Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


walking alone?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

walking alone?

Mensaje por Todd Ingram el Jue Dic 29, 2011 9:12 am

Spoiler:
Tema hecho al madrazo, no sabía que escribir D:
Poco era lo que se podía distinguir en la penumbra de la noche, solo la amarillenta luz eléctrica de los postes en cada esquina, iluminando pobremente las peligrosas calles de Bayville; llena de esa extraña mezcla entre pobreza y lujo habituales en las grandes ciudades de norte América, tan diferentes a las pintorescas calzadas empedradas del centro de Londres, la única regularidad que mantenían de mutua naturaleza, ere el absoluto peligro de toparse con algún lunático asesino que diera cuenta de la suerte de los incautos. Por ello las calles se mantenían inmaculadas de presencia alguna; la misma ciudad dormía, porque aquellos que no lo hacían eran en su mayoría parias enfermizas de la sociedad.

Todd no era una excepción con la que se maldice a la camada oscura del bajo mundo. Su falta de crueldad era sustituida por una enfermiza personalidad artística; tan llena de vicios como las del delincuente que velan por las noches. Completamente ajeno al peligro que asechaba en las cercanías, el zagal europeo dejaba detrás de sí el rastro de unas pequeñas nubes de tabaco. –Esta también ha sido una noche aburrida.- Su voz se percibía llena de hastío. Su mirada de ojos esmeraldas perdida en la luz de las estrellas.

Los grandes callejones eran una trampa continua en aquel barrio. Pero él, justamente él, no tenía nada de que preocuparse. Incluso si algún ladroncillo incauto se atrevía a cerrarle el paso, bastaba con hacer un uso moderado de sus poderes para aleccionar al increpante. Incluso, muy en el fondo, el mancebo de la cabellera de jade deseaba encontrarse de frente con el reto de un asaltante armado; tan solo para justificarse así mismo el uso de sus embriagantes poderes; aquellos mágicos dones que debe mantener ocultos en lo más profundo de su ardid.

Pero fue en medio de esa hambre de reto que llegaría una sorpresa mayúscula. Un ruido sigiloso al fondo de un callejón llego apagadamente hasta sus oídos.- Algún gato ha de ser.- Pensó en voz alta, pero otro ahogado gemido llego para alarmarlo. No lo medito mucho antes de aventurarse hacia la profundidad del callejón más cercano. No fue el valor o la ética lo que lo empujo, sino una estúpida curiosidad que lo volvió espectador de la enfermedad humana.

¡Hey! –Alzó la voz. Dos hombres volvieron su mirada hacia él. Ya no era un asunto de diversión, los malhechores tenían contra la pared a una joven mujer. Su falda corta estaba más arriba de lo normal, y algunas marcas de dedos dejaban ver claramente que había sido manoseada. Una mano en la boca no la dejaba gritar… los herejes cobardes silenciaban sus suplicas al cielo. –Vete de aquí, no te metas en esto.- Uno de ellos se puso en frente de Todd, encarándole con un ceño fruncido, y un rostro bastante maltratado, cercenado por diferentes cicatrices que lo hacían lucir como alguien verdaderamente peligroso. Pandilleros de la zona, estúpidos mal vivientes que vieron la oportunidad de satisfacer sus bajas pasiones.

“No es tu asunto” le arrojo la razón, pero la mirada suplicante de la mujer encendió en el zagal una chispa de coraje. La sangre en sus venas comenzó arder. Ella no podía hablar por la mano del segundo sujeto, pero sus ojos expresaban una plegaria. – ¿Por qué no la dejan ir? ¿No haz escuchado que fornicar es un pecado?- Una sonrisa irónica le adorno los labios al decir aquellas palabras, un humor que evidentemente no compartió el primer sujeto que lo amenazo. –Te lo dije – Un segundo después, un largo cuchillo estaba en manos de su agresor, una acción que no le hizo gracia a Todd. Su puño derecho salió del bolsillo de su pantalón, y en un movimiento demasiado rápido para su agresor, sus nudillos impactaron en la quijada del granuja, proyectándolo hacia los aires con inmensurable potencia.

¡Mutante! –gritó despavorido el segundo sujeto, viendo como su amigo caía inconsciente al piso, dejando un reguero considerable de sangre. Su mirada en el cuchillo advirtió a Todd sus pensamientos. –Ni lo intentes, o también te romperé la quijada.- Su advertencia fue acompañada de un par de pasos hacia el frente. El bandido, que ya no parecía tan confiado ni tan malvado, retrocedió, soltando a la mujer. –Auxilio ¡Un mutante!- Gritó despavorido, poco antes de salir corriendo hacia el otro lado del callejón; tropezándose un par de veces con los botes de basura.

Se puso una mano sobre el sombrero, levantando el ala de la fedora, de tal manera que sus cristalinos ojos de jade fueran visibles. Una mirada pura y penetrante que no tardo en fijar sobre la joven mujer de la falda corta. - ¿Estas bi- Cuando intento ayudarla una bofetada le estalló en el rostro, obligándole a ladear el rostro y perder la claridad de la vista. –¡Atrás monstruo! – La chica que hace unos segundos rogaba por su ayuda delineaba ahora un rostro lleno de miedo y al mismo tiempo de coraje. –¡Asqueroso mutante! ¡Llamare a la policía! –Retrocedió, con la espalda pegada a la pared, buscando la misma salida por la que su verdadero agresor había escapado unos momentos antes.

Típico…- Nada tolerante con las actitudes desagradecidas de la mujer, le volvió la espalda. De haber sido un varón también le habría partida la quijada, pero al tratarse de una mujer decidió mejor ignorarla, dejándola con su miedo y su odio hacia los mutantes. –Esto me pasa por meterme en asuntos que no son míos.- Protesto saliendo del callejón. Cómo era posible que el grupo de la televisión, los llamados X-men, actuaran como grandes héroes desinteresados, sí lo único que recibían a cambio era marginación. – Casi me tira un diente, maldita mujer… si les hubiera pegado así a esos dos no hubieran intentado nada contra ella.


Todd Ingram

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: walking alone?

Mensaje por Magneto el Jue Dic 29, 2011 11:54 am

Otra noche oscura caminando sin rumbo por las oscuras calles de Nueva York, no sabe porque lo hace, puede que necesite pensar o puede que simplemente busque diversión. Mira al frente pero es como si no mirara, tiene una expresión serena que no se acaba de visualizar por el casco hecho a medida que lleva en la cabeza que le protege de posibles intrusiones mentales, su cuerpo está allí, caminando, sin concentrarse en obstáculos que pueda encontrarse. Sigue caminando en medio de la solitaria calle por la carretera, un coche se dirige hacia el a toda velocidad sin intención de pararse, entonces, sin inmutarse eleva una mano a la altura del codo y el coche se eleva, cierra el puño y lo acerca hasta que el conductor puede ver a su atacante, un anciano hombre envuelto en una capa morada, el humano lo observa asustado, Magneto abre la boca y empieza a hablar:
- Supongo que sabes quien soy, por eso has acelerado, valiente y estúpido a la vez.
Magneto se mantiene inexpresivo con unos ojos fríos fijos en el humano que tiene delante, sin hacer nada el asiento del coche empieza a chirriar y se separa del coche que cae y hace que la cabeza del hombre choque contra el techo del coche. El hombre empieza a chillar y el coche, por la gravedad busca descender, la presión es tal que la cabeza del hombre hace abrir un agujero por el que el coche acaba de caer y el hombre queda suspendido en la silla en el aire, con la cabeza ensangrentada, temblando del horror que está sufriendo, Magneto vuelve a hablar haciendo caso omiso a las suplicas del hombre:
- No eres Bolivar Trask pero bueno, no se puede tener todo en la vida, como tu no puedes tener vida, no es nada personal, es que nosotros somos el siguiente paso y parece que vosotros no os dignáis a desaparecer.
Cuándo empieza a cerrar el puño el cinturón se coloca alrededor del cuello del hombre y empieza a estrangularlo, cuándo está a punto de rebanarle la cabeza un hombre sale corriendo de un callejón en su dirección, cuándo lo ve se queda quieto y dice:
- Otro no… ¡SOYS COMO LAS RATAS, SALÍS DE DEBAJO DE LAS PIEDRAS!
Magneto lo mira mientras baja la mano y la cabeza del hombre que tenía cogido empieza a rodar por el suelo, se acerca al hombre y dice:
- ¿Otro?
Mira al callejón y olvidando a ese hombre empieza a caminar hacia allí y cuándo está enfrente de la boca del callejón observa en la otra punta una figura saliendo. - Es otro mutante- Piensa y se empieza a elevar, sube hasta lo más alto del edificio, caras lo observan mientras sube pero él no las presta atención, cuándo está en la azotea avanza sin tocar el suelo y al cruzar el edificio mira hacia abajo a esa figura trajeada que salía del callejón, sin pestañear coge una gran velocidad y desciende rápidamente en frente de esa figura y la observa.
Está trajeado y lleva un sombrero, se le ve mas seguro de lo normal, le mira a los ojos antes y mientras dice:
- Gran trabajo asustando a ese hombre y deduzco que no ha sido lo único que has hecho, soy un mutante como tú, me llamo Magneto.
Le extiende la mano izquierda para recibir un saludo de manos cordial como si de un asunto de negocios se tratara.

Magneto

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 29/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: walking alone?

Mensaje por Jaguar el Jue Dic 29, 2011 3:49 pm

No lo pudo evitar, la libertad lo llamaba, la aventura lo sedujo, como siempre. Era simple la respuesta, aquella mínima abertura en lo sedujo y se vio obligado por su instinto arriesgado y despreocupado a aprovechar tal oportunidad. Aunque fue solo suerte y no astucia, de un salto se encontró con un precioso viaje hacia la magnifica pero peligrosa ciudad neoyorquina.

………………

El sol se había ocultado, dejando a la luna y a las estrellas la misión de alumbrar el camino de las personas. No tardó en llegar a la metrópolis, sin pausa se arrimó a una zona que cualquier persona en su sano juicio evitaría pisar a esas horas tan oscuras. Él lo sabía, ese lugar encontraría fácilmente a los maleantes que tanto le gustaba golpear.

Como una sombra negra recorría el lugar. Saltando por las terrazas de los pequeños edificios, gracias al pleno uso de sus facultades mutantes. Un paradisíaco silencio deleitaban a sus oídos, la penumbra era casi completa. Las casi intermitentes luces de que alumbraban las calles se veían inútiles ante el poder de la noche. Era un perfecto, en esos momentos era sencillo ocultar su monstruosa apariencia.

Corría los techos en busca de acción, de alguien malvado que atacara, asaltara, robara o dañara a alguien. Ese era su hobby preferido, su vicio. Algo que nunca podría dejar. Esperaba oír algo que interrumpiera el silencio y lo obligue actuar.

Estaba todo tan tranquilo que sin lugar a dudas podría sentir a algún maleante haciendo de las suyas. Ni siquiera sus rápidos saltos perturbaban la paz de Bayville. Eso le agradaba, no había perdido su sigilo.

Entonces, descubrió algo fascinante, dos hombres trajeados con cuero negro salían rápidamente de un pequeño negocio, vio como aquellos malhechores se montaban a una moto. Era exactamente lo que estaba buscando.

………………

-¡Paren!- gritó Jaguar con su voz ahogada al enfrentarse a los ladrones. Sin embargo, estos terribles hombres no dudaron en mostrar sus armas y abrir fuego contra el mutante, quien a duras penas logró esquivar.

La moto comenzó a rugir y la rueda trasera empezó a ir de un lado para el otro, hasta que el conductor decidió a avanzar a toda velocidad. Atento a la acción de los criminales Jaguar corrió. Rápidamente se subió a los tejados para perseguirlos desde las alturas, de esa manera acortaría algo de distancia. Los persiguió por varias cuadras hasta que por fin pudo darles alcance.

Como si de una cacería se tratase, se abalanzó hacia ellos desde lo alto para embestir a la moto. Solo logró chocar con uno, que no pudo evitar caer del vehiculo e impactar contra el asfalto. Quedó inconciente. Ese golpe no solo derribó a uno de los perseguidos sino que también le permitió al mutante a subirse a la moto. Alzó su brazo para golpearlo con fuerzas.

………………

La moto perdió el rumbo e impactó contra un poste de luz. Jaguar había saltado y aterrizado con su presa sostenida de sus ropas, quien yacía inconciente por el castigo recibido. Miró el lugar donde se encontraba, un de los cientos pasadizos que se encontraban entre las construcciones de la zona.

Había dos personas, dos hombres. Uno llevaba un extraño traje y capa, su cabeza además lucía un extraño casco que combinaba con el traje y el otro un hombre con unos extraños cabellos de tonalidades verdes. O son dos locos con disfraces o son mutantes excéntricos…bueno, no hay diferencia” pensó divertido Jaguar.

Dejó al inconciente hombre en el suelo y se acercó a al extraño par. Con cautela, los rodeó mientras los observaba detalladamente, y con una extraña mueca que intentaba ser sonrisa habló:

- Ey, ustedes son mutantes ¿verdad?- le dijo entusiasmado mientras se descubría el rostro –¡esto es genial!

Por un momento, se había olvidado del bandido que poco a poco recobraba el sentido, en esos momentos el humano recostado se movía lentamente, se quejaba entre los sueños por la golpiza que había recibido.


Jaguar

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 17/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: walking alone?

Mensaje por Todd Ingram el Vie Dic 30, 2011 8:07 am

Volar era un arte consagrada a la que muy pocos de los inhumanos podían acceder, el caprichoso destino había reservado ese privilegio a un puño selecto, entre los que él mismo se encontraba, a pesar de ir caminando en ese mismo momento, no obstante, tropezar repentinamente con otro dotado en la dichosa disciplina causo en el zagal un estupor natural, como a cualquier hombre mortal hubiese sucedido. Un gesto de conmoción evidenciado en las cejas y en lo inusualmente llano de sus ojos.- Un mutante como yo…- Se contuvo de no responder con una ingeniosa sátira; de esas que acostumbran las almas joviales “Nooo… me lo juras!?” cruzó como respuesta por su mente. Desde que lo vio, literalmente volando, le quedo como manifiesto que se trataba de otro mutante, y no de uno cualquiera. –Magneto… he escuchado ese nombre en las noticias.- Pero no era solo su nombre el que había alcanzado la fama internacional, sino ese aspecto de antiguo hidalgo; embestido de pies a cabeza en un atuendo de guerra bermellón. El casco resultaba una marca personal inconfundible entre los grandes villanos del resto del mundo.

Cómo y porque su camino se había cruzado con el de ese peligroso mutante, solo el mismo Dios lo sabía. Todd era confiado, soberbio y hasta mal educado en algunas ocasiones, pero de ahí a ser un verdadero tonto descuidad… no, simplemente no lo era. Y ni él se atrevería a dejar con la mano extendida al aclamado mutante más poderoso de todo el globo.- Mi nombre es Todd Ingram, seguro haz escuchado hablar de mí.- Estrecho su mano, al mismo tiempo que su voz se manifestaba con estúpido orgullo, dentro de lo que cabía, era el bajista de una banda local con fama considerable, y la radio de Bayville ha mencionado su nombre en varias ocasiones. Pero ese era el auto-endiosamiento de un joven con dotes de artista, que fácilmente olvida que los insurgentes de una rebelión mayor poco escuchan la radio comercial.

No tardo mucho en que un chirriante sonido los interrumpiera. Ese característico sonido que emiten los neumáticos al tallar con violencia el asfalto. Y seguidamente el estridente golpe del metal contra metal. -¡Que demonios fue eso! –Instintivamente regreso su mirada por el otro lado de la calle, observando a los pies de la banqueta una destrozada motocicleta. Y tan solo a unos metros del lugar del siniestro, una extraña figura fornida arrastrando un hombre. Un individuo que por sus palabras, y también su apariencia, se trataba de otro mutante. “Esto no puede estar pasándome” a diferencia de sus homólogos presentes, él no se sentía tan cómodo con esa postura pro-mutante. Finalmente él engañaba a todos haciéndose pasar por un hombre común , y si alguien lo veía acompañado de tan ilustres mutantes confesos, toda su mascarada se desmoronaría. –He… sí, genial, pero podrías bajar un poco la voz… por favor.- Un circo, su tranquila noche se había convertido en una gala de superdotados.


Todd Ingram

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: walking alone?

Mensaje por Magneto el Sáb Dic 31, 2011 9:13 am

El joven mutante que tiene delante le devuelve el apretón de manos y le dice que se llama Todd Ingram, Magneto busca en sus pensamientos ese nombre pero no lo encuentra y se queda mirándolo impasible mientras él habla con orgullo, suelta la mano y con toda la calma del mundo le dice:
- Me parece que no he oído hablar de ti.
Y es comprensible ya que Magneto no escucha ni mira la radio o la televisión aunque siempre le ha gustado la lectura y leer el periódico, siempre ha sido un hobby que tenía para ver como se destrozaban entre ellos los humanos, vuelve a buscar en su mente y finalmente lo encuentra, un articulo que hablaba de un joven músico que prometía de una banda local, entonces sin apartar la mirada de esos ojos verdes empieza a mover los labios y pronuncia unas palabras:
- Ahora que lo recuerdo te mencionaron en un artículo de un diario, joven músico, interesante talento el don de la música, pero dime, ¿cuál es tu verdadero talento?
Antes de que respondiera se oye un chirrido de rueda en el asfalto y acto seguido un ruido de choque metálico, observa inclinándose hacia la dirección del ruido el incidente y observa a dos hombres, uno tendido en el suelo y otro acercándose a ellos, por su aspecto era otro mutante. -Parece que hoy no tenemos miedo de salir a la calle- Mientras piensa eso una ligera sonrisa se esboza detrás del casco característico que lleva, el otro mutante se acerca y después de Todd Magneto responde:
- Supongo que lo dices con ironía, Todd, deja que nuestro nuevo amigo hable como guste, al fin y al cabo aquí no tenemos nada que temer y encima estando los tres nadie se acercará, soy Magneto y él es Todd Ingram aunque, aún no me ha dicho su verdadero nombre.
Gira la cabeza un momento hacia Todd y luego la vuelve hacia el nuevo visitante y le dice:
- Le has dado una lección a ese humano, dime, ¿Por qué? Aunque mira, se sigue moviendo.
Señala al humano que se está quejando y retorciéndose de dolor en el suelo.
- Lo bueno de este tipo de humanos es que siempre llevan algo metálico.
Abre la mano y el hombre se eleva y se acerca a los tres mutantes, cuándo llega se queda suspendido en el aire en medio de los tres, mira al nuevo mutante y le dice:
- Todo tuyo.
El hombre cae al suelo dándose un fuerte golpe mientras Magneto baja el brazo tranquilamente.

Magneto

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 29/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: walking alone?

Mensaje por Jaguar el Miér Ene 04, 2012 9:34 pm

Jaguar sentía siempre una increíble alegría al encontrar a otro mutante, no porque quería relacionarse con sus pares sino que le parecía fascinante saber que poderes tenían. Infinitas posibilidades, que en cada mutante se manifestaba de manera única. Las habilidades de todos ellos le fascinaban, como un mercenario en un mercado de armas.

Al parecer al roquero de cabellos verdes no le agradaba mucho la idea de que Jaguar hablara de tal forma pero al instante el hombre del casco lo contradijo. Habló. Se sentía realmente seguro de su condición y al parecer no tenía problemas con que lo tildaran de mutante y al parecer tampoco le importaba la persecución. Magneto, se llamaba, había escuchado de él sin embargo en esos momentos no se percató de que el hombre que estaba delante de él era uno de los tiranos mas temidos del mundo, si lo hubiese reconocido Jaguar habría iniciado un insensato combate que seguramente perdería.

El otro se llamaba Todd Ingram, de él si había escuchado, era un famoso bajista de una banda que varios estudiantes escuchaban. Muchas veces lo oía en las radios de sus compañeros. Ingram era un músico bastante conocido y Jaguar no tuvo problemas en reconocerlo. – ¿sos Todd, el bajista?- preguntó pero en ese instante Magneto volvió a hablar.

Habló sobre el ladrón que hace instantes había sido derrotado por el mutante con rasgos felinos. Magnus hablaba tranquilo pero Jaguar notaba que algo andaba mal. Hizo levitar al humano y los llevó justo en frente del más joven. Todo tuyo- le dijo.

Hasta esos momentos los labios de Jaguar se habían elevado levemente hasta mostrar sus dientes. Había estado sonriendo. Pero en esos momentos una extraña sensación hizo que dejara de sonreír. Las acciones del amo del magnetismo eran extrañas y comenzaron a preocupar al felino. Sabía que algo malo iba a pasar, su instinto le decía, pero Yaguareté era alguien demasiado ingenuo y no sabía por qué Magneto había llevado a aquel hombre hacia ellos.

-¿De que hablas?- preguntó extrañado.

Su voz era seria y algo nerviosa. Su corazón latía mientras que una extraña emoción comenzaba a recorrer su cuerpo.

Jaguar

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 17/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: walking alone?

Mensaje por Todd Ingram el Sáb Ene 07, 2012 9:17 pm

Sí, lo soy… -A pesar de todo, le causo una agradable impresión que ambos presentes lo reconocieran, sobre todo el monarca de la ferroquinesis. Que alguien de talla sobre humana, y ocupado en causas y fines mayores hubiese leído sobre él y su grupo, aunque fuese tan superficialmente, demostraba que tenía el potencial para convertirse en un músico de culto. Una sensación exquisita que no tardo en desvanecerse. -¿Qué piensan hacer? –Su voz se alzo en una fuerte recriminación, cuando ante sus propios ojos, un hombre se elevaba; para luego caer pesadamente al suelo.

El arte de las magias mutantes expresadas hizo que el cuerpo del mancebo se sacudiera, estremeciéndose con un extraño temor poco experimentado a lo largo de su jovial vida. Sí bien, Todd era por naturaleza un hombre de carácter poderoso, y un temple inquebrantable para levantarse con éxito ante cualquier circunstancia de la franquicia común, no estaba desprovisto de la empatía humana, y el asesinato a sangre fría era aterrador para sus ojos; como lo sería para cualquier mortal. Y aunque los actos del heraldo mutante; líder de la rebelión de los superdotados, no había cobrado ninguna existencia en frente del efebo inglés, sus actos, y ese deje al hablar sobre los humanos, comparándolos con escoria, le despertaban un sentido de precaución alarmante.

Nunca se había considerado a sí mismo un héroe, su espíritu era más bien la representación de la rebeldía, y en ese justo momento esa in-acallable ánima fue la que lo empujo a interponerse entre los mutantes y un hombre que se había convertido en presa. – Ya le diste su merecido, déjalo ir.- Su figura, diminuta en comparación, cerró el paso al corpulento jaguar; invitándole a pensar seriamente sus actos.- No sé que te haya hecho este hombre, pero míralo.- Lo señaló en el piso.- No puede ni mantener la conciencia, seguro tiene más de un hueso roto… déjalo ir grandote.- Su lengua se afino para evitar el conflicto, esos ojos de felino develaban a Todd un espíritu condescendiente, un heróe felino que seguramente no actuaba con malicia.

No obstante, su verdadero temor se dirigía hacia la figura de Magneto; un hombre que bajo el estandarte de su propia lucha, era capaz de tomar la vida de multitudes solo por mandar un mensaje al resto del mundo. Si sus manos ya estaban bañadas con ríos de sangre, las simples palabras no podrían convencerlo de desistir sobre el finiquito castigo hacia ese hombre.- Magneto… si realmente quieres ayudarnos en este mundo, no mates a este hombre. Bayville es un centro de grandes grupos y pandillas anti-mutantes, si lo matas, vas a desatar una ola de represalias contra todos los mutantes que vivimos en esta ciudad, y no vas a poder estar para defenderlos a todos, y no todos tienen el carácter para defenderse a sí mismos. Por tus hermanos… déjalo ir tú también. Míralo, pasara mucho tiempo en un hospital ¿No es ese un castigo digno?



Todd Ingram

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: walking alone?

Mensaje por Magneto el Dom Ene 08, 2012 9:25 am

Jaguar parece nervioso por la manera como habla y antes de que pueda responder Todd le aconseja a Jaguar que no haga a lo que Magneto espera y antes de que pueda volver a hablar le dice:
- Los trabajos no se dejan a medias, ¿o un músico deja a medio hacer su obra maestra?
Antes de que continúe Todd mira a Magneto y le suelta una charla sobre que este barrio tiene muchos mutantes y anti mutantes, durante los segundos que habla Magneto lo escucha pero lo que para Todd puede ser un método de disuadirle que haga que este humano no sufra mas para Magneto es solo como palabrería sin sentido y le responde:
- ¿Castigo digno? ¿Estar en una cama de hospital caliente y con comida recuperándose? No, los humanos son seres que no aprenden y ya que ahora este ha cometido una fechoría aunque sea contra los suyos, el día de mañana e incluso ahora puede que sea un hombre antimutante, algo que se ha de erradicar como los exterminadores erradican a las cucarachas, entenderlo hermanos, ellos son la plaga, 7 millones de seres inferiores y nosotros somos la cura, cuándo un perro se porta mal se le ha de educar, yo solo hago eso, les enseño a respetar a los seres superiores, ¿Por qué dejarles vivir? Sería como si los europeos hubieran ayudado a los nativos americanos o los nazis a los judíos, algo que nunca ocurrió, los humanos son una raza imperfecta, y la imperfección se ha de erradicar para dejar paso a nosotros, el homo superior. Ahora decirme que diferencia hay entre este humano y Bolivar Trask, o el EXsenador Kelly, nada, todos son unos necios que no admiten su extinción. Si los mutantes de aquí sufren represalias, la Hermandad estará dispuesta a ayudarles aunque si para salvar a 10.000 mutantes se han de sacrificar 100 tenedlo bien claro que lo haré, la causa mutante está mas por encima que un puñado de nosotros.
Seguro que no le ha convencido. -Estos mutantes parecen más del lado de Charles- Se los queda mirando mientras el hombre yace inconsciente en medio de los tres.

Magneto

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 29/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: walking alone?

Mensaje por Jaguar el Mar Ene 10, 2012 8:08 pm

-¿Matar?- dijo Jaguar aturdido, esa palabra siempre despertaba un inmenso dolor y terror en su ser. Mientras el músico y el terrorista hablaban el más joven solo se quedó estático, indeciso. Pensando que era lo que iba a suceder. Miles de cosas pasaron por su cabeza, las imágenes de su pasado emergieron otra vez de su pasado. Comenzó a recordar como la sangre salpicaba su rostro, como sus garras teñidas de rojo desgarraban la piel de sus víctimas, podía ver en esos instantes los atemorizados ojos de las personas que atacaba. Podía oler y saborear la sangre tibia de sus presas.

No quería volver a sentir como el calor de aquellas personas se desvanecían, ver sus ojos moribundos de las personas, no quería volver a enfrentar a la muerte.

-No lo vas a matar ¿o si?- dijo incrédulo mirando a los calmos ojos de Erick Lensherr -¡¿Por qué?!-

Estaba molesto, nervioso, no sabía que debía hacer o decir. Otra vez la sangre de un difunto mancharía sus manos otra vez sentiría el putrefacto olor del cadáver, cada vez su corazón latía más fuerte, los nervios lo atacaba sin piedad. No sabía si hablar o atacar al anciano.

Comenzó a recorrer el callejón. Con pasos apresurados iba de un lado a otro, rodeando a los mutantes lanzando de vez en cuando tristes miradas de compasión a aquel malhechor que había derrotado minutos atrás. Veía como se retorcía de dolor y de la incomodidad, podía ver como sus ojos indecisos trataban de abrirse y cerrados, como un hilo de saliva mezclada con sangre caía suavemente de su labio hasta llegar a su pecho.

-No lo podés matar…esta mal- dijo mientras le lanzaba desesperadas miradas a ambos mutantes- ¡el no va a hacer nada!- su exigía su voz todo lo que podía a pesar de que además de los mutantes presentes nadie más lo escucharía. Miró fijo al inconciente ladrón que flotaba sobre ellos - ¡Vamos!¡Deciles que no vas a robar!- trataba de despertarlo con sus palabras a pesar de que sabía que no iba suceder -¡Deciles!-

Cerró sus puños con fuerzas hasta que sus nudillos se tornaban totalmente blancos. Miró fijamente al amo del magnetismo – ¡SOLTALO!- le gritó con furia dispuesto a pelear.

Jaguar

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 17/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: walking alone?

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:32 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.