Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» X-Men: Evolución (The RPG)
Miér Jun 17, 2015 12:08 am por Invitado

» X-Men: Evolución (The RPG)
Mar Jun 16, 2015 11:58 pm por Invitado

» Without a Cloak! Elite
Dom Jul 28, 2013 5:23 pm por Invitado

» hola a todos soy SenninIsland
Sáb Jul 06, 2013 5:48 am por senninisland

» [Afiliacion Elite] Sennin Island
Sáb Jul 06, 2013 5:42 am por senninisland

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite}
Lun Nov 26, 2012 3:32 pm por Invitado

» ficha júbilo
Dom Nov 11, 2012 10:54 pm por Júbilo

» hogar dulce hogar(2 semanas despues de su llegada)
Sáb Sep 15, 2012 11:26 pm por NadaNadon

» GOTHAM SIN CITY [Afiliación élite]
Vie Jul 20, 2012 2:56 am por Invitado


Rahne Sinclair

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rahne Sinclair

Mensaje por Rahne Sinclair el Miér Ene 18, 2012 8:56 pm

Nombre Real: Rahne (Rein) Sinclair.-

Alias: Wolfsbane.-

Profesión: Estudiante de la academia para jóvenes mutantes.



Poderes: Rahne tiene la habilidad de convertirse en un lobo a voluntad o en una forma transitoria entre ambas. Su forma intermedia es muy similar a los conocidos “Hombres lobo” del folklore popular, sólo que ella no está restringida por las limitaciones de las leyendas ya que mantiene completa conciencia de sus acciones tanto en su forma de lobo como en su forma intermedia, se ven agudizados sus sentidos al punto de llegar a superar a un lobo normal capaz de captar el Infra rojo, ultra violeta, calor, feromonas y sentimientos como el miedo.


Cómo su forma intermedia tiene la capacidad de caminar erguida y sus manos, a pesar de tener poderosas garras, tienen completa función siendo capaz de usarlas como tal, pero también tienen la fuerza y la agilidad que le permite moverse con sus cuatro extremidades como un lobo. Como una forma intermedia mantiene las cualidades de ambas especies siendo, incluso, capaz de hablar.

Por el contrario a todo lo comentado, cuando esta en su forma de lobo completo no es capaz de comunicarse verbalmente, se tiene que basar en gruñidos, aullidos o gestos para darse a entender. También, al estar en forma de lobo es más susceptible a los instintos siendo estos un arma de doble filo que la puede llevar a perder el norte con
mucha facilidad.



Auditoría:


“No, no de nuevo” Pensó la chica mientras ocultaba su cabeza bajo las mantas queriendo ocultarse de la luna llena, no es que este astro la afectara en algo, pero siempre la llamaba a escapar del orfanato y caminar por la campiña. “Si me descubre, ahora si que me castiga de por vida” Reclamaba asomando sus ojos por sobre la manta que la cubría, sólo para ver a la luna en lo alto cubriendo todo con un hermoso manto plateado.

- No creo que se den cuenta si sólo salgo un momento….

Se dijo saltando de la cama y escabulléndose como un silencioso ratón hasta llegar fuera.
Sonrió al sentir el pasto bajo sus pies desnudos ya fresca brisa rozando sus piernas. Con el apuro de salir sin ser vista se había ido sólo con el camisón de dormir, pero este
detalle no la detuvo y se hecho a correr riendo entre dientes, sentía una sensación de libertad indescriptible al correr como si fuera el mismo viento, sentir sus pies enterrarse levemente en la suave tierra para tomar impulso, el viento en su rostro, el silencio de la noche.


No entendía como, pero cada vez fue tomando más y más velocidad inclinándose hacia delante para no perder el equilibrio…Fue entonces cuando, casi por instinto, comenzó a correr ayudada con sus manos también.
Pasado un momento ya no había ninguna niña corriendo por el campo, si no que era un revoltoso cachorro de lobo que retozaba feliz a la luz de la luna.

Rahne no se daba cuenta de esto, ella ni siquiera miraba donde ponía sus pies, sólo miraba hacia la luna. Desde hacía un tiempo que había comenzado a sentirse extraña, su cuerpo estaba cambiando y lo sentía, pero no sabía exactamente que era. Ya cansada se detuvo a recuperar el aliento y fue entonces que, al bajar la mirada, se encontró con que ya no era humana...¡era un lobo!

Presa del pánico acudió a la única persona que creyó podría ayudarle, el Reverendo Craig, cuando llegó a las cercanías del orfanato se dio cuenta de que nuevamente caminaba en dos pies, pero seguía con el cuerpo peludo y, tras llevarse las manos al rostro, confirmó sus temores…. Aun tenía aspecto de lobo.

Fue entonces cuando todo se puso peor al ser decubierta por uno de los habitantes del pueblo el cual no dudó en dar la alerta de que un “Hombre lobo” asechaba las cercanías.

- No, no soy un hombre lobo…¡soy yo, Rahne!- Exclamaba la chica aterrada al ver que las casas de los alrededores comenzaban a iluminarse.

Al ver que el sujeto no escuchaba palabra alguna de ella corrió hacia el orfanato golpeando la puerta con desesperación, pero ya había luz dentro de la casa y Rahne sonrió aliviada al ver que la puerta se abría, pero su sonrisa lobuna desapareció al instante al ver al Reverendo Craig con su rifle de caza y la mirada enloquecida por el fanatismo religioso.

-¡Hermanos! ¡El demonio ah hecho presa a esta pobre criatura de Dios…es nuestro deber liberarla de esta penuria y dejarla en manos de nuestro señor!- Declaró mirando con gélidos ojos a la aterrada muchacha, la cual vio extinguida su única esperanza.

Sin perder tiempo dio media vuelta y huyó a toda velocidad, pero no contaba con que los lugareños podrían emboscarla y así fue, quedó encerrada entre un barranco y ellos.

-¡Dios mío! ¿Qué hago?....

Rogó mirando al cielo despejado y a la luna llena, una testigo silenciosa. Rahne esperó por un milagro, algo que detuviera a los habitantes del pueblo de quemarla viva, como ya se esuchaba a algunos que gritaban que lo hicieran para liberar el alma de la niña de la posesión del demonio. Pero sus ruegos sólo respondió el silencio.

El primer golpe lo recibió de lleno en un hombro al intentar volver a hablar con ellos, el dolor se extendió rápidamente haciéndole soltar un feroz gruñido que renosó en todo el lugar como un trueno dejñando a la muchedumbre asombrada.

- ¡¡¡El demonio nos amenaza!!!- Sentenció el reverendo Craig apuntando su rifle directo al pecho de Rahne.

Pero antes de que el reverendo pudiera apretar el gatillo Rahne le miró gruñéndole con furia antes de saltar sobre él mordiendo el cañón del rifle dejándolo doblado e inutilizado antes de saltar hacia la multitud la cual comenzó a huir aterrorizada por el supuesto demonio. ¿Qué le había pasado a la chica? Muy sencillo, el instinto de supervivencia fue mucho más fuerte.
Se vio en la necesidad de defenderse de varios ataques, mordió, golpeó y empujó a cuantos se le cruzaron en su camino abriéndose paso hacia el bosque que no quedaba muy lejos.

La turba sedienta de sangre la seguía de cerca, tan cerca que podía sentir su odio quemándole la espalda y, más de una bala pasó silbando junto a su oreja.

- ¿¡Dios mío, que nos e cansan!? …- Murmuró con voz jadeante llegando a los primeros árboles del tupido bosque. Ya no daba más, los pulmones le ardían junto con sus piernas por el esfuerzo.-… Argh…. Mi brazo….- Se quejó llevándose una mano a su brazo sintiendo la humedad pegajosa de la sangre.

Pero no tuvo tiempo de ver que tan grave era aquel disparo, la gente ya se escuchaba entre la espesura del bosque, el olor a miedo y odio impregnaba el ambiente haciendo que los sentidos de Rahne se alborotaran… Miedo y odio… una buena mezcla para cualquier depredador.
La chica hacía un gran esfuerzo en mantenerse callada y tratar de alejarse del grupo, luchaba contra el instinto que le pedía a gritos que exterminara con la amenaza, que le diera caza a esa manada de corderitos que se creían superiores a un lobo.
Rahne sacudió al cabeza con fuerza, quería alejar esos horribles pensamientos. Siguió caminando, aunque su paso ya era mucho más lento, menos silencioso y al poco tiempo comenzó a dar tumbos contra los árboles que terminaron de rasgar el camisón
con el que saliera a corretear hace un momento atrás. Ahora si parecía un “Hombre Lobo” completamente cubierta con un espeso pelaje marrón, una cola, manos con enormes garras y una cabeza de lobo.


De pronto tropezó con una raíz cayendo de bruces al suelo, estaba agotada. Poco a poco y con mucho esfuerzo se arrastró hacia el tronco de un enorme roble para buscar cobijo, cuando ya estuvo con la espalda apoyada se llevó nuevamente una mano hacia el hombro herido sintiendo esta vez toda la extremidad empapada de sangre.

- Oh, Dios…..voy a morir aquí…?

Fue lo que murmuró antes de perder la conciencia debido al estrés, el agotamiento y la perdida de sangre. Cuando pasó volvió de inmediato a su forma humana quedando completamente desnuda llena de arañones y con una herida de bala en su brazo.

Pero esta vez no fue silencio lo que llegó en respuesta a su pregunta, si no que fue la luz de una linterna la cual llevaba una mujer, la Doctora MacTaggert, la cual cubrió a la chica con su abrigo y se la llevó antes de que los demás habitantes la encontraran.
La mujer había sido la que la había traído al mundo y que conocía su verdadero origen y el gran secreto que guardaba el reverendo Craig con respecto del nacimiento de esta muchacha y de su madre.

Fue la Doctora
MacTaggert quien la educó en los próximos años preparándola para la vida que le esperaba como mutante antes de enviarla a la escuela que le cambiaría completamente su vida, su forma de ser y de pensar....el instituto del profesor Xavier, para jóvenes talentos.

Rahne Sinclair

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 18/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rahne Sinclair

Mensaje por Moderador 1 el Jue Ene 19, 2012 12:19 pm

Rahne, bienvenida ante todo. La auditoria está perfecta así que puedes comenzar a rolear.

Felicitaciones, el personaje es todo tuyo Smile

Moderador 1

Mensajes : 230
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.