Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


"El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Azazel el Sáb Nov 19, 2011 3:16 pm

Después de tanto tiempo volvía a caminar de nuevo por el mundo de los mortales, mi primer objetivo fue España obteniendo el colgante que me permitía permanecer de manera ilimitada en el mundo de los mortales, pero ahora tenía que saber donde se encontraban otros objetos místicos que me permitirán liberar de nuevo a los Neyaphen, pasé manteniendo mi forma humanoide por uno de los kioskos de la capital española en la que estaban expuestos los periódicos, en la portada de uno de ellos llegaban imágenes de lo que estaba pasando recientemente por Nueva York, unos robots conocidos como centinelas estaban metidos en una obsesiva cacería contra la raza mutante, colmaba mi paciencia ver como unos simples mortales se revelaban contra quienes deberían ser sus amos, pero eso tendría fácl solución pues uno de mis objetivos de encontraba en aquel lugar. -Creo que visitaré Nueva York y de paso buscaré alguien que pueda serme útil... Creo que ya lo tengo... Raven... Tú ansia de poder casi supera a la mía. Era consciente de lo que había tenido que pasar aquella mujer al tener que parir a nuestro hijo sola, pero siempre estuve vigilando oculto en las sombras.

Ahora tendría que seguir con mi propósito e incluso tal vez pudiese recompensar Raven por los servicio prestados, aunque seguramente tuviese que calmar su actitud pues el verme de nuevo podría alterarla demasiado, finalmente me teletransporte a Manhattan donde pude ver a enormes robots que tal y confirmaba la prensa rondaban todo el lugar, en busca de vida mutante con la que terminar de una vez por todas, no tardé demasiado en ser localizado por una de esas monstruosidades mecánicas, que a pesar de no haber revelado mi verdadera fisonomía era capaz de encontrarme-Actividad mutante localizada, eliminar. Era obvio que ese grandullón no sabía a quien estaba amenazando, pude ver como me apuntaba con una gran mano en la que había un agujero de tamaño considerable que empezaba a brillar, anticipándome a sus intenciones me teletransporté a la azotea de un edificio para estar fuera de su alcance, para después descargar una potente ráfaga de energía contra la cabeza del centinela que acabo hecha pedazos.

Miré hacia abajo obsevando como una mujer era perseguida por unos hombres vestidos con hábitos blancos, se trataba de Raven, justo a quien estaba buscando en ese preciso instante. Me teletransporte de nuevo y detuve a Raven para después teletransportarnos a uno de los callejones adyacentes, después desvelé mi verdadera identidad permitiéndola ver quien era, esta situación era ventajosa porque no podría armar escándalo si no quería que nos vieran. -Cuanto tiempo, ¿Me recuerdas?

Azazel

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 16/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Mystique el Dom Nov 20, 2011 4:22 pm

Tras pasar tantas semanas en la mansión, comportándose de una manera mas o menos aceptable, la mutante metamorfa conocida como Mystique, no pudo soportarlo mas, por lo que decidió salir a divertirse. Normalmente hubiese llevado a Soma a la ciudad, después de todo a la chica, aunque le costase admitirlo, le gustaba salir… Sin embargo la forma en la que Mystique pensaba divertirse, era algo que la hindú podría encontrar un tanto inaceptable. –Ella se lo pierde…- Dijo con tranquilidad, mientras paseaba transformada en una joven rubia de unos quince años, en un vestido que bastante normal, nadie la miraría dos veces, por lo que no llamaba la atención. Fue entonces cuando encontró lo que buscaba, un grupo de fanáticos antimutantes, vestidos con hábitos blancos. Tras comprobar que las armas que estaban escondidas en la espada estuviesen cargadas y listas, decidió hacerse presente ante ese grupo de racistas. –Bueno, aquí me tienen chicos, una joven mutante indefensa…- Tras decir eso, transformó solo su rostro a la normalidad, para que la detectasen como mutante. La respuesta no se hizo esperar, solo un segundo depuse ya estaba siendo perseguida por ellos, aun cuando hubiese metamorfoseado su cara nuevamente.

Su plan era simple, llevar a esos idiotas a un callejón y cargárselos allí mismo, donde nadie pudiese ver la pequeña masacre que tenia planeada, sobretodo para el ultimo que sobreviviese, con el cual disfrutaría mucho. Lamentablemente para la mujer, esto no pudo darse, ya que fue interrumpida por un teletransportador… el cual la llevo a un callejón cerca de allí. –Tu…- Dijo antes de que Azazel volviese a su forma verdadera, conocía demasiado bien el poder de ese mutante como para que sea necesario que este tuviese que mostrarse como es. Mystique no podía entender lo que estaba sucediendo allí, se suponía que Azazel no podía caminar libremente por la tierra, al menos no por demasiado tiempo… y ahora estaba allí, ¡¡Con ella!! –Claro que te recuerdo, Azazel- Dijo con una falsa tranquilidad, a pesar de que estuviese increíblemente sorprendida por verle allí, no le daría el gusto de que él lo note.

Rápidamente retiro de su espalda un revolver de grueso calibre, el cual estaba apuntando directamente a la cabeza de Azazel. –Ambos sabemos que tienes un poder considerable, pero conozco pocos mutantes que puedan sobrevivir a un impacto en la cabeza… además me conoces, sabes que siempre disparo primero…- Susurro en voz baja, con una tranquila sonrisa, sin importarle si llamaba la atención. Frente a ella estaba uno de los pocos hombres que realmente amo, el padre de su hijo, el hombre que la hizo quedar como una idiota hace tantos años… no pensaba mostrar amabilidad alguna, para nada.

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Azazel el Miér Nov 23, 2011 4:09 am

No era de extrañar el recibimiento que Raven acababa de darme, nadie esperaría encontrarse conmigo tras los sucesos que me habían ocurrido y que me habían hecho estar al margen, pero tras dialogar con ella comprendería todo lo que sucedió, los acontecimientos que pasaron estaban por encima de la compresión de cualquier ser. Su revolver de poco serviría contra un ser que no puede morir al ser maldecido con el don de la inmortalidad, en otras circunstancias Raven recibiría su correspondiente correctivo por atreverse a amenazarme, pero en estos momentos me era necesaria para llevar a cabo mi objetivo de trasladar mi reino a la tierra, pero primero debería hacer que bajase su arma voluntariamente, porque si la forzaba a ello correría el riesgo de que me traicionase y buscase la manera de deshacerse de mí, sabía de qué era capaz y lo mejor era no correr ningún riesgo. -Se cómo te sientes y para ser tú supongo que estarás haciendo un esfuerzo sobrehumano para no apretar el gatillo, pero puedo explicarte todo lo ocurrido y seguramente llegues a comprenderlo, si recurro a ti en estos momentos es porque te considero alguien especial, y creo que te mereces algo más que una simple disculpa. Esperaba que mis palabras hubiesen conseguido quitar un poco de hierro al asunto, pues no estaba mintiendo respecto a lo de recompensarla de algún modo.

El hecho de que pudiese pensar que la abandoné cuando más falta la hacía, era una razón de peso para ignorar mis palabras y dejarse llevar por la ira que ahora mismo la invadía, pero si Raven tenía un auténtico talón de Aquiles no era otro que la codicia que solía apoderarse a menudo de ella, eso era una garantía de que me escucharía y entonces cuando oyese mi proposición aceptaría sin rechistar, pues lo que venía a ofrecerla tenía mucho más valor que cualquier otra cosa que pudieran darla, el hecho de poder estar a mi lado como reina de humanos y mutantes teniendo una vida llena de lujos y prestigio. -Lo que vengo a ofrecerte abarca unas dimensiones colosales, que ningún humano o mutante podría concederte, si aceptas ayudarme no te quepa duda de que la recompensa que recibirás a cambio está fuera de tu alcance por medios normales. Todo ser con capacidad de razonamiento ha temido desde tiempos remotos a la vejez, el hecho de marchitarse como una rosa sin agua, ni siquiera Raven estaba fuera de su alcance pero tal vez yo pudiese corregir eso y hacer que todo cuanto su vista alcanzase la mirase con respeto y se postrase a sus pies.

Nadie es capaz de rechazar una oferta similar, incluso los dioses sentirían envidia de tener esa posición. -Si devuelves el arma a su lugar y vienes conmigo te explicaré detenidamente mi idea, estoy seguro de que no la rechazarás, pues nadie en su sano juicio dejaría escapar la oportunidad de someter a todo cuanto le rodea para siempre. No me cabía ninguna duda de que su capacidad de comprensión había subrayado la palabra someter, que habría resonado tan fuerte como un cristal al caer contra el suelo, eso estimularía su interés hacia mi propuesta y por lo tanto a que guardase su arma de nuevo en su sitio. Dicen que el primer paso siempre es el más difícil y en efecto no se equivocan, porque debía lograr apagar el fuego que ardía en el interior de Raven sin emplear la fuerza, mis palabras habían logrado atraerla en una ocasión pero esto era completamente distinto, en otras circunstancias la hubiese doblegado por la fuerza física, ahora debería lograrlo con la fuerza de mis palabras.

Azazel

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 16/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Mystique el Lun Nov 28, 2011 4:08 pm

Mystique escuchó atentamente las palabras del demonio que tenia enfrente, por lo que finalmente enfundo nuevamente el arma en su cuerpo, ocultándola a la vista de todos. –Bien Azazel, estoy dispuesta a escucharte, sin embargo no esperes que confíe en tus promesas vacías, no eres un dios, ni siquiera eres un demonio de verdad, eres un mutante como yo y cualquier otro…- Respondió de manera tajante, mientras le sostenía la mirada. –No quiero sentir ni un pequeño aire de superioridad de tu parte, si vienes por mi es porque de alguna u otra manera puedo ser útil, en pocas palabras me necesitas…- Apoyando su espalda en la pared del callejón, siguió mirándole. –Tienes razón, necesito algo mas que una simple disculpa, necesito que me devuelvas la persecución que tuve cuando me persiguieron por parir a tu hijo, los años que perdí con él, mas el odio que ahora contiene cada vez que me ve.- Todo esto lo dijo de forma tajante, mas no se mostraba enojada, solo fría y distante.

-De acuerdo Azazel, hablaremos- Dijo tras dar un largo suspiro final, tomando la forma de una caucásica con largo pelo negro hasta la cintura, con un vestido blanco largo. –Pero no creas que hablaremos donde se te plazca, si realmente quieres que esto continúe, tendrás que venir conmigo y hablar en publico, en la calle de ser necesario…- Esta vez sonrió tras decir esas palabras, no se iba a dejar nunca mas manipular por ese hombre, no desde que le abandono tras preñarla y nunca mas volvió a ella. –Tú decides que tan importante soy para ti… demonio…- Susurro en voz baja, saliendo del callejón y mezclándose con los humanos, esperando la reacción de Azazel.

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Azazel el Mar Nov 29, 2011 6:41 pm

Tal y como suponía el ansia de poder seguía ardiendo en el interior de Mística, incluso después de lo que había tenido que padecer desde el día en que dio aluz a mi hijo, su ansia de poder parecía ser capaz de cegarla hasta tal punto de no vengarse por lo ocurrido, por otra parte la alternativa de prestarme atención podría satisfacerla demasiado, pues la oferta estaba a la altura de las circunstancias. -Investigando he hallado el modo de establecer mi reino en la tierra, sin necesidad de conexión sanguínea con mis sucesores, pero necesitaré de tu ayuda para poder llevar a cabo mi propósito. Traté de transmitirla seguridad en mis palabras para que comprendiese que no trataría de traicionarla en ningún momento, y viese que dependía de ella aunque esto no fuese del todo cierto, pues ciertos objetivos podría llevarles a cabo en persona, pero carecía de esa paciencia que ella si tenía y sería fundamental para poder llegar hasta mi objetivo.

Continué manteniendo mi forma humana llevando pelo de color negro de punta, piel pálida y una gabardina de cuero negra con gafas de sol, para dar un aspecto imponente a aquellos que me mirasen y de ese modo se alejasen. -Lo que ando buscando se trata de una vieja reliquia que data de los tiempos de Babilonia, la actual Irak, el anillo de Bel Shanak es una reliquia que tiene la habilidad de hacer que su portador abra una puerta hacia su hogar, por un tiempo indefinido hasta que el portador se adentre. Si su lógica funcionaba tan rápido como estaba dando a entender, Mística sabría lo que significaría el que hubiese una puerta abierta por un tiempo indefinido hacia mi dimensión, todos mis súbditos podrían regresar después de miles de años atrapados en aquel solitario lugar al que fuimos desterrados, y si queda algún Cheyarafim caminando por la tierra, hacerle pagar por toda su eternidad el estar desterrado en una dimensión sin vida, solitaria, yerma, condenados a vagar sin rumbo por toda la eternidad.

Ahora llegaría el momento de motivarla dándola a conocer su ansiada recompensa, pues estaría esperando conocerla desde el momento en que se la ofrecí. -Lo que te ofrezco es reinar a mi lado sobre todo lo que nos rodea en la tierra, pero no hasta que llegue tu hora, me serviste bien cuando acudí a ti en otra ocasión y créeme, nunca olvido una acción importante y mas cuando es beneficiosa para mi, no solo tu poder no tendrá límite si no que nunca te marchitarás, como les ocurre a los simples mortales, te ofrezco una eternidad de lujos Mística ningún ser tendrá nunca algo similar. Mi propuesta era difícil de rechazar pues si todo salía como debía podríamos llevar a cabo los deseos de uno y de otro, sin necesidad de estar enfrentados, ni tener ningún obstáculo que nos impida campar a nuestras anchas.

Era el momento perfecto para que los dos consiguiésemos lo que tanto habíamos buscado sin cesar, pero nuestro objetivo estaba lejos de la imponente Nueva York, pues nuestro siguiente destino no era otro que la antigua ciudad conocida como Milán, ubicada en la república italiana, una entramada red estaría escondiendo el anillo con toda la discreción posible y seguramente nuevas tecnologías a su alcance, hasta en los tiempos que corren lo que los mortales conocen como iglesia, que realmente son seguidores de los Cheyarafim probablemente ahora extintos. -Espero que la ciudad de Milán sea de tu agrado, porque allí será donde tendremos que desenvolvernos, no te preocupes por nada yo seré quien te proporcione cuanto necesites ¿Deseas una eternidad llena de lujos? De quererlo partiríamos de inmediato a Milán donde empezaríamos la búsqueda del anillo, y el principio de mi retorno.

Azazel

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 16/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Mystique el Mar Dic 06, 2011 7:59 pm

-Es una reliquia interesante- Dijo la mujer tras escuchar la descripción del objeto deseado por su antiguo amante. Azazel seguía igual que antes, obsesionado con traer a su familia a la tierra, algo que Mystique pudo percibir. –Poco me interesa la inmortalidad Azazel, si debo ser honesta… yo no me “marchito” a la velocidad que crees, aun me quedan varios años mas.- Sonrió un poco mientras veia a Azazel, aun le faltaba mucho al demonio para siquiera conocer que pensamientos cruzaban la mente de la mutante de piel azul.

-Una ultima cosa antes de empezar viaje…-
Dijo tranquilamente, como si no fuese un tema serio del que iba a hablar. –Debes saber que no caeré en tus pequeñas trampas, en tus promesas de lujos… si te ayudo es porque quiero ver a la raza humana perecer, sin importar que seas tu o no el causante de esto…- Susurro en voz baja, para luego continuar. –Y por supuesto, quiero que tus soldados cumplan mis órdenes, como si fuesen tuyas… Tengo deseos que satisfacer, supongo que lo entenderás-

Tras decir esto, volvió a sonreír de manera tranquila. –Muy bien Azazel, vamos a Milán… y que el mundo tiemble bajo nuestros pies.-

Spoiler:
Perdona la tardanza y lo corto... pero no ando inspirada, y poner solo palabras cuando basciamente es el mismo punto, no es mi estilo

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Azazel el Vie Dic 09, 2011 5:32 am

Supuse que el retomar la confianza de Mística sería difícil pero erré en mis cálculos, había logrado mi objetivo aunque a un alto precio que merecía la pena pagar por obtener una aliada con un objetivo similar al mío, si realmente lográbamos hacernos con el anillo de Bel Shanak debería permitirla reinar, sin embargo había rechazado la vida eterna luego su mandato sería corto y solo me quedaría un paso mas para que los Neyaphem, se establezcan como los únicos soberanos de esta dimensión y con el tiempo de aquellas que estuviesen en nuestro alcance. -No se puede decir que seas egoísta, me parece un precio razonable teniendo en cuenta el riesgo que esto implica. Coloqué mi mano sobre el hombro de la mutante desplazándonos hasta Milán con suma facilidad, durante el trayecto no pude notar que nadie se estuviese desplazando el mismo método, eso me indicaba que ninguno de mis hijos era consciente de mi presencia ahora mismo, y me facilitaría la complicada labor.

La ciudad de Milán estaba humedecida y su cielo nublado, probablemente las nieblas hubiesen bajado ya de los no distantes Alpes, dando así ese aspecto de húmedo a la una de las ciudades mas importantes de Italia, no nos encontrábamos lejos de la plaza mayor donde una imponente estátua de bronce con la forma de un hombre montado sobre su caballo presidía. -Ya hemos llegado a Milán, un clima gélido como puedes ver. Debes encontrar los manuscritos de Ranieri para que nos ayuden a hacernos con el anillo, un anticuario podría ayudarte a encontrarles aunque los habitantes suelen pensar que no son mas que una leyenda. Yo trataré de hacer mis averiguaciones por otros medios, si logras encontrarlos solo debes pensar en mi con impetú y cuando abras los ojos reapareceré de nuevo ante ti, suerte. Desaparecí de los ojos de Mística con un bamfido dejando una nube de color rojizo con olor a azufre, para desplazarme a otro lugar de Milán y así poder abarcar mejor una ciudad de tales dimensiones.

Reaparecí cerca de unos contendores cercanos a la Scala de Milán para evitar llamar la atención, de la gente que circulaba por las calles aunque en ese lugar ya fuera de noche, debido a la diferencia horaria que había entre Italia y EE.UU siendo ya en Italia las 7:00 pm y estar en la estación conocida como invierno. -Este es un lugar emblemático para a gente de Milán, puedo tener la posibilidad de averiguar algo si accedo al interior. Mística deberá ser rauda si pretende encontrar un anticuario que la de un rastro para seguir, no creo que los establecimiento tarden mas de media hora en cerrar, pero no dudaba de sus facultades pues siempre se desenvuelve bien sea cual sea el terreno. Pude divisar que gente con prendas muy elegantes se dirigía al interior de la Scala, y que al llegar debían mostrar una entrada que les permitia entrar a ver la obraque se iba a representar, serí sencillo solo debía hacerme con una de esa entradas y podría entrar sin llamarla atención.


Azazel

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 16/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Mystique el Miér Dic 14, 2011 10:12 pm

Mystique estaba acostumbrada a la teletransportación, más que nada por todas las veces que su hijo la uso para luchar contra ella. –Pocas veces el clima fue un impedimento cuando tenía un objetivo, Azazel…- Antes de que ese demonio desapareciese, decidió darle una respuesta a sus últimas palabras. -¿Entonces esta vez volverás?- Dijo de manera sarcástica mientras mantenía una sonrisa en sus labios. Tras haberse ido su antiguo amante, decidió recorrer el lugar para buscar un anticuario tal y como se le había pedido. No fue necesario recorrer mucho, al parecer en esa ciudad las tiendas de antigüedades eran bastantes comunes. El problema era saber a cual entrar… cual tendría la información que ella buscaba. –Supongo que tendré que usar mi ojo de coleccionista…- Dijo para luego soltar un largo suspiro, mientras observaba la vidriera de una de las tiendas que parecían mas antiguas. En ella descansaban unos cuantos marcos antiguos, de no menos de 500 años, al igual que unos cuantos libros viejos acompañados de sus respectivos atriles.

Desde el exterior, Raven pudo vislumbrar que quien atendía el lugar era una chica de unos 26 años, razón por la que antes de entrar, decidió tomar la forma de un joven atractivo de una edad parecida. Llevaba tanto traje como pantalón a juego, como si estuviese recién salido del trabajo. –Buenos días- Dijo con una sonrisa tranquila mientras se acercaba al mostrador de la mujer calmadamente, observándole… no era necesario estar en Italia para saber que ella procedía de allí, sus rasgos estaban increíblemente marcados. La conversación con la joven fue bastante fluida, antes de ir al tema, decidió coquetear un poco con la mujer, para que esta se ablandase. –Entonces, querida…- Susurró Raven en voz baja con tranquilidad mientras sonreía. -¿Sabes sobre algunos manuscritos de Ranieri? Fui a otras tiendas y no supieron decirme nada… sin embargo confío en ti y tus conocimientos.- Nuevamente volvió a sonreír, con aquella falsa sonrisa perfecta.

-Lo siento…- Dijo la chica un tanto tímida. –Por lo que tengo entendido aquellos manuscritos son solo un mito, aunque…- Pareció dudar un poco, por las ganas que tenía de ayudar a aquel amable hombre. –Aunque hay rumores que dicen que esta en poder de la iglesia… mas no puedo decir porque no lo se…- Comentó sonriendo mientras Mystique le acariciaba el rostro con el dorso de la mano derecha, para luego irse sin despedirse. La iglesia… no era la primera vez que se infiltraría en una de ellas, a fin de cuentas se le daba bien fingir el ser una monja. Claro que en ese momento no era la mejor idea, a fin de cuentas necesitaba infiltrarse en lo más alto, donde una monja no podría llegar… pero si un cura. Al caminar, aprovecho que nadie se fijaba en ella y tomo la forma de un anciano con la típica vestimenta de la iglesia, ante los ojos de cualquiera, era un cura de mas de 60 años, por lo que en teoría deberían respetarle como tal, dándole acceso a la iglesia… de no funcionar eso, ya vería que hacer.

Mystique

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 09/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Azazel el Sáb Dic 17, 2011 12:07 pm

Mientras la gente se iba acercando a la Scala, se iba agotando mi tiempo para conseguir una entrada que me permitiese acceder sin llamar la atención, pero no tuve que esperar demasiado tiempo para encontrar un modo discreto de hacerme con una, debido a queuna limusina de color azul metalizado aparcó en una parte de la acera, seguramente el propietario viniese a ver la obra que iba a tener lugar en la Scala, pero de lo que no era consciente es de que hoy le había llegado la hora de reunirse con su creador, con un bamfido aparecí detro de la limusina tomando de nuevo mi forma original. Sin mas dilación atravesé el asiento delantero del piloto con mi espada acabando con la vida del chófer, mientras que con mi cola sujetaba el cuello de uno de los pasajeros que iba en el asiento derecho trasero, la falta de oxígeno solía soltar la lengua de la gente de manera muy eficáz, mientras que el otro acompañante situado a mi izquierda se quedaba paralizado por el miedo. -¿Y bien, supongo que no tendréis problema para darme una entrada verdad? Preguntaba mientras apretaba mi cola alrededor del cuello de uno de los pasajero que se apresuró a sacar su entrada. -Bien gracias sóis muy amables, no os preocupéis tendréis mas días para poder ver la obra, y por vuestra generosidad os merecéis una recompensa, os permitiré ver la ciudad de Milan desde lo alto por un istante. Sujeté al otro acompañante con una de mis mano mientras que con otra sujetabala entrada, después me teletransporté al cielo con ellos para dejarles caer desde lo alto hacia su propia lusina, después me teletransporté de nuevo a los contenedores tomando una apariencia mas elegante.

Salí de nuevo sin prestar atención a los gritos que se acercaban desde lo alto para terminar con un estruendoso impacto, contra la limusina de lunas tintadas que había aparcada cerca de la Scala. -Lo prometido es deuda y yo siempre cumplo mi palabra, espero que al menos les hallan gustado las vistas. La gente acudía horrorizada hacia allí para ver que era lo que había sucedido, continué viendo pasar a los simples mortales hacia allí hasta que lleguá la entrada, un hombre trajeado y con buena planta se acercó a mi. -Su entrada caballero. Miré al humano con total normalidad y le mostré la entrada que había obtenido hace instantes, luego la recogió y examinó para después hacerla una pequeña señal que lahacía apta. -Puede continuar caballero disfrute de la obra. Gracias a que ya había visualizado el interior podría volver aquí cuando lo necesitase, el salón de actos ea inmenso y los palcos eran abundantes, al igual que el mismo en el que me encontraba yo en estos momentos, ahora solo solo tendría que averiguar si este lugar esconde algo.

Azazel

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 16/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El retorno del Ángel Caído" (Privado, pedir permiso para entrar)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:26 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.