Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Rogue el Dom Nov 06, 2011 8:41 pm

Martes 18 de Septiembre. Tarde

El sol cae luego de un día pesado, en el cual se movían los viejos trozos de una ciudad rota por la carencia de humanidad en ella. Nos siguen como si fuésemos animales, nos cazan como si nos tratásemos de nada más que escoria, pero ¡Por qué no se miran a ellos mismos!. Humanos, seres humanos que caminan entre si, sabiendo que junto a ellos hay personas que pasan hambre y ellos pudiendo remediarlo se van a tomar un café en Tiffanys. Un hombre tirado en el suelo espera que la caridad de algun alma le brinde algo de comer, pero todos pasan a su lado como si él no existiese. Solo un guardia de la boutique sale para comunicarle que debe retirarse. Que la visión deshonrosa de su persona no es agradable para los turistas franceses e italianos que consumen en el local.

¿Y a nosotros nos llaman animales?

Cuando él pobre hombre se marcha paso a su lado y le dejo en sus manos un billete de 50 sin detenerme siquiera a recibir las gracias. No sentí el roce de su mano dado que la mia estaba cubierta por guantes que me impiden tocar directamente a cualquiera. Aun así, cuando él se voltea yo me perdí en medio de la gente, huyendo de sus ojos ¿Me agradecería de saber que puedo hacer cosas que los humanos normales no? Luego de ver eso, empiezan en mi las dudas continuas...¿Por qué somos la escoria de la sociedad? ¿Por qué nacimos así y somos repudiados? He conocido ambos lados de la ley, siendo Rogue la hija de Raven, quien consumió los poderes de Carol Danvers, quien le extrajo la vida como una niña a un insecto jugando a arrancarle las patas...y ahora soy Rogue, la mujer X que trata de ocupar sus poderes para el bien...¿A alguien le importa?

-A un lado, abran paso- Me dice un sujeto de traje negro y lentes a quien choqué sin querer mientras él bajaba de una motocicleta. Detrás de él se detienen otros dos coches y varias motocicletas. Por lo visto trasladan a alguien importante. Demasiado de hecho. Mis ojos no dan crédito cuando ven descender de una de las limusinas un rostro familiar, demasiado familiar para mi gusto. Nada más y nada menos que el cretino activista que había propuesto la ley de registro de mutantes, sonriendo a los fans que gritaban su nombre. - Tienes que estar bromeando... - me digo cuando lo veo saludar y hacer el simbolo de la victoria ante un grito general. Pero entonces a mi lado pasa algo que choca directamente contra mi moralidad. Un muchacho de tez blanca, oculto debajo de muchos trapos que me impidieron notar alguna anomalía en él. En sus manos, tiene un arma de fuego - Tu...voy a terminar con esto - su mano tiembla dado que no nota que alguien lo esta viendo. Yo estoy a su lado, noto que el tono verdusco de su piel no es normal. Él es como yo...solo que a diferencia de mi, no puede ocultarse del ojo publico detrás de un velo de supuesta normalidad. No tiene poderes, no debo ser el profesor para notarlo dado que de tenerlos, no portaría un arma. - ¡Voy a terminar con esto! - grita pero sus gritos se pierden en la voz general de los ciudadanos.

Estoy a su lado, puedo detenerlo. Pero ¡Vamos! Ese maldito merece que una bala se aloje en su cabeza...Solo que...solo que...no es correcto - Lo siento , amorcito - digo mientras extiendo la mano hacia el muchacho, tomandole de la muñeca para evitar que disparase, tratando de no hacer notorio nuestra presencia ante la euforia general - No puedo dejar que lo hagas - replico, evitando hacer presión con mis musculos para así no dañarlo pero él se empeña en disparar, de hecho...lo hace - Tu...tu no entiendes - dice arrepentido, viendo como la bala impacta en mi abdomen. La gente empieza a gritar y pasa aquello que yo tanto temia...Somos de repente el centro de atención - Creeme, chico, lo entiendo mejor de lo que tu imaginas...-

La multitud se disgrega y el muchacho aterrado lanza el arma al suelo. Ya es tarde, somos el blanco de varios que gritan ¡Mutantes! a viva voz. - Bien hecho, cielo. Y yo que quería tener una tarde tranquila -

Rogue

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Tifón el Vie Nov 11, 2011 11:15 pm

"...Te has apartado tanto de la realidad que tus ojos se han vuelto ciegos. Eres las aguas más profundas de la miseria que consume esta humanidad, eres la tiniebla del abismo. Ya no eres hombre, eres Fausto, ahogado por codicia, deseaste engañar al mismo diablo. Pero hoy la marea sube mientras tú bajas y el curso natural de todo se cumple... y entenderás que él sabe más por diablo, que por viejo. Duerme con los peces, Kelly"

Su mirada, déspota, totalmente carente de otra emoción que la misma lujuria por los actos a cometer, parecía totalmente arrancada de esta vida. No había brillo en ésta, sólo el más terrible de los vacíos se manifestaba en la misma. Un universo de infinito odio y desdén que engullía todo lo que se cruzaba a su paso. Aquellos ojos fulminantes no pertenecían a nadie más que él, el único que podía portarlos sin caer en el abismo de la locura absoluta y no reducirse a balbuceos insensatos que desembocarían en el suicidio; el terror marino observaba más alto que cualquier presente la llegada de la caravana teñida en negro, anunciando la inminente aparición de su añorada presa.

Su corazón latía acelerado, no por miedo, sino por expectación. ¿Qué horrores podrían yacer tras la barrera de ejecutar o no su tan fraguado plan? No por que pensara retractarse, en lo más mínimo..., la idea lo incitaba a cometer con más empeño aún el asesinato. Desde el piso veintisiete del edificio aledaño su efigie altiva lo vio emerger, sonriente y burlesco, de resplandeciente cabellera blanquecina -Mejor aun, asemejaba un blanco móvil entre tanta vestimenta opaca-, como si la agonía tras los vítores de sus insulsos seguidores no existiera, como si jamás hubiese siquiera sido mencionada. Sabía que no acabaría con todo y, aún así, prefirió ser el primer tímido disparo entre los frentes armados. Desataría la guerra que tanto añoraba y consumiría al mundo en ella, sólo así la paz podría erguirse por sobre los cadáveres pútridos del odio y la intolerancia, con él como aquel gran mártir desconocido, en la cima de la pila de cuerpos, muerto y carente de todo indicio que alguna vez estuvo vivo. No quería reconocimiento, al contrario, quería que ellos fuesen expuestos: Los silenciosos y que ocultaban lo impropio, los habladores y que exponían en exageración. De ellos sería el turno, no antes, no después, ahora.

Tensó sus falanges y reveló un juego de terribles aletas que rajaron a través de sus ropas, cada una tan filosa como la más mortal navaja y lo suficientemente extensas para amenazar a cualquiera que osara acercarse a él. Sus pupilas se fijaron en el político y amenazó con tomar impulso para abalanzarse, como un caído mesiánico, sobre él, acabando su vida de la forma más abruptamente imaginable. Pero todo quedó en un amague, donde sus pies se clavaron al borde del edificio, deteniendo todo el ímpetu de su fatal descenso. ¿Qué sucedía allá abajo? Creyó escuchar un disparo perdido, totalmente impredecible. No veía nada más que un tumulto agitado y las masas vestidas de negro arremolinándose alrededor de Kelly. No, el maldito racista iba a escapar. Alguien se le había adelantado y, no sólo eso, también falló. Tifón apretó sus mandíbulas, casi trizando su propia dentadura en fervor y tirria. No le robarían su oportunidad, ni en el más remoto de los casos. Desde su sitio, estático retomó su impulso inicial, dejándose caer como un meteoro rabioso por sobre el repugnante individuo del senado. Lo aplastaría como el gran insecto que era. De cabeza hacia el suelo, con cálculo perfecto, el mutante parecía una saeta en su caída, extendió sus brazos pocos metros antes de aterrizar, buscando asegurarse que degollaría no solo al hombre perseguido, sino también a todos los demás guardias que intentasen resguardarlo mientras el tumulto corría hacia el interior del vehículo por el cual llegaron inicialmente.

Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Rogue el Dom Nov 13, 2011 9:16 pm

-Una tarde tranquila ¿Es mucho pedir para una chica del sur? - les grito mientras atraigo hacía mi toda la atención, empujando al chico mutante al suelo para así evitar que viesen su piel. - Si tienes la habilidad de correr, usala. - mi voz habla bajo para así no poner en evidencia que él y yo somos algo, que él había disparado esa arma. De hecho, ahora su arma estaba en el suelo y él tiembla sin saber que hacer. Los armatostes que cubren al maldito genocida mutante Trask empiezan a abrir paso por entre la gente, buscando a la "muttie" que había amenazado la integridad del político. Ellos querían problemas...se equivocaron al buscar a una malhumorada yo para conseguirlos. En medio de la multitud, mi figura se levanta por los cielos, extendiendo mis brazos de forma que estos queden en forma de cruz, atrayendo hacia mi las miradas - Si, ¡ llévense a ese idiota! - es mi voz la que resalta por entre los gritos. Para cuando bajo la mirada apenas, puedo ver al muchacho huyendo por medio de la gente, seguramente arrepentido y con el corazón en la boca. A veces desearía ser la de antes...y haberle permitido apretar el gatillo. Un Trask menos en la sociedad. Un parasito menos del cual preocuparnos.

Sin embargo mi fe y mis creencias son puestas nuevamente a prueba mientras esquivo con habilidad algunos disparos de los guardaespaldas del político, mientras los otros tratan de meterlo en el mismo automovil donde habia llegado. Pero entonces, desde los cielos celestes, una mancha se vuelve amenazadoramente más y más nitida. Desde lo alto de los edificios, una figura se lanzó directamente hacía Trask, poniendo su vida en una linea sin retorno. No podrían moverlo a tiempo y de hacerlo, las garras de aquel ser, raramente familiar a Sabertood terminarían por destajar su carne. Si lo dejo morir ahi...no había opción más sencilla. Simplemente ver como ese hombre cae sobre Trask, como lo destaja, como se aleja...Realmente ese tipo de opciones ni siquiera se piensan...Pero ahi estaba yo, pensándolo. Dejé de ser una villana hace mucho tiempo, ahora era una mujer X.

-Diablos... - me dije sin más y me lancé en pleno vuelo como un bólido hacia esa figura que caía. La intercepté en el instante en el cual estaba a pocos metros de su blanco, tomándolo de la cintura con un abrazo cuasi letal, mientras yo no detenía mi vuelo, sino que por el contrario, me lanzaba junto con él directamente al pavimento - Lo siento, cariño. Pero esta no es una pista de aterrizaje - diría mientras arrastraba su cuerpo por el asfalto, levantando las rocas y dejando una linea recta debajo.

Rogue

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Tifón el Mar Nov 15, 2011 3:18 pm

Como un bólido de angustia y rabia era su caída, asemejando más la naturaleza de un meteorito que de hombre alguno. No había gloria en su descenso, al contrario, sólo el repudio podría enmarcar un acto tan viciado, tan lleno de rencor, tan vengativo. Sus ojos dolían, el viento los laceraba con infinitas navajas, y a él no le importaba; no desistiría, no a esas alturas, y esa era la única forma de asegurarse que caería como un dardo sobre su blanco. Él quería cien puntos y nadie, absolutamente nadie, podría anteponerse en su voraz deseo.

Clamó su nombre por primera y única vez, elevando su ser en un grito corto y repentino, sería lo último que le permitiría escuchar. Los protectores del político ni siquiera lograron alzar su mirada para cuando él ya se encontraba por alcanzarlo. Tensó sus falanges, más rígidas que nunca, y extendió ligeramente sus zarpas hacia su víctima; sólo una última sonrisa de satisfacción se formó en sus viciados labios, mortecinos como el rostro de la muerte misma.

Y ahí ocurrió, en ese mismo instante de inconmensurable satisfacción donde sus anhelos fueron arrancados del casi agarre de sus fríos dedos. La colisión fue brutal, iba descendiendo demasiado rápido como para ser de otra manera, sólo sintió un fuerte impacto en su torso que le arrebató el poco aire que mantenía dentro y su rostro se desfiguró en una mueca de arrebato y confusión. Extendió su diestra, observando tras los largos cabellos castaños de su interceptora como el repudiable hombre subía a su vehículo y el mismo parecía listo para huir, deseando alcanzarlo etereamente y robar su vida de alguna forma. –¡No...!– Fue lo único que emanó de sus labios en un grito ahogado.

Una expresión de agonía rabiosa se apoderó de su faz, observando de reojo el rostro de la salvadora del humano. Ahora se arrastraban ambos por el concreto, con él como escudo ante todos y cada uno de los impactos. Su carne se remecía con los golpes demoledores, casi sintiendo como su columna cedería en cualquier segundo; pero no sería aquel día, no de esa forma. Apretó su mandíbula y con una elasticidad abrumadora, casi propia del hombre elástico, apartó su rostro de ella arqueando su espalda, para volver a reducir al mínimo la distancia con un demoledor cabezaso directamente a la nariz de la hermosa sureña. Sólo en aquel segundo la apreció bien, observó su rostro hermoso y el distinguido mechón albino que destacaba sobre todo. No, no tenía la menor apariencia de trabajar para la rata manipuladora cuyo vehículo comenzaba a derrapar por salir de ahí cuanto antes.

De no haber surtido efecto el primer impacto, repetiría la dosis incontables veces, tomando ventaja de su increíble resistencia al dolor y deterioro físico para propinar incansable estridentes cabezasos al rostro de la entrometida muchacha hasta liberarse de su poderoso abrazo.

Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Rogue el Miér Nov 16, 2011 9:16 pm

Uno, dos, no recuerdo cuantos son los golpes que resuenan en mi rostro, sintiendo como los huesos de mi nariz tiemblan. De ser normal y no tener los poderes de Danvers en mi ahora, estaría muerta seguramente. La bestia en mis brazos, sin ofender a Hank con tal sobrenombre, sigue lanzando golpes a mi rostro hasta que en un momento de aturdimiento, simplemente le libero del agarre de mis brazos y dejo escapar un alarido, mientras un hilo de sangre bordea mis labios, emanando de mis fosas nasales. Tengo un alto grado de invulnerabilidad...no soy invulnerable. Por esa razón no puedo evitar llevar mis manos enguantadas a mi propio rostro mientras mis piernas tratan de alejarme de aquel mutante. En un arrebato compulsivo, cierro mi puño derecho y le lanzo un puñetazo a la mandíbula, buscando más soltar toda mi ira sobre él por haber hecho lo que hizo - ¿Acaso no te enseñaron a tratar a una dama? - en mi voz resuena la furia mientras mi espalda erguida permite mostrar completamente la figura de mi cuerpo, revelada como una sombra ante el sol poniente. Es entonces que veo al sujeto que había saltado sobre Trask, buscando destrozarlo sin dudas. Su piel, su rostro, pero por sobre todas las cosas su mirada me generan una sensación que me es dificil de describir. Mi puño tiembla mientras mi otra mano limpia la sangre en la parte superior de mis labios quedando mis guantes amarillos manchados con rojo.

Ese hombre tiene una mirada llena de odio y rencor. Por instantes me recuerda a Logan en su peor momento, en las batallas que combatimos como enemigos, uno contra el otro, sintiendo el rencor en cada mirada que me dirigía, detestandome por lo que yo le había hecho a Danvers, su amiga. - ¿Quién demonios eres tu? - no puedo fingir diplomacia; Ororo y Jean siempre fueron mejores que yo en eso - ¿No te das cuenta que si matas a ese sujeto, culparán a todos los mutantes? - terminó de exclamar, moviendo mi mano en un golpe al aire cargado de frustración. Otro error como el de Deadpool que terminé con la muerte de Trask o Kelly y nuestra raza estaría destinada al exterminio masivo.


Rogue

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Tifón el Jue Nov 17, 2011 5:17 am

"Esta mujer... No importa cuanto la golpee, no se detiene" Pensó el feroz mutante, incorporando fuerzas renovadas con cada desaforado impacto que propiciaba al bello rostro de la desconocida. Como un tren al sur, desconocía inmensamente la potencia que la frágil figura de la castaña escondía. Aún cuando parecía infructuoso, en la continua colisión de cráneos pudo percibir como sus huesos crujían sutilmente. Justo antes de desistir, aquella sublime muestra de vulnerabilidad lo reanimó a proseguir. "¡Me gusta eso! Pues tampoco vine acá para cortarme" Apartó su cuello una última vez y apretó sus mandíbulas, imprimiendo más fuerza que nunca en sus músculos, proyectando un único testarazo a la nariz de la joven.

Había algo extraño en esos breves instantes de tacto. Aún cuando él manifestaba todavía más empeño en cada intento de escape, podía sentir como sus fuerzas eran sutilmente mermadas hasta separarse de ella. En cierto grado se alertó del fenómeno, pero la adrenalina y el concreto triturando su médula espinal lo tenían ocupado en otro asunto.

Cuando por fin ella lo liberó, no hubo una mueca de satisfacción en su rostro, al contrario, la tensión podía evidenciarse en los gestos de ambos. No replicó a las palabras de ella debido a que no quisiera, sino que el tiempo puramente no le permitió modular frase alguna. El puño frenético y furioso de la mujer impactó de lleno en su mejilla, acarreando una fuerza de cientos de kilos, capaces de destruir concreto o casi cualquier estructura conocida por el hombre. Así lo sintió él. Voló y su efigie rodó varios metros por el piso, no sin antes arrastrarse sin piedad alguna por el mismo piso que momentos antes destruía con su corporeidad. La travesía se detuvo cuando impactó con algo menos de velocidad contra un automóvil, destrozando su cristal frontal.

Los pasajeros del vehículo gritaron horrorizados. Por fortuna para ellos, el cuerpo del terror marino quedó sentado en medio la destrozada carrocería del económico coche familiar. Los niños en el asiento trasero aun permanecían con las cabezas entre sus manos, aterrados, mientras los padres miraban con total incredulidad lo que acababan de apreciar. –No... Siempre nos llevamos así– Susurró ahogado en su propia sangre, la cual escupió débilmente haciéndola correr por un costado de su faz. Miró algo mareado a su alrededor, identificando el rostro del hombre de color que intentaba abrir desesperadamente la puerta a su lado. –Toma a los niños y sácalos de acá. Esto no será un espectáculo para menores...– musitó levantándose aquejado, mientras su gran zarpa se clavaba en el metal exterior del trasto, ayudándose para emerger del mismo. La familia inmediatamente salió del sitio y todas las personas en la calle misma empezaron a correr con pavor. Tifón, con pasos pesados y limpiando la marca sanguínea de su faz, miró fijamente a la agresora unos segundos, estudiando con detenimiento su fisionomía –...Tendré una cita– concluyó la sentencia anterior, bromeando para sí mismo, mientras volvía a expulsar otro escupitajo ensangrentado.

Respiró profundo y torció su cuello, bufando hastiado. No replicó a la primera pregunta, ocupó esos segundos para observar como el vehículo negro ya viraba por la distante esquina de dos lejanas calles. Sería imposible alcanzarlo a esa altura; había fallado. También siguió con detenimiento la gran marca de cemento destrozado con su lacerada anatomía, exhibiendo una ligera mueca de satisfacción "Eso es nuevo". Su corazón aún latía frenético, pero su expresión no denotaba mayor exaltación que la de ella. Entonces contestó tenaz –Mejor que nos acusen de a uno, ¿no?–. Infirió la identidad de la extraña, los actos inhumanos y su inusual interés por la temática mutante la delataban. ¿Una mercenaria para proteger al cuestionable senador? ¿Alguien como él? No, no tenía esa apariencia. –Tienes fuerza, pero no me interesas, muchacha. Vete a casa, compra un casete y disfruta tu vida. Tengo un almuerzo con un amigo– Añadió déspota, dirigiéndose a ella con el rostro firme en su mirada. De no ceder, las negruzcas zarpas retráctiles en sus uñas yacían tranquilas y listas para proseguir con la negativa de la, aparentemente, testaruda muchacha.

Los grandes hombres de negro se acercaron, aquellos que no resguardaron el escape del político, y apuntaron sus armas hacia la dupla, rodeándolos con sus inclementes índices preparados para apretar el gatillo. El imponente mutante, desnudo en su torso, pues lo poco que traía consigo no era más que jirones tras la acometida de su interlocutora, paseó su vista en todos los presentes en el sitio.

Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Rogue el Vie Nov 18, 2011 11:23 pm

–Tienes fuerza, pero no me interesas, muchacha. Vete a casa, compra un casete y disfruta tu vida. Tengo un almuerzo con un amigo– En mi mente se formulan dos teorias cuando le escucho decir eso: La primera es que sabe que no podrá vencerme y la segunda es que ya ha notado que Trask cruza la esquina y huye como una gallina asustada. En tal caso, prefiero la teoría número 1, pero como dicen por ahi, no siempre uno tiene lo que quiere. - Estoy segura que le dices eso a todas, muchachote. - digo mientras tomó el guante de mi mano derecha con la zurda, desnudando mi mano y dejando ver cada uno de mis dedos. Nadie jamás sabe lo que oculta mi mano, que a simple vista, hasta parece delicada. Puedo destruir vidas con un roce, puedo robar más que un politico a un ladrón. Puedo volverme una real asesina con ella si no controlo mi tacto. Y juro por Dios, tiemblo ante la idea de usarla una vez mas.

Hubiese deseado que la batalla siga entre él y yo, pero si le doy un gramo de espacio, se lanzará a matar a esos matones de Trask. Gente con armas, pagados por un político enfermo que creo que los mutantes debemos desaparecer del mapa. Gente que tiene casa, familia, impuesto, padres, hijos, hermanos, mascotas. Gente inocente. Yo sé eso pero el idiota que se lanzó del edificio no parece preocupado por la seguridad de ningun ser humano. - Lo siento, amorcito, pero no puedo esperar la segunda cita para ponerte una mano encima - digo sin esperar a que abran fuego, lanzándome en vuelo sobre el mutante, buscando tomarlo de la cintura con ambos brazos extendidos, solo que esta vez, no deseo que crucemos la calle. Deseo elevarnos a ambos para llegar a la parte superior del edificio más cercano. Aun así, puedo escuchar los disparos detrás de mi y los gritos acusadores que nos llaman "Mutantes". ¿acaso no se dan cuenta que estoy apostando mi trasero por ellos? Podría usar mi mano desnuda con él, pero no. Esta reposa sobre la que tiene el guante. No quiero usar la peor de mis armas aun; no quiero tener la mente de ese maldito en mi cabeza un solo segundo.

Rol Off: Post corto. No quiero llegar a la manipulación para terminar por situarte sobre el edificio. Tu respondes como te parezca, cariño.

Rogue

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Tifón el Sáb Nov 19, 2011 6:48 pm

–Cómico...– replicó en tinte sardónico, cargado de ironía –¡normalmente yo digo eso!–. Liberó aquel colérico bramido mientras veía a la amazona guerrera volar hacia él. Extendió sus brazos a los costados, haciendo mímica al vuelo de ella, tensando a su vez las bestiales falanges de sus manos, exhibiendo las fatalistas zarpas que recibirían la acometida de la desconocida guardiana. Sonrió festivo, casi ansioso, mientras relamía sinuoso los viciados colmillos de su dentadura desfigurada. La esperaba y no se molestó en no hacérselo saber.

Su desplazamiento era rápido, más que la reacción de los intimidados guardias, pero desesperada por mantener la seguridad del sitio olvidaba que, quizás, no trataba con cualquier otro intento de asesino como el muchacho al cual le tembló la pistola entre sus manos, aquel que careció de seguridad y decisión. El terror marino ya había trazado un objetivo y, por muy suculenta que la doncella golpeadora pareciera, ella no figuraba en él. Fracciones de momentos antes de la colisión, Tifón saltó en la forma más repentina e impredecible posible; golpeó el piso con sus palmas, impulsándose con la fuerza misma de sus brazos, y se propulsó por sobre ella, buscándola hacer seguir de largo. Tras caer se incorporó con una agilidad más que felina, casi elástica en todas y cada una de sus elongaciones, para brincar, ahora si propiciado por la fuerza de sus potentes piernas, con total arrebato sobre los guardias y degollar a los dos primeros en su paso. Acto seguido usaría a un tercero como escudo, haciéndolo recibir los primeros impactos desesperados de sus compañeros, para luego observar a la castaña de mechón blanquecino y sonreirle en una mueca burlona, arrojando al mismo hombre varios metros al aire, en un despliegue inhumano de fuerza, dejando a su suerte si la extraña tendría el código ético o no de dejarlo estrellarse contra el piso.

Tifón era una bestia viciosa y ella había juzgado mal al creer que las palabras de antes eran una simple advertencia ante un juicio de derrota. No, totalmente mal interpretadas, eran una amenaza, tan sutil y sublime que recalcar la violencia de la misma carecía de necesidad. Tras dejar escoger a la guerrera si salvaría o no al volador individuo, el feroz mutante brincaría, una vez más, hacia una tapa de la alcantarilla, rompiéndola con un devastador pisotón en su descenso. Ese era su plan. Si algo podía resguardarlo de la vigilante aérea y entregarle alguna clase de ventaja, eran aquellos intrincados y sucios túneles interminables. Ellos le permitirían acortar camino e interceptar al corrupto político o, en el peor de los caos, emboscar a su perseguidora y terminar de una vez con ese juego.

–Te noto de mal genio...– Susurró mientras descendía por el desagüe.

Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Rogue el Lun Nov 21, 2011 9:16 pm

Me lanzo contra él pensando que podría sacarlo del campo de batalla. Que mis brazos lo envolverían una vez más para poder salvar la vida de los mal nacidos que querían dispararnos por ser mutantes...Que error más tonto. Por confiada, el mutante saltó por encima de mi y con la misma falta de empatía con los seres que demostró desde el principio, destaja a varios de los guardaespaldas antes de que yo pueda siquiera voltearme. Mientras me giro, la sangre de esos hombres cae al suelo con la presión que las arterias cortadas les produce. Como lluvia roja, como ríos bermellones, el liquido que todos tenemos dentro adorna las calles y el aire. Y yo no puedo hacer nada para impedirlo. Los tacones de mis botas chocan contra el asfalto y un grito de furia emerge de mis pulmones - ¡¿Pero cómo?!- No sé que me molesta más. Tal vez el hecho de que aquel se haya burlado de mi con tanta facilidad o quizás que esas vidas habían sido arrebatadas justo en mis narices. Mis dientes chocan entre sí mientras clavo la mirada en su figura, dispuesta a acercarme de nuevo a él cuando lanza por los aires a uno de los guardaespaldas, el cual grita mientras mueve los brazos como un muñeco, ante la desesperación cercana de impactar contra el suelo.

No lo pienso, no hay tiempo para hacerlo. Flexiono ambas piernas y me lanzo hacia arriba, siendo el viento contra mi rostro la única interferencia para llegar al asustado hombre, al cual logro interceptar, tomándolo en brazos. Desde lo alto, busco a ese asesino con la mirada para ver la ultima mueca burlona en su rostro mientras desaparece en unas alcantarillas. Me provoca como un sádico...No me gusta que me provoquen.

Doy una vuelta en el aire para pasar casi a la altura de la calle y así dejo en el suelo al guardaespaldas. Sin decir nada vuelvo a hacer un giro para ingresar por el mismo lugar que aquel sujeto. En la oscuridad de los túneles, mis pies no tocan el agua podrida que pasa por debajo de mi. Todavía estoy volando, casi intacta de roce. Lo único que ha cambiado es mi semblante. Ahora quiero borrarle la sonrisa a ese maldito y darle un buen dolor de cabeza - Es inevitable que las ratas retornen a su agujero - digo en voz alta, mientras empiezo a volar por el túnel, buscando escuchar los sonidos que me pudiesen dar una señal de donde se había metido aquel bribón.

Rogue

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Tifón el Mar Nov 22, 2011 11:08 pm

Sólo los pasos distantes y escurridizos del malicioso prófugo resonaban en las aisladas cloacas neoyorquinas, arrancadas de toda la alborotada vida que fluía en la vibrante superficie. El agua negra, tanto como el alma de aquel que salpicaba la misma por aquellos muros mohosos, en una carrera desesperada por la salvación, conducía de forma críptica hacia el retorcido corazón de ese laberinto enclaustrado; uno sin retorno o salida. Las pisadas se detuvieron y el silencio reinó impenetrable, envolviendo a la envalentonada mutante voladora en aquel siniestro mundo de tinieblas y abandono, donde ni siquiera la potencia de sus potentes gritos hacía cambio alguno en aquel desolado terreno.

Una risa resonó sinuosa, retumbando en un desesperante eco de interminables repeticiones. –¿Tanto lo amas? ¿Tanto que darías tu vida por ello?– El extraño habló, rompiendo aquel silencio perturbador, inescrutable en su escondite de eternas posibilidades –¿Por qué? A estas alturas el puerco ya ha vuelto a su chiquero de codicia y desprecio, seguro más grande que nunca. Sólo has salvado la guerra obvia, la que siempre han escondido... La has retrasado. En el entretiempo, sin embargo, cientos más morirán... Todo porque hoy has decidido salvar al monstruo–. Una carcajada resonó una vez más, pero distinta, algo apática, desilusionada, triste, no como la primera, y el sonido del agua siendo pisada volvió a retumbar estridente en los intrincados anales de aquel subterráneo. –...Dijiste que lograría que toda la raza mutante sea culpada por lo que, por momentos, pudo acontecer sobre nosotros. Dime, hermosa... ¿Acaso no lo es ya?–. El silencio se expandió una vez más y los segundos pasaron tensos, interminables, mientras el goteo de las viejas cañerías parecían contar eternamente el paso de éstos. Entonces, sin la más mínima advertencia, desde un oxidado tubo de grandes proporciones, viejo y ruinoso como la bestia misma que emergió de él, el terror marino se propulsó feroz y sorpresivo sobre la solitaria mujer. Sus zarpas extendidas y anhelantes de sangre buscaron el rostro de ella, con la impura intención de destrozarlo sin la más mínima contemplación para luego proyectarse brutales sobre el cuello de la misma. Su rostro expresaba ira, frustración, rabia y cada uno de sus actos iba acompañado de un terrible rugido, tan atemorizante como la más feroz criatura de pesadilla que podría haber nacido de aquellos, igualmente, tristes túneles. Sus rodillas, tras aferrarse a su buscada presa, también buscarían impactar devastadoras, con más fuerza que nunca, sobre su frágil torso.

Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Rogue el Lun Nov 28, 2011 8:37 pm

El sonido del goteo incesante y el apestoso hedor que surge de las cañerías es aquello que me trae de nuevo a la realidad, despertando mi sentido de alerta, por encima de la furia. Todavía me mantenía levitante, moviéndome por los caminos subterraneos, con el agua pasando por debajo de mi - De repente, esto no me parece tan buena idea - con la oscuridad como unico manto, siento que desde algun pútrido rincón, ese maldito pescado me está mirando y eso me crispa los nervios. Y es entonces cuando habla, chocando su voz contra las paredes, haciendo que me detuviese en un punto del tunel para mirar a mi alrededor - Me gustan los hombres más alto, cariño. No amo a ese sujeto ni su causa- no se por qué le respondo...en el fondo se que se está burlando de mi, pero aun así, no puedo callarme - Hablas demasiado para ser un asesino psicopata. Si te detuvieses a escuchar tu propia lógica, seguramente notarías lo estúpida que suena. - antes de darme cuenta, me veo gritando y reprochandole cosas a las sombras, girando sobre mi misma para buscar ver a ese asesino, pero la oscuridad es espesa, y él un maldito camaleón que se camufla dentro de ésta como una rata - ¡Podemos cambiar las cosas! - exclamo cuando de repente, frente a mi, la figura del asesino emerge como un tigre, buscando lanzarme un golpe al rostro.

En un acto reflejo me lanzo hacia atrás y levanto mi brazo izquierdo para cubrirme. Pensé que era un puñetazo. No lo es. Siento el calor de una herida que se abre en mi antebrazo y no puedo evitar soltar un alarido de dolor. No tengo más opción, demasiado cerca lo tengo ya, como si buscase liquidarme. Piensa que mi poder es volar y golpear fuerte...desconoce por completo lo que me permitió ser quien soy: Titania, Rogue.
Con la diestra, la mano desprovista del guante, le lanzo un manotazo directo el rostro, buscando chocar con éste y así unir nuestras mentes para siempre. Debilitarlo, fortalecerme. Dejar de ser yo para ser él y que mi mente vuelva a abrir otro muro, otro laberinto ajeno.

Rogue

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Tifón el Miér Nov 30, 2011 9:35 pm

¿Cambiar las cosas? ¿Podían tales palabras, siquiera, esperar adquirir sentido alguno al ser proclamadas bajo tan cruenta situación? La acometida del feroz agresor plasmó toda la violencia que parecía alejar el discurso de la hermosa mutante de la realidad. No eran más que abstracciones, ideas insulsas y carentes de un peso sólido. Él, más bestia que hombre, sólo anunció su desacuerdo arremetiendo con más desprecio contra ella. Sus zarpas rozaron la carne tierna, sólo un poco, y un gesto vicioso se dibujó en su faz. El agua sucia salpicaba ambos cuerpos, a uno parecía importarle menos que al otro, pero eso no denotaba más que la ferocidad del fugas encuentro. Ambos manchados por la misma porquería de la ciudad superior, en un reino donde no había más justicia que los desamparados de la sociedad, tierra de nadie y donde los sueños no tenían cabida. Él gruñó con tirria y alzó su diestra, buscando arrancar el rostro de ella con sus garras; la respuesta de ella, aún más abrupta, coartó las intenciones del temible mutante, arrojándolo un par de metros hacia atrás, cayendo torpemente en el riachuelo de suciedad.

No fue un golpe demoledor y aún así sintió como el contacto de su palma arrancó parte de su vitalidad. No sentía sus huesos destrozados o la piel ardiente, pero un sentir más profundo, como si el mismo roce hubiese arruinado la totalidad de su mejilla persistía. Era un sentir expansivo, que tan relampagueante como se encontraron, se extendió por toda su fisionomía. ¿Qué clase de sensación era esa? Los sentimientos bruscos y primitivos de su psique afloraron en un manojo inexpresable de angustia contenida. Clavó su diestra en el concreto bajo el agua, buscando algún punto de soporte. Le costaba respirar y sus músculos aún yacían flácidos, totalmente abatidos por la experiencia anterior. Alzó sus ojos con confusión, algo abatido, y la vio gloriosa y aún flotante. Rió compadeciéndose de sí mismo; estaba arruinado. La amplia expresión desfigurada, exhibiendo la inhumana dentadura de su mandíbula, no manifestó más que ironía a ella. Con dificultad se irguió una vez más. –¿Cambiar las cosas? ¿Cambiar las cosas?– Preguntó a ambos, incluyéndose, su mente era un lió tan intrincado como el de la amazona inamovible –¿Qué podrías saber tú, niña, maldita sea, de cambiar las cosas? Busca dentro de ti, ahí afuera... ¿Realmente crees que se quieren cambiar las putas cosas? Cría loca– El respirar le costaba, aún no recobraba el aliento y la zurda se dirigió a su pecho, reteniendo el mismo. Pareció querer hablar más, pero calló, resignó con disgusto ante ambos.

"Jamás lo entenderías. No porque seas ignorante, tus ojos no dicen eso. Es porque has decidido no vivirlo, pero sé que estuviste ahí. Yo lo sé. Pero hoy, por azares de este condenado mundo, te pones ante mi, te vuelves el obstáculo más grande de todos y yo descubro que no puedo flanquearte. Si deseo pasar a través de ti, debo atravesarte. No hay otra opción. Tus ojos no revelan más que miseria por mi, yo intento no hacerlo, pero fallo, también siento miseria por ambos. No es nada personal"


Inhala agotado, apretando su mandíbula con dificultad y no se hace esperar más. –Oye, Muchacha... No es nada personal– El terror marino corre una vez más hacia ella, mucho más anunciado que otra vez. No quería retrasar lo inevitable. Ninguno retrocedería y aún cuando sentía como su cuerpo carecía de una parte de su alma, la pequeña fracción de ésta que restaba le bastaba para impulsar su cuerpo una vez más con incluso aún más potencia que antes. Se abalanzó con una una nueva serie de zarpadas contra ella, violento e impredecible, más que ningún otro ser salvaje. Ella era una peleadora callejera y él parecía ser la calle misma. Los túneles rugieron tan omnipotentes como su estridente clamor.

Off.
¿Pescado? Hermosa, ¿deberé caerte con el código respecto al metarol? Haha Sólo bromeando.

Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Rogue el Sáb Dic 03, 2011 9:55 pm

Ese instante de contacto es como una patada. Siento mi mano arder al rozar el rostro de ese asesino, como si tiritase por instantes mientras la piel empieza a provocar que una extraña fuerza suba por mi torrente sanguineo. Por ese corto instante es como si todo a mi alrededor girase, y yo dejase de ser quien soy para ser él, quien iba a matar a Traks, quien todavía quiere beber su sangre y destrozar sus músculos. Las falanges de mis dedos se tensaron de forma inhumana, como si aquel hombre fuese de metal y mi mano un iman que se negaba a romper el contacto, siento como mi cabeza se llena de imagenes crudas, terribles , de un infierno en la tierra donde yo soy protagonista. Laceraciones, mis gritos, mi sangre, mi risa. Quieren matarme, me golpean, primero con el puño, luego con cualquier objeto que sirviese para destrozarme la piel. Siento la flagelación, quebrando mi mente una y otra vez. Experimentan conmigo, se rien, se burlan de mi. - ¡Agh! - mi voz es lo que hace eco en ese apestoso tunel mientras me despegó de aquel asesino y caigo torpemente al agua de las cloacas que invaden no solo mi olfato, sino mis cabellos y mi ropa con su putrefacción neoyorkina. Pero no es mi sentido del olfato lo que me importa ahora. Otra cosa sigue golpeando las paredes de mi mente, haciendo que vuelva a emerger de las aguas, casi levitando sin darme cuenta - Sal....deja mi cabeza - es una orden, una plegaria, un ruego. Lo que sea que me permita volver a tener la mente limpia, al menos, quitarme esas imagenes. No soy yo quien ha sido torturada, sino él. Sometido a los más crueles suplicios, ahora estos se alojaban en mi mente como parte de mi. Una cicatriz abierta para alguien que no sabe como controlarlo.

Para cuando me pongo frente a él, cuando mi vista se aclara, entonces le veo venir a mi corriendo como si buscando llegar a mi para atacarme mientras yo vacilaba entre la locura y la cordura - No... - alcanzo a decir pero él no lo oye. No podría oír más que sus propios pasos retumbando en el agua podrida - ¡Te dije que no! - le grito y me muevo arqueando la espalda hacia atrás en un movimiento que sostiene mi cuerpo en el aire, pero es demasiado tarde. Sus garras golpean contra mi, más, por alguna razón, pasan de largo como si la parte que recubre mi cuerpo estuviese hecha de un material que impidiese un golpe preciso. La reacción secundaria de mi toque mortal, la razón por la cual puedo volar y soy casi imposible de someter: He absorbido no solo su mente, sino sus poderes. - ¡Ya he visto demasiado de ti! - grito tan cerca que es imposible que no me escuchase y con la mano enguantada, cierro el puño y busco darle un zurdazo en el rostro - ¡No te me acerques, esperpento! -

Rol Off: Tu personaje huele a pescado. Superalo xD

Rogue

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Magneto el Dom Dic 04, 2011 10:48 am

Magneto se enteró de la reunión de Bolivar Trask en la ciudad de Nueva York y decide ir el mismo a acabar para siempre con la persona que trata a los mutantes como escoria, no puede evitar compararlo con los nazis que le torturaron de pequeño que lo odiaban a el y a su “raza” por ser diferentes, que casualidad.
Su rabia va aumentando mientras se va acercando al lugar donde Bolivar Trask en teoría iba a hablarle a la gente que estaba con el y la rabia hace que cree un campo magnético en el que cada cosa de metal que hay en su radio empieza a dar vueltas alrededor suyo, coches, farolas, papeleras, bocas de incendio, pronto solo se ve una gran bola de metal.
Algo hace que se detenga y se calme y el campo magnético cae y las cosas que le rodeaban también, algo sucede abajo, en las alcantarillas que hace que las tuberías vibren y resuenen golpes y voces.
- Mutantes, los humanos no pueden provocar tales vibraciones.
Empieza a observar que la gente empieza a correr en su dirección sin reparar en el. Una persona choca con el y eso hace que se enfade. Magneto nota metal en su interior, un marcapasos y levanta al hombre que está mudo por el terror combinado por lo que huya y por lo que sufre ahora. La expresión de terror es suficiente para que Magneto sonría y ahora la gente repara en el, pero al ver que es gritan:
- ¡MUTANTE!
- Que listos, ahora ya sabéis decir algo inteligente.
Empiezan a correr pero Magneto lanza el hombre contra la multitud y dos personas caen al suelo.
- Ahora aprenderéis porque no podéis ganar.
Pone las manos en el suelo y levanta las tuberías que tiene debajo convirtiendo un radio de 100 metros en un cráter. El amo del Magnetismo queda suspendido en el aire por su campo magnético mientras que algunas personas van por los aires y dirigiéndose a una muerte segura en el duro suelo de las cloacas y otras luchan por no caerse en el recién cráter que los atraparía. Magneto observa el interior del cráter y ve a dos mutantes peleando.
- No nos deberíamos debilitar en luchas internas congéneres mutantes. El enemigo son 7 millones de seres inferiores que se unen en contra nuestra en el proyecto centinela.
Magneto levanta al cadáver que tiene el marcapasos y se lo tira a esos dos mutantes que se están peleando.

Magneto

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 29/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Tifón el Miér Dic 07, 2011 11:18 pm

Los huesos del viciado asesino crujieron como rocas triturándose. La mejilla eternamente impenetrable de él ahora sucumbía ante el derroche de un poderío mayor. La titánica fémina gritó enardecida, poseída por una energía colérica que clamaba por no más que alejar al incansable agresor de ella. Pero ni siquiera todo el ímpetu sobrehumano que abordaba al terror marino podría haber propiciado suficiente resistencia para el único y final castigo que recibió. Una vez más voló frente a ella, contrarrestado por una potencia innumerables veces mayor, capaz de quebrantar su infranqueable piel y descuajar su desfigurada quijada. Su espalda fue lo primero en impactar contra el muro posterior de aquella derruida cloaca, haciendo temblar cada una de las olvidadas estructuras que componían esta, para luego incrustar su cráneo y extremidades en una fosa que sirvió de cuna por segundos. Sólo un alarido vago de dolor acompañó la colisión y luego su efigie se desprendió del concreto lentamente, cayendo sobre el abdomen al mohoso piso.

Sólo un charco de su propia sangre, oscura como su alma misma, sirvió de almohada para el rostro destrozado del mutante. La horrenda desfiguración facial de su expresión exclamaba con certeza su estado. La mandíbula inferior totalmente arrancada de su posición natural no servía más que para ilustrar el cruento espectáculo que se había desenvuelto en esos túneles. Sólo dos mutantes destrozados, moral o físicamente, bajo el yugo de su propia ley. Las paredes del terreno titilaron sutilmente, estremecidas por una fuerza foránea, desconocida para los enclaustrados. Tifón rió ruinoso, salpicando sangre e incrementando su lecho purpúreo, deseó hablar y aun cuando lo intentó, le era imposible. Su zarpa se alzó decrépita, arrancada de vida y más como una manifestación de ultratumba, incrustándose firmemente en el piso frente a él. Lentamente su cuerpo tomó postura de sometimiento, hasta reunir las suficientes fuerzas para arrodillarse. Ahí le miro, con una mueca voraz y de pesadilla, el gesto más espectral de carcajada que ella hubiese podido apreciar nunca. Casi no podía respirar, ahogado en su propio sangrado interno, pero no desistía, aún cuando llevase su vida y alma en ellos, parecía aún dispuesto a continuar. Un monstruo que no era más que una bestia sin miedo.

Inconsciente, casi abstraído de vitalidad, su mirada perdida sólo se enfocaba en ella, aún cuando el mundo a su alrededor se desplomaba en un tremendo terremoto, rajándose la tierra misma sobre ambos. La figura portentosa del extraño que, en sus más remotos recuerdos, ahora remecidos por la agonía, remembraba una importancia destacable, habló a ambos, mas él no respondió. Un cuerpo voló hacia ellos y él no se molestó en reaccionar. No podía decirse que no le importara, sencillamente su entendimiento estaba nublado por la mirada parda de la castaña amazona que flotaba frente a él. Nada más existía en ese segundo; ni en aquella vida, ni en la próxima.

Tifón

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 17/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cronica 2 - Jaque al "Rey"

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:31 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.