían parcialmente desnudos, enmarañados en su propio juego de amor y roces. Scott volvió a desplazar su rostro, tras seguramente darles el susto de la época, volviendo a prestar su atención en su amante ígnea. –Debo decirtelo, Jean, al final... siempre tienes la razón– pocas veces, como nunca, se alegró de haber hecho caso a su amada.
Off 2.
La manipulación a Jean no fue consultada con la jugadora, pero igual va a participar. ¡Ñaca Ñaca!

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Kitty Pryde el Jue Oct 27, 2011 12:27 am

Off: ¬¬ Summers!!

La temperatura en el interior de aquel deportivo se hallaba subiendo en intensidad con cada suspiro apasionado que escapaba a la pareja de jóvenes adolescentes, convirtiendo aquel "amado" automovil de Scott, en un motel de cuatro ruedas; mas sin embargo, ensimismados en los acelerados latidos de ambos corazones, no se percataron ni siquiera, del estruendo de las diversas alarmas que se encendían una tras otra, como si de repente, los sistemas se hubiesen vuelto tan locos como Rogue en uno de sus ataques de furia contra Remy.

-Peter..-

Aquel susurro, que terminó por convertirse en un suave gemido ahogado, fue el primero de muchos, las ásperas manos del Coloso de Hierro se movían tan suaves y delicadas, como el roce de plumas en la piel de la castaña; Kitty se sonrojaba sin poder remediarlo, dejando morir aquellos suspiros delatores en los labios de su amante. Nada parecía alterar ese pequeño paraíso que se ambos construyeron en la diminuta cabina, nada excepto quiza, la intromisión de una nueva pareja en su espacio vital.

Aunque, para ser sinceros, ambos tenían todos los sentidos demasiados ocupados en menesteres demasiado placenteros, que el darse cuenta de la presencia de alguien más, escapaba en esos momentos a su entendimiento y capacidad intelectual, la cual se había reducido a la de dos cachorros retozando.

-Kitty.. ¿Estas segura de esto?-

¿!Por que justo en esos momentos, a él le caía la conciencia?!. Katherine suspiró y arrugó la nariz, meditando dos segundos mientras con las uñas, dibujaba suaves patrones sobre el torso del chico, enarcando finalmente una ceja con cierto desdén pícaro y, sin siquiera responderle con palabras, se deshizo del poco de ropa que le quedaba, besando con cierto desenfreno e ímpetu a su pareja, y, en el proceso, ocasionando que el pequeño convertible se tambaleara, lo que arrancó una suave risa a ambos jovenes, pero ello tambien trajo consigo, la visión de una maraña rojiza a traves del vidrio trasero, justo donde ellos estaban.

-Esos.. ¿son Scott y Jean?!-

Shadowcat dejó escapar un suave grito que Peter tuvo que atajar con sus manos, sosteniendo a la sombra con firmeza por la cintura y dejando escapar una suave sonrisa, ¿así que los superiores, tambien se portaban mal?. Aquello divirtió a la sombra, despues de todo, ¿qué era más excitante, que continuar y huir antes de ser descubiertos?

Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Jean Grey el Jue Oct 27, 2011 8:15 pm

Off: Jajaja. No diré mas ...

Como sombras rebeldes que se escondían en la noche, esperando que la habilidad de Morpheo de debilitar las mentes de los vivos para llevarlos al plácido sueño, la audaz pelirroja, usualmente conocida por ser responsable y sensata llevó a su amado Scott a cometer una acción que no era la más segura de todas. Practicamente lo venía ideando desde que el ultimo de los estudiantes se fue a dormir, cuando ella se quedó sola en la cocina, esperando en la oscuridad mientras bebía una taza de té. Y fue entonces cuando él apareció, tan inconfundible con su camisa oscura y los relucientes lentes de ruby que ensombrecían sus ojos más que la noche misma. Hablaron un poco de todo, primero de los deportes y el desenvolvimiento de los estudiantes bajo el mando del poderoso lider, cuando Scott manifestó a su pareja la rara preocupación que cargaba sobre sí mismo. La unica culpable era la mujer metamofica que se paseaba por la mansión, logrando quitarle a Ciclope la sonrisa de paz y cada segundo de tranquilidad que podría aspirar a tener. Él ya no sonreía, y Jean lo había notado. Lejos de esperar que se le pase por sí mismo la desconfianza, la muchacha de cabellera ignea cayó sus preocupaciones con un beso apasionado, mientras sujetaba el rostro sorprendido de Scott en sus manos. Al momento en que se separaron los rostros, ella respiró cerca, muy cerca de él, acercando sus labios a los oídos del Lider - Estoy celosa de que tus pensamientos giren en torno a una mujer que no soy yo - le dijo plasmando en esas cariñosas palabras, todo lo que sentía, sumado a un beso afectuoso que ella misma optó por finalizar mientras se ponía de pie. Y así fue como la pelirroja guió al Lider por la mansión, mostrandole su cuerpo inalcanzable por momentos, obligandole a alcanzarla en desplantes de ansiedad por tocarla de nuevo, mientras sus cabellos se mecían lentamente como si fuesen llamas encendidas.

Todo hubiese sido perfecto. Para Jean, todo estaba siendo maravilloso, mientras su espalda solo protegida por la fina tela de una camisa ajustada en color marfil, tocaba el frio vidrio del automovil de Ciclope, reluciente y suave como las manos de su amado que se negaban a soltarle. El deseo de ambos parecía estallar en cada uno de los besos que compartían , mientras Jean dejaba caer la cabeza hacia atrás, para permitirle a Scott delinear su cuello con sus labios, aprovechando la mano que no tomaba su espalda a liberar uno de los botones de la camisa de la pelirroja. La sonrisa sensual de la apasionada pelirroja dejaba en claro el goce que estaba sintiendo, mientras sus perpetuos ojos verdes se clavaban en un punto perdido del techo del sitio, donde solo la oscuridad alcanzaba a filtrarse. Su mente estaba perdida en el éxtasis, cuando, repentinamente un susurro llegó a su mente, como si se hubiese perdido en las ondas metafisicas, siendo captadas por la hermosa pelirroja, quien interpretó al instante como un pensamiento -Scott - susurró de repente, pero siendo sus palabras ignoradas por su amante, quien las interpretaba como un gemido de goce. Las manos de Jean tomando y guiando el rostro de Scott en su cuello, despeinandolo por momentos , se volvieron petreas, como indicandole al lider que se detuviese - Scott, espera...No...no estamos solos... -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Cíclope el Dom Oct 30, 2011 8:11 pm

Y cuando ella lo llamó por su nombre, él no se detuvo, sino que pareció arrojarse aun con más ímpetu al cuello exquisito de la pelirroja. Desbordado por la fragua flamígera que crecía entre ambos amantes, sólo las pétreas manos de ella, rígidas y distantes, apartadas del momento, detuvieron abruptamente su avance. Scott alzó su mirada, arqueando sus cejas en sorpresa y con los labios aun sutilmente abiertos, sin comprender que sucedía. Emitió un ruido de cuestionamiento ante el segundo llamado de su nombre, pero las palabras siguientes endurecieron una vez más su faz, llenándola ahora de sorpresa y un poco de incomodidad –...¿Qué?–.

Se desprendió de su cintura y cautelosamente se irguió. –¿Qué dices? ¿Estás segura, Jean?– su vista se paseó furtiva por el oscuro garaje, mirando con desconfianza cada mínimo recoveco que pudiese ocultar la presencia del o los intrusos que su amada había sentido. Se alejó de ella un par de pasos, sin darle la espalda -también tomando distancia del nefasto deportivo rojo- y lentamente condujo su diestra hacia el borde de su rostro, específicamente hacia el marco de sus gafas de cuarzo. No solo su cuerpo se había tensado en estrés, también su rostro reflejaba la expresión menos mágica y carente de romanticismo que podía manifestar. –No veo nada– susurró a la telépata, esperando que, de haber esa presencia notado de su descubrimiento, no se alarmara y causara un caos no deseado. Sus mirada resplandeció en un sutil tinte rojizo que escapó como un halo luminoso a través de los cristales. Sospechó de cada vehículo, de cada espacio, pero jamás consideró ver el interior del deportivo rojo -Aun cuando la historia sugiriese revisar aquel transporte, víctima de tantas injurias y daños, primero-. Volvió su mirada una vez más a la poderosa mujer a su lado, solicitándole un poco más de información o darle un tiempo de aclarar sus pensamientos y dar una información más segura y confiable. –¿Algo?– preguntó.
Off.
El deportivo ya ha sufrido mucho, no creas que no soy capaz de arrasar con él para deshacerme del indeseado intruso, Pryde ¬¬

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Master X el Miér Nov 02, 2011 1:56 am


Parecía que todo se había perdido en la nada de su memoria, cuando él recién se hizo miembro del equipo donde el profesor Charles reclutaba jóvenes especiales con talentos naturales. Era un adolescente cuando conoció a Kitty Pryde, de catorce años, corriendo por los pasillos, llenándolos de su vitalidad y su energía. Era poco mayor que ella cuando sus labios se unieron por primera vez en un juego de la arrebatadora muchacha al saltar sobre sus brazos y robarle un beso. Tenía más edad que ella cuando se dio cuenta que no podían estar juntos porque la edad en America importaba mucho. Pero la pasión arrebatadora que sentía cuando tenía a su Kattya cerca era demasiado poderosa para ignorarla, por lo que decidió ceder a los instintos. Y ahí había terminado por ceder a sus instintos, con ella en sus brazos metidos dentro del deportivo de Ciclope. Presionó a Kitty con sus brazos viendo las siluetas de Jean y Ciclope fuera, con el palpitar de su corazón chocando brutalmente contra su pecho.

-Mi Kattya, si nos ven aquí tendremos problemas. Vete y yo inventaré algo. A mi no pueden castigarme. -

Una mentira que ocultaba parte de razón. Piotr podría tener que soportar la mirada de molestia de Ciclope por estar dentro de su auto, un regaño por parte del celoso propietario y hasta ahí llegaría todo, pero si llegaban a ver a la traviesa Gata Sombra, la historia podría terminar con ella castigada por el resto de su existencia.

Master X

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Kitty Pryde el Miér Nov 02, 2011 1:49 pm

Off: Scott aguafiestas!! (?)

On:

Kitty enarcó ambas cejas ante la intrusión de aquella pareja, ¿que acaso Scott tenía que arruinarle la vida en más de una manera posible?!. Ok, quizá Katherine exageraba, pero, de todas las personas de la mansión, a los últimos que esperaba encontrarse en tan "comprometedora" situación, era a la prudente Jean y al almidonado Scott

-¿Acaso has perdido la cabeza, Peter?, ni pienses que dejaré que cargues con esto-

Masculló la chiquilla, arrugando la nariz en un suave gesto retador que la caracterizaba, ¿qué mas daba un castigo nuevo en su haber?, de todas maneras, si no era ese día, sería otro, su expediente terminaría por explotar tarde o temprano. Kitty suspiró quedamente y se encogió de hombros, restándole importancia a la "profanación" de aquel auto con el desdén picarezco que emanaba de ella por cada poro de la piel.

-Vamos "Romeo", creo que es hora de vestirnos y salir de aqui-

Musitó con renuencia la pequeña sombra, !justo ahora que se divertían!; con cierto remilgo, Kitty tomó sus ropas desperdigadas por el piso, colocándose sin muchos aspavientos el atuendo y, tras darle un último beso al Coloso, se apartó de él y miró por la ventanilla ahumada, la tensión de Cíclope era casi palpable en el aire, ¿sería imprudente darle un pequeño susto?

-Termina y sal de aqui-

Shadowcat mordió suavemente el labio inferior de su compañero, sonriendo juguetonamente y "evaporandose" de ahi, atravesando la coraza del convertible para colarse entre las sombras y llegar hasta el auto tras Scott, emergiendo de él como un travieso espíritu

-¿Que se supone que hacen ustedes dos aquí, sr. Summers?!-

Exclamó la sombra, conteniendo una suave carcajada, aunque alerta a la reacción del lider, despues de todo, Scott siempre podía atacarla y catalogarlo como un "error".

-Ahhh.. Así que los profesores tambien se portan mal!-

Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Jean Grey el Vie Nov 04, 2011 9:36 pm

Por alguna razón la dueña de una espesa cabellera carmesí se negaba a ver más allá, sabiendo en el fondo de su ser que posiblemente alguien se escondía en el sitio donde su espalda estaba apoyada ahora. Debía pensar rápido, sería muchísimo más facil si presintiese hostilidad en las cercanías pero, el pensamiento inquieto de dos personas no eran exactamente alarmantes, sino algo picarescas. Decirle eso a Scott no iba a solucionar las cosas , por el contrario. El líder del equipo, completamente celoso con su deportivo podría lograr que aquel que osase poner un dedo sobre su amado auto desease cortarse la mano por propio deseo. La pelirroja sonrió, buscando calmar sus pensamientos mientras tomaba las manos de Scott entre las suyas, tratando de llevar su atención a cualquier sitio que no fuese su deportivo - Scott, yo creo que lo mejor es subir y...- sus palabras no terminaron de emerger de sus labios rojos, cuando la voz de una muchacha se filtró por entre las sombras, atrayendo la atención de la pareja. Jean abrió sus ojos color verde esmeralda y sonrió algo avergonzada, tomando a Scott por los hombros para colocarse detrás de él disimuladamente -Ahhh.. Así que los profesores tambien se portan mal!- fueron las palabras de Kitty Pryde, la pequeña granuja que se bofaba de la situación y del desconocimiento de Scott de la travesura de la cual ella acababa de escapar. Jean no dijo nada, solo ladeó apenas la cabeza para encontrarse con el vidrio oscuro del automovil de su amante - Si, los profesores tambien se portan mal... - mencionó mentalmente a la mente del joven dentro del deportivo, que todavía peleaba con sus ropas.

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Cíclope el Dom Nov 06, 2011 8:58 pm

–No, Jean. Si algo presentiste...– respondió inmediatamente ante la oferta de subir de la pelirroja, aun observando quisquilloso el sitio, para luego centrar su mirada en ella mientras esta unía sus manos. Un rostro contrariado se formó en la expresión del líder. ¿Qué debía hacer en ese momento? Se preguntó por instantes, no podría ser capaz de dejar la situación así, tanto respecto a su amada como al misterioso intruso. Se liberó de su agarre, indicándole que no tomaría más de unos segundos. –¿Remy? ¿Rogue?– preguntó elevando su voz, haciéndose escuchar en todo el garaje. ¿Respuesta? Nada. –...Quien sea que estés ahí, sal ahora y facilita esto– continuó buscando dar con las palabras más asertivas posibles. Lamentaba no encontrarse de uniforme en esos momentos; en éste se encontraban los controles para activar la defensa de la mansión sin necesidad de descender al salón de guerra mismo. Renegó con su cabeza, viendo que su intento era nulo –Si, subamos...– culminó cabizbajo, con notoria preocupación.

Sólo las palabras que pudo escuchar a continuación o, mejor dicho, el timbre de voz de éstas fue lo único que lo arrancó de su meditativo estado. Su rostro se tensó inmediatamente y se volteó con la misma celeridad –¿Pryde?– preguntó en voz alta al escuchar la juguetona sentencia de la muchacha. Abrió sus labios ligeramente sorprendido, perdiendo las facciones pétreas e inamovibles que lo caracterizaban en su trato mundano con ella. Jean se agazapó tras él. Su quijada se endureció e increpó secamente –¿Qué haces acá?– sin contestar su malintencionado juego de dejar en vergüenza a ambos profesores.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Kitty Pryde el Mar Nov 08, 2011 11:30 pm

Kitty le dirigió una ojeada nerviosa a la pelirroja pareja de Scott en el momento que, de forma casi imperceptible, ladeó la cabeza hacia la ventana ahumada del convertible; casi se podían ver los engranes de la mente de Katherine moverse a una velocidad inusitada, con el temor pintado en la mirada, ¿iría Jean a descubrirlos en aquella flagrante transgresión?, Shadowcat no quería que Peter fuese castigado, despues de todo, era ella la que había presionado al joven ruso para que se escabulleran a aquel sitio, profanando el "santuario con ruedas" de Scott.

-Oh vamos, Scott!!, ¿Por que siempre tienes que ser tan rígido?, !deberías portarte mal de vez en cuando!-

Aquello era cruzar la línea, sobre todo, por estar presente Jean, capaz de hecharla de cabeza en dos segundos, solo con una rápida ojeada a su mente alterada por las hormonas y.. no, únicamente por las hormonas...

Jean.. Por favor.. De mujer a mujer.. Si me aprecias un poco.. Si quieres a Peter aunque sea una pizca.. Por favor, !te lo ruego!; no le digas nada a Scott

Los caóticos pensamientos de la castaña se organizaron -o al menos lo intentaron- en ese único y vehemente eco mental, que esperaba llegase a Jean. Sin apartar la mirada de la pelirroja, la pequeña sombra salió completamente de aquel estado etéreo encarando a la pareja de profesores, recuperando la compostura y sonriendo desfachatada y burlona

-!Que dirá el Profesor!, dos de los más sensatos profesores, dando un mal ejemplo a una pequeña y dulce estudiante!-

Ok, aquello era tirar demasiado de la cuerda, pero la sombra quería darle tiempo a Peter para que saliera corriendo de ahi si era necesario. Con una pícara sonrisa, Shadowcat se acercó a Scott y le picó la mejilla, guiñándole un ojo con coquetería, increpando al lider

-¿Que hago aqui?.. ¿Acaso una chica no puede dar un paseo a la luz de la luna?-

Si era necesario, Kitty le diría a Scott que estuvo a punto de robarse la Hummer o su motocicleta, despues de todo, el castigo que le esperaba era ya algo rutinario, comun y corriente en su haber.

Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Jean Grey el Dom Nov 13, 2011 8:44 pm

El silencio penetrando la oscuridad del garaje era la unica respuesta que hacía eco a la voz juvenil de la llamada Shadowcat. En el interior del auto, su amante se mantenía en una posición completamente tiesa, temeroso de que una sola mirada del Lider de los Xmen alcanzase a vislumbrar la verdadera razón que había llevado a Kitty abajo de la mansión a esas horas de la noche. Pero no era solo eso, sino tambien el saber que tal vez ella podría cubrirle de alguna forma. Jean, la telepata de cabellos de fuego podía sentir la culpabilidad a flor de piel en el mutante Coloso, y tambien, sin necesidad siquiera de indagar en la mente de Kitty, la preocupación de ésta por él. Escuchó con claridad la voz de la más joven mujer X, traviesa al punto de llegar a robar el deportivo de Scott y de hacer volar la cocina, pero siempre con algo de criterio. Si Scott llegaba a saber lo que estaba haciendo ahi abajo con Coloso, su ira sería algo que solo podría estar medianamente a la altura de su decepción. No hubo necesidad de que Jean dijese una palabra a Kitty, simplemente asintió con la cabeza, siempre ubicada detrás de su amado.

Colocó ambas manos en los hombros de él con suavidad, remarcando con esta acción su presencia al Lider, sonriendo suavemente para colocar sobre su hombro la cabeza y así tener más cerca sus labios del oído de él. Seguidamente entrelazó sus brazos en la cintura de Scott en un gesto cariñoso, interviniendo sagazmente en la conversación - Que agradable casualidad. Pero debo atribuirme la culpa por haber arrastrado hasta aquí a Scott. Él esta todo el tiempo tan preocupado que supuse que no le vendría mal olvidarse un poco de los problemas dentro de la mansión ¿verdad, Scott?- preguntó volteando la mirada levemente a su oido, pero clavando los ojos en Kitty, siendo estos como dos esmeraldas verdes, penetrantes y poderosas que hablaban con la claridad de las palabras - ¿Que tal si nos vamos a la cocina y hablamos con más tranquilidad alla? No queremos que Logan o Gambito aparezcan luego de sus salidas nocturnas y nos encuentren aquí en esta vergonzosa situación -

Jean Grey

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 31/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Coloso el Vie Nov 18, 2011 6:37 pm

Dentro del deportivo, la sombra pesada y formada del granjero ruso liberaba gotas de transpiración por su frente y brazos, así como su torso desprovisto de ropas. Supo que meterse dentro del auto de Ciclope era una falta de respeto a él, pero por un momento había dejado de pensar, dejándose llevar por el huracán de cabellos castaños y sonrisa encantadora. Ciclope estaría decepcionado por su falta de criterio y el solo pensar en eso era lo único que le ataba a no dar la cara, como si el orgullo de un hijo de Rusia penetrase en su ser con lanza, golpeando su pecho. Kattia estaba ahi, dando la cara por él, dispuesta a hacer cualquier cosa que llevase los ojos acusadores del Lider lejos de Peter.

<<-Señorita Grey, sé que me ha visto. Estoy dispuesto a sufrir cualquier castigo, pero Kattya no merece una reprimenda esta vez. ->>

La voz de Coloso estaba cubierta de matices de un acento ruso, lo cual le permitía remarcar las "r" en algunas palabras. Pero su honor y su inquebrantable caracter le gritaban que debía dar la cara. Solo una cosa le impedía abrir la puerta y salir para enfrentar cualquier tipo de castigo, y no era su amistad con Ciclope, sino su dulce Kitty. Si él lo hacía, ella tambien estaría implicada como tantas veces a tantas travesuras ya. En la Madre Rusia, él y ella no serían desprestigiados por tener una relacion , a pesar de ella ser menor que él. Estarían casados inclusos, y él trabajaría la tierra para poder mantener la casa y la familia que pudiese tener con su esposa. Pero había elegido venir a America y con eso se ataba a las costumbres americanas. Kitty para él debía ser intocable y aun así, se dejó seducir por el encanto juvenil y las multiples charlas con la adolescente. Su mano temblaba mientras extendía sus dedos a la puerta del automovil, cuando otra voz, esta vez de Jean hizo que detuviese su primer impulso de exposición.Ella supo que él estaba oculto y aun así, lo estaba cubriendo.

<<- Por Rusia, señorita Grey, no tengo palabras para expresarle mi gratitud - >>

Cerró sus ojos y dejó pasar saliva en silencio. Su frente ahora estaba humeda por la transpiración nerviosa y en su pecho, la presión de la culpa palpitaba a la par con su fuerte corazón. <<Esto no debe volver a suceder. No puedo volver a exponer a Kattia a este tipo de riesgos>>

Coloso

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 28/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Cíclope el Sáb Nov 19, 2011 4:46 pm

Torció su ceño con sorpresa e incredulidad por las palabras acusadoras y cargadas de manipulación de la intrépida adolescente. Todos en la habitación, excluyéndolo a él, sabían perfectamente lo que ahí sucedía y cada uno, a su forma, tomaba ventaja para moldear de una u otra forma la actitud del cuestionado líder. ¿Paseo a la luz de la luna? ¿En pleno garaje? ¿Después de toda la historia que vinculaba a la pequeña sombra con los vehículos que ahí yacían? No. Si esperaba, siquiera, conmover al férreo hombre ante su supuesta inocencia, la cual no había razón por poner en duda -Aún-, debería emplear su cabeza tan a fondo como lo hacía para formular travesuras y otras jugarretas.

Apoyó la zurda en su cintura y alzó la diestra para apuntarle ligeramente a la muchacha. Aun cuando el bochorno de momentos atrás, tras ser encontrado en tal situación con su amada, lo había amedrentado por momentos, la oscuridad ocultando el sutil rubor de sus mejillas y el reconocer de quien se trataba la presencia intrusa reafirmó sus ánimos. Estaba dispuesto a recitar los múltiples códigos de seguridad de la mansión y el porque era imprescindible que los estudiantes, aquellos que eran menores de edad, reportaran todas y cada una de la salidas nocturnas que tuviesen que efectuar. Pero la pelirroja que lo acompañaba parecía tener otros planes. No sólo se excusaban a ambos, ¡sino que parecía tener intenciones de dejar ir a Pryde sin reprimenda alguna! Inconcebible para el estricto Scott. –Jean– murmuró buscando interrumpir la cadencia de palabras de ella; sin éxito, por supuesto, –Jean– repitió, zapateando intranquilo el concreto a sus pies, –¡Jean!– elevó su voz a la par que ella culminaba, ahora con ambos brazos cruzados y la mirada gacha. Bufó y negó con la cabeza –Si, tienes razón. Tampoco deberíamos...– añadió inmediatamente en forma de disculpas, tras notar su propia sangre era más pesada que la liviandad de la situación. Iba a continuar, pero al alzar la mirada encontró a una sonriente Pryde, seguramente orgullosa de su pequeña victoria, totalmente confabulada, contra el agotado némesis de sus diabluras –Hablaremos de esto mañana, Kitty– agregó formal, sin apartar el destellante y juicioso visor carmesí de ella, mientras tomaba a la telépata de la mano para salir de ahí con caminar pesado. ¿Nada que apuntase, ni siquiera en la más mínima expresión, a su felicidad saldría bien mientras estuviese dentro de la mansión? Condenada sea su suerte.

Cíclope

Mensajes : 259
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Kitty Pryde el Miér Nov 23, 2011 10:07 pm

!!Ni se te ocurra, Piotr Nikolaievitch Rasputin!!, que me he jugado el pellejo por salvarte

Aquel pensamiento ligeramente enfurecido por parte de la pequeña sombra fue el resultado de años de conocer casi a la perfección al joven ruso, el cual -Kitty podía apostar su vida- estaba debatiendose seriamente entre dejarse ver para salvarla del castigo, o permanecer ahi escondido.

-Si Scott, creo que deberias hacerle caso a la linda Jean, ¿por que no se van antes de que Logan o Remy vuelvan?, sabes bien que esos dos, no se las gastan pronto-

La sonrisa de Kitty se amplió, algo tensa por el tiempo que transcurría; quería ya darle la patada a la parejita lunamielera para poder poner "a salvo" a Coloso, pues la cada vez mas severa reacción de Cíclope, le hacía creer a la sombra que en el momento menos esperado, leería en sus facciones la gran afrenta que llevaron a caboy aquello terminaría en una situación dificil de imaginar -en todos sentidos-

-Si, si, si Cíclope, lo que tu digas, lo que tu quieras.. Castígame mañana si deseas por merodear e interrumpir tu empalagoso romance-

Exclamó Shadowcat, con la esperanza de que así, el hombre del visor de rubí la tildara de loca, se diera media vuelta y se largara de ahi con su pareja

Jean, por favor...

Suplicó la pequeña minina, dirigiendo una mirada fugaz hacia el automovil y los vidrios ahumados, ¿lograría salir Coloso de ahí sin levantar sospechas?, mas sin embargo, la misma respuesta hizo que la castaña frunciera el ceño, dándole la espalda a sus superiores; ya tendría tiempo mañana, de agradecerle hasta el cansancio a Jean por haberles salvado el pellejo, por ahora, solo quería constatar que a su joven amante ruso, no le hubiese dado un ataque.

-¿Peter?-

Susurró la pequeña sombra con cierto matiz de preocupación en las palabras, mirando por encima de su hombro en espera de que las dos siluetas desaparecieran por completo, ¿por que rayos ahora caminaba Cíclope tan despacio?!.

-Es mas, si deseas, Scott, hagamos un ligero trueque.. Tu me dejas salir hoy, y... Yo les presto mi habitación-

Todo aquello, fue murmurado entre dientes, quizá con la intención de que él no la escuchase, o quizá con la muy remota esperanza de que éste captara aquella propuesta y por obra de algun dios mutante inexistente, la aceptara sin rechistar.

!Ja!, si, claro!, en tus sueños, Pryde!

-¿Peter?-

Susurró nuevamente, acercándose al convertible con demasiada cautela, vigilando por la periferia de la mirada a Scott y Jean, mientras adoptaba aquel aire etéreo que le permitía atravesar cuanquier superficie, si era necesario, saldría por le mismo piso del garage, aunque aparecieran en el Cuarto Peligro, si era necesario

El Cuarto Peligro

Pensó Katherine, enarcando ambas cejas y embarcándose en una de sus múltiples fantasias maquiavélicas.. ¿Y si.. se trasladaban al cuarto peligro?, ahi era muy poco probable que alguien fuese a interrumpirlos, despues de todo, pasaban de las doce y todos dormían.. O casi todos..

Kitty Pryde

Mensajes : 333
Fecha de inscripción : 10/05/2011
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ... ¿Problemas?

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:31 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.