Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Jason Wyngarde (Mente Maestra)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jason Wyngarde (Mente Maestra)

Mensaje por Invitado el Jue Dic 08, 2011 6:46 pm

Nombre: Jason Wyngarde
Alias: Mente Maestra (MasterMind)
Afiliación: Hermandad de los Mutantes Diabólicos
Imagen:
Spoiler:
Ocupación: Criminal profesional, terrorista mutante a las órdenes de Magneto
Estatus legal: Ciudadano. No ha sido registrado como criminal aún. Soltero.

Poderes Mutantes: Mente Maestra era un telépata de considerable nivel especializado en crear ilusiones en la mente de los demás. Wyngarde podía hacer que otras personas vieran, oyeran, tocaran, o saborearan cosas que en realidad no existían. Por ejemplo, podía hacer aparecer una sólida pared en un espacio vacío que en realidad no estaba allí. También podía hacer que la gente viera, oyera, oliera o saboreara cosas reales de un modo diferente a como lo harían ordinariamente. Por ejemplo, podía hacer que su voz y su aspecto fueran completamente diferentes, o aparentar ser una pared, o incluso parecer invisible. Sin la ayuda de aparatos externos, no podía conseguir que sus ilusiones afectaran a una persona en concreto de las presentes.
Normalmente sus ilusiones afectaban a cualquiera que se encontrara dentro del alcance de sus poderes, lo que podía significar una ciudad entera como ocurrió cuando ayudo a Magneto a apoderarse del país latinoamericano de Santo Marco. Puesto que su poder actúa únicamente sobre la mente, sus ilusiones no podían ser filmadas en una película o grabadas por cualquier otro método. Sin embargo, su poder tenía tal influjo sobre la mente que incluso cuando su víctima o víctimas sabían que estaban enfrentándose a una ilusión, seguían reaccionando a ella como si fuera la propia realidad a menos que consiguieran desterrar toda sospecha acerca de ello. Así, si Mente Maestra creaba una pared ilusoria, la mayor parte de la gente aun sabiendo que era una ilusión, sería incapaz de atravesarla. Tan realistas eran sus ilusiones que por norma la gente era incapaz de dudar de ellas aunque sea a nivel subconsciente, diferenciándolas de la realidad. [Información sacada de AQUÍ]


AUDICIÓN
Sapo saltó hacia las cajas del muelle, perseguido por dos guardias que le apuntaban con sus respectivas armas. El maletín que le había quitado a aquél ejecutivo valía mucho... Mucho más que lo que aquellos policías estúpidos creían.
- ¡Quieto! ¡No des ni un paso más o disparamos!
- ¡Maldita sea, no para de moverse!
- Ha girado esa esquina, rápido!
Cuando giraron la esquina, sin embargo, se vieron en un callejón sin salida. Las cajas se apilaban una sobre otra entre dos almacenes abandonados. Una figura estaba de pie en una de las cajas, con una capa negra y una capucha que ocultaba sus rasgos. -Lo siento. No podéis pasar.
Ellos le apuntaron con sus pistolas, pero oyeron una voz idéntica a sus espaldas. - ¿A quién estáis apuntando? Estoy aquí.
Se dieron la vuelta, sobre las cajas no había nadie, el encapuchado ahora estaba a sus espaldas. - ¿Qué diablos...?¡dispara!¡Dispara!- Corrieron hacia él, las balas parecían no hacer efecto. Le traspasaban. Ya cerca de la orilla, los agentes volvieron a girarse, al sonido de unos pasos. ¡El encapuchado y el otro mutante corrían hacia una embarcación precaria, con el maletín!¡Había que impedírselo! Los dos mutantes bajaban por el embarcadero de madera hacia la lancha que les esperaba allí con el motor en marcha. Los guardias se lanzaron también por la escalera de madera... pero la atravesaron como si no estuviese allí, de hecho, no estaban, y los dos guardias cayeron al agua, unos cuantos metros más abajo.
- Pfff... Menudos idiotas...- Dijo sapo despectivamente mientras salía del hueco que habían dejado las ilusorias cajas. Tras él, Mente Maestra se encendió un cigarrillo. -Ya tenemos lo que quiere Magneto. Vámonos de aquí.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.